Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Aceptar

Blog de Francisco Llinares Coloma

El operador y sus defectos: una familia bien avenida

Es improbable que un operador reúna las virtudes necesarias para alcanzar el éxito en su profesión haciendo lo que se considera por la mayoría “políticamente correcto”. Llenar su panza con los tópicos típicos sin haberlos digerido es el camino más seguro hacia la anulación de su criterio.

A la gente se le adiestra para acumular conocimientos. Ellos sirven como evasión del vacío interior, de la misma manera que una borrachera sirve para olvidar las penas; pero, si no hay un conocimiento propio, esos dogmas impuestos y no digeridos les explotan en la cara.

Acumular conocimientos no libra a nadie de ser un ignorante. Lo que realmente importa no es lo que se sabe, sino qué se hace con lo que se sabe. Un buen conocimiento de un método, mezclado con un defecto personal, puede ser extremadamente peligroso: conocer un buen sistema puede provocar a un operador temerario afrontar un peligro que sin ese conocimiento hubiera considerado suicida. Por tanto, un operador con defectos que adquiere conocimientos es mucho más peligroso que un novato que empezó ayer.

El novato está protegido por su propio miedo a perder. El miedo del que cree que sabe queda encubierto por la euforia que produce el conocimiento, pero bajo ese manto siguen agazapados y burbujeantes todos los defectos del operador, que saltarán e impondrán su capricho desactivando las ventajas del método operativo en el momento más inoportuno.

Ni me gusta ni creo en la disciplina ni en el control. Sólo hay una manera de librarse de las tretas de la propia mente, que son la causa de la mayoría de los fracasos en los mercados: la comprensión.

La disciplina y el autocontrol castran la creatividad, embotan la mente, bloquean la inspiración. La disciplina es el cultivo de la resistencia, y donde hay resistencia no hay comprensión. Estas cosas pueden ser útiles para enderezar los pasos de un niño que todavía no razona, pero no para que un adulto acceda al estado de Unitotalidad: estado indivisible en el que los conocimientos y los defectos se funden en el crisol de la comprensión y destilan una operativa que no se contradice a sí misma ni produce fricción con la personalidad del operador.

A ese estado de Unitotalidad se le ha etiquetado con varios nombre a lo largo de la historia: Estado de gracia, Bienaventuranza atemporal, Iluminación, Tao, Samadi, Comunión con el todo, Muerte del Yo, etc. La mayoría creen que a ese estado se llega con una vida monacal de aislamiento y meditación, pero por ese camino sólo se consigue un burdo sucedáneo.

El estado de Unitotalidad original adviene cuando hay autoconocimiento; cuando alguien es capaz de reconocer y comprender imparcialmente su mezcla de virtudes, defectos y conocimientos como un conjunto indivisible e inseparable; cuando acepta LO QUE ES, sin juzgar ni comparar; cuando sabe que la realidad es inmutable y nunca cambiará aunque intente engañarse a sí mismo, y que su única posibilidad es aceptarla como es, con todas sus consecuencias; cuando la vivencia del proceso unitario total libera la mente de su fragmentación y del conflicto entre las partes; cuando el proceso integral de la mente es vivenciado y comprendido, no por segmentos, sino en su totalidad.

Como se ha dicho antes, la meditación no sirve para conocerse a sí mismo: no se puede comprender totalmente la ira sentado apaciblemente en la posición del loto. Para comprender de verdad la ira con su extraña desesperación y el poso de resentimiento que deja cuando se decanta por el tiempo, debe vivirse en silenciosa y alerta percepción. No puede ser eliminada por la voluntad, pues la voluntad es parte de ella misma.

La mayoría no se protege de su propia ira, sólo la justifica, pues el infantil placer del desahogo necesita justificación.

Lo único importante para el tema que nos ocupa es el reconocimiento de los propios defectos. Saber que están ahí y que no se pueden disciplinar o controlar. Cuando se intenta imponer disciplina a un defecto, en vez de erradicar dicho defecto, lo único que se hace es aumentar los defectos con uno más: la indisciplina.

El miedo no se erradica gritando bravuconadas o haciéndose el chulo. El miedo se disipa conociendo todas las causas que provocan el temor y aplicando una estrategia que evite dichos peligros. A  partir de ese momento ya no se tiene miedo; pero, no por valentía, sino por la convicción profunda de que no hay el más mínimo riesgo. A la oscuridad no se la puede matar con un hacha, hay que encender la luz para librarse de ella.
 
Una vez que el operador conoce y comprende sus defectos y sabe con total seguridad que nunca podrá quitárselos de encima, ya tiene la batalla ganada. No tiene que malgastar energía luchando contra ellos, ni aplicando disciplina, ni tratando de controlarlos (algo que se controla obliga a ser controlado siempre; algo que se comprende, ya no puede hacer daño). Solo tiene que prestar una atención global sin concentrarse en nada concreto. La concentración enfoca un punto desatendiendo el resto, la atención visualiza el conjunto y sus interrelaciones.

Cuando el operador reconoce todos sus defectos, sabiendo que lo van a acompañar toda su vida y que no puede luchar contra ellos, lo mejor que puede hacer es llevarse bien con ellos. Hay que tener una relación afectuosa pero firme. Tratarlos como si fueran de la familia, pero sin consentirles caprichos. Lo ideal para que  haya una relación fluida es que, a medida que se conozcan, se les ponga un nombre cariñoso.

Ejemplos de nombres:

Al orgullo se le puede llamar Orgullito, como si fuera un niño travieso con el que hay que convivir, pero que, sabiéndolo llevar, no trae problemas.

A la impaciencia Paz o Pacita.

A la cabezonería Tozudito.

Al grave defecto de creerse lo que digan las autoridades de cualquier índole se le puede llamar Borreguito (en los últimos meses tenemos un ejemplo curioso con la pseudocampaña “Ponle freno”. Aparentando buscar el bien común, te dejan caer unos estudios que recomiendan chutarse con “Caca Loca” antes de conducir, aconsejando una dosis de recuerdo cada dos horas con una desfachatez de campeonato. El hecho de que ningún medio de incomunicación denuncie esa actitud desvergonzada, habla por sí solo).

A la manía de hacer la misma operación que hacen todos, al mismo tiempo que ellos, le iría bien el nombre de Pardillo.

Dificultad para la puesta en práctica.

La mayor dificultad estriba en que cualquier cosa que se le ocurra a alguien, aunque la ocurrencia sea producida por un defecto, como parece que se le ha ocurrido al sujeto y él se considera a sí mismo inteligente, la da por buena sin cuestionarla. De lo cual se deduce que la falta de atención y los mismos defectos no reconocidos se encargan de llevar al huerto al operador.

EJEMPLO PRÁCTICO

Vamos a escenificar un caso concreto, con diálogo interior incluido, para que los aspirantes al estado de Unitotalidad sepan cómo pararles los pies a los niños revoltosos llamados defectos, bautizados con  nombres cariñosos.

En enero del 2008 el Banco de Santander entra en tendencia primaria bajista sin ninguna clase de duda.

Se levanta el telón
 
Paz o Pacita: hay que abrir posiciones cortas en el Santander ya. Si vamos a estar varios años bajistas, cuando antes nos pongamos cortos mejor.

Operador: tranquila Pacita. Tienes razón cariño, pero piensa lo siguiente: si hay miles de valores en primaria bajista, ¿no habrá treinta de ellos que tengan un rebote que se acerque mucho al máximo anterior?  ¿por qué asumir un riesgo alto? Seguro que el mercado nos ofrecerá mejores oportunidades.

Pacita: si, pero, ¿y si se escapa?

Operador: venga niña, no te pongas pesada, dentro de un rato nos vamos a tomar una horchata.

Orgullito: a ver si entre unas tonterías y otras vamos a terminar el año sin ganar un duro, mientras los novatos que no tienen ni idea se están forrando.

Operador: Orgullito ¿quieres venir tú también con nosotros a dar una vuelta? Hace un día espléndido.

Pasan unos meses...

Segundo acto.

Pacita: lo que yo te dije, pasa el tiempo y no ganamos un duro.

