Blog de economía doméstica y pequeñas empresas.
Debate de ideas, financiación y formación financiera básica

Avales a terceros, cuestiones familiares, conveniencia, etc. ....... *025*

10
Publicado por W. Petersen el 24 de febrero de 2012

Hace casi dos años publiqué algo sobre avales, está en este hilo http://www.rankia.com/foros/hipotecas/temas/456628-que-tengamos-claro-todos-que-significa-avalar-entidad-financiera , y en el blog se ha publicado algo del mismo asunto, pero desde una visión empresarial. En el presente post pretendo desarrollar lo mismo, pero desde una óptica de economía particular, ordenando las ideas vertidas en el hilo del foro, antes enlazado.

En muchas ocasiones las entidades solicitan avales para conceder financiación, sea para vivienda, para un préstamo personal, o para una financiación empresarial, en este último caso es bastante habitual que el avalista sea el/los socio/s de la propia empresa, siempre y cuando tengan la suficiente solvencia para ello, y no es nada inhabitual que para negocios nuevos y como sea que los empresarios carecen de solvencia suficiente, se acuda a la familia para este menester.

Ante todo debemos tener muy presente que un aval es un compromiso de pago, no es una firma que se hace como favor y que no tendrá consecuencias, hay que considerar que las puede tener, si bien no sería cierto indicar lo decían nuestros mayores de que “avalar es pagar”, realmente no es siempre así.

 

Tipos de avales:

 

En realidad hay un solo tipo de avales, y no supone otra que responsabilizarse, solidarizarse en la deuda que asume un tercero, y asumir las consecuencias, si bien en ocasiones dichos avales y además cuentan con una garantía hipotecaria del avalista, esto es, que además de responder con todos los bienes e ingresos presentes y futuros, para mayor garantía, si cabe, otorga una hipoteca sobre un bien inmobiliario.

 

Primera consideración:

 

Normalmente los avales son solidarios y tienen un pacto de renuncia a los beneficios de división, orden y excusión, lo cual significa que son por la totalidad, que el acreedor (banco o caja) no tiene porque ir primero a cobrar al deudor principal, …. si ….. es lo habitual, pero no tienen ni ninguna obligación de ello, no estamos avalando una parte de la deuda, a no ser que el contrato así lo determine expresamente, y para poner un caso extremo imaginemos que avalamos una hipoteca de un familiar nuestro, resulta que la casa en estos momentos está en una zona considerada mala, el banco o caja podrían intentar ir directamente contra el patrimonio del avalista sin ir antes por la casa financiada, se ha renunciado a los beneficios de “orden” y de “excusión”, tampoco debemos suponer en el caso de hayan varios avalistas, que pedirán la parte proporcional a cada uno, puede que sí o puede que no, es una decisión estratégica del acreedor, para algo se renuncia a los beneficios de división. http://noticias.juridicas.com/base_datos/Privado/cc.l4t14.html ver concretamente los artículos 1830 y 1831

 

Segunda consideración:

 

Si avalamos, debemos saber muy bien cuál es nuestra exposición económica, hay que tener muy presente que ni no se controla perfectamente la evolución de los pagos de nuestro avalado, puede que nos enteremos del problema cuando no tenga solución, o la que tenga sea nefasta para nuestra economía y patrimonio, me explico ….. un crédito o hipoteca si se va pagando no tiene problema, y si hay algún retraso no significativo tampoco, pero a partir del momento en que el deudor principal acumula 3 pagos pendientes, podrían incluso antes, pero lo habitual es que estas cosas empiecen a partir de los 3 pagos pendientes, el banco o caja puede no conformarse con que el avalista los ponga al día y en paz, tienen la potestad de considerar vencido en préstamo por la totalidad de la deuda, las cuotas debidas en aquel momento y todas las que vendrán en los próximos 2, 3, 4 años o si es una hipoteca serán los 20, 25, 30 o más años, en consecuencia puede que cuando nos enteremos no tengamos solución posible. En este sentido yo recomendaría, aún sabiendo que esto nos supondrá problemas de relación con el avalado y más cuando son familiares (hijos, yernos, nueras, hermanos/as, etc.) que tengamos un control exhaustivo de los pagos mensuales que realizan o no realizan, ello se consigue si nos firman una autorización para el banco o caja, de manera que podamos consultar siempre que estimemos conveniente la situación de dichos pagos, ya que si hay un mes o dos no pagados tendremos la posibilidad de pagarlos y que el préstamo siga su curso durante los próximos años, ya que si vamos a pagar cuando la cosa esté demorada en exceso, tal vez no sea suficiente con “ponerse al día” y nos veamos presionados para pagar la totalidad del préstamo. Es evidente que si falta algún recibo por pagar tal vez podamos hacer frente al mismo sin demasiados problemas, pero si nos reclaman la totalidad es probable que no tengamos forma de solucionarlo, y nos veamos ante un embargo de nuestros bienes. También se puede pedir por contrato al banco o caja que conste una cláusula por la que se obligan a comunicarnos cualquier impago, pero esto solo se puede pedir, es posible que la entidad no acceda porque no tiene los sistemas informáticos preparados para ello.

 

Tercera consideración:

 

Soy de los que pienso que si un familiar nuestro nos pide que avalemos un préstamo y entendemos que nos corresponde hacerlo, si disponemos del dinero que le falta a nuestro avalado, tal vez deberíamos plantearnos prestarle directamente esta parte, y que nos vaya devolviendo el dinero en la misma forma que lo haría ante el banco o caja, de esta forma al menos sabemos lo que exponemos, sabemos con lo que ya no contamos, y evitamos una sorpresa futura, que probablemente aparecerá (si es que al final aparece, que no es siempre ni mucho menos) cuando peor nos va para hacer frente a la misma, y para el caso de que no tengamos posibilidades reales de ello, aplicar la consideración segunda en relación al “exhaustivo control” de la evolución de pagos de nuestro avalado.

 

En caso de préstamos hipotecarios:

 

En ocasiones y habitualmente cuando en una solicitud de hipoteca, el importe que se precisa supera el 80%  del valor de la tasación (últimamente del menor de los valores de tasación o compra), cuando la capacidad de pago la consideran justa, o para ambas cosas, hay ciertas posibilidades de que sea solicitado una garantía adicional en forma de avales.  Hay que entender que las entidades son negocios y no tienen ni el más mínimo interés es quedarse con las viviendas, su idea es prestar el dinero percibir un interés por ello (este es su negocio) y cobrar cada mes de manera puntual, con lo cual si en su análisis de concesión no lo ven claro, no conceden, y si lo ven bastante bien pero alguna pata, de las que les sirven de análisis va un poco coja, pueden aceptar conceder con avales de terceros.

También hay un concepto que muy a menudo se presta a cierta confusión, se trata de que cuando se avala a un tercero porque   por ejemplo ha pedido una hipoteca del 95% o del 100% del valor de la vivienda, se nos indica que cuando la deuda llegue al 70 o al 80% del importe inicial, el aval desaparece, y en consecuencia podemos pensar erróneamente que solo estamos avalando el 15, 20 ó 30% del préstamo, y esto salvo excepciones es incierto, lo que hacemos es avalar la totalidad del préstamo, si, repito, todo el préstamo, y cuando la deuda se haya reducido en un 15, 20 ó 30%, dependiendo del contrato por el que hemos asumido el aval, y solo a partir de dicho momento,  dicho aval se extingue, ya no existe ni por una parte ni por la totalidad, pero no olvidemos que hasta que llegue este preciso instante AVALAMOS TODA LA DEUDA, con excepción de contratos que indiquen otra cosa, que por existir, existen, pero no son los habituales.

 

Una consideración .. digamos … familiar:

 

Este apartado va bastante en relación con los avales a favor de préstamos hipotecarios. Yo entiendo que si una pareja precisa del aval para la adquisición de su vivienda, y los padres están/estamos dispuestos a otorgarlo, lo políticamente correcto, lo pida el banco o no, es que lo acepten los progenitores de ambas partes, con independencia de que una familia pueda ser mas solvente que la otra, y el banco se pueda conformar con la concurrencia de únicamente ésta. Entiendo que un tema mas político que otra cosa, pero que si las cosas se tercian se puede conseguir que la partición del bien sea mas equilibrada, evitando en muchas ocasiones que la parte que no avaló se pueda desentender del problema, obviamente esto no es garantía suficiente, pero en muchos casos, repito, puede “repartir” mejor la cuestión.

Al final mi comentario no es contra el aval, ni recomendar el efectuarlo o no, es únicamente que se tenga claro o que suponga un recordatorio de su significación, tanto en relación con los que solicitan avales a familiares sin tener muy claro que están pidiendo en realidad, y a la vez para las personas que avalan, para que conozcan cuáles son sus compromisos reales.

http://www.youtube.com/watch?v=NrLkTZrPZA4

www.yoreklamo.com

 

www.yoreklamo.com
Etiquetas: Aval · Guia aval



Añadir comentario
10
Comentarios
2 Franlodo
24 de febrero de 2012 (23:58)

Claro y contundente ...

Brillante exposición

Me gusta
3 Franlodo
24 de febrero de 2012 (23:58)

Claro y contundente ...

Brillante exposición

Me gusta
4 Chbolado
25 de febrero de 2012 (16:27)

SIGUIENTE CONSIDERACIÓN: ¿Por qué la gente que se juega toda su vida laboral a la compra de una casa, no es capaz de sopesar que quizás necesite un buen ASESOR/ABOGADO, que le informe de todos lor pros y contras de lo que va a firmar?.
Pienso, que debería haber sido la primera consideración que se debería haber tenido en cuenta, a la hora de firmar una hipoteca con todo lo que ello conlleva. Claro que, como eran operaciones con éxito asegurado, pues, daba igual. Había que hacerlo y cuanto antes, mejor...Y si no sale bien...vendemos y a ganar dinero...
Sdos.

Me gusta (2)
5 Oscarpit
Oscarpit  en respuesta a  Chbolado
25 de febrero de 2012 (17:33)

Mira el blog de Tristan "Como siempre las permutas" de hoy y verás lo que le pasó al pobre hombre,eso si, tras pasar por dos abogados y lugo me repites lo de antes.

Me gusta
6 Chbolado
Chbolado  en respuesta a  Oscarpit
25 de febrero de 2012 (18:10)

A ver. Yo, me estoy refiriendo al asesoramiento ANTES DE FIRMAR. No puedo entender, que a ningún abogado de buena madre, se le pueda ocurrir engañar a su cliente, máxime, cuando en la práctica totalidad de los casos, no tienen el menor interés en ese inmueble.
Te puede parecer cara una minuta de unos 200€, -que lo es -, pero yo lo pagaría encantado, siempre y cuando, se me alertara de cuáles son mis derechos y MIS OBLIGACIONES.los posibles problemas a la hora de un impago...Y esto por desgracia casi nadie lo hace. Y menos, como he dicho anteriormente, cuando la compra se considera un verdadero negocio...al alza...
Sdos.

Me gusta
7 Oscarpit
Oscarpit  en respuesta a  Chbolado
25 de febrero de 2012 (18:36)

Estimado Chbolado:
El pobre hombre pagó 1200 no 200 y fue con el contrato al abogado.
En la segunda ocasión tambien acudio al abogado y a su "socia" tambien abogada.
No es mi intención contradecirte pero lo cierto es que las personas de bien no están protegidas en esta sociedad y los abogados no proporcionan la seguridad juridica que aparentan sus tarifas.
Si así fuera deberían hacer responsables a los mismos.
Un saludo.

Me gusta
8 Chbolado
Chbolado  en respuesta a  Oscarpit
25 de febrero de 2012 (18:53)

Lo siento. No estoy de acuerdo. No es la generalidad. Al igual, que no es la generalidad que la gente se asesore antes de hacer este y otro tipo de operaciones.
No me gustan las comparaciones, pero ambos sabemos que las hay por kilos.
Todos, o casi todos, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido la necesidad de acudir a un abogado y no hemos tenido que salir escaldados con ellos.
Por último, decirte, que en último extremo, -y lo sé por propia experiencia-, el propio notario, si lo deseas, te lo explica con todo detalle. Que nadie lo suele preguntar en la Notaría, bien porque lo desconoces, bien porque el del banco y el notario lo que desean es acabar cuanto antes, de acuerdo. Pero que sepamos, que dentro de la minuta de la notaría, también entra las posibles explicaciones que se deban dar a ambas partes. Aunque al banco seguro no le hacen falta...
Sdos.

Me gusta
9 Marc2
25 de febrero de 2012 (19:00)

Cuando avalas, cortas tu capacidad potencial de crédito. Por mucho que el avalado pague puntualmente sus cuotas.

Sales retratado en el cirbe, riesgo directo.

Me gusta (1)
10 Oscarpit
Oscarpit  en respuesta a  Chbolado
25 de febrero de 2012 (19:26)

Si vas a un fisico también te puede explicar la fusion fría, pero no todo el mundo tiene la capacidad de entenderla.
Yo si he tenido muchas experiencias y hasta ahora ni una buena, me considero ignorante en cuanto a conocimientos juridicos pero por eso leo todo lo que puedo incluido RANKIA y aún así deberías de entender conmigo, que se paga a profesionales por que las personas no pueden entender de todo y aunque seas Notario seguramente seas un ceporro en arquitectura.
Si le pagas a un arquitecto y se te cae la casa de poco te habria servido que este en la firma del contrato te hubiera explicado donde iban situados los pilotes y cuales son los muros de carga.
Ten en cuenta que esta de moda las recomendaciones de "profesionales" bancarios vendiendo productos complejos que ni ellos entienden a personas con exigüos conocimientos economicos.
Mira lo que acabo de encontrar mientras consultaba otra cosa.
No obstante, la práctica judicial, nunca ha sido respetuosa de este principio: fallos judiciales con un lenguaje ininteligible y con circunlocuciones enrevesadas, argumentos contradictorios e incompletos han motivado que los destinatarios finales de las decisiones judiciales, quienes no tienen por qué conocer de tecnicismos jurídicos y hasta sus mismos abogados, al leerlas sientan por un momento que están ganando, luego que están perdiendo y por último queden desconcertados al no poder comprender como se llegó a la decisión final.

La Corte suprema en los últimos tiempos ha señalado algunas de estas deficiencias, al declarar nulas muchas sentencias por errores “in cogitando”, es decir por una incoherencia interna en la construcción de silogismos que la sustentan, por no ajustarse a las reglas de la lógica y por incongruencia al resolver ultra petita (más de lo pedido) o extra petita (fuera de lo pedido).

Un abrazo.

Me gusta
11 W. Petersen
W. Petersen  en respuesta a  Chbolado
27 de febrero de 2012 (12:18)

Sobre esto del notario, conjuntamente con Jexs71 escribimos un post, esta "pinchado" en el foro de hipotecas, y entre otras muchas cosas, comentamos el derecho del firmante a obtener una copia entera del documento tres hábiles antes de la firma, y se aconsejaba que con un rotulador fluorescente marquemos lo que no acabamos de ver, y en la lectura interrumpir y pedir explicaciones, pero al parecer esta idea no es muy habitual, solo es cuestión de preguntar a un notario, en el caso de que tengamos confianza con alguno, y nos dirá que pedir la minuta pues 2, 3 o puede que 4 casos al año, gente que pregunta algo, pues tal vez el 15 - 20%, ¿el resto? pues quien oye llover ...........

Me gusta



Guardado por: 3 usuarios

W. Petersen

W. Petersen

www.yoreklamo.com




RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.