ETFs - PM
ETFs y panorama mundial

A veces el peor Enemigo de la Inversión somos Nosotros mismos (II)

3
Publicado por Gfierro el 30 de septiembre de 2012

 

Continúo la serie de posts que exponen de forma simplista algunos de los sesgos que mas comúnmente hacemos al invertir o al tomar decisiones sobre nuestro patrimonio. Sin embargo en algunas ocasiones estos sesgos están presentes también en las decisiones diarias de nuestra vida y por lo tanto en la percepción que tenemos de lo que nos rodea. 
 
Sabemos que nuestra percepción de la realidad es inexacta y mas inexacta será cuanto mas compleja sea la red que envuelve al fenómeno que tratamos de analizar. Es claro que los Mercados y la Bolsa son sistemas con mucha complejidad y mientras mejor entendamos los fallos y errores de nuestra percepción, mas margen y ventaja tendremos para movernos.
 
 
 

Ilusión de Percepción Asimétrica

La tendencia a creer que conocemos bien lo que otra persona hace, cómo lo hace y porqué lo hace, sin saber con exactitud las motivaciones, intereses, contexto o historial de esa persona. Un ejemplo muy común es hacer conclusiones acerca de los comentarios de Inversionistas Institucionales y/o de sus posiciones en ciertas acciones sin conocer realmente las circunstancias exactas que los han motivado y peor aún invertir de acuerdo a ello. Hay que tomar con reservas sus palabras porque podrían estar jugando a un doble discurso. Creo que fue Peter Lynch quien dijo algo parecido a: pueden saber qué y cuándo compré, pero no sabrán cuándo venderé. Lo mismo puede suceder con economistas de renombre como Stiglitz quien después de años de escepticismo acerca del euro dio su voto de confianza después de  ser contratado como Consejero por Grecia a finales del 2010. Realmente no sabemos con exactitud lo que otra persona hace ni porqué lo hace, todo son suposiciones, algunas mas cerca y otras mas lejanas a la realidad.

 
Esta ilusión de conocer mejor al otro depende muchas veces de nuestro propio marco de referencia, porque pensamos que estamos en mejor posición para ver la big picture y por tanto entender los movimientos de los demás, como si viéramos todo a ojo de pájaro. Este sesgo nubla nuestra habilidad para ver y reconocer a la persona en desacuerdo como alguien distinto y complejo. Se tiende a ver al mundo en blanco y negro y se pierde de vista la inmensa gama de tonalidades. Hace poco un rankiano a quien jamás he conocido en mi vida me dijo: “... a ti te entrenaron para usar...”, asumiendo con plena seguridad que él conocía muy bien cómo había sido yo “entrenado”, hasta parecía que me conocía muy bien casi como si hubiéramos estudiado juntos, lo cual es un ejemplo claro de este sesgo donde se crea la ilusión de que sabemos mucho de una persona cuando realmente no tenemos idea alguna.
Remember, you are not so smart, and what seems like an insight is often an illusion... One eventually arrives at the illusion of naive realism, or believing your thoughts and perceptions are true, accurate and correct, therefore if someone sees things differently than you or disagrees with you in some way it is the result of a bias or an influence or a shortcoming. You feel like the other person must have been tainted in some way, otherwise they would see the world the way you do – the right way. The illusion of asymmetrical insight clouds your ability to see the people you disagree with as nuanced and complex. You tend to see your self and the groups you belong to in shades of gray, but others and their groups as solid and defined primary colors lacking nuance or complexity., David McRaney
 
Esto me ha recordado otra frase contradictoria que ejemplifica muy bien esta ilusión (y se relaciona con la imagen anterior) que un rankiano escribió en un ocasión en un post suyo que al parecer ya ha preferido borrar por razones desconocidas. 
Es que si él viera las cosas como yo las veo, en lugar de forzarnos a ver como él las ve
 
 
 
 

Representatividad

Frecuentemente calculamos la probabilidad de eventos inciertos de los cuales no estamos 100% familiarizados y para hacerlo usamos eventos con similitudes cercanas, conocidas y recurrentes en nuestra memoria (cayendo en otro sesgo relacionado, el Heurístico de Disponibilidad), y no las que deberían ser. Dos ejemplos de estos sesgos podrían ser: 
  • Dar el mismo Risk-Premium a los bonos de Grecia y Alemania del 2001 al 2008 apesar de las enormes diferencias en sus ratios Deuda/PIB. The systematic underpricing of the risk in the peripheral countries.
  • La probabilidad con la que se juzga la quiebra de los países periféricos vista en el movimiento de la correlación de precios de sus Bonos y por tanto de sus CDS desde el 2009. The systematic overpricing of sovereign risk [in the peripheral countries].
 
Lo anterior es una muestra de que no sólo los pequeños inversionistas son presas de estos sesgos y fallas en la percepción de la realidad, sino también lo son los Inversionistas Institucionales y sofisticados (algunos sin querer y otros queriendo). 
 
El mapa en la imagen es un ejemplo de este sesgo y de como tendemos a etiquetar a las personas, ideas o en este caso países sin conocimiento previo de su realidad.
 
Este sesgo también esta presente cuando no conocemos bien el conjunto total de datos que han generado o generarán cierto resultado, entonces tendemos a inferir estos datos utilizando sólo algunos pocos de ellos como si un par de ejemplos dieran por demostrado algo. Esto sucede mucho cuando se hacen preguntas del panorama en general y las personas tienden a contestar[1] basándose en lo que ellos encuentran mas representativo y disponible dentro de su comunidad o círculo de conocidos y generalizan pensando que esa es la situación de la mayoría fuera de su círculo, en otras palabras, la gente tiende a creer que pequeñas muestras son altamente representativas de la población en su totalidad y sobrestiman su importancia. También conocido como la ley de los pequeños números, el problema es que es así como se crean los mitos , sobrestimando o subestimando un subconjunto de datos. Otros ejemplos podrían ser:
 
  • Coger los años mas recientes para hacer un estudio, uno de los fallos terribles que costo a los Quants en el 08 y 07 miles de millones y a LTCM, en su época, la quiebra. 
  • Coger una serie histórica demasiado amplia sin ser ajustada[2] pensando que así será mas representativa pero que en realidad está minimizando y/o suavizando los picos y las colas.
  • Analizar el comportamiento de un Fondo y/o su manager utilizando pocos años de referencia o sus fondos mas exitosos.
  • Creer que un analista o un vende motos es un crack porque ha tenido mas de un par de predicciones exitosas.  
 
El sesgo de Representatividad tiene una gran influencia en nuestras expectativas de riesgo y rendimiento, porque podemos creer que una probabilidad condicional o conjunta es mas probable que uno de sus componentes[3]. Nos induce a otros sesgos como el Heurístico de Disponibilidad, dando mayor peso y valor a los eventos mas recientes y representativos; al sesgo del Status Quo, omitiendo o menospreciando el impacto de evidencia nueva que no es representativa dentro del proceso, por eso es muy importante hacer un análisis minucioso de los datos, no generalizar y prestar atención a los casos particulares y excepciones como ya he mencionado en otros posts.
 
Personalmente confieso tener este sesgo al escoger mis ETFs en los que invierto, ya que muchas veces por rapidez y facilidad comienzo comparando y descartando ETFs que son similares en sus características generales y por conveniencia omito un estudio exhaustivo de todos sus componentes al inicio de mi análisis, el cual hago unicamente cuando ya tengo a los finalistas. 
 
Existe algo similar a este sesgo cognitivo dentro de la estadística, Discriminación Estadística o también llamado Racismo Racional, que es cuando algunos estereotipos son considerados estadísticamente precisos.
 
 
 
 
 
Como nota al margen creo (y puedo errar) que estos dos sesgos junto la Ilusión de Control y el Sego de Exceso de Confianza, de los que hablaré en el siguiente post, han contribuido al florecimiento de la Comentocracia (y me incluyo), donde todos comentan sobre cualquier tema o cualquier persona sin hacer el mínimo de investigación requerida o sin haber conocido o vivido la situación y sin poner en contraste sus palabras y los datos para ver si existe algún matiz. No digo que todos seamos expertos para poder opinar porque hasta los expertos tienen sesgos, sino que antes de hacerlo deberíamos estar bien informados y encontrar los matices, los pros y cons y no nada mas señalar. Debemos tratar de conocer las dos o mas caras de la moneda y no solo escoger una y pasar el resto de nuestro tiempo criticándole o creyéndole, en una palabra ser escépticos hasta de uno mismo. Ambos lados tienen ventajas y desventajas y no podemos enfocarnos ni casarnos con uno sólo.
 
 
 
 
 
 
Notas:
[1]Lo cual es válido y es por eso que las muestras de las encuestas deben cumplir con ciertos criterios.
[2]Ajustada por inflación, estacionalidad, riesgo, etc.
[3] Kahneman y Tversky (1972) 
Guía de ETFs publicados
Este blog esta escrito y editado por su autor. No esta influenciado por ningún patrocinador y en ningún momento expresa el punto de vista y sentir de Rankia. Sin embargo el blog puede estar influenciado por mis antecedentes y experiencias. Escribo con base a mis conocimientos y criterio, por lo que muchas veces puedo cometer errores, malinterpretar la información o no coincidir con la idiosincrasia, opinión y juicio del lector. El autor de este blog no esta siendo compensado al proporcionar ninguna opinión sobre productos, servicios, websites o cualquier otro rubro con excepción de libros a través del programa de afiliados de Amazon. Si en algún momento pareciera que emito recomendaciones sobre algún tema determinado, producto o servicio, aclaro que no lo hago siendo un experto sino basándome en los resultados satisfactorios que obtuve de mi propia y muy particular experiencia. El lector deberá hacer su propio “due diligence” antes de tomar cualquier decisión.

Artículos relacionados con "A veces el peor Enemigo de la Inversión somos Nosotros mismos (II)"

Etiquetas: errores trading · errores al invertir · inversión · status quo · Peter Lynch · Behavioral Economics · Behavioral Finance · Risk Premium · ETF · sesgo · inversionistas institucionales · ley de los pequeños números · Comentocracia



Añadir comentario
3
Comentarios
1 Buso
01 de octubre de 2012 (01:28)

¿A veces? Somos nuestro único amigo y enemigo. Cuando alguien comparte información contigo suele ser por uno de estos motivos:


  • Si te aprecia, es cauto y te da una opinión pero no una recomendación.
  • Quiere mostrar lo que sabe y recibir reconocimiento.
  • Quiere calentar un valor.

Ninguno de estos motivos tiene que ser necesariamente malo para el receptor del mensaje pero si te da un consejo no es por generosidad y se quien da el mensaje es honesto y sabe de qué va la inversión no te hace una recomendación sino un análisis subjetivo, claro.

Por otra parte, quien toma las decisiones es uno mismo y si se equivoca comprando a destiempo es porque es un ansioso o un crédulo. Si, por el contrario, vende en el pero momento presa del pánico él es quien se asusta y su criterio se nubla por lo que no es de fiar y menos para sí mismo puesto que la componente emocional es demasiado fuerte.

Creedme, los amigos dignos de crédito te dírán qué hacen ellos y sólo si les preguntas pero no te dirán qué debes hacer.

Cada cual toma sus decisiones y es responsable de su éxito o fracaso. Además, el éxito y el fracaso debe medirse en términos relativos: cuando los inversores quieren vender en masa los productos no pueden subir.

Me gusta (1)
2 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Buso
01 de octubre de 2012 (16:52)

Gracias por el comentario Buso había sido mucho tiempo que no te veía. La única persona que he leído en Rankia que se acerca mas tu descripción de dignos de crédito podría ser Valentín un gran rankiano. Aunque yo creo que hay varios mas dignos de crédito.

Saludos

Me gusta (1)
3 Buso
Buso  en respuesta a  Gfierro
03 de octubre de 2012 (13:35)

Los hay, yo conozco a Fernan2 y no tiene inconveniente en decirme qué compra pero me dejó claro desde el primer día que si no sabía por qué compraba algo que Bestinver lo haría bien. Cada cuál debe saber qué compra. En ocasiones también he seguido ciegamente a alguien porque veía que hacía las cosas bien y me han salido como a él pero es mejor que te explique el motivo y que lo comprendas.

Yo salí escaldado de un ETF ¿De quién fue la culpa? ¿Quien compró pirmero y averiguó depués lo que eran cotango y backwardation. Pues señores, fuy yo, no otro.

Me gusta

Recomendado por: 4 usuarios



Guardado por: 3 usuarios

Gfierro

Gfierro

La economía esta para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.




Twitter
RSS
e-Mail








Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.


Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.