Operador: voy a poner una orden de venta del Santander limitada a un euro de distancia del máximo anterior.

Borreguito: vas a meter la pata, porque el Santander este año ganará 10.000 millones de euros, paga un dividendo fabuloso y en esas condiciones no puede bajar.

Operador: hola borreguito, que alegría escucharte. Todo lo que dices es verdad, pero como yo me gano la vida operando por análisis técnico y la probabilidad de que la tendencia primaria siga bajista es mucho mayor que la de que cambie, sintiéndolo mucho no te voy a hacer caso, más que nada por seguir comiendo. De todas formas, agradezco tus consejos y los valoro como se merecen.

Ahora cuando entre la orden vamos a jugar al dominó. Tú y yo contra Pacita y Orgullito. Me gusta jugar contra Orgullito porque cuando pierde coge unos cabreos de campeonato.

Borreguito: bueno, vale, pero que conste que todos los científicos están de acuerdo en que las personas inteligentes juegan al ajedrez y no al dominó.

Operador: ya lo sé Borreguito, pero al ajedrez no podemos jugar los cuatro. Además, la cara de Orgullito cuando le ahogas el seis doble es un poema.

Baja el telón

Como se ha podido comprobar, sin berrinches ni violencia, sin esfuerzo ni disciplina, y con los más exquisitos modales, se puede vivir muy bien, y a pesar de estar cargado de defectos, ser un operador de éxito.

Si vas al psiquiatra y le cuentas cómo ha transcurrido la operación, te freirá a medicamentos; pero, si no vas ¿quién se va a enterar?

Si te gusta este blog ahora puedes imprimirlo completo o guardarlo en PDF

Si quieres repasar los contenidos completos de este blog, te invitamos a que revises el formato para impresión del blog completo (sólo para usuarios registrados).

Imprimir el blog ahora 

 

Comparte:

  • 45 comentarios

    Añadir comentario
    1. Septimo
      #1

      Septimo

      Si quieres que representemos la obra teatral, me pido en exclusiva el papel de "Tozudito".
      Aunque si tienes agobios con el reparto de papeles, también tengo "cualidades" para representar cualquiera de los demás..... !Polivalente que es uno!

      Un saludo veraniego

      Me gusta
    2. Juanpedro
      #2

      Juanpedro

      Yo me pido una obra coral para mi solito: Juanpedrito y los 7 defectillos... Atolondrado, sobradito, perezosete, chapucerillo, iluminadete, pardillito y gruñon. El príncipe paciencia del linaje de los sentido común de toda la vida, se encarga de poner orden entre los enanitos.
      La bruja mala del mercado será la estrella.

      Me gusta
    3. Rsoros
      #3

      Rsoros

      Q grande. Siga compartiendo. Gracias.U/S.

      Me gusta
    4. Ancorda
      #4

      Ancorda

      Como siempre ayudándonos para no caer en la tentación
      Gracias.
      Un saludo

      Me gusta
    5. Wenomeno
      #5

      Wenomeno

      Aún se puede ir un poco más allá. Si no puedes convencer a Paz, puedes hacer una operación a corto plazo para que este entretenida.

      Me gusta
    6. Kosfer
      #6

      Kosfer

      Enhorabuena! Uno de los mejores comentarios q ha hecho usted!

      Me gusta
    7. Patxifj
      #7

      Patxifj

      ¡¡Genial!!

      Te los has puesto muy difícil para superar este post.

      Me he reido mucho y a la vez me he sentido reconfortado, ¡estoy en el montón!. Pensaba que estos "defectillos" eran de mi exclusiva.

      Un saludo a todos y gracias al maestro.

      Me gusta
    8. Angelito7454
      #8

      Angelito7454

      Francisco, me he quedado atónito al leer este artículo. Tenía la sensación de que no eras tú el que escribía. Tu forma habitual de escribir no me cuadraba con las expresiones que leia. ¿No le habrás dejado escribir el artículo a un amigo o a tu esposa?.
      En fín, ha estado muy bién y te lo agradezco. Para ser un buén operador todos hemos tenido que pasar por eso y a algunos todavia nos queda tiempo para llevarnos bién con nuestros defectos. Digamos, que está en vias de solución.
      Te quería pedir un favor si lo crees posible. Todos te respetamos tanto que se nos hace dificil creer que tú has tenido que pasar por el mismo camino que todos. ¿Podrías contarnos alguna anecdota tuya por alguno de estos defectos que supongo se produjo hace muchos años?
      Salud
      Angel

      Me gusta
    9. Francisco Llinares
      #9

      Francisco Llinares

      en respuesta a Angelito7454
      Ver mensaje de Angelito7454

      Lo he escrito yo. La diferencia seguramente la notas porque el resto de post me los suele escribir un esclavo que tengo contratado a cambio de comida. Pero precisamente éste lo he escrito yo.

      Hace más de 40 años tuve la suerte de tropezarme con un libro de Krishnamurti, a pesar de que entonces estaba prohibido en esta maravillosa España, que no ha cambiado mucho desde entonces. Estoy encantado de que me haya influenciado y seguro que sin él no hubiera encontrado la manera de negociar con mis defectos a los que quiero tanto.

      Leer a K. antes que cualquier periódico de bolsa me ayudo mucho, pero no lo suficiente para librarme de algunas meteduras de pata. Lo importante es aprender de los errores y, sobre todo, encontrar o descubrir la causa o raíz que los ha provocado.

      Me gusta (2)
    10. Rezongon
      #10

      Rezongon

      Ha dicho usted muchas e importantes cosas en muy pocas lineas.Para empezar es cualidad que admiro.
      Con la primera que me encuentro es la siguiente:" a la gente se la adiestra para acumular conocimientos".Yo creo más en una educación dirigida que en un adiestramiento(este término lo emplearía para monos o perros,por ejemplo).Me parece que el conocimiento no es la finalidad de ese "adiestramiento",sino más bien cierta acumulación de datos que nos sirven para conformar una identidad de pertenencia a un grupo (siempre más fácil de manipular que un indivíduo).El conocimiento siempre es fruto de un compromiso personal y ,segun lo veo yo,tendría un componente más revolucionario que gregario.
      Despues,dice usted :" la mayoría creen que a ese estado se llega con una vida monacal de aislamiento y meditación,pero por ese camino solo se consigue un burdo sucedáneo". ¿ Ha recorrido usted ese camino? Pudiera ser que sí,no querría ser impertinente;pero aunque no es el único camino,ni posiblemente el mejor,la soledad y la meditación es un excelente camino para llegar a una realización personal.De acuerdo que no es apto para la mayoria de la gente.Le acepto que hasta puede ser de alguna manera peligroso,pero no se puede calificar de sucedáneo el final de un camino que no se ha recorrido y presupongo que no lo ha hecho porque ese camino es absolutamente incompatible con el mundo de la bolsa,de la economía, de la especulación y de muchas otras cosas que acostumbra a tratar en su blog.Si estoy equivocado,le manifiesto mis disculpas.
      Y por último,usted explica como se disipa el miedo.Soy de la creencia de que la capacidad que tiene el hombre de autoengañarse es infinita.El miedo es consustancial a ser humano.Creo que el miedo se esconde o lo hacemos esconder,creemos que se va,pero nunca se va lejos.El miedo nos pudre o nos proteje,pero siempre está,podemos hacerlo un aliado,o ser su esclavo,pero es una de las columnas en las que se apoya la esencia de un ser humano junto con la agresividad(no violencia),el instinto de supervivencia y el amor.
      En todo lo demás estoy de acuerdo con usted.
      Un saludo

      Me gusta (1)
    11. Kirrelg
      #11

      Kirrelg

      Muy bueno Sr. Llinares.

      Estoy hay que leerlo varias veces.....

      Gracias.

      Luís

      Me gusta
    12. Angelito7454
      #12

      Angelito7454

      en respuesta a Francisco Llinares
      Ver mensaje de Francisco Llinares

      Bromeaba sobre las personalidades multiples que adoptabas en tu articulo. Es francamente muy bueno, y no se quién será Krishnamurti, pero lo sabré en breve. Espero que tu mención no lo convierta en un Best Seller. El que hayas mencionado este libro que tanto te influyó también es muy de agradecer.
      Un abrazo
      Angel

      Me gusta
    13. Francisco Llinares
      #13

      Francisco Llinares

      en respuesta a Angelito7454
      Ver mensaje de Angelito7454

      Cualquiera de los libros que hay en esa página te irá bien para tomar contacto. Hay que masticar cada párrafo.

      http://www.upasika.com/krishnamurti2.html

      Yo tuve la suerte de conocerlo personalmente en Suiza. Pienso que es la mente más brillante que ha existido en el planeta. Hace años que ha muerto, pero no se puede ser un best seller diciendo verdades a la cara.

      Me gusta
    14. Bgs 79
      #14

      Bgs 79

      en respuesta a Francisco Llinares
      Ver mensaje de Francisco Llinares

      La primera frase que dice pazita, me lo dice a mi siempre pazilla, siempre, en 2008 pille de lleno el primer tramo de la bajista justo cuando entro, pero por pazilla entre justo el dia de la ruptura de soporte sin esperar rebote, a ver si cuando cambiemos a primaria alcista, invito a pazilla a una horchata y nos vamos los 6, vosotros 4 pazilla y yo, paga usted Francisco.

      Me gusta
    15. Ananda
      #15
    16. Francisco Llinares
      #16

      Francisco Llinares

      en respuesta a Rezongon
      Ver mensaje de Rezongon

      Ten en cuenta que el post está escrito para que un especulador sobreviva a sus defectos y temores, no para que alcance el Nirvana o se libere de la ley de causa y efecto.

      El miedo a perder se esfuma cuando sabes que operas con el riesgo limitado a muy poco dinero.

      El miedo a morir sin haber vivido es un poco más complicado de disolver.

      La palabra adiestramiento me parece adecuada teniendo en cuenta que los que detentan el poder nos tratan como a un rebaño. Y nosotros lo permitimos.

      Dices: "la meditación es un excelente camino para llegar a una realización personal". Tienes razón, salvo que la realización personal es reforzar el ego con todas sus miserias. Ningún camino conocido lleva a lo desconocido. Cualquier realización proyectada por el pensamiento pertenece al pasado e impide la Unitotalidad.

      Por ponerte un ejemplo para que se comprenda: si buscas a Dios nunca lo encontraras, porque la imagen que llevas en mente y que estás buscando no es Dios. Puede que te encuentres con el Dios de verdad (suponiendo que existiera) y no lo reconozcas porque no se parece a la foto que llevas en mente para la busqueda.

      Me gusta
    17. Francisco Llinares
      #17

      Francisco Llinares

      en respuesta a Ananda
      Ver mensaje de Ananda

      Precisamente en Saanen-Gstaad estuve yo disfrutando de su compañia en 1.978.

      Lo más curioso del caso, es que yo no sabía que K. estaba alli. Por una causalidad, que no casualidad, paseando por Ginebra me enteré que estaba allí y me fui corriendo a verlo.

      Me gusta
    18. Ananda
      #18

      Ananda

      en respuesta a Francisco Llinares
      Ver mensaje de Francisco Llinares

      No he tenido esa suerte, pero me paso algo curioso e intimo que no me importa compartir, hace unos diez años un amigo tenia una fotos de K, cuando lo vi empece a llorar, nunca había llorado antes la foto de nadie y no ha vuelto a pasar, luego conocí sus textos y charlas, asi comprendí por que llore al verle, en el acercamiento a la verdad hay un gran gozo, y se puede llorar de alegría.

      Me gusta
    19. Unoqueparla
      #19

      Unoqueparla

      en respuesta a Francisco Llinares
      Ver mensaje de Francisco Llinares

      Sobre eso hay una parábola o algo así, que había un mendigo que pedía algo de beber y dos personas pasaron cerca de él y lo despreciaron y luego pasó otro que si le dió de beber y resultó que era Dios o algo así. No es así la historia pero lo que viene a decir es eso. Que tenemos en la mente una imagen de lo que es y puede pasar por nuestras narices y no reconocerlo.

      Me gusta

    • Más leído
    • Más recomendado

    Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

    Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos