Blog de Consumerista

Reflexiones sobre consumo, responsabilidad civil, sanidad, medioambiente y ciudadanía.

Un Juzgado anula la compra de acciones de Bankia por un inversor profesional

Consumerista (28/01/2016)

Ayer 27 de enero se conoció que el Tribunal Supremo desestimó los dos primeros recursos que Bankia había interpuesto contra sendas sentencias de las Audiencias Provinciales de Oviedo y Valencia que declararon la nulidad de la compra de acciones de Bankia, de lo que informé en esta entrada del blog en cuanto que fui el defensor de uno de esos casos.

Tras esta buena noticia, quedaba la duda de si sería aplicable el mismo criterio a los inversores profesionales o institucionales.

Hoy tenemos la respuesta en forma de sentencia: el Juzgado de 1ª Instancia nº 3 de Gijón ha estimado una demanda, que también he defendido yo, en que se interesaba la nulidad de las compras de acciones realizada por un matrimonio de inversores cualificados, con la categoría de profesionales según la Ley de Mercado de Valores, en su propio nombre y en el de una sociedad anónima de la que es administrador el esposo, por un total de 1.000.000 €.   Leer más >>

El Pleno del Tribunal Supremo confirma la nulidad de las compras de acciones de Bankia

Consumerista (27/01/2016)

Hoy tengo la satisfacción de publicar que el Pleno del Tribunal Supremo ha dictado las primeras dos sentencias referentes a la salida a Bolsa de Bankia, una de ellas relativas a una demanda que yo habia presentado pidiendo la nulidad de la compra realizada por un matrimonio. Según la nota de prensa que ha publicado en la web del Consejo General del Poder Judicial (aún no nos ha notificado la sentencia, que no está redactada) en la deliberación que ha realizado en el día de hoy ha acordado desestimar los recursos interpuestos por Bankia y confirmar las sentencias; en cuanto a la defendida por mí, se trata de una sentencia de la Audiencia Provincial de Oviedo que a su vez confirmó la sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 10 de Oviedo que había estimado nuestra demanda reclamando la nulidad de la compra. La nota de prensa expone que la causa penal que sigue la Audiencia Penal (en puridad, el Juzgado Central de Instrucción n1 4) no paraliza las acciones civiles; y que las inexactitudes del folleto dan lugar a error en el consentimiento de la compra.   Leer más >>

Los bonos convertibles del Banco Popular Español y la propuesta del Banco de constituir un depósito a plazo

Consumerista (25/11/2015)

Hoy ha vencido la emisión de bonos subordinados contingente y necesariamente convertibles en acciones del Banco Popular Español que realizó en el año 2012 para canjear por la emisión inicial de 2009. El vencimiento va a dar lugar al conversión de esos bonos en acciones con una relación de canje ya establecida en el año 2012 como continuación de la fijada en 2009, de tal modo que las nuevas acciones a entregar tendrán un valor inferior al 20% de la inversión inicial; es decir, los clientes van a sufrir pérdidas (rendimientos negativos, para la Agencia Tributaria) superiores al 80%.

 

MALAS PRÁCTICAS EN LA COMERCIALIZACIÓN EN UN MOMENTO ESPECIAL INCONVENIENTE PARA ESTA INVERSIÓN

Como ocurrió con los bonos del Banco Sabadell, de los que hablé en su momento, y los del Banco Santander, comercializados con la denominación comercial de “Valores Santander”, objeto también de varios comentarios en este blog (aquí, aquí y aquí), esta omisión de bonos u obligaciones subordinadas convertibles en acciones se colocó la emisión a clientes minoristas a través de la red comercial del Banco, lo cual tiene importancia en varios aspectos:   Leer más >>

Bankia actúa con temeridad

Consumerista (05/10/2015)

Después de obtener varias docenas de sentencias estimatorias de demandas reclamando la nulidad de la compra de acciones de Bankia o una indemnización por las pérdidas sufridas tras su venta ruinosa, y de varias confirmaciones en Audiencias Provinciales, hoy tenemos una sentencia que va un paso más allá: declara expresamente la temeridad de Bankia al recurrir una y otra vez con fundamento en unos argumentos que les han sido ya desestimados repetidamente. Se trata de la sentencia de la Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Oviedo de 1-10-2015.

Esta declaración de temeridad no tiene consecuencia práctica alguna en el caso enjuiciado: ni el demandante ni su abogado vamos a cobrar más por ello. Pero es un toque de atención importante a Bankia para que deje de interponer recursos con intención dilatoria, abusando de los recursos de la Administración de Justicia, con el único fin de retrasar la devolución a las víctimas de su OPS del dinero invertido en las acciones y de disuadir a quienes aún no hayan reclamado de que lo hagan: las trabas procesales que practica Bankia disuaden a muchas personas de demandar por creer que no van a poder luchar contra un Banco tan poderoso, que supuestamente contrata los mejores abogados y que puede influir en la Justicia; que nunca van a ver su demanda resuelta y que, en todo caso, les costará muchísimo dinero.   Leer más >>

El 25 de mayo no terminó el plazo para reclamar la nulidad de la compra de acciones de Bankia: sentencias

Consumerista (29/09/2015)

En este blog he publicado reiteradamente que el plazo para reclamar la nulidad de la compra de acciones de Bankia no terminaba el 25 de mayo de 2015, como muchos han afirmado en diferentes lugares. Los tribunales me están dando la razón; a esta fecha tengo ya tres sentencias estimatorias en estas circunstancias: una sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 3 de Gijón de 15-9-2015 que estima una demanda que tiene fecha de 27 de mayo; una sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 6 de Gijón de 18-9-2015 que estima una demanda que tiene fecha de 17 de junio; y una sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 6 de Oviedo de 15-9-2015 que estima una demanda que tiene fecha de 9 de julio.

En fin, que quien no ha reclamado, está a tiempo de hacerlo.

 

ACTUALIZACIÓN

Hoy puedo citar una nueva sentencia: la del Juzgado de 1ª Instancia nº 1 de Gijón de 29-9-2015 que estima una demanda de fecha 17 de junio.   Leer más >>

Las Audiencias confirman que las demandas agrupadas son admisibles

Consumerista (11/09/2015)

En entradas anteriores de este blog he afirmado reiteradamente que las demandas agrupadas en que se pide la nulidad de la compra de acciones de Bankia o la indemnización por las pérdidas sufridas por la compra y posterior venta de esas acciones es legal y conforme con la jurisprudencia existente, por mucho que algunos jueces y secretarios judiciales se nieguen, sin argumento alguno o con argumentos muy forzados, a admitirlas a trámite. Incluso en esta entrada transcribí la doctrina del Tribunal Supremo y del Constitucional sobre la acumulación subjetiva de acciones.
Pues bien, ya hay varias resoluciones de Audiencias Provinciales que estiman recursos contra esas inadmisiones: así, un auto de la sección 13ª de la Audiencia Provincial de Madrid de 28-4-2015; otro de la sección 10ª de la misma Audiencia de Madrid de 26-6-2015; y otro de  la sección 6ª de la Audiencia Provincial de Oviedo de 1-9-2015.   Leer más >>

Los bonos convertibles del Banco Sabadell

Consumerista (23/07/2015)

Acaba de vencer la emisión de obligaciones subordinadas necesaria y contingentemente convertibles en acciones del Banco Sabadell (conocidas popularmente como “cocos”) con una importante pérdida para los clientes que compraron este nocivo producto cuando se emitió: la relación de canje se ha concretado finalmente en la entrega de acciones valoradas a 3,52 €, cuando la acción cotiza actualmente en torno a 2,20 €.

Hagamos un poco de historia de esta emisión:

Ya en julio de 2012 publiqué una entrada en este blog en que me referí a otra emisión semejante que había realizado en 2007 el Banco Santander; en lugar de llamar a los bonos por su nombre, los colocaron denominándolos “Valores Santander”, ocultando así su naturaleza financiera y jurídica real y seguramente con la intención de presentarlos como algo con un valor adicional, propio del gran banco que se suponía que era el Santander. Entonces (y en otras entradas posteriores: aquí y aquí) describí el entorno económico adverso de esa emisión, las características del instrumento y las infracciones en que incurrió el Banco. Me remito a lo allí dicho, puesto que sigue vigente todo ello y es aplicable a esta emisión. Aunque voy a añadir alguna información y aclaración adicional.   Leer más >>

Cuestión prejudicial sobre los efectos de la nulidad de la cláusula suelo

Consumerista (21/07/2015)

En este blog he escrito repetidas veces sobre los efectos de la nulidad de la cláusula suelo; que las consecuencias naturales y queridas por el legislador europeo y según la doctrina del TJUE debían llevar a que esa nulidad diese lugar a condenar al prestamista a reintegrar todo lo que cobró en exceso por la aplicación de ese suelo. Que la decisión del Tribunal Supremo de limitar los efectos de la nulidad a los posteriores a su primera sentencia de 9-5-2013 es contraria a esa doctrina (como dice el voto particular a la última de sus sentencias, la de 25-3-2015), por lo que finalmente el TJUE deberá pronunciarse sobre ello.

La Audiencia Provincial de Cantabria acaba de plantear una cuestión prejudicial al TJUE para que se pronuncie sobre esa doctrina del TS. Su exposición de la cuestión coincide sustancialmente con buena parte de lo que vengo defendiendo en este blog y ante los tribunales. Y confío en que la resolución final del TJUE nos dé la razón.   Leer más >>

El TJUE vuelve a pronunciarse sobre los intereses de demora y el vencimiento anticipado de los préstamos

Consumerista (21/07/2015)

El TJUE ha dictado un nuevo Auto de 8-7-2015 en que resuelve otra cuestión prejudicial sobre la misma materia que traté en la anterior entrada del blog: la interpretación de la disposición transitoria segunda de la Ley 1/2013 que ordena que cuando los intereses de demora reclamados en una ejecución hipotecaria sobre la vivienda superen tres veces el interés legal del dinero se requiera al ejecutante para que los calcule conforme al interés legal del dinero; y si la nueva redacción del art. 693 LEC excluye el enjuiciamiento de la abusividad teniendo en cuenta las circunstancias del préstamo y del incumplimiento y en qué condiciones el banco resuelve el contrato. Este nuevo Auto insiste en la misma doctrina del que comenté anteriormente, incluso con mayor claridad.

Así, reitera su doctrina relativa a que el Juez debe enjuiciar la abusividad de la cláusula suelo "teniendo en cuenta la naturaleza de los bienes o servicios que sean objeto del contrato en cuestión y considerando, en el momento de la celebración del mismo, todas las circunstancias que concurran en su celebración", por lo que no está sujeto en  este sentido a los límites legales establecidos por la nueva Ley; y luego, en cuanto a los efectos de la nulidad de la cláusula, si se estima que es abusiva, dice que "los jueces nacionales están obligados únicamente a dejar sin aplicación la cláusula contractual abusiva, a fin de que ésta no produzca efectos vinculantes para el consumidor, sin estar facultados para modificar el contenido de la misma. En efecto, el contrato debe subsistir, en principio, sin otra modificación que la resultante de la supresión de las cláusulas abusivas, en la medida en que, en virtud de las normas del Derecho interno, ese mantenimiento del contrato sea jurídicamente posible"; que "si el juez nacional tuviera la facultad de modificar el contenido de las cláusulas abusivas, dicha facultad podría poner en peligro la consecución del objetivo a largo plazo previsto en el artículo 7 de la Directiva 93/13. En efecto, la mencionada facultad contribuiría a eliminar el efecto disuasorio que ejerce sobre los profesionales el hecho de que, pura y simplemente, tales cláusulas abusivas no se apliquen frente a los consumidores, en la medida en que los profesionales podrían verse tentados a utilizar tales cláusulas al saber que, aun cuando llegara a declararse la nulidad de las mismas, el contrato podría ser integrado por el juez nacional en lo que fuera necesario, garantizando de este modo el interés de dichos profesionales"; por ello, "la Directiva 93/13 se opone a una norma de Derecho nacional que atribuye al juez nacional, cuando éste declara la nulidad de una cláusula abusiva contenida en un contrato celebrado entre un profesional y un consumidor, la facultad de integrar dicho contrato modificando el contenido de la cláusula abusiva"; lo que lleva a la conclusión de que la disposición que ordena recalcular los intereses de demora conforme al interés legal del dinero no es contraria a la Directiva en tanto permita al Juez nacional declarar su abusividad, en su caso, y dejar sin efecto alguno la cláusula de intereses de demora.   Leer más >>

Auto TJUE de 11-6-2015: abusividad de las cláusulas sobre interés moratorio y vencimiento anticipado del préstamo

Consumerista (09/07/2015)

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una nueva resolución sobre las cláusulas abusivas en los contratos de préstamo hipotecario en que, una vez más, da un severo varapalo al legislador español.
Se trata del Auto de 11 de junio de 2015 de la Sala sexta que resuelve una cuestión prejudicial planteada por el Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de Santander relativa a dos cuestiones distintas, ambas de gran relevancia y que ya he tratado anteriormente en este blog.
Llama la atención que se resuelva la cuestión por Auto y no por Sentencia como es habitual; probablemente es así porque sobre la primera pregunta que plantea el Juez ya hubo otra sentencia de 21-1-2015, que resolvió una cuestión similar, y que comenté aquí. Sin embargo, no existen antecedentes de respuesta a la segunda pregunta en el sentido en que fue planteada, aunque sí en cuanto al enjuiciamiento de la abusividad de esa cláusula, por lo que parece más dudosa la procedencia de resolver por auto en lugar de por sentencia.   Leer más >>

Autor del blog
Consumerista

Consumerista

Soy abogado especialista en Derecho del Consumo, sobre todo bancario y de seguros.












Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar