Cambiando el mundo
Discusión de problemas y soluciones de actualidad económica mundial

La productividad de los políticos

8
Publicado por Comstar el 26 de julio de 2011

¿Por qué los políticos no hacen su trabajo?  ¿Qué se ocupa para que un político trabaje? 

Cabe aclarar que hablaré de políticos (en las altas esferas, pertenecen a partidos políticos) y NO de funcionarios públicos (todos los trabajadores de gobierno).

Tras la crisis de 2008, nada más y nada menos que el G20, que se supone que son los 20 países más influyentes y poderosos en el mundo, cuyo poder se supone que fue obtenido por una administración pública competente, no hicieron absolutamente nada (pero es que no hicieron nada de nada) para eliminar o corregir las causas de la crisis.  Es como si te imaginaras un serio problema en tu trabajo, y en lugar de correr a atender el problema, te quedaras sentado sin hacer absolutamente nada.  Evidentemente te despedirían.

¿Por qué debería tratarse a los políticos en su trabajo de forma diferente?  Tus impuestos pagan los salarios de los políticos, lo que te convierte en jefe, y no en siervo y subalterno del político.  ¿O es que acaso los jefes que pagan salario deberían obedecer a los asalariados?  El deber de los políticos es hacer el trabajo de proteger el bienestar humano de los ciudadanos, y si hacen algo distinto están incumpliendo.

Los partidos políticos son sindicatos

Entre los privilegios de que gozan los políticos está la sindicalización partidaria, de modo que por pertenecer a un partido tienen apoyo del partido aunque no hagan absolutamente nada.  Hacer absolutamente nada es evidentemente un problema de productividad.  El noticiero humorístico The Onion decía una vez algo que es gracioso por lo evidente que es: Que trabajar en el trabajo es más productivo que no trabajar en el trabajo.

According to a groundbreaking new study by the Department of Labor, working—the physical act of engaging in a productive job-related activity—may greatly increase the amount of work accomplished during the workday, especially when compared with the more common practices of wasting time and not working.

Fuente: Study Finds Working At Work Improves Productivity

Es que los políticos al no tener miedo a ser despedidos, no tienen un factor de motivación para hacer su trabajo, razón por la cual se dedican a favorecer intereses personales o intereses de amigos, y toda clase de elementos distractores en horas laborales (peculados, corrupciones, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, etc).  ¿Qué pasaría si eliminas los factores distractores?  Nos recordaría aquel artículo de The Onion donde los empleados se volvían productivos al no tener acceso a las distracciones de internet.  Sin distracciones, los políticos tendrían que usar su tiempo en trabajar en lugar de distraerse. 

"This is terrible," (...) "For two days, I've been denied access to the vital information I need to go about my workday. In the absence of that information, I've been forced to go about my job."

Fuente: 48-Hour Internet Outage Plunges Nation Into Productivity

Es que muchos políticos creen que los puestos de gobierno son una cosa para diversión y entretenimiento, y no comprenden que es un lugar para realizar una labor seria.

Mitos en esquemas de compensación

El hecho de que se les pague bien por hacer su trabajo (porque la gente dice que es un "puesto importante") y no lo hagan, desmiente claramente la idea de que la gente trabaja si hay dinero de por medio.  Hay quienes han sugerido que se suba los salarios de los políticos para atraer a políticos competentes, pero olvidan que la sindicalización partidaria evitaría que los puestos bien pagados puedan ser ocupados por personas competentes.

El caso de Costa Rica es muy ejemplarizante acerca del hecho de que mayor paga no lleva a mejor gestión o mayor productividad. 

Por ejemplo, los diputados de la Asamblea Legislativa (el congreso) tienen la facultad de subirse el sueldo, y lo primero que hicieron tras las elecciones fue tratar de subírselo.  Los trabajadores a duras penas obtenían aumentos por debajo de la inflación por años, mientras los diputados se querían aumentar de forma obscena. 

El plan de los nuevos diputados del Congreso de Costa Rica de subirse el sueldo en 80%, que ha consumido sus esfuerzos desde que asumieron sus escaños hace tres semanas, amenaza con dañar la imagen de la presidenta Laura Chinchilla apenas iniciado su gobierno, estiman analistas.

Fuente: Aumento salarial de diputados de Costa Rica es golpe a Chinchilla: analistas

¿Acaso crees que en tu trabajo te permitirían pasarte 3 semanas enteras discutiendo tu propio aumento de sueldo, en lugar de trabajar? 

¿Aumentó la productividad de los diputados con los auto-aumentos anteriores?  No.  En 1948 tras la revolución, la Junta provisional emitió 800 decretos en 6 meses, y hoy los 57 diputados tardan años, varias administraciones, en sacar un simple proyecto de ley.  Claro, a veces hay proyectos que son de su conveniencia, como el aumento de sueldo, el cual pretendían tramitar de forma expedita en cosa de días.  Está claro que el problema de productividad no se debe a sobrecarga de trabajo, sino falta de ganas de trabajar.

Lo que sucede cuando una persona puede aumentarse el salario es que se lo aumentará y no subirá la productividad, o incluso podría disminuir. 

Algo similar al auto-aumento de los diputados ocurrió con los médicos en Costa Rica.  Resulta que el personal médico puede incapacitar a otros de la misma institución para que no trabajen, y para el cálculo del treceavo mes de pago hay más dinero en virtud de un subsidio, razón por la cual ellos tienen la tasa de incapacidad más alta en todo el país, pues disfrutaban de un privilegio que los trabajadores no tenían y que era ilegal.  Al existir esa posibilidad de incapacitarse y subirse sus ingresos, lo lógico era que subieran las incapacidades a niveles exorbitantes.  Esto se acabó cuando una dependencia contralora de gobierno detectó el problema y lo cortó.  Este recorte de privilegios empujó a los sindicatos a una huelga, un berrinche para defender un privilegio. 

La Procuraduría le exigió a la CCSS eliminar la práctica ilegal de reconocer, como salario, el subsidio que se les paga a los empleados de la institución cuando se incapacitan.

Fuente: BAJARÁN SALARIOS POR INCAPACIDAD

Ocho de cadadiez empleados se incapacitan 5 veces al año, dice informe
El año pasado,14 trabajadores tomaron al menos 50 licencias médicas

Fuente: CCSS sustituyó la mitad de su planilla para cubrir incapacidades

¿Te imaginas si le recortas los privilegios a los políticos como a los médicos?  Harán mucho berrinche.  ¿Cuál es la diferencia entre un "derecho adquirido" y una mala costumbre?  La diferencia es que si beneficia a alguien la persona lo considera derecho adquirido, pero si alguien tiene que pagar un privilegio que es ilegal, lo considera mala costumbre.

Conseguir el empleo vs desempeñarse bien

El periodista argentino Alberto Medina Méndez se refirió una vez al hecho de que las maquinarias electorales funcionan como artefactos bien engrasados y lubricados, pero al llegar al poder, los políticos son otra cosa.  No cumplen sus promesas, no brindan resultados. Medina decía que:

Dicen que la política tiene dos aspectos centrales, el acceso al poder y el ejercicio del mismo. Queda claro que la inmensa mayoría de los que operan en el sistema se ocupan casi exclusivamente de la primera tarea, y se renuevan hasta el infinito en ese esfuerzo. A pocos les preocupa ejercer el poder, gobernar, hacer cosas, resolver problemas. La obsesión pasa por escalar y ganar.

Haciendo una analogía, es como imaginarse a alguien que persigue por mucho tiempo el trabajo de sus sueños, y cuando lo consigue se le olvidó lo que había que hacer, cómo hacer el trabajo, o peor aún, nunca estudió ni hizo la tarea de enterarse de las cosas que se ocupan para desempeñarse bien. El resultado es una gestión basada en improvisación y ocurrencias.  En uno de sus artículos Medina agregó que:

Por obvio que parezca, la inmensa mayoría de los que conforman la denominada clase política trabajan para el acceso al poder. Argumentan que si no se llega a él, nada resulta posible. Y probablemente tengan alguna cuota de razón, aunque no toda. Pero aun asumiendo esa premisa como válida, el problema es que tanta concentración vinculada a la lucha por los espacios de poder, consigue vaciar el objetivo, y muchos cuando llegan a donde querían, ya no recuerdan siquiera porque estaban peleando.

Fuente: Ambición sin rumbo

Cuando el gobierno no sirve, dicen que lo que sucede es que el gobierno lo hace mal y por ende hay que privatizar, porque los entes privados lo hacen bien.  Lo que no entienden es que el gobierno no es nadie, es sólo una silla en la que se sienta alguien, y que la gestión de gobierno en realidad es efectuada por un sindicato llamado partido político, que da prioridad y protección a los intereses de sus miembros directivos (amigotes de los políticos) y no a los clientes del gobierno (los ciudadanos).

Cuando estudias para hacer bien el trabajo, se nota que estudiaste, pero si llegas a ver qué haces, a improvisar, a tener ocurrencias, o a seguir consejos ajenos, corres el riesgo de meter la pata.  Negar la burbuja inmobiliaria fue un error, evidentemente no entendían lo que era una burbuja, o callaron para que se beneficiaran los amigotes.  Hacer caso al FMI y endeudar a España para que hoy sea considerada como parte de los PIIGS, sin duda es una chorrada.  No levantar el empleo, no incubar microempresa, y en su lugar privatizar y subvencionar empresas que no ocupan subvención es cosa de Babiecas que no hicieron la tarea de tratar de entender causa y efecto, y/o es el producto de corruptelas de amigotes.  En cualquier caso es como para despedir al empleado (político) que ocupa el puesto, debido a su pésima gestión.  Al jefe no le interesa si fuiste un corrupto o un incompetente, igual te despiden si lo haces mal.

¿Por qué no despiden a los políticos?  Es que hay proteccionismo, paternalismo y alcahuetería a nivel de partidos políticos.  No importa el logro sino el poder, no importa el bienestar humano colectivo sino la conveniencia personal o el amiguismo.

Proteccionismo, paternalismo, alcahuetería partidaria-sindical

Cabe entonces preguntarse si la sindicalización y el proteccionismo que ofrece dicho sindicato, será algo sano para la democracia, o si por el contrario, la existencia misma de los partidos políticos es una amenaza para la democracia.  Recordemos a la antigua URSS y lo que significó para los ciudadanos la omnipotencia del partido comunista, que no era sino un partido político en el gobierno.  Recordemos a la Alemania de 1939, que vivió el proteccionismo del partido político nazi en el gobierno hacia los que cometían toda clase de atrocidades.  Y podríamos ir ad infinitum citando partidos políticos que han arruinado países.

En países con bipartido las dos mitades del bipartido se alternan en el gobierno, lo que recuerda un poco el monopartido soviético, pero con una fachada de bipartido.  Es claro que los políticos no temen perder su empleo porque saben con certeza que su partido estará pronto en el gobierno.  Esa falta de miedo al desempleo hace que los políticos no trabajen.

¿Será necesario abolir el proteccionismo partidario?  Si eres creativo, sabrás inventarte formas de saltarte ese proteccionismo, paternalismo y alcahuetería y atacar el problema de la vagancia política, su improductividad y ausencia de resultados.  Es que cuando hablan de que los españoles no son productivos, seguro hablaban de los políticos, porque el resto sí que trabaja duro en tiempos de desempleo.

El concepto del costo político para que los políticos se muevan

¿Cómo es que se hace trabajar a un político?  En materia de motivación, McGregor postuló hace muchísimo tiempo la teoría X y Y (Teorías de la motivación).

Según la teoría X que es "la concepción tradicional de administración, el hombre es indolente y perezoso por naturaleza, evita el trabajo o rinde el mínimo posible, a cambio de recompensas salariales o materiales", conforme al "estilo de administración definido por la Administración Científica de Taylor, por la Teoría Clásica de Farol y por la Teoría de la Burocracia de Weber".

La teoría Y señala que "El hombre promedio no muestra desagrado innato hacia el trabajo. Dependiendo de condiciones controlables, el trabajo puede ser una fuente de satisfacción y de recompensa (cuando se desempeña voluntariamente) o una fuente de castigo (cuando es evitado, siempre que sea posible, por las personas). El esfuerzo físico o mental que requiere un trabajo es tan natural como jugar o descansar."

¿Cuál de las dos está equivocada?  Según los teóricos, la teoría X está equivocada y la Y es al correcta. 

Sin embargo, dependiendo de sus valores personales, hay personas que se describen mejor por la teoría X y otros por la Y.  Evidentemente los políticos del mundo han demostrado ser individuos que ocupan que se implemente la teoría X hacia los partidos políticos (por indolentes y perezosos), con la dirección de la población (democracia) que tendría que usar presiones (en política se llama "costos políticos") para que se muevan, pues conforme a la teoría, "sin esta inversión activa de la dirección, las personas serían totalmente pasivas frente a las necesidades de la empresa, o aun más, se resistirían a ellas. Por tanto, las personas deben ser persuadidas, recompensadas, castigadas, coaccionadas y controladas: sus actividades deben ser estandarizadas y dirigidas en función de los objetivos y necesidades de la empresa.".

¿Y por qué responden a la teoría X?  Es que los individuos competentes, que tienen talento y que saben enfrentar cosas que no son fáciles, están en el sector privado y no tienen tiempo para la política porque están trabajando duro.  Y aquellos que prefieren tener beneficios y trasladar los riesgos a otros, se meten en política.  ¿Será culpa del sector privado que los políticos sean tan incompetentes, o que sean competentes en actividades distractoras como la corrupción (cosas que no son su trabajo)?  Claro, en distracciones cualquiera es competente, pues en el trabajo se puede ser competente en búsquedas de videos humórísticos en YouTube.

Sea como sea, lo que está claro es que no vendría mal que el bipartido político no tuviese un pase seguro en las próximas elecciones, y que exista un poco más incertidumbre y miedo al desempleo entre los políticos, de una manera controlada por la población, para empezar a aplicar la teoría X.  Esta es tan sólo una forma de aplicarle el látigo al político perezoso, pero si eres creativo, si has leído mis posts anteriores acerca de pensar fuera de la caja, sabrás que podrías ser capaz de inventar formas creativas de crear costos políticos para enderezar el rumbo del gobierno, para que deje de servir a los ricos, y en su lugar los políticos vuelvan a servir a los ciudadanos.

Sabes que no eres siervo ni subordinado del político, sino el jefe de empleados vagos sindicalizados en partidos, que encima de todo se creen que están por encima de tu persona, se creen los jefes.  Si no usas el látigo del costo político, los políticos no harán su trabajo.  Ya va siendo hora de que aprendas las artes de Indiana Jones a ver si el país se mueve.  De otra manera, tu bolsillo y tus hijos padecerán el resultado.

Etiquetas: Productividad · politicos



Añadir comentario
8
Comentarios
1 Feinmann
27 de julio de 2011 (11:25)

Ejemplo de la actividad de sindicacion de los partidos politicos: tras la debacle del PSOE en las pasadas elecciones municipales y autonomicas, están intentando que su gente no tenga que volver a trabajar, así que aumentan los puestos de personal de confianza en las diputaciones. Vease: PP: Es "un escándalo" el aumento de personal en la Diputación

¡que casualidad que antes de las elecciones no hacian falta y ahora son imprescindibles esos puestos de confianza!

Me gusta
2 Macroymicroblogger
29 de julio de 2011 (10:31)

En efecto, si el dinero no compensa al político para trabajar, algo tiene que haber que le motive. Yo creo que el látigo nunca ha sido un buen incentivo, pero sí estoy de acuerdo en desmontar ese sindicalismo partidista. ¿Listas abiertas? ¿Listas desbloqueadas? ¿El movimiento 15M como "5ºpoder" para controlar a los otros 4?

Te hago una precisión sobre las teorías X e Y. En realidad, estas teorías se refieren a lo que las personas pensamos de los demás, no a sus cualidades o defectos reales. Por supuesto, cada uno pensamos lo mejor de nosotros mismos (vamos, que todos venimos con el perfil "Y" de serie). Pero a la hora de calificar al otro, nos convertimos en "X" porque damos por hecho que el otro es vago por naturaleza. Así que el látigo es lo mejor para el otro y la compensación más elevada (trabajo bien pagado, interesante y con buen ambiente) es lo mejor para uno mismo.

Lo que pensamos de los políticos es lo mismo que pensamos sobre cualquier otro tipo de persona. En general somos muy mal pensados y esto no ayuda mucho a la motivación, ya que hagas lo que hagas no vas a obtener reconocimiento.

Con esto no quiero decir que esté en desacuerdo con lo que planteas pero en España nos queda mucho camino por andar. Mientras la gente siga votando al Madrid o al Barça no creo que debamos esperar mucho de nuestros gobernantes.

S2

Me gusta
3 Comstar
Comstar  en respuesta a  Macroymicroblogger
29 de julio de 2011 (15:23)

Una persona de tipo Y se automotiva para hacer bien su trabajo. Evidentemente los políticos de España no. Yo suelo pensar que todo el mundo es Y, hasta que dan evidencia de ser X. Con los políticos españoles hay suficiente evidencia, ¿o no?

Me gusta
4 Gfierro
30 de julio de 2011 (21:07)

Podrá haber mil teorías pero yo creo que cada sociedad tiene a los gobernantes que se merece. Esta premisa es correcta en el Largo Plazo no en el Corto Plazo, ya que los cambios no se producen de una elección a otra o en la duración de una administración.

Además no solo podemos enfocarnos en la actitud actual de los políticos, se debe de analizar el ruinoso camino que han hecho para llegar a sus posiciones, porque creo que en ese camino es donde se corrompen y olvidan el porqué de su carrera.

Saludos

Me gusta
5 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  Comstar
31 de julio de 2011 (12:18)

Yo creo que la teoría X e Y es demasiado simplista para explicar las motivaciones de las personas, aunque es válida para estudiar diferentes tipos de liderazgo. No es por defender a los políticos pero, como dice Gfierro, tenemos los políticos que nos merecemos.

Sitúate en el lugar de un gobernante. ¿Qué imagen tiene el ciudadano para un político? Seguro que la mayoría pensarán que somos X por naturaleza. Para que una política económica funcione,los ciudadanos tenemos que ser "engañados" para evitar que boicoteemos los resultados. Hay que engañar a los ricos para evitar que saquen el dinero del país, a los asalariados para que no pidan aumentos que realimenten la inflación, a los hipotecados para que trabajen en lo que haya y no tengan la tentación de buscar el crecimiento profesional. La política es muy complicada y no es justo reducirla a una cuestión de productividad.

Aún así, estoy de acuerdo en que al político hay que exigirle resultados y cumplimiento de objetivos. Hacen falta mecanismos automáticos para sancionar al que no cumple. Pero también un repensado global del sistema de elección de nuestros representantes.

Saludos

Me gusta
6 Comstar
Comstar  en respuesta a  Macroymicroblogger
31 de julio de 2011 (19:30)

¿La política es muy complicada y no es justo reducirla a una cuestión de productividad? Yo podría decir que programar una computadora es muy complicado y no es justo reducirlo a una cuestión de productividad. Igual pasa con el arte de hacer películas. Sin embargo tanto el programador como el director de cine están sujetos a la entrega de un resultado dado, con recursos limitados y plazos establecidos. Los políticos a veces tardan años en resolver, porque lo que complica el cuadro es la pasividad que es incentivada por la sindicalización en partidos políticos.

Si estás en un puesto y ocurre un problema y no haces absolutamente nada, te despedirían. Eso no ocurrió con los políticos del G20 que no hicieron absolutamente nada para prohibir los derivados que causaron la crisis, o para castigar a los banqueros que causaron la crisis. Sólo basta ver la diferencia de trato dado a los banqueros a los que les premiaron el fracaso para que no quebraran, porque se decía que la quiebra era apocalíptica. General Motors entró en quiebra y no desapareció, sino que fue intervenido. Al menos eso mismo debió suceder con los bancos. Los políticos no fueron productivos, no hicieron su trabajo. Recordemos que trabajar en el trabajo es más produictivo que no trabajar en el trabajo. Así que en realidad si hay un problema de productividad.

¿Dificultades? Todo el mundo tiene dificultades en su trabajo, y aún así no ves gente quejándose.

Me gusta
7 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  Comstar
01 de agosto de 2011 (19:56)

Pero es que los políticos no son simples funcionarios, son líderes formales y lo que se espera de ellos es que formen equipos que solucionen problemas. Dicho de otro modo, se trata de que los jugadores metan goles. Si el equipo gana partidos, nadie cuestiona las horas que mete el entrenador ni su metodología. Si el equipo pierde, la responsabilidad es del entrenador por no obtener resultados de sus jugadores, aunque sea el tío más trabajador del mundo.

Habrá gente que no le importe cómo juegue su equipo con tal de que gane partidos. A mí me interesa el juego limpio, con resultados pero también con ética. En España hay políticos corruptos que ganan elecciones porque dan de comer a mucha gente. Y hay políticos honrados y capacitados que se echan a perder por una mala coyuntura. Lo dicho, la productividad no lo es todo en política.

S2

Me gusta
8 Comstar
Comstar  en respuesta a  Macroymicroblogger
01 de agosto de 2011 (20:14)

A un entrenador de futbol no se le tiene porque sale bien en las fotos, sino porque tiene que dar una cierta productividad de victorias. A un CEO se le tiene porque tiene que dar cierta productividad en utilidades. De nada sirve que "jueguen como nunca y pierdan como siempre". Tienen que dar resultados, un nivel de productividad.

Me gusta

Recomendado por: 1 usuario






RSS
e-Mail









Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar