Blog de Francisco Llinares Coloma

Por sus defectos los conoceréis

29
Publicado por Francisco Llinares el 05 de abril de 2010

Casi todos los operadores han oído hablar de la opinión contraria de mercado y muchos creen que funciona, pero pocos han profundizado en las causas que provocan sus aciertos. Es de dominio público que, cuando la inmensa mayoría piensa que un mercado va a subir, ese movimiento es casi imposible que se produzca. Muchos piensan que esa mayoría que se equivoca siempre está formada por los novatos que se acercan a la bolsa y que todavía no tienen ninguna preparación, pero lo cierto es que, además del gran público, en esa mayoría se incluyen los gestores profesionales, los analistas y los asesores financieros. Todos los citados cantan de buen grado el estribillo de la canción pegadiza que los que ganan siempre han puesto convenientemente de moda.

Hay un pequeño grupo de personas en el planeta, a los que yo amigablemente llamo “los amos del mundo”, que no se equivocan nunca porque siempre saben lo que va a ocurrir (posiblemente porque los acontecimientos del futuro los escriben ellos). Pero claro, para que ellos puedan comprar o vender ingentes cantidades de cualquier producto, tienen que convencer a la gran mayoría para que haga lo contrario, si no sería imposible encontrar contrapartida para esos grandes volúmenes. Tengo que confesar que todavía no sé cómo consiguen convencer a todo el mundo para que hagan al unísono algo que claramente no les interesa. Tampoco he logrado averiguar a través de qué medios consiguen persuadir al público para que cometa su suicidio financiero por capítulos (no creo que en el estribillo de la canción del verano se puedan poner mensajes subliminales), pero sí sé a ciencia cierta quiénes son sus cómplices necesarios para lograr sus objetivos: los defectos ancestrales de la raza humana.

 

Cada persona sólo puede acumular el poder que le permiten tener los que están por debajo de él en cualquier circunstancia. Por eso es imposible someter a alguien que no desea nada (y no hablo de deseos materiales, que siempre son los más fáciles de conseguir). Los amos del mundo no pueden aprovecharse de todos los pobres para aumentar sus posesiones, sólo pueden vaciar los bolsillos de los que desean hacerse más ricos. Contra el resto no pueden hacer nada. Afortunadamente para los amos, la ambición, junto con el resto de defectos de los seres humanos, acarrea las víctimas dócilmente al altar del sacrificio. Su estrategia queda resumida en el siguiente eslogan: hay que conseguir que la víctima crea que fue idea suya subir al patíbulo.

 

El arsenal de defectos genéticamente arraigados en la especie humana es grande y variado, pero lo peor es su nula capacidad para aprender de sus errores como lo haría cualquier equino que no hubiera aprobado la enseñanza primaria. En esas condiciones, llevar a la muchedumbre al despeñadero es un juego de niños.
 

Adivinar cómo responderá una persona determinada ante cualquier reto es imposible, pero predecir qué hará el 90% de la población cuando unos “expertos con muchos títulos” le aconsejen lo mejor para su hijo recién nacido es fácil de pronosticar.

 

Lo más triste es que, seguramente, los amos del mundo ni siquiera son muy inteligentes. Yo diría que son unos pillos ventajistas que se aprovechan de cuatro lecciones que sus padres les dejaron escritas en un bloc de anillas. Realmente, para dominar a la raza humana hace falta saber pocas cosas. Veamos las más importantes, aunque ninguna es difícil de aprender:
 

Hay que aprovecharse del orgullo de la gente:


Se tiene que hacer correr la voz de que esta generación es la mejor preparada de la historia. No importa lo evidente que sea lo contrario, los interesados lo creerán (los pocos que no lo crean no importan; de todas formas, a esos no se les hubiera podido esquilmar).

 

Para que de verdad se sientan muy preparados hay que hacerles memorizar muchas cosas inútiles. No hay nada mejor que tener la cabeza embotada para no darse cuenta de que en las pocas cosas realmente importantes de la vida son unos completos ignorantes. También será muy útil concederles muchos títulos con nombres rimbombantes, a ser posible en inglés. Aunque para lograr esos títulos, los profesores tengan que mirar al firmamento durante los exámenes y cada vez se pueda pasar de curso con más suspensos en su haber. Al fin y al cabo, de eso se trata: de que los títulos otorguen a la víctima una falsa sensación de confianza que le haga morder el anzuelo.
 

Por suerte para ellos está muy extendida la pereza:


Si el público fuera diligente y comprobara las cosas por ellos mismos, no habría manera de sacarle partido a las estadísticas. Si la gran mayoría se responsabilizara personalmente de su vida, de su salud, de la gestión de su dinero, de la educación de sus hijos, etc., y no delegara todas esas importantes tareas en “expertos a sueldo”, no habría manera de venderle la moto. Cualquiera que hiciera el pequeño esfuerzo de abrir la caja y mirar las orejas del animalito que hay dentro, se daría cuenta de que le han colocado un gato en vez de una liebre.
 

Salta a la vista que en la sociedad está todo preparado para incentivar a la gente a delegar en todo y no responsabilizarse de nada:

 

Si vas al banco diciendo que quieres invertir un dinero, te dirán que te pongas en manos de un experto, y te recomendarán que metas la pasta en un fondo de inversión. La pereza del inversor les protegerá de que pregunte cómo se sabe que el gestor del fondo es experto y cuánto dinero ha ganado los años que la bolsa ha bajado (para ganar dinero cuando la bolsa sube y perderlo cuando baja no se necesita ser experto en nada, el mismo cliente lo puede hacer y ahorrarse las comisiones).
 

Los anuncios de medicamentos te dicen que consultes con el farmacéutico, sin advertir del claro conflicto de intereses de tal propuesta. Pero ¿de qué nos vamos a extrañar si las agencias de rating calificaban y colocaban las mismas emisiones cobrando comisiones a dos bandas? Nadie les ha reprendido su actitud y no me extrañaría que alguno de sus ejecutivos sea llevado a los altares.

 

Los pocos cientos de padres que en España han decidido educar a sus hijos en su casa y no llevarlos a la cadena de cuadriculación mental llamada “escuela” son escrutados con detalle para tratar de impedir que consigan su propósito. Estos insumisos pueden sembrar en la sociedad el peligroso germen de la responsabilidad autónoma individual, para la que se usa la palabra “anarquía”, procurando que suene peyorativamente.
 

La picaresca y la deshonestidad

 

A una persona honesta no se le puede estafar con el timo de la estampita o el del toco mocho. Afortunadamente para los timadores, normalmente no se suelen tropezar con esos raros especímenes.

 

Madoff fue denunciado durante años como timador, pero nadie movió un dedo. Muchos de los que ponían dinero en sus manos pensaban que hacía algo ilegal, pero no les importaba si, gracias a actividades fraudulentas, ellos también ganaban dinero.

 

Hay ejecutivos de empresas que son unos delincuentes probados, pero a los accionistas eso no les preocupa si, gracias a él, consiguen pegar un pelotazo.

 

Desde los sobornos a los altos cargos hasta las pequeñas chapuzas sin IVA son aceptados como algo normal e inevitable. Lógicamente, la mayoría se calla con la esperanza de pillar cacho.

 

Hasta las religiones te recuerdan los pecados para hacerte sentir culpable y que llenes el cepillo, pero, acto seguido, te garantizan el perdón de los más horrendos crímenes, pues no está el asunto para ir perdiendo clientela.

 

Resumiendo: predecir qué hará una exigua minoría en periodo de extinción con sus virtudes es tarea imposible. En cambio, acertar el comportamiento de la inmensa mayoría actuando bajo los dictados de sus defectos está garantizado.


Puede que mis defectos corran un estúpido velo delante de mis ojos y esté equivocado, pero, desde detrás de la venda, juraría que éstas son las razones que hacen funcionar la opinión contraria de mercado y que son aprovechadas por los poderosos para desplumar a los incautos.

 

El hombre, con sus hábitos,

pone en marcha las fuerzas que acaban por destruirlo

Pitágoras

 

Artículos relacionados

 

La mejor estrategia para perder

Etiquetas: defectos que condicionan la operativa



Añadir comentario
29
Comentarios
1 Angelito7454
05 de abril de 2010 (13:12)

Me agrada sumamente leer tu artículo, principalmente porque es dificil que alguién hable de sus propios defectos. Me ha ayudado a hacer un examen de conciencia y ver donde tengo que trabajar para no dejarme dominar por ellos.
Lo que me ha llamado la atención es la afirmación final de que esa exigua minoria está en periodo de extinción.
Saludos
Angel

Me gusta
2 Jorge g.g.
05 de abril de 2010 (14:43)

Al leer, el articulo,que habla de la condición humana, y de su condicionamiento, me he sentido totalmente de acuerdo con lo que has escrito. Es verdad que muchos se sienten con orgullo, y son perezoso, y delegan sus finanzas en otros

Al leer este articulo, veo que tengo que trabajarme a nivel psicologico , como muchas personas. Para tener exito en la bolsa.
ES triste, ver gente ambiciosa, gigantes con pies de barro.

Me gusta leer, a gente sensata, como eres tu. Gente con mucha seguridad en sus palabras y actos.

Hay que ser lider sin tener orgullo. hay una flor de bach, Water violet....que simboliza la gente que se siente superior, y esta tiene orgullo.

La mente es casi todo. En le dvd the secret, te lo dice.

Me gusta
3 Tristán el subastero
05 de abril de 2010 (17:03)

Qué bueno el post. Estoy completamente de acuerdo, somos marionetas en no se qué manos.

Me gusta
4 Egabrum
05 de abril de 2010 (19:26)

Me pregunto y que alguién si sabe o puede me responda ¿no estará pasando algo igual con la caida del euro frente al dólar ? un saludo

Me gusta
5 Zulok
05 de abril de 2010 (22:54)

Hola Sr. Francisco

Aunque no es de este post, queria hacer una pregunta. Al comprar un call creo que IB pide unas garantías de 5.868 $ (lo he probado en el entorno paper con un Call de Oro de agosto a 1035). Esto no se debería poder hacer sin garantías ya que la prima cubre todo el riesgo?

Muchas gracias

David

Me gusta
6 Tubis
06 de abril de 2010 (00:10)

Como siempre un placer leer tu blog (el de salud, tambien), creo que todos aprendemos de ti todos los dias, creo que eres uno de mis mayores decsubrimientos desde hace tiempo.
Creeis que los indces mundiales estan a punto de hacer una correcion a lo bestia?, siguendo la opinión contraria de mercado, viendo la cantidad de datos que se ven ultimamaente sobre la recuperacion economica (empelo USA, etc...)no seria possible que los amos del mundo quisieran que todo el mundo se montara a la bolsa para hacerla caer proximamente, o en canvio confiais que se superaran los maximos del 2008?

Me gusta
7 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Zulok
06 de abril de 2010 (00:32)

Te piden menos de lo que vale la prima. No se de que te quejas.

Me gusta
8 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Tubis
06 de abril de 2010 (00:34)

Opino que no se superarán los máximos antes de que se produzca una buena corrección

Me gusta
9 Jdeloma
06 de abril de 2010 (00:39)

¿Cómo ves el 3GE-ZN? En 2 semanas ha subido casi 2.000 puntos. En vez de hacer surf voy a sacar las gafas de bucear. La mayor parte es debido a la caída de ZN. Preguntas:
1.- En la coyuntura actual ¿ves razonable una subida de tipos de interés a largo manteniéndose los de corto casi sin cambios en los niveles actuales?
2.- ¿Mantendrías la posición abierta en los niveles actuales sabiendo que por delante hay un roll over favorable?
3.- Al estar comprado de ZN el roll over habrá que hacerlo antes del first notice day. Aunque todavía falta ¿Cuánto tiempo antes debe hacerse? ¿Debe apurarse hasta el último momento?

Me gusta
10 Ferrán Castillo
06 de abril de 2010 (01:46)

Como siempre Francisco un muy buen comentario.
Saludos.

Me gusta
11 Zulok
Zulok  en respuesta a  Francisco Llinares
06 de abril de 2010 (02:14)

Francisco

Gracias. No había tenido en cuenta el multiplicador x 100.

Saludos

Me gusta
12 Ananda
06 de abril de 2010 (09:39)

Esta en linea y con cierta sincronicidad, quizas lo conozcáis..

" Es un ciclo programado de ocio-trabajo-sueño y tumba.

Jueguen con el código.No se dejen arrastrar por los dramas prefabricados.
Si los poderes que mueven este mundo quisieran, el mundo resolvería todos los problemas facilmente en muy poco tiempo."

http://heliotropodeluz.wordpress.com/2010/03/26/will/

Me gusta
13 Mikele
06 de abril de 2010 (10:26)

1.- Soberbia --> Si
2.- Pereza --> Si
3.- Orgullo --> tambien...
4.- Sensated --> poca
5.- Confianza --> a tope (en lo que me dicen claro)
6.- Nivel de ventajismo --> novato absoluto

joder joder, lo tengo todo!!

Bueno pongo el contador en marcha (al menos 2000 horas) para iniciar el cambio (de hecho ya llevo gastadas algunas horillas, pero no las cuento todavia...)

Gran post.

Me gusta
14 Suarinver
06 de abril de 2010 (12:46)

Le recomiendo leer dos libros: Mind over Market y Trading in the Zone... ¿a que tras leerlos le dan ganas de borrar el artículo?... jejejejeje... en estos libros (aunque hay muchos más) explica de forma algo más formal, el comportamiento humano y las razones por las que se comporta de esa manera.

La opinión contraria funciona muchas veces, porque cuando sucede, es que ya todos lo compradores han entrado en el mercado... no queda "nadie" para mantener esas subidas (o bajadas si hablamos del lado corto) y por eso el mercado se gira, simple y complejo a la vez.

¿Todavía seguimos creyendo en la masonería manipuladora del mundo, y demás fantasías del contubernio? ... jajajajaja

Me gusta más cuando raja de las farmacéuticas.... jajajajaja

Aunque no se lo crea, me guata leer lo que escribe, y esto, no es más que una crítica constructiva e irónica.

Salu2.

Me gusta
15 Ciudadano 48
06 de abril de 2010 (13:25)

Estimado Sr. Llinares, en principio le agradezco su estupendo Blog, porque aunque se pueda o no estar de acuerdo con sus opiniones, siempre son una referencia muy valida para establecer tus propios criterios.
Hace un año publico una estrategia para el Plan Global de compra de acciones de Telefonica para empleados. Partía de la base de que se ivan a comprar 100 acciones y al año regalaban otras 100 si se mantenían. Bueno parece que la forma de obtenerlas será con la compra mensual de 100 euros en acciones durante un año, con la última compra (doceavo mes y 1.200 euros en acciones en total) hay que esperar un año para que te regalen 1.200 euros en acciones. Con este planteamiento ¿tiene sentido aplicar la estartegia que planteaba? ¿hay posibilidad de comprar futuros por cantidades tan pequeñas como 100 euros?. gracias por su ayuda.

Disculpe si salen mas mensajes sobre el mismo tema, es que al no verlos publicados y ser nuevo en esto no se si estoy haciendo algo mal y por eso los repito.

Me gusta
16 Nerua
06 de abril de 2010 (14:33)

Excelente post. En el epígrafe de la Pereza, donde hablas del conflicto de intereses y de las calificadoras; en el mismo plano recuerdo lo sucedido en la quiebra de ENRON y la disolución de Arthur Andersen. Aquí tuvimos el caso Banesto por ejemplo. Debe haber una buena bolsa de gatos en las auditorías de muchas cotizadas, y como diría Gila yo no quiero dar nombres pero tampoco sirven para sentarse. Porque si a una deuda antes de entrar en mora le cambias el nombre, no le estas insuflando salud o calidad; simplemente le alargas la respiración asistida.

Tengo un caso de una deuda que nació como póliza para financiar importaciones. No se pagó. Entonces se le llamó préstamo a corto. No se pagó. Por ello se integró dentro de una hipoteca comercial de máximos, recalculada en base a un revalúo inmobiliario. No se pagó. Hoy forma parte de unos bonos voluntariamente convertibles, aprobados el mes pasado y que retribuyen cerca del 6%. Seguramente la historia de una buena parte de la deuda de cotizadas no debe ser muy distinta a esta. No pagas y no vuleves a pagar y así una y otra vez, pero eso sí; no hagas como Madoff, haz bien los papeles para no entrar en mora.

Llámale como quieras: Reestructuración de Pasivos, Reequilibrio patrimonial u Ostras en vinagre; el tema es que no se ha pagado mucha deuda comercial, insisto comercial, y que ha ido dando saltos por el balance. Hoy contra existencias, mañana contra la barraca y pasado dentro de unos bonos a pagar. El asunto es moverse, cambiar de pellejo; así nunca se provisiona y el auditor estará a cubierto. Te manda la factura, cobra y todos contentos. Que son dos días.

Sobre el timo de la estampita, todos somo cómplices me parece, desde Madoff a Forum Filatélico pasando por los que no sirven para sentarse. Teniendo deuda de estos últimos, yo no estoy muy interesado en que aflore lo que denuncio en párrafos anteriores. Creo que he llegado a un conflicto ético-financiero conmigo mismo.

Me gusta
17 Pppons
Pppons  en respuesta a  Suarinver
06 de abril de 2010 (18:18)

Lo de que "la opinión contraria funciona muchas veces, porque cuando sucede, es que ya todos lo[s] compradores han entrado en el mercado... no queda "nadie" para mantener esas subidas", etc., es lo que todo el mundo dice. Se lee constantemente. Parece lógico. Y quizá explica que no suba más.

Ya no es tan lógico si luego viene una bajada brutal. Muchos de los que yo he visto en las salas de bolsa mantienen y se quedan pillados (yo también lo he hecho): esos no contribuyen a que baje. Quiero decir, si todos son "alcistas", quizá la bolsa bajaría, pero no bajaría tan rápidamente. La única explicación que me convence es el dato que leí una vez, aparentemente sin relación (sólo aparentemente): en bolsa, el 1.80% maneja tanto dinero como el 98.2% restante, el 1.80% es al menos tan poderoso como el resto. De hecho, en los máximos sube el volumen (de distribución) y, de nuevo, la única explicación que veo es que ese casi 2% distribuye mientras aún entran los "últimos" alcistas, para que sean "todos" alcistas. Pero, según esto, no "todos" son alcistas: una minoría no lo es. ¿"Masonería manipuladora del mundo" lo llamas? El nombre da igual.

En la subida inmobiliaria, si "todos" son alcistas, todos los que pueden económicamente compran. Cuando ya han comprado y los que quedan no tienen posibilidades económicas de comprar, dejarán de subir los precios. Hasta ahora ha sido bastante normal que en los ciclos inmobiliarios no bajaran casi los precios (hay excepciones, claro). Dejaban de subir y se mantenían (quizá con muy ligeras bajadas), mientra subía la inflación, cosa que NO ocurre en bolsa. (Esta vez la bajada se explica porque ocmpraron quienes no podían pagar, por los intereses inusualmente baratísimos, y que se han visto obligdos a vender; aunque también recuerdo muchos carteles en Valencia del tipo "se compra piso por esta zona" antes de la gran subida, escritos a mano para aparentar ser un particular, pero con miles de fotocopias por toda Valencia, y que llamabas y no era un particular (¿de nuevo vemos "otra" minoría comprando, que luego venden en máximos?).

Que no se vea esa minoría no quiere decir que no dejen huella.

Pepe Pons

Me gusta
18 Pppons
Pppons  en respuesta a  Pppons
06 de abril de 2010 (18:27)

Si suponemos una minoría en bolsa de alrededor del 2% tan poderosa como el resto, dentro de esa minoría debe de haber por lógica otro 2% tan poderoso como el 98% del resto de la minoría.
Pepe Pons

Me gusta
19 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Pppons
06 de abril de 2010 (19:30)

Yo rizaría otra vuelta el rizo y diría que el 2% del 2% del 2% de la primera minoría, son más poderosos que todos los 98% multiplicado por tres veces. Precisamente ese 0.00000001% son los amos del mundo. No hay que buscarlos en la lista de ricachones, nunca salen.

Me gusta (1)
20 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Ciudadano 48
06 de abril de 2010 (19:33)

De esa manera habría que comprar las acciones al contado y vender sólo en futuros o CFDs todo junto, o como máximo en dos veces cuando el precio interese.

Me gusta






RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.