Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

La idea del banco malo

19
Publicado por Yo mismo el 13 de noviembre de 2011

 

Este post no va del Banco Central Europeo, sino que va de la propuesta que lleva mucho tiempo circulando entre todos los medios como solución a la crisis. Parece que el Partido Popular la sugirió en momentos de la campaña, luego lo desmintió; y resulta que el PSOE ya lo hizo cuando compró activos ilíquidos, (llamados comercialmente “de la máxima calidad”) a la banca.

Me gustaría antes de nada, enfocarlo en el proceso general de la economía, para que entendamos mejor la situación. Por un lado se han tomado decisiones nefastas que han hundido a las familias y los trabajadores. El poder adquisitivo se ha desmoronado, lo que de repente ha llevado a que las empresas no venden. Caídas de dos dígitos en numerosos sectores han llevado a las empresas a no poder producir, pagar sus créditos, lo que significa que se destruye empleo. Ante esta situación, resulta que primero se endeuda el sector público, para rescatar a las empresas y los bancos; hasta que los estados no pueden más. En este momento se toman unas medidas que empeoran la situación de las familias, entrando en un círculo vicioso terrible.

En medio de este círculo nos damos cuenta que los bancos dependen del resto, por lo tanto mientras se destruye la economía, nos encontramos que el sector financiero, (a veces deberíamos recordar que es el encargado de financiar la economía), también sufre. Sin embargo, aquí hemos tocado en hueso. La situación económica, las medidas tomadas y la situación económica derivada de las medidas se va deteriorando a cada una de las vueltas de la rueda, y en cada momento las dificultades del sector financiero son crecientes. Pero desde todos lados se nos cuenta que “se ha de proteger al sistema financiero de las dificultades”, lo que significa que básicamente el plan parece ser “destrozarlo todo para salvar a los bancos, y evitar el efecto colateral de que los bancos se hunden cuando se destroza todo”.

Este es el esquema fundamental de esta crisis, (demencial por otra parte), y en esto debemos encuadrar absolutamente todo. Y dentro de este concepto debemos entender el banco malo, que no es otra cosa que tratar de eliminar las pérdidas de las entidades financieras, asumiéndolas entre unos contribuyentes que cada vez están en peor situación, con menor margen y con unas normativas cada vez más hostiles. Por supuesto la verdad, argumentos económicos, justicia y libertad, son conceptos que hace tiempo han seguido a la ética por el sumidero del inodoro.

El otro día se publica abiertamente una recopilación de declaraciones de “expertos” en el economista acerca de la idea del banco malo, que no es más que tratar de que el estado se haga cargo de alguna forma de los activos problemáticas de la banca, (en particular el ladrillo).

Un ejecutivo de la banca de inversión, (la que invierte y por tanto accionista, que a veces tenemos que recordar perfectamente quien es quien), nos cuenta:

"Esta entidad financiaría estos activos con deuda pública que además consumiría menos capital. Una parte del quebranto lo asumirían las arcas públicas y otra parte los accionistas de las entidades en su parte correspondiente de tal forma que el reparto se haría de la forma más justa posible".

Pues ya está. Esta entidad no puede financiarse con deuda pública, y menos tras el problema del reformazo y en medio de una crisis de deuda pública. En todo caso, es sencillo entender cuál es el reparto justo del quebranto. No hay más que ver el reparto de los beneficios. Esto está inventando y si la entidad pierde los accionistas han de perder en consonancia. ¿Qué es quiebra?. Pues resulta que el accionista ha de perder que para esto es el dueño de la empresa y beneficios.

Es así de duro y así de claro, y ya bastantes medidas llevamos para que los bancos se mantengan en pie, (y por tanto proteger a los accionistas). Estas medidas, ocasión tras ocasión suponen un coste para el conjunto de la sociedad, (que ya es fácil comprobar que está cabreada, quemada y colapsada), y subidones espectaculares de las acciones. Pues esta dinámica tarde o temprano acabará por pura insostenibilidad, (y esto sin mencionar los costes del riesgo moral que suponen).

Pero claro, resulta que todos los “expertos” ya se han puesto de acuerdo en que debemos asumir sus costes, pues todos coinciden en determinar este porcentaje, (o mejor dicho en tratar de que sea lo más alto para los contribuyentes). En este sentido la misma pregunta reformulada de otra forma aparece también el propio artículo:

Berges reconoce que "es imposible poner ahora mismo los activos inmobiliarios a precios de mercado porque no hay mercado y quizá haya que encontrar un punto intermedio entre el valor contable y el de mercado pero hay que actuar".”.

En definitiva, se trata de que las entidades venden a los estados, (banco malo), los bienes a un precio determinado. En este sentido cuanto mayor sea el precio mayor será el beneficio para la entidad financiera y mayor la pérdida para el estado. Vamos que se trata de que el estado pague un precio mayor que lo que vale por un determinado bien. (algo que por cierto ya está pasando continuamente).

En esta frase, que recordemos está recogida en un medio de comunicación sin el mayor problema, encontramos dos grandes conclusiones; la primera es muy evidente, si esto fuese un país serio y un sistema económico medio sostenible, la primera aproximación es que la frase punto intermedio entre el valor contable y el precio de mercado no tendría el mínimo sentido. Mucho se ha hablado de la credibilidad y de la confianza, pero en este punto ya estamos ante un nivel que va más allá. El valor contable de los activos de cualquier empresa ha de ser siempre el valor de mercado. En caso de que los activos estén sobrevalorados, los beneficios que se han obtenido son irreales, (tal y como se demuestra en todos y cada uno de los casos de entidades que han sido intervenidas). En la medida en que estos beneficios han sido en su gran parte distribuidos y han generado el pago de bonus e incentivos, nos encontramos con una amplia gama de delitos tipificados. Por supuesto el único problema es tratar de demostrarlo. Desde luego es público y notorio que esto ha ocurrido; y es público y notorio que los gobiernos y estados que ahora parece que van a tomar el papel de estafados de última instancia, no han puesto el menor interés en investigar, demostrar y actuar con el peso de la ley contra estas actuaciones, a pesar incluso de que están ocasionando unas pérdidas brutales.

Pero más allá de este problemilla que llenaría las cárceles, una cosa sorprende. En el caso de que tengamos que determinar el valor de los activos inmobiliarios en manos de las entidades, la realidad es que no se entiende demasiado el problema de determinar el valor justo de estos activos. ¿o es que este valor es distinto a cuando se lo quedan las entidades financieras?. Resulta que las entidades financieras se adjudican estos bienes en base a unos criterios que no están dispuestas a cambiar. Pues la realidad es que si las propias entidades defienden que se quedan los pisos pagando el 50% de la tasación que hacen, lo que han de defender es que el estado, el banco malo, el banco central de turno o quien sea, no ha de pagar un importe superior a este importe.

Quizás esto suponga unas pérdidas para la entidad que además se puede quedar debiendo dinero, o razonamientos similares. Pero ¿no es esto lo que están ocurriendo con los ciudadanos?. Supongo que habrá “expertos” que defiendan un proceso en el que los bancos ejecutan las hipotecas, valorando los bienes a la mitad y el resto queda a deber. El banco luego contabiliza por la tasación, (o sea el doble del importe por el que se lo quedaron), mostrando un beneficio en las cuentas, para después trasladárselo al estado a ese valor, para que el estado luego asuma otra vez la pérdida. Y como resulta que luego los bancos sabrán que el estado se ha endeudado para comprar unos activos que no tienen el valor que se ha pagado por ellos, saldrán los análisis de que el estado corre un riesgo importante, (por el bajo valor de los activos y por que los contribuyentes puede que no puedan pagar las deudas), y ¡cobrarán más por los intereses de esta deuda!.

Es simplemente demencial y por supuesto, nadie en su sano juicio puede entender que este proceso sea una salida a la crisis. De hecho ni tan siquiera es una salida a la crisis de las entidades financieras, ya que la reiterada estafa a la sociedad, no provoca otra cosa que penurias económicas, que nos volverá a poner en el punto de partida. Se necesitarán más ajustes, y habrá más dificultades, lo cual implicará que volveremos a tener nuevamente problemas con los bancos, el endeudamiento de los países será un problema mayor, y así seguiremos mientras no se cambie la forma de actuar.

Y ¿respecto a la justificación para tales atropello?; pues la de siempre; el comodín de la reactivación del crédito, argumento falaz que sirve para todo.

Etiquetas: banco malo · Banco Central Europeo · crisis de deuda · crisis inmobiliaria · SAREB



Añadir comentario
19
Comentarios
2 Pagano
13 de noviembre de 2011 (22:58)

Estimado Tomas:

Yo me pregunto donde esta el ministerio de la vivienda en todo este asunto.

En su dia se podria haber solucionado todo el problema, avalando a los ciudadanos, en lugar de avalar la deuda de los bancos.

Los mayores desfalcos provienen del suelo y de los promotroes que se han ido de rositas, en la mayoria de los casos.

Los simples ciudadanos ven como se quedan sin su vivienda en donde en muchos casos representan todos sus ahorros y debiendo la mitad.

Por lo que antes de hablar de activos toxicos deberiamos de definir cuales. Una vivienda mantiene su valor un solar No.

La falta de un banco estatal, que de prestamos pues es el contrapunto.

Desconozco el problema de la necesidad de reactivar el credito para que fincionen a las empresas. Si no hay consumo porque los sueldos son una mierda, y el que esta endeudado apenas le llega para llegar a fin de mes y pagar la hipoteca, que negocio puede ser rentble para financiar.

Con esto llegamos al problema principal, el desaplancamiento en el que estamos imersos.

Si nos fijamos, seguimos con el Chip de la construccion y no nos damos cuenta que este sector esta acabado para unos cuantos años por falta de demanda.

A los Bancos les interesa dar creditos pues es su negocio, pero no pueden dar hipotecas porque ya tienen demasiadas más los pisos que se han quedado que tiene que refinanciar.

Por lo que no creo que el problema sea la reactivacion del credito pues, la deuda ya no es más rentable que el credito, para una entidad financiera.

El segundo problema de fondo es que el mercado esta haciendo lo que sabe hacer chantaje a aquellos que estan sobtreendeudados aunque esten pagando. A españa le obligan a pagar más por la deuda. Los bancos necesitan refinanciar la deuda de particulares a 30 años de un dinero que han pedido prestado a 5 años. Y los que tienen el dinero no se fian y no lo prestan para pedir más interes.

Y mientras a aprovecharse para desregularizar y bajar conquistas sociales.

Es lo que hay a perro flaco todo son pulgas.

Un saludo

Me gusta
3 Cambioyev
14 de noviembre de 2011 (00:02)

Parece que estamos ante una nueva era en la forma de entender la economía:

En principio el ciudadano, teniendo en cuenta su capacidad económica y ejerciendo su libertad, decide consumir o no consumir un producto. Pero dado su corto entendimiento en materia económica (y otros asuntos...) no es capaz de prever las catastróficas consecuencias que puede provocar una decisión no acertada. Y en estos casos se hace necesario "ayudarles" a tomar la decisión correcta.

Este nuevo modelo de economía dirigida desde las élites "cultas" hacia los pueblos "ignorantes" se refleja en muchas de las decisiones que se han tomado últimamente. Y una de ellas que está en camino es la creación de un "banco malo estatal".

El ideario es simple: se han construido viviendas para el pueblo, se les ha dado todas las facilidades en hipotecas... y ahora nos encontramos con hipotecas impagadas con las correspondientes ejecuciones judiciales de inmuebles... nos encontramos todo el trabajo hecho por los promotores y constructores tirados por la borda porque la gente no han querido comprarles las viviendas... y al final también nos las hemos tenidos que quedar nosotros, los bancos.

Y a todos estos inmuebles no se les encuentra comprador a nuestro justo precio.

Pues bien, si los ciudadanos no quieren comprar voluntariamente las viviendas... debemos ayudarles a que de alguna forma asuman su responsabilidad en la construcción y no-ventas de los inmuebles... haciéndose cargo de las pérdidas todos los ciudadanos de forma solidaria a través de sus impuestos y recortándolo de los presupuestos del Estado y por tanto, disminuyendo las prestaciones de los servicios públicos.

Por las buenas o por las...

Y la verdad es que no podemos hacer mucho... sólo tenemos una oportunidad... quizás el día después del 20-N no haya cambiado nada... pero quizás pueda ser el principio de que pueda cambiar.

Me gusta
4 Comstar
Comstar  en respuesta a  Cambioyev
14 de noviembre de 2011 (06:31)

La economía del dinero es lo de menos para el grupo de pudientes llamado "los mercados". A ellos les importa ganar más y más dinero, como adictos al juego, a pesar de que con todo el dinero que ya tienen podrían vivir mil años sin trabajar. No les basta, porque están enfermos. Y como a enfermos, hay que ayudarles, no ayudarles en su vicio, sino ayudarles a curarse de ese estado mental enfermizo y enajenado.

Cómo ayudar a los banqueros ludópatas
http://www.rankia.com/blog/comstar/948547-como-ayudar-banqueros-ludopatas

Me gusta
5 Ventanero
14 de noviembre de 2011 (11:13)

Me ha gustado cómo explicas el tema este del banco malo que resulta en que los contribuyentes pagamos las pérdidas y los accionistas y directivos de los bancos se llevan ganancias y premios por hacerlo mal. De los post que mejor te he entendido.
Saludos.

Me gusta
6 Blue Shark
14 de noviembre de 2011 (13:52)

El problema viene, cuando a traves del FROB y a traves del Sistema de Protección de Activos de las entidades subastadas, ya se esta protegiendo los activos inmobiliarios de las entidades quebradas, y protegiendo al futuro banco adquirente.

Me gusta
7 Unukalhai
14 de noviembre de 2011 (14:13)

La idea del "banco malo" tiene bastante guasa. ¡Cómo si los hubiere de otro tipo, vamos! Alguien en un futuro no muy lejano narrará toda esta odisea lamentable en una novela que se titulará "El Cachondeo Interminable". Las ideas de este tipo, como la de que los jóvenes trabajen por menos del salario mínimo, u otras similares, siempre en la misma dirección, no son nada más que un indicador de la podredumbre mental del que las sugiere y del medio en el que se desenvuelve. Es el equivalente al olor de un pescado que vive entre inmundicias y come de ellas. Nada más.
No tiene ningún sentido. O sea cuanta mas basura tenga mi banco mejor, porque se la va a vender al estado por un muy buen precio. Sabiendo esto, lo que procede es adquirir, pero ya, toda la basura que haya en el mercado, acaparar toda la posible, inventársela porque... ¡me la compran! Bo!
¿Estos son los "emprendedores" que nos van a sacar de la crisis... los que administran nuestro dinero, los que invierten y nos gobiernan? ¿Cómo no vamos a estar quebrados? Lo realmente extraño es que no quebráramos hace quince años. Eso sí que es raro, alguien debería estudiarlo muy en serio.

A veces no entiendo como haces para conservar la mente lúcida navegando entre esas aguas. Debes de ser una especie de Ulises atado al mástil de su navio.

Algún día dentro de muchos años les diré a mis nietos "sí, yo leía su blog todos los días en el 2011, " y mis nietos dirán "Oooooh". ;)

Sea como sea enhorabuena Tomás! Y gracias por escribir.

Me gusta
8 Cambioyev
Cambioyev  en respuesta a  Comstar
14 de noviembre de 2011 (17:26)

Si realmente lo supieran...

A los grandes financieros, grandes empresarios y gobiernos hay que ayudarles a que lleguen al convencimiento de que la senda por la que nos están llevando no es el camino.

Vamos hacia una desigualdad creciente, cada vez hay una élite más rica y mucha más gentes más pobre, cada vez hay menos personas libres de verdad y más ciudadanos "obligados" a consumir lo que dictan los mercados, cada vez hay más poder concentrado en una élite escasa y una población más esclava en trabajar para pagar deudas que no son suyas...

Vamos hacia una sociedad esclava que tendrá que trabajar para redimirse del pecado original, que será la deuda a pagar con la que nacerá cada persona.

Será el precio a pagar en una nueva era de oscuridad para mantener los privilegios de unos pocos y padecer su corrupción.

Y no es broma.

Esto ocurrirá si la sociedad no consigue invertir ese camino.

Hay una posibilidad el 20-N. Cada persona votará lo que crea más conveniente. Y debemos respetar cada opción.

Los dados ya están echados, dando vueltas en el aire.

Cada partido tiene su colchón asegurado de votos y contra eso no se puede luchar, pero hay otras muchas personas que no tienen claro a quién votar porque se encuentran decepcionados por una clase política frustrante... y esas personas a nivel individual creen que no pueden cambiar nada...

...pero si supieran que todos ellos son 12 millones de personas

Si supieran cuánto pueden mejorar sus vidas...

Si supieran cómo su decisión puede transformar el futuro...

Si supieran cómo sus gestos pueden cambiar el mundo...

Si realmente lo supieran, verían que forman parte de un proyecto increíble, la construcción de un mundo más justo.

Ayudémosles a los grandes financieros, empresarios y políticos a ver que el camino que han elegido nos lleva a todos (al final, a ellos también) a la miseria y destrucción, ayudémonos a nosotros mismos a construir un mundo mejor.

Me gusta
9 Gandumbas
14 de noviembre de 2011 (17:50)

Esto España aunque quiera hacerlo no lo va a poder hacer. No puede asumir 100.000 millones de activos de los bancos a través de una institución (banco malo).
Para mi la semana pasada murió el Euro, es inevitable. Los países poderosos abandonarán el euro en cuanto puedan pues ya le han sacado todo el jugo que puede dar de sí. A partir de ahora todo iban a ser problemas.
Contrariamente a lo que se dice estos países si pueden asumir la salida del euro.

Un saludo

Me gusta
10 Comstar
Comstar  en respuesta a  Cambioyev
14 de noviembre de 2011 (17:55)

Ningún adicto suele admitir que tiene un problema. Por eso pedirle a los ricos que reconozcan su adicción y cómo lastiman a su familia mundial con ello, es algo que depende de ellos mismos y su conciencia.

Los demás lo que podemos intentar es que no nos jodan mucho con su adicción y su autismo social. En lo que respecta a nosotros no se trata de ganar, se trata de resistir las nefastas influencias y efectos causados por los adictos y sus títeres.

Me gusta
11 Maroci
Maroci  en respuesta a  Cambioyev
14 de noviembre de 2011 (20:29)

Buenas tardes

De tu entrada #3:
"Y la verdad es que no podemos hacer mucho... sólo tenemos una oportunidad... quizás el día después del 20-N no haya cambiado nada... pero quizás pueda ser el principio de que pueda cambiar."

De tu entrada #8:
"...pero si supieran que todos ellos son 12 millones de personas
Si supieran cuánto pueden mejorar sus vidas...
Si supieran cómo su decisión puede transformar el futuro...
Si supieran cómo sus gestos pueden cambiar el mundo...
Si realmente lo supieran, verían que forman parte de un proyecto increíble, la construcción de un mundo más justo."

Te aseguro que desde que he leído estas palabras estoy que vivo sin vivir en mí. Estoy en ascuas. Qué sinfonía poética de argumentos para aclararle la mente a un indeciso.

A mí, que no sé todavía a quién votar, vamos que aún no sé ni siquiera si iré a votar, necesito como agua de mayo saber cuál es ese partido que va "a cambiar el mundo por uno más justo", porque quisiera, por encima de todo, formar parte de ese "proyecto increíble".

A no ser que tú seas un cachondo de mucho cuidado y tengas tal capacidad de ironía que nos estés vacilando a todos. Pero si no es así, y todo lo que dices lo dices sintiéndolo de verdad, te ruego encarecidamente me digas aquí, no importa que sea públicamente, cuál es ese partido, que lo votaré.

Gracias anticipadas y saludos cordiales

Me gusta
12 Cambioyev
Cambioyev  en respuesta a  Maroci
14 de noviembre de 2011 (21:13)

Hola Maroci, pues no sé cómo contestarte...

Sentiría en el alma decepcionarte con una respuesta que no tengo.

Puede que a veces sea irónico y tenga un sentido del humor algo difícil de apreciar, pero nunca he escrito aquí con ánimo de ser cachondo ni de vacilar. Este espacio creado por Tomás es de los pocos que existen en los que me merece la pena dar mi opinión. Para mí, este blog tiene el mayor de mis respetos.

No sé si lo que escribo tiene mucha, poca o nula repercusión, si aporto algún valor o si éste es superfluo. Puede que en ocasiones me salga un poco del tema del post, pero en todo caso, es así como lo siento.

No tengo la respuesta que buscas.

Pero puedo intentar aclarar algo mis comentarios.

En el comentario #3 intentaba decir que hay que dar oportunidad a otros partidos más pequeños a que suban y obtengan escaños en el Congreso. Quizás algunos de ellos pueda tener el germen que a largo plazo pueda propiciar un cambio.

Es difícil, porque no sabemos cómo en realidad van a responder esos partidos más pequeños en los que depositemos la confianza, pero no tenemos muchas más alternativas.

En el comentario #8 intentaba rebatir la idea que tenemos casi todos de que no podemos hacer nada, de que es inútil intentarlo. Porque somos muchos millones de personas los que estamos decepcionados... porque hay que vencer esa inercia derrotista... porque la sociedad tiene una gran fuerza y hay que activarla, llenarla de energía... porque podemos y debemos ser una sociedad más activa y exigente.

Posiblemente no cambiemos nada el 20-N. El cambio hacia el camino de un mundo mejor se lo tendrá que ganar la sociedad paso a paso, día a día. Pero uno de esos pasos se puede dar el día 20.

Saludos.

Me gusta
13 Maroci
Maroci  en respuesta a  Cambioyev
14 de noviembre de 2011 (22:07)

Gracias por tu esfuerzo al contestarme, pero la verdad es que no me ayudas mucho. Yo que esperaba que después de esas dos entradas tuyas me dieras alguna señal para que se me encendiera la bombilla y entre tantos ladrones pudiera encontrar a mi Robin Hood...

En fin, otro año votaré...

S2

Me gusta
14 Cambioyev
Cambioyev  en respuesta a  Maroci
14 de noviembre de 2011 (22:31)

Amigo Maroci,

La respuesta debe buscarla cada uno. No es fácil, nada en esta vida lo es.

Sólo sé que si todos los millones de decepcionados hicieran valer su voz votando a la opción que cada uno crea más conveniente después de haberla razonado sin dejarse llevar por los tópicos, podremos cambiar algo.

8 millones de abstenciones son demasiados votos perdidos.

Ahí está gran parte de la fuerza de una sociedad dormida.

Saludos.

Me gusta
15 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Maroci
14 de noviembre de 2011 (23:18)

es que hay preguntas que no son nada fáciles de contestar y menos hoy en día.

la de que hacer y a quien votar, son dos de ellas.

lo primero es lo que se pueda... y lo segundo, tal y como estamos, la verdad es que con una moneda quizás sea lo más apropiado.

Me gusta
16 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Gandumbas
14 de noviembre de 2011 (23:19)

todos sabemos que España no lo podrá hacer, pero tampoco Islandia podía, ni Irlanda, ni en realidad nadie...

pero lo malo es que lo van a intentar...

Me gusta
17 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Unukalhai
14 de noviembre de 2011 (23:22)

bueno, creo que exageras un poco pero muchas gracias por tus palabras,

con un poco de suerte en un par de años este blog estará olvidado...

Me gusta
18 Maroci
Maroci  en respuesta a  Yo mismo
15 de noviembre de 2011 (01:27)

Gracias, Tomás

Ves? Tú sí que, por lo menos, intentas ayudarme a elegir. Pero eso de la monedita, hummm....

O sea, que nos pasamos la vida criticando al rampante monopolio bipartidista ese, y seis días antes del domingo todavía me remites a un cara o cruz. Pues por lo que veo tú lo tienes tan claro como yo.

Por lo menos recomiéndame un dado que tiene 6 caras, querido.

Vamos, veo que, unos por otros, no queréis que vaya a votar.

Un abrazo

Me gusta
19 7.......s
7.......s  en respuesta a  Maroci
15 de noviembre de 2011 (01:50)

Ja ja. Maroci. Aquí tenemos a tomas hablando os de malos bancos, y tu queriendote equivocar lo menos posible, ja ja , pues en mi opinión aquí se le pregunta al personal si quiere pellizco o empujón y soy de los que opina que no monto en coches con extraños ... Un cordial abrazo.

Me gusta
20 Maroci
Maroci  en respuesta a  7.......s
15 de noviembre de 2011 (12:48)

Tú sí que sabes, maestro

Otro abrazo para tí

Me gusta



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.