Blog de Francisco Llinares Coloma

El oro está siendo tratado como la basura

112
Publicado por Francisco Llinares el 19 de septiembre de 2012

Nadie se dedica a la recogida de basuras si no le pagan por ello. Con el oro y la plata está ocurriendo lo mismo. Los bancos quieren que te lleves su oro y, como nadie lo quiere, no les queda más remedio que pagar para que alguien se lo quite de encima.

Aquí se puede ver que los precios del préstamo de los 4 metales preciosos están en negativo. O sea, el que tiene el metal le paga a alguien para que se lo lleve y lo quite de su vista.

¿Qué motivo puede tener alguien para asumir el riesgo de dar prestado algo y pagar encima?

Motivos legales y confesables, ninguno.

Motivos turbios y poco honestos, muchos. Vamos a repasarlos.

Hay muchas entidades que poseen metales preciosos y no pueden venderlos, por ejemplo:

  • Los bancos centrales, porque para vender tendrían que pedir permiso (salvo en el caso de Solbes, que era cónsul plenipotenciario cuando vendió el oro a menos de la mitad de lo que cotiza ahora).
  • Los depositarios de metales preciosos, pues en sus libros debe constar que mantienen la propiedad de todo el metal que tienen bajo su custodia.
  • Los ETFs sobre metales, como el GLD y el SLV, que “deberían” poseer el metal físico que dicen los libros, y que es posible que sólo tengan en sus cámaras acorazadas promesas de que alguien les debe ese metal.


Muchas de estas entidades, sobre todo los bancos centrales, quieren que el precio de los metales se mantenga bajo. Ello es debido a que el precio de los metales actúa como el canario en la mina: avisa a los desavisados súbditos que el papel moneda pierde valor.

La única forma de lograr que algo baje o, al menos, que no suba, es vendiendo, pero ya se ha dicho arriba que no pueden vender. Eso les obliga a ejecutar el plan B: dan los metales prestados, sabiendo que el que los coge en sus manos lo primero que hace es venderlos y con ese dinero autoadjudicarse unos jugosos bonus por los resultados de su empresa. De esa sutil manera se consigue que las ventas del metal hagan bajar los precios. Mientras, en los libros de las entidades que los han prestado, esos metales constan como de su completa propiedad. Todos contentos.

Como durante una tendencia primaria alcista, como la que tienen los metales, hay pocos locos dispuestos a pedir prestado metal para venderlo, porque saben que al final lo tendrán que recomprar más caro,  no hay más remedio que incentivar esa locura pagando al que se lleve el metal.

Es una forma sutil pero muy potente de falsificar oro y plata, y que no se detecta tan fácilmente como rellenar los lingotes de tungsteno.



El resultado final es que tanto el oro como la plata que están contabilizados en almacenamiento, custodia o reservas de cualquier tipo, en una gran parte no existe, sólo hay unas promesas de bancos, en su mayoría insolventes, que deberán restituir ese metal.

Pero, sabiendo que los metales están alcistas, ¿qué motivos puede tener alguien para pedir prestado metal y venderlo?

Sólo uno: alargar su quiebra un poco de tiempo más y seguir cobrando el sueldo y los bonus.

Los bancos quebrados encuentran en estos préstamos una solución a sus problemas de liquidez, tomando prestado metal y vendiéndolo en el mercado. Lógicamente, esa operación les produce pérdidas que aumentan su insolvencia, pero ¿eso a quién le preocupa? Mientras no se descubra el pastel viven como Dios, incluso se atreven a afirmar en público que hacen el trabajo de Dios.
 
Los que prestan el metal saben que nunca más lo volverán a ver, pero, ¿qué importa? El metal no es suyo y las pérdidas billonarias las pagarán los tontos de siempre.
 
Dicen los aficcionados a las conspiraciones (entre los cuales no me encuentro), que por cada onza de metal circulan entre 50 y 100 onzas en promesas de papel. El día que alguien se empeñe en querer tocar el metal que consta en los libros de contabilidad, se va a armar la gorda.

Etiquetas: oro · plata · fraude financiero



Añadir comentario
112
Comentarios
1 Franz
19 de septiembre de 2012 (17:09)

Un "blog" muy interesante pero se dice que sería por una vez imitar a los Bancos Centrales y poner una pequeña parte de nuestros ahorros y patrimonio al abrigo del único valor refugio reconocido por todo: oro
Rusia ha inflado sus existencias de 15´5 toneladas suplementarias de oro: sus reservas estarían entonces en su nivel mas alto desde 1993 según el FMI. Y no es un caso aislado.
Un saludo

Me gusta
2 Mari Krisis
19 de septiembre de 2012 (18:30)

Sir Llinares,¿ quiere decir esto que mientras no se toque el metal que consta en la contabilidad, este fraude puede seguir indefinidamente? ¿Hay otra forma en la que se pueda tirar de la manta además de esa?
También me pregunto cual es el destino final del oro que vende la gente en esos negocios que han proliferado por las calles, (los "Compro oro").
Como siempre, gracias, por estar ahí.

Me gusta (1)
3 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Mari Krisis
19 de septiembre de 2012 (19:24)

La estafa de la multiplicación de los metales continuará hasta que alguien pida la entrega de una cantidad de metal que no pueda ser recomprada en el mercado en un tiempo prudencial para satisfacer al depositante. O quiebre por otros motivos alguno de los grandes bancos metaleros, y al ir los clientes a retirar sus depósitos encuentren arañas disecadas dentro de la caja.

La chatarra que compran estos establecimientos va directa a las fundiciones para hacer lingotes y poder ir tapando la boca a los pequeños que piden el metal. España, en su infinita estupidez, está exportando metales desde hace años. Cuando la gente se dé cuenta de que debería comprar metal tendrá que pagarlo muy caro y traerlo de fuera.

Me gusta (1)
4 Ignacio b
19 de septiembre de 2012 (21:24)

¿Que es esa foto de un lingote hueco? ¿con tungsteno?

Me gusta
5 Cajero malencarado
19 de septiembre de 2012 (21:38)

Vamos que se prepara la próxima burbuja después de la del ladrillo, la del oro y la plata.
En esta no me pillan!

Me gusta (1)
6 Jorge Rubio
Jorge Rubio  en respuesta a  Francisco Llinares
19 de septiembre de 2012 (22:05)

Francisco,

Yo le sigo en sus planteamientos y entiendo sus argumentos sobre sus predicciones alcistas para los metales.

En lo que ya no estoy tan seguro es en el "timing". ¿Cómo es usted capaz de predecir que algo de esto va a ocurrir en los 2 próximos años, como puso en el post anterior? ¿Cómo está tan seguro?

Porque es muy probable que tenga razón, pero no veamos ese requerimiento sobre los metales de los bancos centrales hasta dentro de 17 años, y mientras sigan alargando la agonía. Y mientras pasan los 17 años, haya mejores formas de invertir/proteger nuestro dinero.

No le discuto el argumento, sólo trato de entender cómo predice el momento de la explosión de los metales.

Saludos.

Me gusta
7 Lacónica
20 de septiembre de 2012 (00:36)

Mi pregunta es, si aparte de la compra de la plata física se podrían comprar acciones mineras de plata u oro para el corto plazo, ahora que el QE3 está en marcha.
Cree Usted que las acciones tendrán más revalorización que la plata y aprovechar así los beneficios para comprar más plata física. No se si el dolar ayudará o estropeará la inversión.
O mejor dejarse de especulaciones y comprar plata física únicamente
Gracias

Me gusta
8 Firehand
Firehand  en respuesta a  Jorge Rubio
20 de septiembre de 2012 (00:49)

Maverick75 es sencillo: Llinares lleva pronosticando el alza del precio de la plata desde hace más de un año. En ese período de tiempo la plata ha bajado un 50%, es decir, cuesta la mitad.

Llinares, hombre muy seguro en sus errores, sigue pronosticando que subirá, lo cual es bastante probable después de haber bajado un 50%. Como dijo el otro: "de las últimas 3 crisis predijo 9"

Me gusta (7)
9 Migueln
Migueln  en respuesta a  Cajero malencarado
20 de septiembre de 2012 (06:25)

El oro y más aún la plata han subido poco en comparación con lo que debieran haber hecho.

De hecho sujetan artificialmente bajos los precios

Saludos

Me gusta
10 Migueln
Migueln  en respuesta a  Firehand
20 de septiembre de 2012 (06:31)

La plata después de una meteórica subida efectivamente bajó desde 50 a la zona 25 y hay han estado sujetándola varios meses. Hasta que en las últimas semanas volvió a subir a 34.

Adjunto gráfico de últimos años.

Saludos


Me gusta (1)
11 Econovo
20 de septiembre de 2012 (09:08)

Es el expolio de los recursos naturales de la Tierra por una raza superior a la humana.

Cuando Francisco admite que los bancos encuentran en estos préstamos la solución a su liquidez, tomando el metal y vendiendolo en el mercado aunmentando su insolvencia pero viviendo como dioses mientras tanto o incluso haciendo el trabajo de Dios, yo creo que no va muy desencaminado y que incluso realmente estan haciendo el trabajo para los Dioses.

Unos dioses que bajaron del cielo y que desde tiempo de Sumeria, los egipcios, los griegos ... y siguientes civilizaciones han sometido a la humanidad, entre otras cosas para llevarse los recursos naturales entre ellos el oro de la Tierra. Los lideres, las élites del mundo estan al tanto de todo esto y lo permiten pensando que colaborando se salvarán.

Digo todo esto porque pienso que el hombre es noble por naturaleza e imposible que haga todas esas estafas a su propia gente por voluntan propia, pero eso si, el hombre es facilmente manipulable.

Saludos.

Me gusta (1)
12 Oyechata
20 de septiembre de 2012 (09:24)

Francisco tengo una pregunta, ¿es posible que estén pagando a los que se llevan el oro en concepto de costes de almacenamiento?
Estaba convencido que todas las materias primas tienen asociado un coste de almacenamiento al igual que es lógico pensar que si yo deposito oro en un banco tendré que pagar por ello.

Muchas gracias por su ayuda y por su blog, que me parece de los mejores!

Me gusta
13 Sasha
Sasha  en respuesta a  Francisco Llinares
20 de septiembre de 2012 (09:45)

La chatarra que compran estos establecimientos va directa a las fundiciones para hacer lingotes y poder ir tapando la boca a los pequeños que piden el metal. España, en su infinita estupidez, está exportando metales desde hace años. Cuando la gente se dé cuenta de que debería comprar metal tendrá que pagarlo muy caro y traerlo de fuera.

Si es cierta esta explicación, tendré que alargar la venta de la quincalla que tengo por casa. ¿Cuál será el indicador que marque el momento ideal de llevar el metal a vender? Hablo de señales entendibles por nosotros los legos, los mindundis que pululan por la calle.

Me gusta
14 Siames
Siames  en respuesta a  Oyechata
20 de septiembre de 2012 (10:15)

Vaya lio que tiene este tio en la cabeza.

Me gusta
15 snivelak
20 de septiembre de 2012 (10:30)

"salvo en el caso de Solbes, que era cónsul plenipotenciario cuando vendió el oro a menos de la mitad de lo que cotiza ahora" jajaja, si es que los españoles no podemos ser más panolis!! En todo caso, yo casi todas estas historias de conspiraciones y ruinas que se nos vienen encima prefiero no leerlas, primero porque nunca se sabe hasta qué punto son ciertas, y segundo porque para qué preocuparse si no hay nada que podamos hacer.

Me gusta
16 Alber_cl
Alber_cl  en respuesta a  Migueln
20 de septiembre de 2012 (11:43)

El gráfico que has adjuntado no es logarítmico y por aquí preferimos los gráficos logarítmicos, salvo para los spreads que pueden tener valor negativo. En cualquier caso la directriz que has dibujado queda muy bien, no se que pensar. Normalmente los gráficos que no son logarítmicos inducen a error con respecto a las directrices.

Me gusta
17 Pingpong
20 de septiembre de 2012 (12:20)

Y este campeon que se guardo todo el oro en casa o se lo regalaron los banqueros?? http://www.lavanguardia.com/sucesos/20120919/54350565550/hombre-guardaba-siete-millones-dolares-lingotes-oro.html

Me gusta
18 Toguro100
Toguro100  en respuesta a  Francisco Llinares
20 de septiembre de 2012 (12:22)

Hola Francisco,

Y ahora mismo y basándonos en el análisis técnico, ¿Ve un recorte del oro hacia la zona de 1700 o incluso 1650?

Si se llegase a esta zona sería un buen momento para la compra??

U otra opción: en el momento rompa los 1800 se podría entrar ya que buscaría los máximos históricos??

Gracias
Un saludo

Me gusta
19 Francisco Llinares
X

Francisco,

Yo le sigo en sus planteamientos y entiendo sus argumentos sobre sus predicciones alcistas para los metales.

En lo que ya no estoy tan seguro es en el "timing". ¿Cómo es usted capaz de predecir que algo de esto va a ocurrir en los 2 próximos años, como puso en el post anterior? ¿Cómo está tan seguro?

Porque es muy probable que tenga razón, pero no veamos ese requerimiento sobre los metales de los bancos centrales hasta dentro de 17 años, y mientras sigan alargando la agonía. Y mientras pasan los 17 años, haya mejores formas de invertir/proteger nuestro dinero.

No le discuto el argumento, sólo trato de entender cómo predice el momento de la explosión de los metales.

Saludos.

Francisco Llinares  en respuesta a  Jorge Rubio
20 de septiembre de 2012 (12:32)

En los momentos actuales, con un castillo de naipes en medio de un vendaval, dos años son una eternidad. Pongo dos años para no pisarme los dedos, pero las cosas van a ir mucho más deprisa.

El problema es que todo lo que conocemos puede colapsar en un día, y el que no se haya protegido ya no podrá hacerlo.

No es necesario que se destape el timo de los metales para que el papel moneda pierda mucho valor de una forma abrupta. O que el dinero de los bancos se evapore. Hay muchos riesgos en el aire, y uno sólo de ellos puede cercenar tu poder adquisitivo.

Me gusta (2)
20 Gocas
Gocas  en respuesta a  Ignacio b
20 de septiembre de 2012 (12:35)

Si es de este hilo "Tungsten-Filled 10 Oz Gold Bar Found In The Middle Of Manhattan's Jewelry District" abierto en un foro de el enlace que nos ha dejado el Sr Llinares, es lo que tiene trabajar media jornada, la verdad que admiro su capacidad de analisis Sr Llinares.

Me gusta






RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.