Análisis y gestión del riesgo
Análisis del riesgo basado en las dos grandes Teorías bursátiles: Fundamental y Técnico

Ha muerto Paul Samuelson

19
Publicado por Coe51z el 14 de diciembre de 2009
Últimamente, he llegado a temer que el inevitable ataque desordenado contra el dólar se presentase antes de lo que yo pensaba. Desearía estar equivocado. Muchas veces, a lo largo de siete décadas de enseñanza de la economía y creación de libros de texto, me he equivocado. Aun así, recuerden dónde leyeron todo esto antes. Como decían los griegos clásicos, no maten al mensajero que les trae malas noticias.

Readáptense a estas nuevas verdades permanentes. No esperen que las tendencias básicas cambien. Adáptense y cuanto antes mejor. Las idioteces del egoísmo de libre albedrío de Friedman-Hayek han desaparecido para siempre, o eso espero

¿Cuál puede ser el veredicto final de un jurado informado de votantes y autoridades del Gobierno? El realismo me obliga a indicar que no hay desenlaces seguros. Ahora, como siempre, es inevitable que tengamos que hacer concesiones. Como ciudadano patriótico, me siento agradecido por el hecho de que los trágicos errores cometidos entre 1929 y 1933 se hayan evitado en estos tiempos terribles de verdadera angustia

Soy un macroeconomista realista que, a pesar de los excelentes programas de los equipos de Obama y el Congreso demócrata, prevé que la recuperación del crecimiento del PIB real y de los índices de empleo elevados en EE UU y en el mundo probablemente se dará tras una caída cifrada en años, y no en meses.

Como ya me sé las locuras de la izquierda y de la derecha, me he convertido en un centrista convencido que sabe que las empresas privadas y los reguladores públicos son esencialmente necesarios.

Durante las burbujas ascendentes, el éxito de hoy parece alimentar el éxito de mañana. Pero es un arma de doble filo. En una burbuja descendente, la caída de ayer de los precios del Dow Jones genera nuevas caídas hoy y mañana. Irónicamente, cuando los ciudadanos se asustan demasiado y dejan de gastar, su cambio al ahorro imposibilita el aumento de la inversión. Mi generación de macroeconomistas lo denominaba "la paradoja del ahorro". Los que hoy enseñan en las principales universidades estadounidenses se dejaron lavar el cerebro por eruditos libertarios como Milton Friedman y Friedrich Hayek y han olvidado estas realidades-

Pero Schumpeter no era el único que pensaba así. Otro austriaco famoso, Friedrich Hayek, que entonces residía en Inglaterra, fue objeto de eternos reproches por insistir de manera similar en limitar cualquier expansión del crédito durante la deflación de 1931. Se dice que, en un seminario celebrado en Londres en plena depresión, el joven socio de J. M. Haynes, Richard Kahn, le preguntó a Hayek: "¿Quiere decir que si usted me presta una libra y la gasto en consumir algo estoy haciendo que la depresión empeore? Hayek le respondió: "Sí, y es muy complicado explicar por qué". Pero es fácil explicar por qué se hundió la reputación de Hayek como macroeconomista

El nuevo presidente se verá inundado de consejos contradictorios. Esto es lo que yo le sugiero: que tire por el camino de en medio y se pase al centro. Y no es porque no pueda decidirse. En la izquierda están las nociones fracasadas de Marx, Lenin, Stalin, Castro y Mao. Todos ellos eran como los incompetentes polis del cine mudo en lo que a organizar una gran economía se refiere. Y en la derecha están las opiniones libertarias extremistas de la caterva posterior a Reagan. Sí, sólo los sistemas de mercado pueden conservar la riqueza y el progreso de este milenio. Sin embargo, los mercados descontrolados causarán su propia defunción, como hemos podido ver.

¿Qué es entonces lo que ha causado, desde 2007, el suicidio del capitalismo de Wall Street? En el fondo de este caos financiero, el peor en un siglo, encontramos lo siguiente: el capitalismo libertario del laissez-faire que predicaban Milton Friedman y Friedrich Hayek, al que se permitió desbocarse sin reglamentación. Ésta es la fuente primaria de nuestros problemas de hoy. Hoy estos dos hombres están muertos, pero sus envenenados legados perduran.

Mis frases conectan con el desconcertante futuro de las iniciativas de rescate que están teniendo lugar en los cinco continentes. Primero, aclaremos quién tiene la culpa de que la estabilidad y el crecimiento que se produjeron en torno a 1995 se convirtieran en el caos de 2008.

1. No olvidemos nunca las idioteces que ha hecho George Bush en geopolítica. La historia futura documentará ese aspecto.

2. Desde que Ronald Reagan fue elegido para ocupar la Casa Blanca, en 1980, Estados Unidos se ha ido convirtiendo gradualmente en un país de derrochadores en los planos familiar, empresarial y público, como buenos derechistas radicales partidarios de la oferta.

En una fecha futura incierta, cuando se produzca un ataque mortal y desordenado contra el dólar como divisa, los gestores de fondos de cobertura que sobrevivan en Estados Unidos serán los principales vendedores al descubierto de dólares. Esos legados de Reagan habrán desempeñado una función crucial.

3. Los programas de "conservadurismo compasivo (sic)" prometidos por George Bush resultaron ser un programa de enormes recortes tributarios exclusivamente para gente como mis prósperos vecinos.

4. El fomento deliberado de la desigualdad no aceleró la productividad total de los factores en Estados Unidos. Por el contrario, la obscena subida de los emolumentos de los altos directivos volvió disfuncional todo el sistema de gobernanza empresarial. Los directores generales de carrera se lo montaron muy bien contando mentiras sobre los verdaderos beneficios de las empresas. Incluso después de que los descubriesen, se fueron al banco con una sonrisa de oreja a oreja.

De hecho, los candidatos de Bush para la Comisión de Control del Mercado de Valores, como el primer presidente que nombró, Harvey Pitt, fueron elegidos sólo porque liberalizarían el sistema, en lugar de mantener una sensata regulación centrista. Pitt fue escogido principalmente porque había sido abogado de las cuatro empresas contables principales, que a su vez estaban fabricando nuevas formas engañosas de medir la verdadera rentabilidad.

5. Pongan a estos contables en el estrado de los testigos. Les pagan aquellos a quienes se supone que deben vigilar, un caso flagrante en el que la vigilancia y la reglamentación son una necesidad fundamental.

6. Dejen sitio en el juzgado para las tres grandes agencias de clasificación: Fitch, Moody's y S&P-McGraw Hill. Se supone que sólo dan aprobaciones AAA al material seguro. Pero si una de las tres se volviera objetivamente veraz, las otras dos se quedarían con todo el negocio. Eso apesta a conflicto de intereses. Que tome nota el Congreso.

7. Por ahorrar espacio, pasaré a los nuevos "diabólicos monstruos Frankenstein" de la nueva "ingeniería financiera". Puede que yo y otros compañeros del MIT de Chicago, de Wharton, Penn y otras universidades, lo pasemos mal cuando nos enfrentemos a san Pedro en las puertas del cielo.


¿Cuál es el problema? Es verdad que los derivados y los créditos recíprocos pueden proporcionar un reparto racional del riesgo y, por consiguiente, reducir el riesgo total, pero también pueden destruir por completo cualquier transparencia

Por lo visto, nadie aprendió la lección de 1998, cuando Long Term Capital Management (LTCM) estuvo a punto de quebrar y necesitó un rescate pactado por parte del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. La ingeniería financiera es lo que nos permite pasar del apalancamiento cero hasta, pongamos, un apalancamiento de 50 a 1

Pero es verdad que los tiempos cambian. La ciencia avanzada puede ayudar enormemente a la humanidad. También puede crear bombas atómicas para matar a cientos de miles de personas. Con la ingeniería financiera pasa lo mismo. Con una reglamentación adecuada y con transparencia óptima puede repartir con eficacia los riesgos y, en ese sentido, reducir el riesgo intrínseco. Pero sin transparencia, y careciendo de conocimientos sobre la aritmética del endeudamiento canceroso, podría hacer más frágiles las finanzas modernas.

Mi última frase acaba, como debe ser, con un interrogante. El tiempo dirá.
Etiquetas: Paul Samuelson · Milton Friedman · hayek · Crisis · Economía



Añadir comentario
19
Comentarios
1 Anonimo
Anonimo
14 de diciembre de 2009 (22:27)

Hola Cristobal.
Desde mi ignorancia,lo ocurrido parece inevitable,nombres,doctrinas o regulaciones son lo de menos.Si no avanzamos en nuestro código ético,y lo hacemos de forma generalizada,seguiremos en "la edad media".
Ya me gustaría estar equivocado.
Pedro luis.

Me gusta
2 Microbolsa
14 de diciembre de 2009 (22:31)

Veo que tengo el honor de ser el primero en felicitarte por este excelente artículo. Me parece una lección de sensatez, conocimiento y equilibrio.
Gracias por el trabajo y un cordial saludo.

Me gusta
3 Coe51z
14 de diciembre de 2009 (23:06)

Microbolsa, Pedro Luis: gracias, pero en primer lugar he de pedir disculpas por una omisión; al acabar de escribir el post sobre Buffet, me puse a leer noticias y me chocó la de la muerte de Samuelson, recopilé rápidamente unos fragmentos y escribí un comentario sobre Samuelson, con las prisas y ya entrada la noche me olvidé de las notas iníciales y lo envié mutilado; no he encontrado lo que puse pero aproximadamente era esto:

Acabo de leer la noticia de la muerte del Premio Nobel Paul Samuelson, el autor de Economía desde el corazón, que aunque no es su mejor obra, tanto el titulo como su contenido nos define que clase de persona era; muchos artículos he leído de él y nunca encontré en ellos que tuviese pretensiones de creer que conocía el futuro, sus análisis eran horas de trabajo y llegaba a unas conclusiones con su extrapolación pero no pontificaba; entre sus alumnos insignes destacan Bernanke y Krugman, el primero ha puesto los cimientos para que esta crisis no acabe como la Gran Depresión, no está arreglada pero la ha suavizado; Krugman también escribe de corazón; con estos alumnos deja una estela de sabiduría y fue el gran oponente de Milton Friedman que con su teoría de que el único objetivo de la empresa es generar beneficios ha facilitado el caótico estado actual financiero y empresarial. Para expresar su pensamiento pongo algunos fragmentos de sus artículos publicados en los últimos años, algunos de ellos que guardo con la confianza de que además de grandes alumnos tenga grandes seguidores.

Pedro Luis. Creo que tienes toda la razón, la clave es el código ético, ya sabes, soy un poco romántico.

Me gusta
4 Anonimo
Anonimo
15 de diciembre de 2009 (01:52)

Tambien me parece que este articulo hace gala de lo que propugna, sentido comun, vision centrada y macroeconomista realista....ahora viene la pregunta no debiria la macroeconomia derivar hacia una sintesis economica ? porque no se hizo caso a todas las voces criticas que veian que los "excesos" de todos nos podian llevar a una crisis? Si no se cambia la arquitectura financiera,se volvera a repetir la crisis ? empresas mixtas de tasaciones y de rating evitarian el conflicto de intereres ? Se puede regular que los bancos no tengan relaciones de clientelismo con las promotoras permitiendo un apalancamiento fuera de toda logica por el exceso de riesgo ? Acaso no es todo consecuencia de que las presiones de la ind,financiera derrumbaron casi todas las normas reguladoras del new deal? y por ultimo acaso no son necesarios unos nuevos acuerdos tipo B-W ?

Me gusta
5 Anonimo
Anonimo
15 de diciembre de 2009 (13:49)

Hasta que no se reforme la arquitectura financiera, hasta que no se formulen unos nuevos acuerdos B-W, no hay solución.
En el caso de España, hay que crear nuevos bancos mixtos de forma temporal después vender la parte estatal(empresa privada con industriales y estado)de lo contrario los crédito se quedan en empresas participadas por los bancos, en especial promotores y no llegan a las pymes. Hay que crear unas empresas de Ranting (también mixtas con control de expertos totalmente independientes)Hay que crear nuevas empresas de Tasación. Hay que redistribuir las rentas de forma mas equitativa. Con los temas mas graves que los financieros los económicos, hay que asumir que no somos ni competitivos ni productivos, la única forma que tenemos es buscando alianzas con empresas europeas, aumentando dimensión, aumentando mercados, creando sinergias y economías de escala. Solo aceptando que Europa nos marque el camino, nos obligue al ajuste necesario tenemos salida, porque con nuestras limitados recursos (industria en decadencia del 25 % del PIB al 20 % al 13 % y bajando es imposible) además del déficit comercial y de la dependencia energética. De los políticos ya ni hablo, los he dejado por imposible después de perder dos años, por su irresponsabilidad en esconder la realidad, no saben actuar con previsión, y lo mas importante no cumplen su función, promover pactos entre todos los actores sociales para que todos vayamos en la misma dirección,incetivar a las pymes, incentivar al i+d, y dar cierta flexibilidad en las empresas para que puedan sobrevivir, porque una empresa cerrada es un innovador menos, es una perdida de experiencia y de conocimiento...y la forma en que han tratado el sistema educativo mejor ni hablar.

Me gusta
6 Anonimo
Anonimo
15 de diciembre de 2009 (15:01)

El problema de Friedman y Hayek es que en el fondo tienen razón. Sus teorías dicen que en una crisis como la que acabamos de pasar se produce una depuración de los "malos" y los que se quedan son los "buenos". Por tanto los inversores huyen de los malos. ¿Por qué la realidad funciona tan mal? Porque somos humanos, dentro de 20 años el 2008 apenas se recordará como un bachecito (recuerdo que la crisis monetaria del 98 amenazó con hundir EL MUNDO, y hoy nadie la recuerda). Los inversores no huyen de lo malo pasado cierto tiempo.

Y la catarsis se lleva por delante mucha gente inocente. Pensemos en la Gran Depresión, muchos honrados granjeros que no entraron en el apalancamiento brutal se vieron condenados a 10 años de subsistencia. En las ecuaciones de Friedman esta gente cuenta como una empresa que quiebra y se va a trabajar a sectores más productivos (mundo piruleta), pero en la realidad es gente que se mantiene en la miseria porque no sabe o no puede cambiar de sector.

Discutiendo con un hayekiano en otro foro, mantenía que lo que va a provocar una recesión más larga es que no se haya permitido quebrar al 90% de los bancos con problemas. Como darle al "reset" y comenzar desde cero con todo limpio de polvo y paja. Te hacen desearles que les reseteen a ellos, que los despidan, que se pasen un año en paro y unos meses sin prestación, que sientan el hambre y la angustia, a ver si dejan de vendarse los ojos con teorías inaplicables.

Me gusta
7 Anonimo
Anonimo
15 de diciembre de 2009 (16:05)

Esta claro una cosa es la teoria economica de monetaristas y el razonamiento de sentido comun de los austriacos y otra la practica, no se puede tratar a los trabajadores,a los autonomos y a las pymes como si fuesen efectos colaterales de una guerra,ahora dirian se necesita ajustar, cerrar los zombies, para no cometer los errores del Japon, pero el ajuste debe ser un desapalancamiento lento,porque no puede suprimir de un año para otro...y volver a empezar...En todo caso cada empresa cerrada es una desgracia no solo economica, no es facil recuperar a emprendores y conocimiento-experiencia perdidas....Salvar a los bancos y sistema del colapso que es lo que debian hacer para evitar la depresión,..ero otra historia es si consideramos un error de Obama y Trinchet no de entrar tambien en la gestion de forma temporal en los bancos para forzarlos a cambiar esquemas y obligarlos a que llegue los creditos a las pymes. R.

Me gusta
8 Coe51z
23 de diciembre de 2009 (23:50)

Un gran problema en la economía es que pasa como en el ciclismo, cuando se detecta que el deportista ha tomado algún producto prohibido, ya se está fabricando otro; dejar que el problema económico se limpie por si solo es válido en las crisis normales por un exceso de oferta y el mercado se acaba limpiando cuando se acaban las existencias; la crisis actual es distinta, se ha hecho una intervención que no es buena pero era la solución menos mala; en las crisis coyunturales normales el sistema se limpia por si solo, pero en la época actual no se necesita solo un cambio sino una autentica mutación que creo que es muy difícil de conseguir por falta de voluntarios para ejecutarla.

Me gusta
9 Anonimo
Anonimo
25 de diciembre de 2009 (21:35)

No sé qué tiene que ver Friedman y Hayek, ya que cada uno pertenece a una escuela diferente y utilizan metodologías distintas.

Hayek consideraba el libro de de Historia Monetaria de Friedman aún más peligroso que la teoría general de Keynes, esto como apunte.

Luego, lo de la conferencia es bastante malvado. Hayek dice que las expansiones fiscales no son buenas porque dilapidan el poco ahorro que queda después de una expansión del crédito, ya que explica que sin ahorro no hay consumo futuro, cosa que Keynes no comprendía porque no poseía teoría alguna del capital, como el mismo reconoció. Luego para criticar a Hayek hay que leerlo. Él tenía muchísimo respeto sobre la contracción secundaria y es falso que no lo conociera, sólo decía que para apagar un fuego (mala asignación del factor trabajo debido a la expansión crediticia) hacía falta agua no más combustible y la inflación no es más que combustible, muy volátil, ya que distorsiona la distribución de renta, los precios relativos y todo proceso de reajuste en base a las necesidades reales del mercado.

Samuelson era un teórico totalmente corrupto, me remito a las falacias dichas por él sobre que Lerner había ganado el debate sobre el cálculo económico a Hayek. Cuando se repasa los argumentos de Lerner sobre el cálculo económico se encuentra como Lerner no entendía el problema de la información y basaba todo su método en un simple problema de optimización y cálculo matemático de supuestas funciones de oferta y demanda, siguiendo el modelo de Oscar Lange. Según Samuelson, el modelo matemático de Lerner podría hacer que una sociedad bajo el sistema socialista funcionará igual que un sistema de competencia perfecta, él único problema era de CÁLCULO de las ecuaciones. Después del 89 y la caída del muro, desaparecieron de su manual más famoso estas perlas de Samuelson sin saber muy bien si había cambiado de opinión o que pasaba mucha vergüenza, nunca lo dijo.

Me gusta
10 Anonimo
Anonimo
25 de diciembre de 2009 (21:35)

Decir que hoy en día en las universidades del mundo sólo se enseñan a Friedman y Hayek, declara que: o no sé ha pisado una universidad de económicas en su vida, o que tiene un cierto resquemor hacía dichos autores. En las universidades de hoy en día lo único que se enseña es la economía matemática que tanto adoraba Samuelson o Friedman y tanto despreciaba Hayek, desprecio no por suplicio, sino por las debilidades y limitaciones que esta tiene a la hora de explicar actuaciones humanas. Cualquiera que haya pisado una facultad de económicas sabe que se empieza con teoría neoclásica básica y se estudia a Varian y Romer, y lo único que ves es curvitas y ecuaciones diferenciales; vamos todo menos la realidad del mercado. Oir hablar de Mises, Hayek o algún austriaco es de todo menos cierto. Según Mankiw, no hace falta irse a autores del pasado ya que los de ahora ya han absorbido toda la sabiduría del pasado, SE NOTA EH, más en estos tiempo donde la macroeconomía moderna sufre su mayor crisis y no hace más que pegar palos de ciego.

Cualquiera que ha pasado por una universidad de económicas sabe lo que estoy hablando.

Llamar a Samuelson de realista es como llamar realista a la posible creación de funciones de oferta y demanda, con precios de vaciado de mercado, información dada y competencia perfecta. Basar toda tu metodología en eso, me parece más que poco realista. Y aun menos realista me parecen las recetas de hacer el mundo como el modelo de competencia perfecta, ya que es de todo menos de competencia.

También debemos recordar a Samuelson por sus ridículos, debido a su dogmatismo totalitario, como fueron: toda su teoría de los bienes públicos, desarrollándola bajo el ejemplo del faro, y siendo desmontada con cierta risa por el R.Coase; su total desprecio por la realidad basando toda su metodología en modelos de optimización, la risa del mega ordenador ordenando curvas de indiferencia (que dan más risa aun) y su apoyo a la prosperidad comunista después de declararse centrista.

En fin creo que la historia de la economía se merece mucho más a la hora de explicarla que el dogmatismo ideológico y dos lecturas del semanal del país. Samuelson fue un sinvergüenza y cada año que pasaba era más.
Un saludo.

Me gusta
11 Anonimo
Anonimo
27 de diciembre de 2009 (22:00)

Hola, buenas noches a aquellas personas capaces de invertir parte de su tiempo en dar valor a ideas que forman parte del pilar de nuestros pensamientos económicos actuales. Dando una vuelta por los monótonos temas de Internet, agradeces que se nombre a personas importantes en la base económica actual, y comentar ideas vivas de un personaje por desgracia difunto. Del mismo modo, acentuar el cinismo de personas que NO MERECEN PISAR LA FACULTAD DE ECONOMICAS. Me resulta crudo leer comentarios necios hacia una persona que ha aportado a nuestros fundamentos.
Me gustaría hacer un inciso, si Samuelson está anticuado y no fue realista en su día (pilar actual), que pensamos de Markovitz y la gestión de carteras actual (frontera eficiente tan utilizada hoy día por entidades financieras que todos aceptamos).
La base es la base, y todos estamos en este punto porque otras personas han aportado su pensamiento. Lo dice uno que ha ido a la facultad de económicas.
Saludos a todos

Me gusta
12 Anonimo
Anonimo
27 de diciembre de 2009 (22:00)

Hola, buenas noches a aquellas personas capaces de invertir parte de su tiempo en dar valor a ideas que forman parte del pilar de nuestros pensamientos económicos actuales. Dando una vuelta por los monótonos temas de Internet, agradeces que se nombre a personas importantes en la base económica actual, y comentar ideas vivas de un personaje por desgracia difunto. Del mismo modo, acentuar el cinismo de personas que NO MERECEN PISAR LA FACULTAD DE ECONOMICAS. Me resulta crudo leer comentarios necios hacia una persona que ha aportado a nuestros fundamentos.
Me gustaría hacer un inciso, si Samuelson está anticuado y no fue realista en su día (pilar actual), que pensamos de Markovitz y la gestión de carteras actual (frontera eficiente tan utilizada hoy día por entidades financieras que todos aceptamos).
La base es la base, y todos estamos en este punto porque otras personas han aportado su pensamiento. Lo dice uno que ha ido a la facultad de económicas.
Saludos a todos

Me gusta
13 Anonimo
Anonimo
28 de diciembre de 2009 (09:59)

Vamos a ver, aquí sólo hace falta leerse un paper de Samuelson para ver lo realista que era este hombre.
Tan realista que veía en el 89 la prosperidad en la URSS, tan realista que apoyaba modelos de socialismo de mercado estilo Oscar Lange de pura estática, tan realista que hizo una teoría de bienes públicos que luego Coase desmonto con cierto cachondeito, ya que se coló tres pueblos con el faro público. Este era Samuelson, el realista, por cierto, su doctrina la hemos tenido que estudiar todos de una forma u otra, cosa que no se hace con Hayek o Mises, como alguno dice por aquí. Claro que recordándolo, era lo que digo el zumbado este en un artículo de El País: “En las universidades solo se estudia a Friedman y Hayek”, ese día no se debió tomar la pastilla. Que me digan que tiene de Friedman o Hayek ver el modelo ISLM hasta en la sopa y tener como macro avanzada el manual de Romer. O estudiar micro avanzada de Varian…
Luego, la gestión de carteras Markowitz sirve para dar conferencias, publicar papers y no salir de la universidad. Cualquiera con dos dedos de frente no gestiona una cartera así. Otra cosa es que te lo vendan como el santo grial en el MBA o en la universidad de turno. Me recuerda mucho a la utilidad del CAPM.
Todo es tan realista que a un chavalito le quita las curvitas de oferta y demanda y no sabe explicar la formación de precios de precios en el mercado. Es tan real como hablar de precios de equilibrios que vacían el mercado, tan real como que los bienes y servicios tiene un único precio. Ese es el legado que nos deja toda la teoría matemática de estática que se han olvidado hasta de cómo se forma un precio, el bid/asked Price no existe para ellos, ya que los precios vacían el mercado. TOMA REALISMO.

Me gusta
14 Anonimo
Anonimo
28 de diciembre de 2009 (10:45)

El ataque frontal contra Samuelson es extremado y no solo contra el sino contra los que han escrito alguna opinión sobre él (sorprendentes comentarios en la misma tarde de Navidad, no se si Samuelson era realista, pero lo seguro es que estás realmente perjudicado). Otros anónimos han mantenido diversas posturas en el debate pero sin llegar a extremismos. Yo también lo encuentro realista, sus opiniones sobre LTCM, futuro de la bolsa, reflexiones sobre Bush y sobre agencias de calificación me parecen muy coherentes y sobretodo realista. Ya que nombras el CAPM, deberías saber que hoy día se aplica más allá de las paredes de la facultad (en la vida real), así como variantes de Black-Litterman.
Todo es aplicable con un correcto emboltorio , y si no lo crees así, seguro que te han colado varios goles por la escuadra.
Saludos

Me gusta
15 Anonimo
Anonimo
28 de diciembre de 2009 (13:23)

Yo no digo que los métodos de valoración clásicos no se apliquen, se aplican, pero hay que estar muy loco para aplicarlos o no saber bajo que supuestos se está operando.

Vamos hay bibliografía muy extensa sobre las inconsistencias del dichos métodos. Te pasas por el JSTOR y los buscas. Pero una cosa es jugar con el CAPM en tu casita y otra es aplicarlo con tu dinero, respeto al que lo haga, pero yo no soy tan tonto.
La verdad es que no sé que es llegar a extremismos, o me gusta o no me gusta, pero explico por qué. Me parece un economista que lo único por lo que puede tener reconocimiento es por toda la formulación matemática que ha desarrollado de teoría neoclásica, pero claro tener que reconocer eso... Cuando uno estudia modelos de optimización, sistemas dinámicos y se da cuenta que no es más que humo que no sirve ni para explicar y mucho menos para predecir, pues se da cuenta que son modelos irreales y ajenos a la mecánica del ser humano. Así poco reconocimiento se le debería dar a una persona por elaborar una metodología bastante peligrosa. El simple hecho de considerar como punto de partida en un sistema dinámico un precio de vaciado de mercado, te da para echarte unas risas y encima te vienen y te dicen que el sistema es dinámico, dinámico para saber la hora de una muerte pero no para poder controlar una sociedad, por muchas variables de expectativas que incorpores en la ecuación diferencial.

Si para ser moderado tengo que estar de acuerdo con las estupideces de cuatro para no levantar polémica, pues no soy moderado, y no digo que nadie de aquí sea estúpido, pero una persona de 94 años que ha vivido todas las disputas del siglo xxi acerca de discusiones de interés como el cálculo económico en una sociedad socialista, te venga y te meta en la misma bolsa a la escuela monetarista de chicago con Hayek que los llamaba socialista en la Mont Pelerin o que incluso Mises se levanto indignado una vez cuando Milton estaba haciendo el discurso sobre su propuesta del impuesto, pues me parece de todo menos de moderado, me parece que Samuelson es un extremista aprovechado con multitud de cagadas en prensa y en revistas científicas sin rectificación, cosa que muchos hicieron. Viene bien recordar cómo después de la caída del muro de Berlín muchos teóricos neoclásicos pidieron disculpas y no entendían como sus modelos no funcionaban en una economía socialista, entre ellos Stigler, aunque luego se buscaron más de una escusa. Que hizo Samuelson el Honrado, elimino esa parte de su manual donde decía que una economía con los medios de producción socializados podía incluso funcionar mejor que una capitalista y nunca se supo más de eso, no se supo si cambio de opinión o si le comía la vergüenza.

Luego, estar orgullosos de discípulos como Krugman que proponía como medida para salir de la crisis de las punto com crear una burbuja inmobiliaria!!!!!! Ahora dice que se le sacaron de contesto el muy jeta. O crear modelos económicos con canguros…
Si eso es ser economista, yo me borro del gremio porque me da vergüenza.

Me gusta
16 Coe51z
29 de diciembre de 2009 (22:45)

Ha habido bastantes comentarios en la línea de los extractos que he expuesto de las opiniones de Samuelson. La consecuencia inmediata y generalizada es la necesidad de regulación y su obligada aplicación como corresponde a la lógica de todo ciudadano; me sorprende el post de Penrose escrito la misma tarde Navidad con un ataque a Samuelson a los que hemos participado en este post; en primer lugar el objetivo de la universidad es la formación y crear buenos ciudadanos y no intentar crear una barrera entre los que han pasado por ella y los que no lo han hecho, además lo importante no es adquirir conocimientos por su cantidad sino saberlos interpretar sin ortodoxias ni normas; es más estoy muy satisfecho de las cosas que he aprendido de personas que no han ido a la universidad, aunque actualmente es difícil decir esto ya que son muchos los jóvenes que su paso por ella es lo más normal y me alegro que terminara la época de la universidad elitista; Un anónimo que ha pasado por la universidad cita a Markovitz y sus modelos de gestión de carteras, naturalmente estoy de acuerdo con él ya que todos los gestores de calidad lo utilizan; por otra parte ya he visto como acaban estos debates que no suelen ser económicos sino el camino para reconvertirlos en debates políticos y no voy a caer en ese juego, por lo que doy por cerrada mi intervención a todo lo que tenga cariz político.

Me gusta
17 Anonimo
Anonimo
30 de diciembre de 2009 (22:50)

Sí, la verdad que sus argumentos son de todo menos económico y ciertamente con poca lógica aunque el sentido común le diga lo contrario. Voy a ir desgranando todo su comentario, ya que es el autor del blog, y exponer en términos puramente económicos lo que pienso (como anteriormente he hecho).

Primero, atribuir a la crisis una falta de regulación no solo es falso sino una excusa. El sistema financiero empezando por la cima de la pirámide es un sistema totalmente regulado. Tan regulado que el emisor de la moneda es un monopolio estatal. Es decir, quien controla la base monetaria, los coeficientes, las regulaciones y todo el sistema es el estado, negando la entrada a otros posibles competidores que lo puedan hacer mejor. Esto es como tener una agricultura con los medios de producción socializados y unos intermediarios privados. ¿A que nos suena verdad? Sí, al final, una agricultura con mayores costes y sin visos de mejorar. Me gustaría saber si dentro de un sistema competitivo (no de competencia perfecta) se darían casos como los de LTCM, las punto com o la subprime. Quisiera saber si dentro de un sistema competitivo existiría esa laxitud a la hora de conceder créditos (concesión de créditos muchas veces obligada por ley, como EEUU). Quisiera saber si dentro de un sistema competitivo se podría seguir haciendo proyectos faraónicos vía presupuesto del estado y financiándolos por la corte financiera tan bien regulada. Me gustaría saber que regulación hace falta en un sistema financiero prácticamente socializado. Y así podríamos seguir hasta aburrinos.

Es la cantinela de siempre: el sector financiero tiene los privilegios que tiene porque existen unas leyes que se los otorgan. No es el mercado quien falla sino la ley. La respuesta sería: claro debemos regular mejor. La verdad es que estaríamos en las mismas. No es más o menos regulación es dejar que el buen hacer bancario, bajo principios de prudencia, haga su trabajo, como se hace en los demás mercados de bienes y servicios, y más aún en una institución tan básica como la del dinero. Un banco no puede conceder crédito a porrillo si no tiene un prestamista de última instancia y una serie de instituciones que respaldan ese hecho por un bien social superior. Me da risa cuando se habla de regular o incluso de socializar la banca cuando en nuestro país, donde gran parte del sector financiero es público (con control político directo), la banca está en una situación de solvencia muy comprometida, con unos intereses políticos tremendos.
Todo contemplado menos el respeto por el dinero del ciudadano, que no se logra vía ley sino vía competencia como el resto de bienes y servicios.

Me gusta
18 Anonimo
Anonimo
30 de diciembre de 2009 (22:51)

Segundo, yo no he dicho nada de los objetivos de la universidad ni si tienen más meritos o menos los que han pasado por ella o los que no. No sé de donde se saca esas conjeturas. Además, incurre en errores infantiles de que la universidad está para crear buenos ciudadanos. La universidad está para enseñar no para crear nada. Los buenos ciudadanos no los crean se crean cooperando unos con otros en la búsqueda de mejores medios para lograr sus fines y objetivos. Es decir el respeto por la acumulación del capital y la división del trabajo que hace posible dicha cooperación. Miedo me da su visión de buen ciudadano.

Lo que vengo a decir en mis comentarios sobre la universidad es que para saber que se imparte hay que pasarse por ella. Me hace gracia que Samuelson, dando clases en el MIT, te salga con estupideces de que sólo se enseña a Friedman y Hayek. Ya en España ya ni te cuento. Incurriendo no sólo en falsedades sino en errores tan graves como que Friedman y Hayek tenían pensamientos totalmente contrapuestos. Aparte el libro de texto que recomiendan nada más entrar en la universidad es el de Samuelson y Krugman. Esto te da una idea de lo estúpida que es esa afirmación. Sin contar que su libro de fundamentos (el de Samuelson) lleva más de 20 ediciones. A ver si la culpa de todo esto la tiene él, que es muy probable dada la situación que sufre la teoría económica actual.


Tercero, el sistema de gestión de carteras de Markowitz sirve para muy poco, más bien para nada. Me gustaría saber a que llama gestores de calidad y la implicación te tiene en el sector para hacer dicha afirmación, que no es más que un argumento vacío. Hay multitud de papers, con modelos, carteras y rentabilidades en JSTOR que puede ver con una simple búsqueda. Luego la valoración de activos por el CAPM es aún más absurda, ya que parte de unos supuestos irreales. Pero sobre esto existe literatura abundante que como he dicho puede consultar antes de decir: todos los gestores profesionales actúan así. Y si así fuera, que no sería disparatado que la multitud obrara de forma errónea, no tiene porque estigmatizar la confrontación de ideas. Que una mayoría esté a favor de una protección arancelaria no quiere decir que esta sea positiva. El caso es que este supuesto, de que todo el mundo utiliza dichos métodos, es falso. Aunque no utilizan métodos mejores, sólo hay que ver las rentabilidades de la mayoría de profesionales y como los raritos suelen tener rentabilidades muy superiores.

Esto no es un debate político, aunque hables de políticas constantemente, sino económico y de racionalidad económica.
Tampoco sé que tiene de malo que la tarde de navidad, que la tenia libre, no pudiera arremeter contra Samuelson. Parece que es un plus más a un posible desorden mental por mi parte, aunque a la luz de la razón parece que los desordenados, confusos y descoordinados son ustedes, siempre claro desde el punto de vista teórico racional.

Un saludo.

Me gusta
19 Midnight
18 de enero de 2010 (18:54)

Sólo una pequeña puntualización a este estupendo artículo: Creo que se están confundiendo los conceptos libertario y liberal. Lo primero apunta al la faceta politico-económica más extendida del anarquismo, el comunismo libertario. El segundo es lo que se acerca más al pensamiento de Reagan, si es que éste tuvo alguna vez alguno...

Más que nada por diferenciar entre Koprotkin y Adam Smith, por poner dos ejemplos... ;-)

Salud.

Me gusta



Coe51z

Coe51z

Análisis independiente




RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.