Análisis y gestión del riesgo
Análisis del riesgo basado en las dos grandes Teorías bursátiles: Fundamental y Técnico

Algunas reflexiones para el año 2012

7
Publicado por Coe51z el 09 de enero de 2012

Empieza un nuevo año con un aluvión de recomendaciones y de posibilidades de lo que ocurrirá en este año. Cualquiera que lea las que se pronunciaron en años anteriores, puede comprobar su escaso valor predictivo en la mayoría de ellas. Hay varios motivos para que estas previsiones acaben siendo erróneas, y es que están hechas con lo que se conoce como “espejo retrovisor,”  que consiste en que las decisiones las tenemos que tomar para el futuro y nos hemos de basar en el pasado y la proyección de las previsiones, de esta forma parece fácil pero si realmente hay algo difícil es combinar las cuentas de resultados actuales y analizar el pasado de forma objetiva; la Biblia nos dice que la mujer de Lot fue castigada y convertida en estatua de sal por mirar atrás; el castigo no era por el hecho físico de mirar atrás sino por considerar que se trataba de nostalgia del pasado. Otro motivo es el consenso, los gestores de carteras no tienen grandes premios por hacerlo un año muy bien, pero sí se pueden encontrar con represalias por tener resultados por debajo de la media; por eso prefieren seguir la advertencia de Baltasar Gracián “antes loco con todos que cuerdo a solas.

Por mi parte sigo exponiendo mis análisis con varios escenarios posibles según las probabilidades, de esta forma hablo en condicional y muy lejos de esa aparente seguridad que tienen los que predicen ciertos acontecimientos. Por otra parte, siempre he creído que la mejor gestión no está en hacer o predecir grandes operaciones, sino que el mejor gestor y mayor rentabilidad consigue, es el que comete menos errores. En esto está basado lo que voy a exponer como unas reflexiones para este año y que es válido para todos los años.

Creencias

Sigo practicando Análisis Fundamental y Técnico y al mismo tiempo aplicando las enseñanzas sobre economía de comportamiento de Amos Tversky y Daniel Kahneman, este último galardonado con el Premio Nobel, de las que en alguna ocasión he comentado que en un futuro puede una gran corriente de pensamiento aunque aun es incipiente. Invertir es complicado, exige conocer el mercado, capacidad de tener y digerir información y asociar variables económicas complejas, pero es importante que nos conozcamos a nosotros mismos, nuestros procesos de decisión y saber que nuestros mayores enemigos solemos ser nosotros mismos.

Solemos hacer juicios basados en creencias y esto es lo que nos pierde;  sostenemos muchas creencias porque parecen las conclusiones mas lógicas dentro de la información que manejamos y no suelen ser producto de la irracionalidad sino que obedecen a una racionalidad defectuosa. La creencia no es necesariamente falsa, pero suele haber grandes divergencias entre conocimiento y creencia. Lo importante no es solo  deshacerse de las creencias erróneas sino cuestionar nuestras suposiciones y crear la comprensión de no formarnos dichas creencias.

La formación debe de ser contínua pero ante la pereza del importante esfuerzo que representa buscar información que confirme las creencias que ya tenemos y a eliminar las que las contradice. Lo que deberíamos de hacer es precisamente lo contrario, buscar información que podría demostrar que nuestras creencias son falsas, al menos eso opinaba Karl Popper.

La ilusión del dividendo

Es más fácil encontrar buenas empresas entre las que reparten dividendos que entre las que no lo hacen. Decir esto es casi una obviedad, pero seleccionar una empresa con el argumento de que el dividendo es muy alto puede ser una elección de riesgo.

Si examinamos la historia encontraremos épocas en que las casas han estado muy caras o muy baratas, los dividendos de las empresas han sido mas altos o mas bajos y los sueldos han estado a buen nivel o por debajo de su media; recientemente los precios de las casas han sido muy altos, los sueldos están muy bajos y los dividendos están inusualmente altos. Cuando un inversor utiliza estas tres variables en el último año sacándolo de su contexto natural cree que ha encontrado el santo Grial. Puede pensar que antes había que pasar la vida trabajando para tener un piso de propiedad y ahora con el importe de un piso puede pasar la vida sin trabajar con los dividendos que produzcan; nada mas lejos de la realidad, antes y ahora la vida hay que ganársela a diario. La Bolsa necesita clientes y para ello hay que ponerle un envoltorio bonito y para ello se convierte en un parque temático; EL principio de siglo el parque temático iba de tecnológicas, no importaban los dividendos ni el PER, ahora el dios sagrado es el dividendo alto y el PER bajo. En ambos casos es igual, el concepto de inversor ha sufrido un reduccionismo al mero concepto de espectador, porque los gestores de las empresas  supuestamente velan por sus intereses vía plusvalías o dividendos. Se mezclan fragmentos del pasado y del supuesto porvenir y se da una realidad desvirtuada porque la realidad crea menos ilusiones, en cambio es difícil  resistirse a la ilusión de vivir de rentas. Al principio de esta década  a la empresa no se le exigía demostrar su crecimiento y ahora no se le exige demostrar como ganaran el dividendo, es como el valor en el ejército “se le supone”; hay dividendos que son de difícil cumplimiento por una razón muy sencilla: para pagarlo, primero tienen que ganarlo.

Desgraciadamente el mundo real es mas duro y el tiempo pone a todos en su lugar, las empresas repartirán un dividendo de acuerdo con su media histórica, por lo que muchas se verán obligadas a recortarlo; otras empresas en vez de repartirlos lo convertirán en capital mediante entrega de acciones; este caso también tienen adeptos porque el inversor se encuentra con mas acciones pero el accionista ha de pensar que su parte en la empresa es la misma aunque tenga mas acciones. Es como si pedimos una pizza que habitualmente nos la parten en 4 trozos y pedimos que nos la partan en 8 trozos porque tenemos mucha hambre.

Empresas de calidad

Como decía, lo importante es cometer el menor número de errores, por lo que tendremos que movernos en empresas de calidad. Pero  aunque parezca una obviedad aquí está el gran dilema ¿Qué es la calidad?

El viernes 12 de enero del  año 2007, Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo actuó de incognito en el metro de Washington e interpretó durante 43 minutos, seis piezas de Bach y lo hizo con un Stradivarius fabricado en 1713, solo 27 personas hicieron una aportación de dinero y recaudo 32 dólares¸ de las 1713 personas que pasaron ante él y apenas 7 personas aminoraron su marcha. Tres días antes Joshua Bell había llenado el Boston Symphony Hall a un promedio de 100 dólares la butaca. La calidad de Bell pasó totalmente desapercibida en la calle cuando no estaba arropado de la publicidad.

Adaptación al cambio

Toda crisis es una mutación y la actual lo es con mas intensidad  por lo que los que saldrán reforzados no serán los mas grandes ni los mas fuertes, sino los que mejor se adapten al cambio. El ser humano no quiere cambios porque representan un esfuerzo de adaptación, pero la bolsa como todas las facetas de la vida hay que ganársela cada día. Voy a recordar una antigua y bonita historia de una rana que no sabia que estaba hervida. Imaginad una cazuela llena de agua, en cuyo interior nada tranquilamente una rana. Se está calentando la cazuela a fuego lento. Al cabo de un rato es agua está tibia. A la rana esto le parece bastante agradable y sigue nadando. La temperatura empieza a subir y ahora el agua está caliente, un poco más de lo que le gustaría a la rana. Pero ella no se inquieta y el calor le produce algo de fatiga y somnolencia. Ahora el agua está caliente de verdad; a la rana empieza a parecerle desagradable. Lo malo es que se encuentra sin fuerzas, así que se limita a aguantar, a tratar de adaptarse y no hace nada más. El experimento nos demuestra que un deterioro, si es paulatino y lento nos pasa inadvertido y no nos oponemos hasta que finalmente estamos hervidos como la rana. Lo que nos dice esta alegoría es que cuando se produce un deterioro lento, casi imperceptible es muy difícil darse cuenta de la situación en que nos hayamos inmersos. Esta degradación en la que nos mantenemos inmóviles se debe muchas veces en la  excesiva confianza en nuestras propias evaluaciones que además suelen ser subjetivas. Si estuviésemos fuera y nos metiesen de golpe en el agua caliente saltaríamos pero aturdidos dentro nos cuesta salir.

En bolsa empezaron a calentar el agua en el año 2007 y sigue hirviendo; la rana solo tiene su piel como medidor de temperatura pero nosotros tenemos otros sistemas que no son de adivinación pero si que sirven para controlar la temperatura. Por lo tanto, como otras cosas en la vida, no permitamos que se degrade hasta extremos insostenibles basándonos solo en la fe de un futuro mejor. Esta alegoría es tan válida para reflexionar sobre la actitud del inversor como para aplicarlas a la selección de empresas de la cartera. Se da por supuesto que el equipo gestor controlará cualquier situación de cambio pero la empresa es una realidad viva que unas veces actúa bien y otras no tanto. En la adaptación pensaba Keynes cuando decía: si las circunstancias cambian yo cambio de opinión.

Actitud

Simplificar muchas veces no es pensar claro, es querer dejar de pensar. Llegamos  a una conclusión  cuando nos hemos casado de pensar. Cuando queremos actuar sobre un tema que nos sobrepasa  confiamos demasiado en los “atajos mentales” que es una forma de razonamiento intuitiva, rápida y simplificada que facilita mucho el trabajo pero no siempre nos lleva a las mejores decisiones.

En definitiva esto es lo que se debería de hacer siempre, como se debería de llevar una buena alimentación, hacer deporte, dejar de fumar, etc. Pero al igual que todas estas cosas se dejan para hacerlas en un nuevo ciclo como es el comienzo de una año, hago este recordatorio para iniciar este año.

De momento, sigo sin pensar en operaciones de largo plazo, pero las compras que realice en principio serán en los mismos valores de este año porque creo que seguirán haciéndolo bien: Inditex, Acciona, Grifols y Abertis entre otros.

Buen año y buenas plusvalías a todos.

Etiquetas: dividendos · Análisis técnico · inversion a largo plazo · Análisis fundamental



Añadir comentario
7
Comentarios
2 Gfierro
11 de enero de 2012 (19:32)

Excelente post. Tal vez te interese leer el siguiente link que tiene relación con algunos de los puntos que habéis tocado.

Saludos

Me gusta
3 Coe51z
Coe51z  en respuesta a  Gfierro
11 de enero de 2012 (23:46)

celebro que te guste Gfierro. ¿a que link te refieres?

Me gusta
4 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Coe51z
12 de enero de 2012 (00:48)

Que memo he sido, se me ha olvidado colgar el link jeje.

http://www.rankia.com/blog/etfs-pm/890483-tomando-decisiones-tiempos-inciertos

Saludos

Me gusta
5 Coe51z
Coe51z  en respuesta a  Gfierro
12 de enero de 2012 (09:29)

Naturalmente que me interesa. Todo lo relacionado con la psicología aplicada al campo de la inversión me interesa. Es un extracto de las reflexiones de Dan Ariely, uno de los seguidores de Kahneman y demuestra en sus libros, al menos en dos que he leído, que existe el supuesto de que nuestra capacidad para tomar decisiones es perfecta y que haríamos muy bien en tratar de comprender nuestra racionalidad defectuosa; además esos errores son previsibles en los humanos y los cometemos todos en mayor o menor medida debido a la estructura básica de nuestro cerebro. Lo importante no es rechazar esta idea y creer que somos perfectos, se trata de comprenderlas y saber que existen formas de mejorar la toma de decisiones. Podríamos decir que el método es constatar que las apariencias nos hayan inducido a creer lo que no sabemos.

Me gusta
6 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Coe51z
12 de enero de 2012 (16:53)

El vídeo sí es de Ariely, pero el resto son reflexiones mías e ideas de otro autor: Sendhil Mullainathan.

Saludos

Me gusta
7 Coe51z
Coe51z  en respuesta a  Gfierro
12 de enero de 2012 (19:22)

Este tema es realmente interesante. Yo no puedo hablar de mis reflexiones sino mas bien de las lecturas de varios autores de los que intento aprender algo.

Los primeros en identificar los sesgos fueron Kaheneman y Tversky y casi los únicos; a partir de aquí hay muchos que recopilan sus ideas, entre ellos, Ariely, Motterlini, Piattelli, y Richard Thaler, posiblemente este último es el que mas ha avanzado.

Tambien es muy interesante leer al filosofo José Antonio Marina y a Félix Ovejero

Me gusta
7 sertorio
25 de abril de 2012 (18:04)

buscar posiciones deuche bank y bbva cuando baje de 4.90 call y 5.40 put

Me gusta

Recomendado por: 7 usuarios



Guardado por: 2 usuarios

Coe51z

Coe51z

Análisis independiente




RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.