Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

¡Esperemos que esta vez se haga lo que se debe con los chantajes!.

14
Publicado por Yo mismo el 03 de agosto de 2012

 

Esta semana hemos tenido más de lo mismo. A veces pienso que es muy aburrido escribir siempre lo mismo, y también entiendo que lo sea leerlo. Pero sin embargo, lo realmente triste es que los que nos dirigen siguen empeñados en lo mismo una y otra vez, incluso cuando llega un momento en el que es casi imposible defender que se está haciendo lo correcto.

La semana comenzó con una declaración en toda regla del presidente del Banco Central Alemán, en el que dice sin ningún tipo de problemas que no es un banco central cualquiera y que por tanto es el que manda, se ponga o no se ponga un Banco Central Europeo. En definitiva, estamos en una unión monetaria que ha sido definida por Juncker, (y creo que en una de las pocas declaraciones acertadas de responsables comunitarios de los últimos años), como un sistema en el que la Unión Europea funciona como una filial alemana.

Estas declaraciones se han manifestado en el enésimo cambio de criterio de un Draghi que comenzaba la semana pasada diciendo que los países han de apañarse, no siendo función del BCE tratar de solucionar los problemas de los países, hasta que el jueves sí, y hoy nos encontramos que la función del BCE es hacer lo que le interese a Alemania, y si esto pasa por chantajear al resto de los países, pues es lo que tenemos.

Porque de chantaje es lo que se trata cuando se toman unas  decisiones para presionar a unos determinados países para que estos hagan lo que le interesa a Alemania. Para ello, deberíamos tener unos conceptos claros, y quitar un poco la literatura para entender lo que está ocurriendo.

El famoso rescate, no es desde luego un rescate, ya que en realidad lo que se busca es mejorar la posición de la banca alemana, en todos los países, a costa de hundir los países rescatados. No hay ni un solo país rescatado, que haya mejorado algo; por lo que están muy claras las razones por las que se presiona para que aceptemos rescates, lo que sería absurdo si fuesen rescates. Una unión Europea, no es una unión Europea, si resulta que siempre se hace lo que interese a una determinada nación, y por supuesto, el hecho de que al final esta nación sea la que haya conseguido estar en una mejor situación que el resto no tiene nada que ver con moralinas ni con capacidades. No puede ser de otra forma.

Y las presiones para que todos hagamos lo que a este país interesa es un chantaje.

Teniendo estas cosas claras, lo que no puede entenderse tampoco es que exista una democracia, (con sus muchas cosas mejorables), y que luego resulta que nos chantajee una entidad que defiende unos intereses determinados y completamente ajenos a los de la mayoría de la población que acaba siendo golpeada una y otra vez es completamente inasumible.

Ante un chantaje, la única alternativa que le queda a un gobierno que defienda los intereses de sus ciudadanos es siempre no ceder. Sobre todo cuando llevamos unos cuantos años de chantajes recurrentes que no van a parar hasta que se diga no. Pero es que además en este caso, no es absolutamente defendible ya que aceptar el chantaje significa quedar en una situación de mayor debilidad y por supuesto unas pérdidas que difícilmente se podrán asumir.

Nos dicen que el euro es irreversible, pero desde luego es fácil entender que el euro es materialmente imposible en todo este esquema de ortodoxias y pensamientos que nos están llevando invariablemente a un desastre. Es completamente de locos, entender que se tomen con total naturalidad,  unas medidas logran beneficiar a la banca alemana, mientras el gobierno alemán consigue financiarse gratis aunque esto tenga un precio salvaje para los demás países; y nadie se haya atrevido aún a cuestionar la arquitectura y el poder de la unión europea y del BCE, una institución que ha demostrado ya con el tiempo que tiene muchísimos fallos.

En estas condiciones, lo que está claro es que el euro no es irreversible, sino que es imposible, y la duda está en cuando romperá y quién será el primero. Y mientras quememos las  naves y entreguémonos bajos discursos de patriotismo.

Artículos relacionados con "¡Esperemos que esta vez se haga lo que se debe con los chantajes!."

Etiquetas: BCE · bundesbank · Mario Draghi · Prima de riesgo



Añadir comentario
14
Comentarios
1 Sasha
03 de agosto de 2012 (07:57)

el euro no es irreversible, sino que es imposible

Me gustaría que no fuese cierto, pero tiene toda la pinta. Esto de la irreversibilidad del euro viene a ser como lo de la imposibilidad de que se hundiera el Titanic. Al primer contratiempo serio mal afrontado, las debilidades al aire.
Me gusta
2 Kosparuk
03 de agosto de 2012 (10:07)

Son comportamientos totalmente mafiosos. "Oye, tu local necesita protección."

Me gusta
3 Antoniomiguel
03 de agosto de 2012 (13:06)

El juego del poder está en la forma en que la gente percibe las expectativas, y esta percepción varía según el estado de confianza - desconfianza que se tenga en la economía, la cual a su vez alimenta el grado de confianza - desconfianza que se tenga en la misma.

Para crecer una economía ha de generar confianza y luego es la propia economía en crecimiento la que genera confianza. Por eso se dan los techos de mercado: Todo el mundo confía en la economía y nadie cree que puede dejar de crecer.

En los suelos del mercado, la desconfianza impera y magnificamos las noticias negativas y minimizamos las positivas. Nadie quiere saber nada del mercado y, cuando nos atraen hacia el con noticias tranquilizadoras, luego nos inquietan pretendiendo que salgamos corriendo de él dejándonos lo puesto.

Me gusta
4 Mafijus
03 de agosto de 2012 (13:19)

El euro es totalmente y absolutamente irreversible. Rotundamente irreversible, claramente irreversible, sin duda alguna irreversible y sólo a los chantajeadores de fuera de la zona euro les interesa que continue esta absurda batalla dialéctica.
Europa sin el euro no es nada frente a la libra y el dolar.

Me gusta
5 jvag13270
jvag13270  en respuesta a  Mafijus
03 de agosto de 2012 (14:15)

Desde mi desconocimiento del mercado economico global, y las variables que apuntas, simplemente me hago una serie de preguntas:
1. Sigue siendo cierto que España puede poner en un serio peligro la continuidad del Euro?
2. Si esto es así, ¿a qué está jugando Alemania?
O yo soy un torpe, o no lo entiendo....... Lo que veo es que estamos en una dinamica en la que me ahogo porque no me puedo financiar, y los que tienen que echarme el cable no acaban de hacerlo por si se ahogan ellos....o por lo que parece, porque les interesa que me esté ahogando?
Esto es de locos.... pero cada dia que pasa estamos más cerca del monton de m................y si sigue así, al final Europa, se la va a comer a paladas......

Me gusta (1)
6 juan_palomo
03 de agosto de 2012 (16:32)

¿Donde está la oposición política?. Cuando ya una buena parte de los economistas y hasta el propio Rajoy aseguran que los recortes no van a hacer mejorar el panorama, cuando las experiencias próximas en Europa y fuera de ella demuestrán que los recates no sirven ¿Qué cojones hace falta para que se constituya una opción política que apueste por plantar cara? ¿Acaso esperan elecciones y, con la legitimidad de las urnas, ceder de nuevo como en Grecia?

Me gusta
7 Incipiente
03 de agosto de 2012 (17:02)

en esta vida lo unico irreversible es la muerte y aveces ni eso si se trata una parada a tiempo .

Me gusta
8 Mafijus
Mafijus  en respuesta a  jvag13270
03 de agosto de 2012 (20:21)

Alemania ambiciona expandirse hacía el este de Europa y no lo puede hacer con el marco, por tanto necesita del euro para poder hacerlo. Renunciar al euro sería renunciar a esa expansión.
El euro, por tanto, puede continuar sin España en el supuesto y muy poco problable caso en que pida salirse.
Italia y España ponen en dificultades al euro, pero no en peligro de continuidad. En política, por encima de todas la dificultades están los compromisos que son sagrados para los Estados.

Me gusta
9 Yo mismo
X

El euro es totalmente y absolutamente irreversible. Rotundamente irreversible, claramente irreversible, sin duda alguna irreversible y sólo a los chantajeadores de fuera de la zona euro les interesa que continue esta absurda batalla dialéctica.
Europa sin el euro no es nada frente a la libra y el dolar.

Yo mismo  en respuesta a  Mafijus
03 de agosto de 2012 (21:14)

el euro es completamente imposible en esta situación. No es que sea dificil, ni improbable,... ni leches. Es que directamente es imposible.

lo dije en su día, y lo sigo manteniendo. (y te juro que no soy extranjero y por cierto este post esta hecho antes del famoso ataque al euro...)

http://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/479575-euro-tiene-futuro-unica-salida-grecia-todo-espana

Si te das cuenta, ya hace mucho tiempo que no se oye hablar de las ventajas del euro, sino que no paran de escucharse las consecuencias que traerá la salida, mientras se cayan las consecuencias que traerá el aguantar un poco más. Y todo esto independientemente de lo que digan los de la fuera de la zona euro, a los que por cierto les interesa menos aún que a nosotros que el euro rompa... ¿o crees que Obama llamó en su día a ZP y que Geitner vino por aquí de turismo????

El proceso también lo expliqué en una serie de post que ya tiene cierta solera pero que sirven para entender lo que está ocurriendo ahora mismo...

http://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/487539-fin-carry-trade-problemas-para-usa-euro-i

Me gusta
10 Comstar
03 de agosto de 2012 (21:27)

Estoy en desacuerdo. La palabra rescate es más que apropiada.
Cuando un criminal extorsiona, lo que se paga es un rescate.
En el rescate de rehenes, o los rescata la policía o los recuperan luego de recibir los criminales su rescate económico.

Me gusta
11 Comstar
Comstar  en respuesta a  Sasha
03 de agosto de 2012 (21:28)

El euro es como el dólar, los países de la unión europea son como los de la unión americana. Es absurdo hoy pensar que como California está peor que los PIIGS, el dólar se vaya a caer.

Me gusta
12 Curtisman
04 de agosto de 2012 (12:47)

El mismo o peor grado de asimetrías los hemos tenido y tenemos entre las regiones españolas:Pais Vasco,Catalúña,Valencia,Madrid...Castilla la Mancha,Andalucía,Galícia,etc.Lo hemos sostenido con solidaridad (salvo algunos casos históricos que habrá que actualizar) interregional.El actual escollo a salvar es la clase política que amalgama el resto de poderes.Ningún partido politico se plantea analizar el gasto y su eficiencia,porque sería su suicidio politico.
Tenemos que desprendernos de ese espiritu "fan boy" partidista,actuar con sentido critico:Somos nosotros,los que debemos controlar a los politicos,limitando su tiempo de permanencia en ella,eligiendo a los mejores,en listas abiertas,separación de poderes,..Hoy el parlamento de la UE,es un organismo burocratico,especializado en normativa para denominaciones de origen de las regiones y con un grado democratico que dá pavor.

Me gusta
13 Mafijus
Mafijus  en respuesta a  Yo mismo
04 de agosto de 2012 (13:44)

Hola Tomás.
Haces una mirada demasiado corta, para decisiones macroeconómicas que se deben tomar y contemplar a 60 años vista.
No mires sólo el presente, piensa en el pasado y sobretodo contempla el futuro a largo plazo.

Me gusta
14 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Mafijus
04 de agosto de 2012 (15:25)

lo malo de dentro de sesenta años es que tienes que superar los próximos cinco.

Y aún olvidando esto, lo que tengo claro es que si sales de Madrid hacía el sur no llegas a Galicia, jamás.

Me gusta



Guardado por: 1 usuario

Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar