ETFs - PM
ETFs y panorama mundial

Corriendo este Marathon que se llama Bolsa

7
Publicado por Gfierro el 21 de noviembre de 2011

 

Hace un par de meses he comenzado a entrenar para el Marathon de Miami de enero 30 y aunque llevo corriendo 5 años casi todos los días un promedio de 10km diarios (a pesar de ser un “borrachuzo cervecero”) nunca he corrido mas de 30km. La preparación tanto mental como física para este evento es totalmente distinta a lo que tenía pensado y me ha llevado a encontrar varias similitudes con la inversión en Bolsa.
 
A diferencia de las inversiones y la Bolsa en el mundo del deporte uno tiene que pasar forzosamente por todos los niveles y no podemos saltarnos ninguno, aquí solo hay dos caminos el difícil y el difícil, y nadie puede llevarnos a hombros los primeros kilómetros, mucho menos los últimos. 
 
 
 

De las zapatillas Converse de lona al Antílope enano gris*

 
Cuando comencé a correr lo hice a manera de terapia personal para superar/olvidar ciertas situaciones, lo hacía sin horarios, en desorden, sin preparación y sin el outfit necesario, obviamente tuve lesiones y mi rendimiento era pésimo. Del mismo modo algunos comienzan en la bolsa ya sea a través de cuentas demo o con dinero real, pero de manera desordenada comprando cualquier chicharro y vendiéndole como si quemara en las manos, sin un plan u horizonte temporal claro, utilizando  sistemas incompletos o que no conocen bien, ignorando la psicología de los Mercados y su historia, aferrándose a herramientas que de manera aislada no dicen nada y peor aún haciendo caso a los gurus mediáticos y a las “noticias” que mas bien desinforman. Todo esto es un camino seguro para lesionar nuestro patrimonio e ir perdiendo dinero con bastante constancia. Para los novatos que entran de primera a operar intradía con la ilusión de ganar 10% mensual, no llegarán muy lejos al igual que yo no llegaba muy lejos con mis zapatillas converse de lona. Así como todo maratón necesita entrenamiento, disciplina y buenas zapatillas, todo inversionista necesita una rutina, practicar, conocer el mercado y los instrumentos que utilizará de manera profunda, además de utilizar las herramientas y estrategias necesarias para minimizar los calambres y poder llegar a la meta.
 
 
 
 

Pulgada a Pulgada, jugada por jugada

 
Sin ser un experto dado que éste es mi primer maratón, sé que la preparación esta basada en un plan progresivo, es decir, poco a poco, kilómetro a kilómetro. Sin ser tampoco un experto en inversiones ya que la mayoría de lo que sé ha sido por experiencia heredada, puedo deciros que las ganancias en las inversiones también son paso a paso, con algún sprint de vez en cuando, pero casi siempre euro por euro. Son contados con los dedos de la mano quienes han hecho un home-run en una sola operación, pero aún así, antes de ese batazo espectacular tuvieron que haber pasado por varias bases,  lo que significa que tienen un background, que han recorrido suficiente camino como para entender a los mercados y adelantarse a ellos. Por lo tanto no nos dejemos engañar por estrategias o instrumentos que nos prometen las mieles en poco tiempo, nadie se hace millonario en la Bolsa de la noche a la mañana y si lo habéis hecho y sois un ciudadano común entonces:
  • Tuvisteis la misma probabilidad de ganar la lotería a ganar en la Bolsa.
  • Estáis prestando tu nombre a un Tercero que seguramente es un Insider.
  • No sois un ciudadano común y tenéis a tu cargo un departamento entero de investigación, estrategia y planeación. En vuestra oficina hay mas pantallas que un en la tienda SONY y usualmente tomas tu desayuno con el CEO de algún banco, tu almuerzo con un ministro y  posiblemente cenáis con la actriz de moda.
 
Como dice el gran discurso de Al Pacino en la Película “Un Domingo Cualquiera”:
Pulgada a Pulgada, jugada por jugada.
 
 
 

Esteroides para Aumentar Apalancamiento

 
El entrenamiento y la propia carrera debe hacerse sin forzar demasiado nuestro cuerpo para evitar cualquier desgarre a la mitad que nos deje fuera de combate, la cuestión aquí no es rapidez ni potencia sino constancia y resistencia. Comparo esto con el apalancamiento, porque si bien apalancarse demasiado puede disparar nuestros resultados durante algún periodo, también puede dejarnos un hueco considerable si el mercado juega en nuestra contra, lo peor es que pueden pasar años para recuperarnos de ese lastre. Los anabólicos no son muy recomendados en los deportes y cuando lo son es en cantidades controladas, lo mismo sucede con el apalancamiento, poco y con una responsable administración de riesgos, puede ser benéfico y manejable, pero forzar los límites de la cuenta para obtener mayores apalancamientos puede ser desastroso con un pequeño desliz de los precios y dejarnos fuera de la carrera por mucho tiempo.
 
Ninguna estrategia en tan buena y efectiva como las pérdidas que sea capaz de resistir.
 
 
 

Apagar el piloto automático

 
No sé si algún rankiano ha tenido la experiencia de ir pensando en algo mientras maneja y de pronto al parpadear y volver a la realidad se da cuenta que ha pasado una cuadra completa en piloto automático. Esto se conoce como scripts y son acciones que nuestro cerebro automatiza, como escribir sin ver el teclado o hacer los cambios en el coche sin ir pensando en qué velocidad vamos. El problema de estos scripts, como ya he mencionado en otro post, es que en situaciones complejas perdemos de vista detalles mínimos que cambian por completo el panorama y pueden ocasionar una catástrofe. 
 
Correr en piloto automático y pensar que solo debemos ir levantando las piernas, es obviar y omitir las alteraciones que van surgiendo en el camino, esto puede llevar a tropezones, esguinces o inclusive a perder totalmente el rumbo de la carrera.
 
 

 
Al igual que el pobre japonés que perdió la brújula y con ello el maratón, nosotros podemos perder mucho dinero si dejamos nuestras inversiones en auto-pilot sin realizar una gestión activa del portafolio. Debemos revisar periódicamente la validez de nuestros análisis y sistemas para detectar fallas o cambios inesperados en el mercado en general, porque en la ruta siempre aparecerán baches que nadie tenía contemplados. No porque compremos sólo bluechips significa que podemos olvidarnos de ellas, recordemos que muchas bluechips han quebrado y todavía meses o mes antes de sus desplomes tenían calificaciones crediticias excelentes y buenos ratios financieros. No digo que sea lo usual, pero es mejor estar siempre alertas.
 
 
 

Procrastinando en nuestro castillo de naipes

 
En estas últimas semanas que el frío no ha tenido compasión de mi por las mañanas que salgo a correr, dos ideas siempre cruzan mi mente. La primera surge cuando suena el despertador y me convenzo muy fácilmente a mi mismo de que no debería salir ese día porque con el frío endiablado puedo enfermarme que mejor correré por la tarde. Al llegar la tarde me vuelo a convencer aún más fácilmente de que mejor correré mañana el doble de tiempo y así recupero lo perdido. El problema es que en el ejercicio no sirve si un día hacéis el doble, la cuestión es constancia. En las inversiones sucede algo similar o al menos a mi me ha sucedido, porque cuando pierdo dinero y vuelvo a entrar al mercado, entro pensando inconscientemente en la pérdida anterior y anclo mi pensamiento para querer recuperar esa pérdida con la nueva operación, pero la verdad es que la situación no debe de ser así, porque esto ocasiona que subamos mucho (o viceversa) las expectativas. Uno, desde mi perspectiva, no debe entrar al mercado queriendo recuperar la pérdida de ayer o de anteayer, uno entra para ganar lo que el mercado dé y punto, lo pasado pasado y aprendemos. Si fue mas o menos no importa. El resultado de una operación pasada no debería determinar la siguiente operación.
 
Planear que voy a correr mejor en la tarde y después que mejor al otro día, son sólo planes que no sirven de nada si no los ponemos en práctica. Algo similar pasa cuando sacamos cuentas sobre los fabulosos rendimientos mensuales que podríamos tener y que al final del año ya duplicamos la cuenta. El pensar así sólo inhibe los riesgos reales y nos hace olvidar que también puede haber pérdidas, por más que el backtest diga otra cosa. En otras palabras sobrestimamos nuestras estrategias y No nos preparamos para los muy posibles escenarios negativos y cuando éstos llegan no tenemos un plan B y ni p#&$  idea de qué necesitamos hacer para salir del atolladero. Todo iba muy bien hasta que se derrumbó el castillo en el aire, por eso es necesario tener varios sistemas y complementarlos dependiendo la situación del Mercado.
 
La segunda idea no tiene nada que ver, simplemente me pregunto qué demonios hago aquí corriendo tan temprano que ni siquiera San Pedro se ha encendido las luces del cielo, cuando bien podría estar dentro de mi cama bien abrigado y roncando a placer.
 
 
 

Administración de energías

 
Aunque un maratón es sobre resistencia, también influye mucho la manera en que administremos nuestras energías, ya que de ella dependerá mucho nuestro resultado final. Uno no empieza corriendo al máximo ni tampoco lo más lento posible. Dependiendo de las pendientes de la ruta y de como se va sintiendo en el camino es a como vamos subiendo o bajando el acelerador. En las inversiones esto se podría conocer como el Kelly Criterion, y es precisamente un tipo de fórmula para maximizar los beneficios y minimizar las pérdidas dependiendo de la esperanza matemática de cada evento, es decir, poner mas dinero en las operaciones que tienen mas probabilidades de ganar y menos en el resto, una simple administración de los risk/reward. Claro, cada estrategia e instrumento tendrá distintas distribuciones y por lo tanto cada uno deberá tener una fórmula diferente.
 
Sin la adecuada gestión de nuestro capital frente a pérdidas y ganancias, es posible que duremos mucho tiempo con rendimientos positivos, como también es posible que alguien pueda terminar un maratón corriendo siempre al mismo ritmo, pero la cuestión aquí no va de simplemente terminar o ganar dinero sino de lograr una buena marca o rendimientos por arriba del promedio.
 
Dentro de este mismo punto quiero agregar que así como es recomendable descansar algunos días después del maratón, también es recomendable descansar de los mercados de vez en cuando. Entre mas tiempo estemos entrando y saliendo del mercado mas probabilidad de perder dinero tendremos. Como decía el ex-rankiano Margrave no debemos de ser jornaleros.
 
 
 

El poder de la mente

 
Ya se ha hablado en Rankia de la Mentalidad y la Psicología del Inversor. No creo aportar mucho en este sentido pero aún así haré el intento.
 
Al principio mencioné la preparación mental y es que aunque el maratón es una prueba física, la mente juega un papel primordial que describiré así: tenacidad y no sucumbir ante la agonía. A principios de este mes pasé la pared de los 30km y tal y como me avisaron, lo difícil no es llegar a ese punto sino seguir adelante y no parar. Aquí es donde muchos comienzan a desertar, pero no tanto por la falta de capacidad física sino porque el dolor y cansancio les ganan, prefieren dejar de sufrir y salir. Es aquí donde la mente nos puede jugar trucos, pero es algo similar a cuando vamos al oculista y nos apuntan con una luz directa al ojo, el cerebro automáticamente lo cierra pero nosotros damos la orden de que se abra, la mente le ordena al cuerpo y al instinto y no al revés. Esto es lo que debemos de recordar, debemos recordar cuál es nuestro objetivo y acatar el plan.
 
En las inversiones es exactamente igual. Muchas veces nuestro instinto es cerrar la operación cuando vamos perdiendo o cuando comienza a ganar un poco queremos asegurar, queremos terminar con la agonía. Si desde el principio teníamos un plan y una estrategia, debemos confiar en ella, no solo por disciplina sino porque será la única manera de saber si el sistema funciona. No podemos dejar que la angustia nuble nuestro razonamiento, porque en situaciones complejas nuestro instinto y sentimientos no son buenos guías. El deseo de minimizar las pérdidas conduce a las personas a olvidarse de los riesgos y sobrestimar el éxito.
 
 

Las inversiones son maratones no los 100 metros planos

 

 

Guía de ETFs publicados
Lista de libros mencionados
Este blog está escrito y editado por su autor. En ningún momento expresa el punto de vista y sentir de Rankia. Puedo cometer errores, malinterpretar la información o no coincidir con la idiosincrasia, opinión y juicio del lector. El autor de este blog no está siendo compensado al proporcionar ninguna opinión sobre productos, servicios, websites o cualquier otro rubro con excepción de libros a través del programa de afiliados de Amazon. No soy experto ni estoy certificado. Nada de lo escrito aquí debe interpretarse como recomendación para iniciar cualquier tipo de operación financiera. El lector deberá hacer su propio “due diligence”.

Artículos relacionados con "Corriendo este Marathon que se llama Bolsa"

Etiquetas: bolsa · mercados · invertir · constancia · Rendimientos · disciplina · sistemas · estrategia · Apalancamiento · inversión en Bolsa · minimizar pérdidas · risk/reward



Añadir comentario
7
Comentarios
2 Antonio aspas
21 de noviembre de 2011 (10:30)

Muy interesante la comparativa.

Yo corro mi tercer maraton este domingo en Valencia.

Mucha suerte con tu maraton.

Me gusta (1)
3 Lizpiz
21 de noviembre de 2011 (13:47)

Precisamente en la mesa de la comida del último encuentro de Rankia,estuve diciendo que correr fondo y bolsa,tienen muchas similitudes.Yo llevo ya unos 20 años haciendo medias maratones,fondos,carreras populares,carreras de montaña,(por desgracia maratones no puedo por mis dichosas rodillas que no aguantan tanta distancia),y espero llegar también 20 años en bolsa,aplicando los mismos metodos.
Enhorabuena por el articulo y suerte a Antonio Aspas el Domingo,suerte para tí en la Maratón de Miami.
S2

Me gusta (1)
4 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Antonio aspas
21 de noviembre de 2011 (15:12)

Enhorabuena por tu tercera vez y Gracias e igual surte a ti, mucho ánimo.

Saludos

Me gusta
5 Javieron1
24 de noviembre de 2011 (21:35)

Curiosa transformación, de "borrachuzo cervecero" a corredor de maratón, y encima en Miami, el paraiso de los americanos por su buen tiempo, sus buenas mozas y sus hermosas playas. Mucha suerte y disfruta.

Javier

Me gusta
6 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Javieron1
25 de noviembre de 2011 (16:16)

Como dice un adagio, hay tiempo para todo jeje. Claro que Miami es un paraíso, su gente su ambiente, todo. Tengo la fortuna de haber crecido ahí y por eso decidí correr ese maratón para aprovechar y visitar a mi familia.

Saludos y gracias por los ánimos.

Me gusta
7 Kcire369
Kcire369  en respuesta a  Gfierro
30 de noviembre de 2011 (19:24)

Mucha suerte Gfierro para el Maratón de Miami, tiene que ser bonito correr alli..
Muy bueno tu articulo, yo también creo que la Bolsa es un grandisimo Maratón que no se acaba y donde siempre hay que luchar contras tus fuerzas y tu mente..
Yo hace años corría carreras de resistencia y es algo que siempre me a gustado,ahora estoy empezando a correr un poco para ponerme en forma...A mi me gustaria correr un dia el Maratón de New York en un futuro...El de Miami no estaría mal tampoco, yo también tengo familia alli, solo que aun no podido conocer aquello..
Un s2

Me gusta (1)
8 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Kcire369
30 de noviembre de 2011 (23:25)

Gracias por los ánimos. Hombre pues NY sería guay si alguna vez te animas avisa tal vez podamos coincidir.

Saludos

Me gusta

Recomendado por: 6 usuarios



Guardado por: 2 usuarios

Gfierro

Gfierro

La economía esta para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.




Twitter
RSS
e-Mail








Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.


Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar