INVERSIÓN, ESPECULACIÓN... y cosas mías
Blog sobre bolsa, banca, preferentes, inversión, especulación y economía.

La sociedad consumista y no sostenible en que vivimos

29
Publicado por Fernan2 el 30 de julio de 2008

El agotamiento del petróleo es sólo una muestra de la no sostenibilidad de nuestra sociedad consumista; en realidad, estamos agotando prácticamente todo: El agua potable, el aire limpio, los bosques, los caladeros de pesca, muchos recursos minerales... A los que tenemos hijos, o a los que penséis tenerlos, creo que el tema debería preocuparnos, aunque sólo sea por ellos: es injusto que les dejemos un planeta cada vez más inhabitable, sólo por nuestro afán consumista.

Y aunque tengo pendiente hablar más de los bancos y contaros otra historia de un inversor novato, me ha llegado un vídeo que TENGO que compartir con vosotros, sobre el consumo en la sociedad:





Y siendo este un blog sobre inversión, tengo que recomendaros aquí la mejor inversión que existe: El ahorro. El consumir un poquito menos. Se trata de una inversión libre de impuestos, ética, solidaria y sostenible. Yo no tengo piscina, ni aire acondicionado, y aunque tengo coche me desplazo habitualmente en bici y sólo cojo el coche cuando es necesario (gracias a lo cual, aunque tiene 9 años, está como nuevo y espero que me dure otros 9); mi tele es aún de las de tubo, y se ve estupendamente. Y desde luego, no desecho la ropa porque "este año no se lleva el azul". No se trata de entrar en la tacañería, pero es que realmente hay muchas cosas que hace 10 años nadie tenía y ahora parece que sean imprescindibles... y en realidad, son perfectamente prescindibles!! Y ahí está la clave: lo primero es mentalizarse de que muchas cosas son prescindibles, y entonces algunas cosas nos las compraremos y otras no. Y lo segundo es dejar de vivir pensando en qué me gasto el dinero que voy a ganar el mes que viene, o el año que viene... mucha gente es incapaz de tener un duro ahorrado, siempre encuentran una reforma que hacer, o el coche tiene falta de cambiar, o los muebles, o un crucero, o una tele de cincuenta pulgadas... y eso no es sostenible en absoluto, porque luego llega una subida de tipos y te encuentras con una hipoteca a la que no puedes hacer frente (porque además estás pagando el préstamo del coche, el de los muebles y el de la reforma), o llega una crisis y aumenta el paro, y te encuentras que con un sueldo no puedes pasar y te quitan el piso en uno o dos años malos... nos hacen creer que consumir más es aumentar nuestra calidad de vida, pero la realidad es que el consumir y consumir hace que vivas cogido de los huevos!! Y más aún, cuando empiezas a endeudarte para consumir... yo creo que los "Créditos al consumo" deberían venir con avisos similares a los de los paquetes de tabaco: "Endeudarse para consumir reduce su calidad de vida", "Sus deudas ponen en peligro a sus hijos", "El crédito de la reforma puede costarle la casa entera", "El consumo excesivo daña el planeta"...

s2



Artículos relacionados:
El precio de la gasolina - PASALO
Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo y recomendarlo en las redes sociales, usando los botoncitos de ahí abajo...
Etiquetas: sociedad · consumidores · sostenible · arreglando el mundo



Añadir comentario
29
Comentarios
1 Anonimo
Anonimo
30 de julio de 2008 (13:04)

Me encanta el artículo. Es lo que llevo pensando desde hace muchos años.

He estado en la Expo Zaragoza, donde se hace mucho incapié en estas cosas, a ver si nos concienciamos todos.

Vaya mierda de planeta que le vamos a dejar a nuestros hijos!!!.

Os propongo una reflexión: cuando nosotros éramos pequeños, creo que se vivía bien y:
•¿Cuántas veces salían de la ciudad? ¿En qué condiciones? ¿Y la mayoría de la gente ahora?
•¿Cómo eran nuestros cumples? ¿Qué regalos nos hacían? ¿Qué llevábamos al cole para celebrarlo? ¿Y ahora con nuestros hijos?
•¿Cómo se celebraban las bodas, bautizos, comuniones, …? ¿Y ahora?
•¿Cuántos electrodomésticos había en la casa? ¿Y ahora?
•¿Qué hacíamos en los ratos de ocio? ¿Y ahora?
•¿Cuándo cambiábamos de ropa? ¿Y ahora?
•¿Cuántos coches había en nuestra casa? ¿Y ahora?
•¿Cuántos juguetes tenías? ¿Y ahora nuestros hijos?
•¿En qué se gastaban nuestros padres el sueldo? ¿Y nosotros ahora?

Todo lo que consumimos de más, es mierda que estamos dejando en el planeta innecesariamente.

Os propongo lo siguiente: VAMOS A PASAR DE LO QUE DIGAN LAS EMPRESAS Y LA SOCIEDAD, Y VAMOS A DISTRIBUIR MEJOR NUESTRO SUELDO.

Me gusta
2 Francisco Llinares
30 de julio de 2008 (13:12)

Totalmente de acuerdo contigo.

Pero además de ahorrar nosotros debemos exigir esa austeridad a los que gobiernan.

Tu no tienes aire acondicionado, y yo tampoco, entre otras cosas porque es malo para la salud, pero estos días he visto en la tele que en Sevilla han puesto una especie de casetas con aire acondicionado para que los vagabundos no pasen calor.

La ayuda humanitaria me parece bien, pero en esto se han pasado un pelin.

Me hubiera parecido correcto que les regalaran un botijo que haga el agua fresca y un abanico, incluso una ración de sandia gratis, pero los del aire acondicionado es una exageración, y todas las exageraciones son malas.

Me gusta
3 Anonimo
Anonimo
30 de julio de 2008 (14:42)

De acuerdo en todo menos en lo del aire acondicionado.

Que queréis que os digo, pero si me quedo en casa un domingo por la tarde viendo la tele en el mes de Julio, me gusta hacerlo fresquito y con una cerveza helada en la mano. En mi casa da el sol desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde, y sinceramente, no pienso sacrificar un mínimo de calidad de vida por ahorrarme unos cuantos míseros euros al mes. Prefiero pagar y estar más cómodo, que ahorrar y sudar.

También son malas las hondas de los móviles y el microondas pero no por eso vamos a dejar de usarlo ¿no? y volver a la era pasada...

Por lo demás, de acuerdo con el post ;) Parece que el consumismo está a la orden del día, y si no sigues el adoctrinamiento del rebaño eres un rebelde antisocial...

Me gusta
4 Ferrán Castillo
30 de julio de 2008 (15:36)

Muy bueno lo de estar cogido por los huevos,es así.
Buen artículo.
Saludos.

Me gusta
5 Anonimo
Anonimo
30 de julio de 2008 (16:26)

Es un tema muy interesante, creo que desde siempre muchos hemos hablado con nuestros padres y abuelos de la austeridad que ellos mostraban en su vida y costumbres en cuanto al consumo. No hace muchos años el ahorro era lo importante, casi nadie compraba a crédito, antes trabajabas, ahorrabas y después comprabas; ahora te gastas tu “trabajo futuro” en forma de crédito para comprar cosas que no necesitas. Yo incluso he bromeado (ahora me arrepiento) con algún familiar mayor sobre si vivían como los aborígenes, “en consonancia con la naturaleza y atrasados”. El cambio de filosofía en cuanto al ahorro/consumo producido en tan solo dos generaciones en nuestro país es impresionante.
Por otra parte, creo que la clave de la degeneración acelerada del planeta puede estar en dos puntos importantes:
- Como muestra muy bien el vídeo, el consumo se convirtió en cierto momento en una pieza clave de la economía. Ya no es importante el ahorro es importante el consumo, este puede hacer que haya más empleo y crecimiento.
- Pero hay otro punto que se señala en este artículo y que no parece que casi nadie tenga en consideración en cuanto a su impacto en el planeta. Se trata del sistema monetario, el crédito, la inflación, y el fenómeno de la especulación/burbujas, relacionados todos con el desgaste de los recursos naturales. La facilidad de crédito y una elevada masa monetaria trae inexorablemente inflación y especulación/burbujas. Por una parte el dinero vale menos (o los bienes más) y por otra el exceso de capital busca activos donde invertir, llegando incluso a ser la inversión independientemente de la demanda, se desvincula totalmente las inversiones del mercado, de forma que se empieza a producir aquello que en estos momentos no se necesita. Esto lo hemos visto recientemente con la vivienda, petróleo, materias primas, alimentos, etc. Se destroza la costa y el entorno natural para construir viviendas vacacionales que ahora no se necesitan, se destroza la selva para sembrar alimentos o extraer petróleo/biocombustible que ahora no consumimos. Este fenómeno se debe a que el ahorro, que en este artículo tanto se menciona, no es productivo ni conveniente, ya que la inflación y tipos de interés negativos hacen que el dinero ahorrado pierda valor. Esto incita a la mayoría a no ahorrar e incluso a pedir prestado para consumir o invertir en aquello que tiene posibilidades de rendir más beneficio. Es curioso como en la reciente especulación petrolera los mercados no querían realmente petróleo, si no opciones futuras de compra, esto es lo mismo que los “pasapiseros”, que realmente no querían el piso, sólo compraba antes de construir para venderlos después más caros (intermediarios). Como es natural, o más bien "antinatural", si existe dinero para construir, se construirá, aunque no haya nadie que quiera vivir en ese piso. La masa monetaria en todo esto es un factor importante, cuando hay bastante dinero en circulación hay más inversión productiva y también inflación. Cuando hay excesivo dinero en circulación (tipos interés bajos o negativos) se produce inversiones sin tener en cuenta el mercado, consumiendo recursos que en el futuro se necesitarán, simplemente para intentar mantener el valor del dinero. Por otra parte llega el momento en el que parece que ya no hay actividad productiva nueva en la que invertir tanto dinero en circulación, los inversores se dan cuenta de que le mercado no puede comprar lo producido ¿Qué ocurre entonces? la famosa estanflación!!!, hay mucho dinero en circulación (aunque también haya mucho parado que no pueda comprar nada, la riqueza no se repartió homogéneamente en el ciclo expansivo) y a los productos le cuesta bajar el precio. Se piensa muchas veces que el consumidor mediante la oferta y la demanda regula los precios, pero eso no es así del todo, los precios los regula globalmente el banco emisor al poner dinero en circulación, si circula mucha más moneda sin que haya cosas que comprar con dicho dinero, las cosas subirán de precio, aunque al consumidor no le haya llegado ese dinero al bolsillo (“por que quieran evitar la segunda ronda y la espiral inflacionista”). Ahora mismo debe haber un montón de capitales buscando sitio donde colocarse, si los tipos se mantienen bajos en los países desarrollado, estos se trasladarán a los países emergentes (esto es una predicción arriesgada), allí aumentará la inflación y la especulación destrozando aquello que se le ponga por delante (normalmente el entorno natural). Al salir dichos capitales de los países desarrollados estos disminuirían su inflación e incluso entrarían en deflación.
La única forma de que el ahorro vuelva a ser interesante es aumentar los tipos de interés y disminuir la masa monetaria, pero eso destrozaría a los endeudados, el fallo estuvo en el ciclo expansivo que hizo que se redistribuyera mal la riqueza.
Conclusión sobre como destrozamos el planeta: A la necesidad ficticia de consumo debido al marketing y al cambio filosófico del sentido de la vida, hay que añadirle los bajos tipos de interés y un exceso de masa monetaria con la excusa de que siempre hay que crecer. El resultado es que parte de ese exceso monetario se refleja en la inflación, y lo que no se refleja en ella se deriva a un exceso de producción y gasto del planeta sin necesidad real de sus habitantes. Lo primero que tenían que hacer las autoridades es cambiar los objetivos de inflación, estos deben ser cero y no el dos por ciento (en nuestro entorno), lo segundo mantener una masa monetaria acorde a las necesidades productivas y de progreso, que refleje de forma adecuada el valor de los bienes disponibles (en España, Europa, planeta Tierra!!!). Mantener objetivos de crecimiento altos y tipos bajos sólo contribuye a la especulación improductiva, a una mala redistribución de la riqueza y a quemar recursos naturales, en definitiva, a destrozar el planeta y enriquecer a unos pocos, el sistema así no es sostenible.
Me he "pasao" escribiendo, perdón!!!

Me gusta
6 El Zorro Tfe
30 de julio de 2008 (17:13)

Creo que es el mejor artículo que te he leido.

P.D. No estoy de acuerdo en el petróleo SOBRA, SOBRA (desinformación)

Me gusta
7 Anonimo
Anonimo
30 de julio de 2008 (17:45)

La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados.

No somos nuestro trabajo. No somos nuestra cuenta corriente. No somos el coche que tenemos. No somos el contenido de nuestra cartera. No somos nuestros pantalones... Somos la mierda cantante y danzante del mundo.

Lo que posees acabará poseyéndote.

-El Club de la Pelea.

Me gusta
8 Anonimo
Anonimo
30 de julio de 2008 (20:31)

Muy bueno, directo sin dar rodeos al tema, las cosas por su nombre.

Me gusta
9 Anonimo
Anonimo
30 de julio de 2008 (20:47)

El video ya lo habia visto antes, y me parece un poco flojito y demagogico, no obstante yo estoy totalmente en contra del consumismo.

Seguramente mucha gente aprendera en estos años que se nos vienen encima que el consumo es peligroso, sobre todo aquel del que haces uso estando por encima de tus posibilades reales. Lo malo es que dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, así que igual hay unos cuantos que volverán a cometer los mismo errores.

Me gusta
10 Anonimo
Anonimo
30 de julio de 2008 (23:59)

El ahorro es muy importante, veo soprendido que soy el que menos gana de mis migos, pero por el contrario el que mas liquidez tiene con diferencia, es más importante ganar que ahorrar. Gran parte de la inflación es mentira y se puede eludir

H

Me gusta
11 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (00:11)

La parte buena de la crisis...nos volvemos algo menos tontos, o tal vez sigamos igual que siempre...

La crisis del lelismo preparándose para la burbuja de mas lelismo.

¿Correlacionarán los índices con nuestro nivel de alienación?

Me gusta
12 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (00:18)

Pues yo no estoy de acuerdo con que ahorrar sea la solución. La solución es consumir mejor. Eso significa usar la bici, restringir (que no suprimir) el uso del aire acondicionado, apagar las luces, o no tirar de la cadena cada vez que uno va al baño. Pero también significa invertir ese dinero en disfrutar (para algo se gana no!!!). Yo disfruto viajando en vacaciones, tomando cervezas en terrazas de verano cada vez se tercie y haciendo uso de un buen gimnasio. Ahhh, y teniendo una estupenda banda ancha para hacer algún que otro atrevido comentario. Y por supuesto, en las noches de verano en las que dormir es imposible "engancho" el aire acondicionado.

En conclusión, consumir es parte de la vida en sociedad. Él saber hacerlo deberían enseñarlo en las escuelas.

Me gusta
13 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (02:02)

Gran articulo
Pero cómo dice Llinares el ejémplo deberia comenzar por los de arriba

Quitarse la corbata y bajar la temperatura del A/A a 25º son las impactantes medidas de ahorro que han abierto el camino a la recuperación económica

Con menudo descubrimiento nos sale el fulano !!,éste no se entera que millones que miran la factura de la luz lo llevan haciendo hace años

Me gusta
14 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (02:08)

Totalmente de acuerdo con el artículo.
En cualquier caso consumir mejor y ahorrar es más de lo mismo.
Por otro lado aparte de todo lo dicho que estoy totalmente de acuerdo, a mí me molesta cantidad el tirar cosas que tienen o pueden tener uso y con ello se desperdician materiales y se contamina, por el simple hecho de que es más barato comprar nuevo que reparar, cuando además a veces las reparaciones son auténticas tonterías, pero desgraciadamente es mejor comprar y consumir dinero y recuros del planeta.
Lo mismo sucede con los cargadores de los teléfonos por ejemplo o de todos los dispositivos móviles que tenemos, en lugar de existir un único modelo de cargador, cada marca y cada modelo de teléfono, cada modelo o marca de portátil, cada modelo de videojuego, etc, etc, con lo sencillo que es que todos tengan la misma conexión y las mismas tensiones y corrientes de carga, pero nada, venga cargadores con cada aparato nuevo que luego o bien acumulamos tontamente en casa o bien tiramos a la basura en pleno uso, símbolo de la era que vivimos, desacernos de cosas útiles sin motivo aparente (esto es aplicable también bajo mi punto de vista a las prejubilaciones, las empresas se deshacen de su capital intelectual y su experiencia por un mero recorte de costes a corto plazo que a medio plazo suele salir más caro para mi gusto).

Me gusta
15 Grijandel
31 de julio de 2008 (02:24)

Jaja, pues yo vivo pensando en qué voy a invertir el próximo sueldo.

De todas formas no estoy muy de acuerdo con tu postura moralista, no todo el mundo tiene el mismo tipo de interés natural (es decir, el tipo de interés por el que está dispuesto a renunciar al consumo presente en favor del consumo futuro). Hay gente que prefiere pulirse el dinero y eso es cosa suya.

Lo que sí sucede es que no hay suficiente cultura financiera, si la hubiera el ahorro sería seguramente mayor, demasiada gente desconoce el poder del interés compuesto.

Me gusta
16 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (11:29)

AMÉN, HERMANO.

Sinceramente creo que de todos los posts que te he leído, este está en el Top 5 sin dudarlo un segundo.

Y estoy totalmente de acuerdo contigo.

Yo no tengo aire acondicionado NI NINGUNA INTENCIÓN DE TENERLO EN EL FUTURO, simplemente porque me parece lo natural pasar algo de calor en verano, porque es malo para la salud (ahora mismo os escribo desde mi oficina ¡¡con un forro polar puesto!!!...ilógico...), y porque es un despilfarro; jamás pediré un crédito para ir de vacaciones, si puedo uso la moto en lugar del coche, o el autobús en lugar de la moto (como ayer... que tuve esta misma conversación con mi novia...), seguiré de alquiler hasta que comprar un piso no signifique mi ruina financiera y en general creo que llevo una vida más que aceptable. No veo por qué ahorrar no pueda ser compatible con vivir bien. Es una cuestión de prioridades.

Me gusta
17 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (13:29)

Pues yo voy a seguir durmiendo con mi almohada anatomica que va de conya para mis cervicales.

Además, seguiré usando aire acondicionado tanto en mi coche de hace 3 meses como en mi torrey piso.

Cada uno es libre de hacer lo que quiera. Si uno no quiere gastar y quiere ahorrar, lo mejor es ir a Tanzania o Congo. Ahí todo el mundo va en bici y solo muy pocos utilizan el coche. Además duermen sin almohada y respirando aire puro en casas sin techo.

A mi me gusta el azul, como la canción que cantaba Bustamante en OT. Me gusta el azul en un Ralph Lauren, Hugo Boss, etc, porque me gusta vestir bien y dar imagen.

A mi me encanta este mundo consumista porque es el que avanza. Y me gusta que halla gente que piense en ahorrar así equilibraremos la balanza. Unos mucho y otros menos.

Bonito articulo

PIJO

Me gusta
18 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (17:29)

Muy buen articulo y das en el clavo con uno de los males de la sociedad española: la falta de ahorro.

Ayer en las noticias de A3 dieron un reportaje en el que decian que esta aumentando el numero de compraventas y empeños de joyas de segunda mano. Entrevistaron a una joven que iba a vender unos pendientes de oro.

le pregunto el periodista cuánto esperaba obtener por los pendientes, ello dijo que no tenia ni idea, que si le daban 20 euros le daba para tomarse unas cañas con los amigos.

Eso es campeona, cambiar unos pendientes por unas birras.

Tengo 23 años y mis amigos estan acabando la carrera un no tienen ni un duro, y no es pq no tengan ingresos, que los tienen de sus padres y trabajillos que van saliendo (camarero,...), pero es que todo lo que tienen lo funden al instante, la cuenta siempre a cero coma cero.

Tengo otro amigo con 24 años, dejo de estudiar con 16 y desde entonces curra de dependiente cobrando 6 euros la hora, intercalando eso si meses en los que no trabaja.

El tio va siempre a la ultima, con ropa nueva, los mejores moviles, cenas con la novia, una moto de 8.000 euros comprada a credito. El figura es de familia humilde, como estos hay 100.000 en españa que nunca han conocido una crisis y han vivido como marqueses a tope.

Cuando recrudezca la crisis (ahora solo esta empezando) se van a llevar mas de un disgusto.

Otros han estudiado carreras, que por lo menos nos da para currar (ser explotados) en auditoras tipo Deloitte o PriceWaterhouse cobrando 22.000 brutos anuales, que por lo menos es mas que los 6 euros a la hora qu epagan en H&M

Me gusta
19 Anonimo
Anonimo
31 de julio de 2008 (17:53)

A ver, no creo que el espíritu del artículo sea aire acondicionado si, aire acondicionado no, coche sí, coche no, etc... si no que reflexionemos sobre si nuestras necesidades actuales son verdaderas o artificiales; las propias de cada uno y de su "modus vivendi".
No creo que esté descubriendo nada si digo que el sistema actual está creado por y para el consumo, es el lubricante que engrasa la maquinaria, y no hay mejor manera de hacer que la masa consuma que creándole una necesidad. Si bien es cierto que nuestros padres y abuelos vivieron con muchas menos "necesidades", tambien lo es que es casi imposible inhibirse a este fenómeno, lo que si podemos es hacerlo de manera racional(RRR:restaurar, re-usar, reciclar).

Birmania

Me gusta
20 Fernan2
01 de agosto de 2008 (02:12)

Antes que nada, me encanta la buena acogida que ha tenido el artículo, tanto por las opiniones favorables como por el nº de comentarios; parece que somos personas concienciadas, y no sólo nos preocupa la inversión y especulación... Y gracias especialmente a GAJI, por escribir la segunda parte del artículo ;-) , y a Cachilipox, por un documento que me ha pasado muy interesante.

Desde luego, el artículo no pretendía decir que el aire acondicionado no debe usarse; cada uno sabe sus necesidades, y yo no necesito el aire acondicionado en casa pero sí en el coche, o sí que necesito el microondas que quizá otros no necesiten... la idea sería más bien que el aire acondicionado se use cuando es realmente necesario para no pasar un calor excesivo, pero antes que eso probar a abrir ventanas, poner toldos, etc, y si se usa que sea con las ventanas bien aisladas y no para ponerlo a una temperatura que haga incluso frío, como ocurre en muchos lugares públicos y centros de trabajo. Más o menos como cuentan Rafa Fernandez, Fer o Birmania...

Aunque respecto al tema del aire acondicionado, hay otro tema importante: antes se construían casas fresquitas, en las que no hacía ninguna falta el aire acondicionado (salvo en el altillo, claro); pero ahora, prefieren construir mal y poner el aire. Y la culpa no es de las constructoras, no se puede esperar de ellas que antepongan la ética al beneficio; la culpa es de los compradores, que no se fijan en si la vivienda es fresquita o calurosa. Si los compradores nos fijásemos en comprar viviendas bien hechas para el clima en que vivimos, los constructores ya se ocuparían de construir lo que se demanda...

Es muy cierto lo que comenta Llinares: deberíamos exigir también esa austeridad a los que gobiernan. Pero sinceramente, eso entra en la utopía; prefiero elegir batallas en las que pueda conseguir algo, como por ejemplo la concienciación de la gente o la educación de mi hija. Aunque desde luego, si alguna vez tuviera la posibilidad de hacer algo al respecto, sin duda lo haría...

Y para quienes prefieren vivir a todo lujo, pues allá ellos. Algunos pueden permitírselo, porque sus papás tuvieron la poca cabeza de dejarles demasiado dinero y demasiada poca educación (ahí está lo que está haciendo Bautista Soler con el Valencia), que mejor habrían hecho haciendo donativos como Buffet; otros lo hacen a costa de ir cogidos de los huevos, porque se gastan todo lo que tienen y más; otros sacrifican cosas más importantes de su vida personal para ser jefes de multinacionales y ganar mucho, y creo que es una mala decisión, pero en fin... y otros, como los deportistas de superélite o los actores famosos, pues bien pueden... pero podrían encontrar mejores causas que defender con su dinero (algunos, hay que decirlo, combinan el vivir a todo tren con el apoyar causas nobles). Pero es importante ser consciente de que se puede vivir, seguramente más feliz, consumiendo menos.

s2

Me gusta



Fernan2

Fernan2

Fernando Calatayud; bloguero aficionado a la bolsa e inversiones varias; rails web developer en Rankia y Verema




Twitter
RSS
e-Mail








Webs que he hecho:

Vino y tapas en Valencia:


Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar