Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Solución a la justicia: ¡que nadie acuda a ella!

14
Publicado por Yo mismo el 25 de enero de 2012

 

Hoy hemos conocido las intenciones del partido  popular para arreglar el tema de la justicia. En realidad, estamos (otra vez) ante exactamente el mismo escenario en que nos encontrábamos con el anterior gobierno, descartando por tanto el cambio de escenario.

Parece que está todo el mundo de acuerdo en que tenemos ciertos problemas con la justicia. Estos problemas vienen derivados de que existen demasiados casos a juzgar, (por un lado), y existen pocos medios y unos procedimientos lamentables por otro lado. Aunque en realidad haría bien en recordar este gobierno, (y por supuesto el anterior, no sea que en la oposición tenga mejores ideas), que esto no son más que consecuencias de toda una situación.

Me asombra como reiteradamente se echa la culpa de la ralentización de la justicia a que se supone que los españoles somos especialmente beligerantes. Es decir, parece que acudimos más a los tribunales que el resto de los países y por tanto bloqueamos la justicia. Sin embargo, tal afirmación, repetida hasta la saciedad, no explica los resultados de todas las encuestas, (CIS incluida), en la que aparece como un problema la situación en la justicia, en la que los ciudadanos confiamos cada vez menos.

Existe una explicación muy simple para tratar de entender esta aparente contradicción de que los españoles no confiemos en la justicia, con el hecho de que acudamos con mayor frecuencia que los ciudadanos de otros países a los tribunales. Para entender esto, tenemos que asumir dos hipótesis que seguro que no es difícil asumir; por un lado debemos partir de que la justicia en este país es un desastre; y por otro lado debemos tener como hipótesis de partida que esto es conocido.

Si tenemos estas dos hipótesis y olvidamos el tópico este de que nos gusta pleitear, (ya me dirán a quien le gusta tal situación), tendremos una explicación muy simple para tal fenómeno; tenemos una afluencia mayor a los tribunales por que en este país se pasa todo el mundo las leyes por el forro de los calzoncillos. En realidad el error de los políticos al relacionar el número de casos en los tribunales en relación al número de ciudadanos, para determinar que somos un país al que le gusta litigar es que es pura demagogia. Para saber si nos gusta litigar, tendremos que determinar el número de casos en los tribunales frente al número de infracciones legales que tendremos y en este caso probablemente los datos serán muy distintos.

¿Algún Español no ha oído alguna vez en su vida la frase “denúnciame”?. Es así de simple; todo español sabe que la DGT se salta las normas de tramitación de las multas a diario con una facilidad pasmosa; todo el mundo sabe que las entidades de crédito han cometido miles de irregularidades, que no han sido solucionadas en el absurdo procedimiento de reclamaciones. En todas las comunidades de vecinos de edificios nuevos ha habido un buen número de juntas con el punto del orden del día: “deficiencias constructivas…”, etc.

Y en todos y cada uno de los casos, nos enfrentamos a una decisión cotidiana en la que tenemos que decidir si denunciamos o no. Para saber si somos una sociedad que le gusta litigar, tendríamos que concluir que cada vez que estamos pensando en esto iríamos al juzgado pero resulta que normalmente decimos: “toca contratar abogados, procuradores, meterse en gastos y luego que nos encontraremos con un juez al que se le ocurra lo que sea o con un abogado mejor en la otra parte”. La conclusión lógica es que al final resulta que en una inmensa mayoría de ocasiones simplemente dejamos de acudir a los tribunales, y nos quedará la sensación de que los tribunales no nos protegen.

Me gustaría que se pensase en el drama del maltrato; durante mucho tiempo los tribunales pasaban de considerar el maltrato como tal, de tal forma que las víctimas acababan no denunciando los maltratos ante las autoridades. Esta situación evidentemente no ayudaba en lo más mínimo en el objetivo de erradicar tal aberración, hasta el punto de que se tuvieron que emitir, (y no hace tanto tiempo), todo tipo de mensajes que tenían como objetivo convencer a las víctimas que denunciasen, (curiosa la situación en un país en el que según Gallardón tenemos el problema de que nos gustan los tribunales). Evidentemente las denuncias, acompañado de los juzgados de violencia de género, los medios y una sensibilidad al respecto, son los pasos para ayudar a resolver este problema. Y con el tiempo y muchos esfuerzos, (y desde luego solucionando el resto de problemas de la justicia), este es el camino para acabar con esta situación.

Este ejemplo es especialmente ilustrativo para entender que quizás la situación ahora que existe un número muy superior de denuncias que en momentos más infames de la historia, es quizás el momento en el que se empieza a solucionar el problema porque se acaba con la sensación de impunidad de los maltratadores, lo que debería llevar a que estos cesen estas actividades. Pero también es especialmente ilustrativo en el hecho de que los políticos saben las soluciones cuando quieren.

Otra cosa es que en este momento no quieran tener en cuenta sus experiencias, sus conocimientos y el más elemental sentido común, y prefieran tirar de la demagogia, para llegar a unas conclusiones absurdas que empeorarán el problema. Está claro que España, (ni ningún otro país), puede permitirse una justicia como la que tenemos ahora, (mal en el mundo en general y en España simplemente patética), pero esto no se soluciona restringiéndola aún más.

El gobierno socialista en su día, impulso una reforma que beneficiaba claramente ¡a los bancos!, imponiendo unos límites que se basaban fundamentalmente en el importe de los juicios para acceder a la jurisdicción del supremo. Esto quiere decir que aquellos que tengan grandes pleitos, (que normalmente son los más pudientes), tienen otras armas y otras reglas que las personas de la calle. Pues aparte de toda una serie de reglas y absurdos para beneficiar a unos determinados colectivos, el Partido Popular sigue por este camino con la idea de que lo mejor para solucionar el problema de la justicia es penalizar a quien tenga la idea de acudir a ella ¡más aún!.

Hay muchas ideas que se han de tener en cuenta para arreglar esta situación, pero lo que se ha hecho en definitiva saldar el tema con una frase de: ¡Quien no esté contento con la primera opinión que pague!. Y por este camino el siguiente paso será aquel de prohibir directamente a las personas con escasos recursos que se metan en todo un submundo en el que en definitiva no pueden ganar absolutamente nada, ya que todo está diseñado para que se pierda.

Si quieren solucionar los problemas de la justicia, tendrán que empezar a solucionar los problemas derivados de la impunidad con la que actúan determinadas personas, impunidad de la que tenemos numerosos ejemplos a lo largo de estos tiempos. El principal reto de la justicia ha de ser que todo el que cometa una acción digna de un tribunal acabe pagando. Esta es la utopía que debe guiar todas las reformas; dedicar todos los esfuerzos para que las personas con rentas bajas, (es lo que consigue cualquier discriminación basada únicamente en costes) lo único que consigue es crear un grupo de parias y otro de impunes, que por otra parte parece que es lo que se busca.

Artículos relacionados con "Solución a la justicia: ¡que nadie acuda a ella!"

Etiquetas: reforma justicia · copago en justicia · justicia para ricos



Añadir comentario
14
Comentarios
2 Respes
26 de enero de 2012 (14:40)

Ya que veo que hablas del maltrato, contra mujeres por supuesto, ya que parece que los hombres nunca somos maltratados, tengo que decirte que no tienes ni idea. El maltrato contra mujeres o maltrato machista, no es más que un invento de los Institutos de la Mujer y otras instituciones y asociaciones subvencionadas, para poder mantener las increíbles privilegios que tienen las mujeres en este país tan machista, en el que sólo se trata de proteger a la mujer, sea como sea.
Se ha hecho una Ley en la que no se aplica la presunción de inocencia que es un derecho básico y constitucional, por la que son juzgados 130.000 hombres al año, y es una Ley que no se aplica a las mujeres. Igual de discriminatoria que la Ley del Divorcio, por la que siempre se otorga la custodia a las mujeres, saltándose otro precepto constitucional.
E igual de discriminatorio de que sólo existan Institutos de la Mujer , amén de otros muchos temas a los que no me refiero, por no ser demasiado prolijo.

Me gusta (4)
3 Javimate
26 de enero de 2012 (15:13)

Te aplaudo por lo bien que transmites tus opiniones y por lo directo y claro que eres!!! Me encanta leerte.

Me gusta
4 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Respes
27 de enero de 2012 (00:18)

En España quizás no tenemos termino medio. Estando de acuerdo con lo que dices, me gustaría que se entendiese que el maltrato femenino existía. Lo cierto es que he visto casos; (aunque afortunadamente no demasiado cercanos).

El problema del maltrato se soluciona de esta forma, no tengo la menor duda. Por supuesto, y dado que la justicia es la que es, esto genera unos problemas adicionales que son los que comentas.

Desde luego es un problema de la justicia el hecho de que alguien tenga pre-razón, y lo mismo da que sea una parte o la otra.

Me gusta
5 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Javimate
27 de enero de 2012 (00:19)

muchas gracias. anima mucho.

Me gusta
6 Feinmann
Feinmann  en respuesta a  Respes
27 de enero de 2012 (01:23)

Siempre me ha sorprendido que siendo España uno de los paises de Europa con menos problemas de violencia de género sea el pais en el que se ha creado una legislación mas severa en este tema. Igualmente me sorprende la enorme proyección mediatica que tiene, en comparación con el tamaño del problema: se publica cada muerto, cuando los muertos por otros tipos de causas no son publicados, siendo incluso más numerosos. ¿donde está la estadistica de suicidios? ¿Porque no hacen noticia de cada uno de ellos y sus motivos? ¿tal vez porque saldrian los bancos como motivadores principales de gran cantidad de ellos? Igualmente, con el caso de los muertos por accidente laboral, muchisimo mas numerosos.

No se si la causa sea ese contubernio feminista del que hablas, o sea porque mientras se habla de esto no se habla de cosas mas importantes, pues de algo hay que llenar los telediarios, que no sea de analizar las causas y los causantes de la situación economica tan lamentable en que estamos.

Me gusta
7 bertusbb
27 de enero de 2012 (01:56)

Pues yo justo me encuentro con una situación en la que considero q se ha cometido una injusticia (no se me ha devuelto la fianza de un piso sin darme ni tan siquiera explicaciones) y en el momento de acudir a la justicia me invaden las dudas pues pienso que lo más probable es que salga perdiendo. Es decir, que lo que deberia ser un derecho se ha convertido en un provilegio. Yo creo que al poder la justicia le molesta, pq el rico tiene los mismos derechos (y obligaciones) q el pobre, o seas que deberia ser un elemento igualitario y que no tubiera en cuenta la lucha de clases. Las clases poderosas han orquestrado una elitización de la justicia. Yo, que soy de clase obrera, me tengo que comer el orgullo y tolerar una injusticia por no poderme permitir el lujo de pagar las costas de todo el juicio (no digamos si tuviera q pagar mi avogado!!). Otro ejemplo, el otro dia me pusieron una multa de trafico por aparacar mal. La multa es de 200€, 100€ si la pagas antes de 15 dias. Te dan la posibilidad de recurrir, pero en ese caso, si el ayuntamiento (que es parte interesada y por lo tanto no es imparcial) decide que no tienes razón, te hace pagar los 200€. Conclusión? Nadie recurre por miedo a que la justicia sea poco justa. Pero bueno, en este caso he decidido tirar palante el proceso judicial, a pesar de que el administrador me ha mandado una carta coaccionandome a dejarlo estar con el chantaje de demandarme una cantidad desorbitada (la mitad de lo que piden por vender el piso) por dejar el piso en mal estado, que no es cierto y que obviamente es un farol, pero que estoy seguro que mucha gente ante una situación así se hecharia para atras. Es sistema judicial en una sociedad es lo más importante para que esta funcione y crezca em harmonia. De lo contrario la sociedad estarà enferma y producira enfermos. Les recomiendo un libro que se llama "psiquiatria social" de Henri Baruk. En este libro se describe la relación entre los problemas de la sociedad con la enfermedad mental.Para que vean que todo esto no solo se queda en lo economico...

Me gusta
8 Lacaseton
27 de enero de 2012 (07:57)

Me parece muy bien que os quejéis del "trato" que recibe el maltrato porque a veces no os falta razón, o que queráis resaltar la importancia de otras situaciones injustas, pero a ver si mostráis la capacidad sufiente para hacerlo si tener que negar un problema que es real, los que lo sufren no tienen la culpa de la situación creada y se merecen el respeto de todos.

Saludos

Me gusta (1)
9 Respes
Respes  en respuesta a  Feinmann
27 de enero de 2012 (08:03)

Según las cifra que he podido ver en el I.N.E., en 2009 se suicidaron 2.666 hombres y 763 mujeres. Creo recordar también, que los muertos por violencia fueron más de 900 hombres y más de 300 mujeres.
La causa del contubernio es bien sencilla y se debe a que cuando los hombres exigíamos la custodia compartida, los Institutos de la Mujer y otros grupos, todos mantenidos por el Estado, contraatacaron, haciendo de cada muerte de mujer un caso publicitario, con masivas manifestaciones, y a la exigencia de una igualdad en la custodia, contestaban con esas muertes. Es bien sencillo para mí.
Mientras tanto, el Instituto de la Mujer prohibió, desde 2005, publicar las muertes de hombres por maltrato hembrista.

http://www.elconfidencial.com/sociedad/2011/suicidio-primera-causa-defuncion-espana-durante-20110704-80972.html

Me gusta
10 Pagano
27 de enero de 2012 (09:27)

Estimado Tomas:

Como siempre enhorabuena por el articulo.
El tema de la justicia en este pais es muy complejo, evitar recursos innecesarios me parece una medida necesaria, al igual que hacer cumplir las leyes.
Pero el problema más gordo, no reside en los juicios sino en la legislación.
En este pais las leyes no se hacen para que se cumplan, sino para chantajear a determinados grupos cuando interesa. Y asi nos luce el pelo.

Lo importante no es que haya muchas leyes sino que estas se cumplan y esa es la principal diferencia de nuestro pais con alemania por ejemplo.

Amen cuando se hacen articulos interesados para perjudicar a determinados grupos.

De nada sirve una proteccion laboral enorme, si solo se cumple en determinadas empresas y solo cuando le interesa a determinada gente.

Podriamos seguir con muchos ejemplos de la forma de pensar, de este pais. Cuando se hace una ley siempre se deja abierta la puerta para que en segun que casos haya instituciones que se la puedan saltar.

Igual que los concursos de la administracion cuyas bases siempre se hacen para que las cumpla siempre una determinada empresa.

Y este es el pais que tenmos y asi nos luce el pelo.

Un saludo

www.rentabasica.blogspot.com

Me gusta
11 Velasqvs
27 de enero de 2012 (12:40)

Al menos en Zaragoza, en un recurso ante el TSJ de Aragón que interpuse hace cosa de un año, se nos exigía una "fianza" de 50€ como paso previo para seguir adelante con el procedimiento (venía así escrito en la sentencia de la Sala de lo Contencioso). Por eso no me ha extrañado nada esa medida. De hecho, pensaba que era algo habitual.

Un saludo.

Me gusta
12 Velasqvs
Velasqvs  en respuesta a  Velasqvs
27 de enero de 2012 (15:31)

La razón para ello está aquí:

1. La interposición de recursos ordinarios y extraordinarios, la revisión y la rescisión de sentencia firme a instancia del rebelde, en los órdenes jurisdiccionales civil, social y contencioso-administrativo, precisarán de la constitución de un depósito a tal efecto.

En el orden penal este depósito será exigible únicamente a la acusación popular.

En el orden social y para el ejercicio de acciones para la efectividad de los derechos laborales en los procedimientos concursales, el depósito será exigible únicamente a quienes no tengan la condición de trabajador o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social.

2. El depósito únicamente deberá consignarse para la interposición de recursos que deban tramitarse por escrito.

3. Todo el que pretenda interponer recurso contra sentencias o autos que pongan fin al proceso o impidan su continuación, consignará como depósito:

30 euros, si se trata de recurso de queja.

50 euros, si se trata de recurso de apelación o de rescisión de sentencia firme a instancia del rebelde.

50 euros, si se trata de recurso extraordinario por infracción procesal.

50 euros, si el recurso fuera el de casación, incluido el de casación para la unificación de doctrina.

50 euros, si fuera revisión.

4. Asimismo, para la interposición de recursos contra resoluciones dictadas por el Juez o Tribunal que no pongan fin al proceso ni impidan su continuación en cualquier instancia será precisa la consignación como depósito de 25 euros. El mismo importe deberá consignar quien recurra en revisión las resoluciones dictadas por el Secretario Judicial.

Se excluye de la consignación de depósito la formulación del recurso de reposición que la Ley exija con carácter previo al recurso de queja.

5. El Ministerio Fiscal también quedará exento de constituir el depósito que para recurrir viene exigido en esta Ley.

El Estado, las Comunidades Autónomas, las entidades locales y los organismos autónomos dependientes de todos ellos quedarán exentos de constituir el depósito referido.

6. Al notificarse la resolución a las partes, se indicará la necesidad de constitución de depósito para recurrir, así como la forma de efectuarlo.

La admisión del recurso precisará que, al interponerse el mismo si se trata de resoluciones interlocutorias, a la presentación del recurso de queja, al presentar la demanda de rescisión de sentencia firme en la rebeldía y revisión, o al anunciarse o prepararse el mismo en los demás casos, se haya consignado en la oportuna entidad de crédito y en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta a nombre del Juzgado o del Tribunal, la cantidad objeto de depósito, lo que deberá ser acreditado. El Secretario verificará la constitución del depósito y dejará constancia de ello en los autos.

7. No se admitirá a trámite ningún recurso cuyo depósito no esté constituido.

Si el recurrente hubiera incurrido en defecto, omisión o error en la constitución del depósito, se concederá a la parte el plazo de dos días para la subsanación del defecto, con aportación en su caso de documentación acreditativa.

De no efectuarlo, se dictará auto que ponga fin al trámite del recurso, o que inadmita la demanda, quedando firme la resolución impugnada.

8. Si se estimare total o parcialmente el recurso, o la revisión o rescisión de sentencia, en la misma resolución se dispondrá la devolución de la totalidad del depósito.

9. Cuando el órgano jurisdiccional inadmita el recurso o la demanda, o confirme la resolución recurrida, el recurrente o demandante perderá el depósito, al que se dará el destino previsto en esta disposición.

10. Los depósitos perdidos y los rendimientos de la cuenta quedan afectados a las necesidades derivadas de la actividad del Ministerio de Justicia, destinándose específicamente a sufragar los gastos correspondientes al derecho a la asistencia jurídica gratuita, y a la modernización e informatización integral de la Administración de Justicia. A estos efectos, los ingresos procedentes de los depósitos perdidos y los rendimientos de la cuenta generarán crédito en los estados de gastos de la sección 13 Ministerio de Justicia.

11. El Ministerio de Justicia transferirá anualmente a cada Comunidad Autónoma con competencias asumidas en materia de Justicia, para los fines anteriormente indicados, el cuarenta por ciento de lo ingresado en su territorio por este concepto, y destinará un veinte por ciento de la cuantía global para la financiación del ente instrumental participado por el Ministerio de Justicia, las Comunidades Autónomas y el Consejo General del Poder Judicial, encargado de elaborar una plataforma informática que asegure la conectividad entre todos los Juzgados y Tribunales de España.

12. La cuantía del depósito para recurrir podrá ser actualizada y revisada anualmente mediante Real Decreto.

13. La exigencia de este depósito será compatible con el devengo de la tasa exigida por el ejercicio de la potestad jurisdiccional.

14. El depósito previsto en la presente disposición no será aplicable para la interposición de los recursos de suplicación o de casación en el orden jurisdiccional social, ni de revisión en el orden jurisdiccional civil, que continuarán regulándose por lo previsto, respectivamente, en la Ley de Procedimiento Laboral y en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Disposición Adicional Decimoquinta a la LO 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial

Un saludo.

Me gusta
13 Feinmann
Feinmann  en respuesta a  Respes
27 de enero de 2012 (19:51)

Pues fíjate, les preocupan mucho 75 mujeres muertas al año pero no las 763 suicidadas, y no digamos ya los 2.666 suicidados, que eso si que sería de preocuparse. Y ni hablar de las causas de los suicidios, no sea que se vaya a encontrar responsables distintos de los propios suicidados.

Me gusta
14 Feinmann
27 de enero de 2012 (19:57)

Pues ahora nos encontramos con que llega Gallardón al Ministerio de Justicia y dice que va a revolucionarlo. Pero no dice que vaya a reorganizar la justicia para descargar los juzgados, para mejorar su eficiencia. No, que eso le daría mucho trabajo y habría que meter dinero. No, su revolución es cambiar la ley del aborto y similares, que produjeron mucha confrontación con el PSOE y seria difícil justificar que en su día creasen tanta polémica, tantas manifestaciones y ahora no hiciesen nada.

¿y para resolver el problema del colapso de los juzgados? pues poner tasas mas altas y que la gente tenga mas difícil presentar reclamaciones judiciales. ¡genial! ¿y si cerramos los juzgados y los sustituimos por un circo en el que se jueguen la vida en la arena los pleiteantes o reinstauramos Juicio de Dios? (será mejor o peor, pero respecto a lo barato y rápido nadie lo discutirá)

Me gusta
15 Nosmientenyroban
27 de enero de 2012 (22:24)

El problema del sistema judicial español tiene mucha tela, y es un claro ejemplo de que lo que en origen es creado con gestión pública para dotar de unos servicios a la ciudadanía con el tiempo se ha corrompido tanto, que es una vergüenza e ineficiencia manifiestas.

El tema del maltrato es claramemnte una ley anticonstitucional, de la que algunos politicos han sacado tajada.

Al final el sistema judicial es el mas claro ejemplo de ineficiencia pública, corrupción hasta la médula de la mayoria de unos pocos individuos que sacan tajada de ello y desgana de los legisladores para hacer leyes justas,porque les pudieran perjudicar a ellos como delincuentes en potencia que son.

Y toda la razón en que a nadie le gusta litigar.
Encima llegua Gallardón, el gran ladrón madrileño, a hacer un poco el paripé, para al final no cambiar nada, sino sólo tratar de recaudar más.

Cuando los verdaderos corruptos están en el poder, el sistem a judicial que emana de un sistema público corrupto no puede aportar justicia alguna. Y cuanta menos credibilidad tenga el sistema judicial, menos respeto por cumplir la normas habra y por tanto mas litigios, porque efectivamente la gente no se conciencia de que eso de delinquir tenga sus consecuencias.

Si al final la única crisis que tiene España es crisis de valores....

Me gusta



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.