TAE (La Tasa Anual Equivalente) ¿Qué es la TAE? ¿Qué incluye la TAE?

Autor: Rankia ( 3 de febrero de 2004 )
Tema: Banca, Cuentas, Vivienda

La TAE nos interesa a todos

¿Qué es más interesante? ¿Un préstamo a un 2% de interés o un préstamo a un 3%? O ¿un plazo fijo con un interés del 2% u otro con un interés del 3%? La respuesta puede parecer fácil en ambos casos. Referente al préstamo, parece más ventajoso el de menor interés, ya que se supone saldrá más barato, y en relación al depósito, se puede pensar que el mejor es el que mayor interés pague. Pero esta cuestión no es tan sencilla como parece y no siempre se corresponde. En todos los folletos informativos de créditos y depósitos bancarios, tanto bancos como cajas de ahorro incluyen dos índices: el tipo de interés nominal y el TAE.. Este último concepto (TAE), que puede parecer más complicado, ofrece un resultado más aproximado de la operación. De hecho, el Banco de España, obliga a incluir este índice desde el año 1990, en que publica la norma 8/ 1990 sobre “Transparencia de las operaciones y protección de la clientela”. Precisamente el TAE, homogeneiza sobre una base anual, además del tipo de interés, otro tipo de comisiones, por lo que el resultado es más exacto.

¿Qué significa TAE?

El significado exacto de TAE es Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva. Es un término muy financiero que se define como el resultado de una fórmula matemática que incorpora el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de la operación. El término TAE aparece tanto en los productos ahorro como en los préstamos tanto hipotecarios como consumo.

¿Qué incluye el TAE?

- En productos ahorro: la TAE recoge las liquidaciones de pago. Concretamente, la TAE es la tasa que realmente produce el dinero en juego. Aitor Beldarraín Begoña, expone el siguiente ejemplo para explicarlo. ”Si se invierte 1 millón de euros a un plazo de 1 año a un interés nominal del 4% al final del año, ese dinero ha producido un interés de 40.000 euros. Pero sí en vez de cobrar esos 40.000 euros al final el banco o caja ofrece la posibilidad de cobrar ese dinero en períodos trimestrales o semestrales, el poder disponer de ese dinero antes, supone un interés y eso es el TAE, la suma de los valores futuros de los flujos de interés”.

TAE ¿Qué es?- En préstamos: tanto en los préstamos de consumo o personales como en los hipotecarios, el TAE incluye dos conceptos que son la comisión de apertura y la de cancelación anticipada. La variación está en el porcentaje que en préstamos al consumo es más alto porque son operaciones de mayor riesgo para los bancos y aplican comisiones más altas para protegerse.

Comisión de apertura: Bajo esta denominación se esconden todos los gastos originados en las entidades financieras por la tramitación de un contrato crediticio. Habitualmente, la cuantía de esta comisión se cobra de una sola vez, cuando se firma el contrato, sin embargo, es posible pactar pagarla a lo largo de la vida del préstamo.

Comisión de cancelación o amortización anticipada: Aunque no siempre es así, generalmente las entidades financieras reconocen a sus clientes el derecho a cancelar el préstamo total o parcialmente antes de que termine el plazo. Como los intereses están estimados para el total de la vida del préstamo, si ésta se acorta el beneficio del banco o caja es menor. Por ello, al cancelar el préstamo total o parcialmente (con entregas a cuenta) las entidades financieras cobran una comisión, resultado de aplicar un porcentaje sobre la cantidad cancelada o amortizada antes de tiempo. Aquí existe una limitación y es que en los préstamos a interés variable la comisión por cancelación anticipada está limitada por ley al 1%.

Arantza González, gestora comercial de Caja Laboral, explica que “una amortización anticipada puede resultar más ventajosa que una cancelación, ya que hay entidades financieras que ofrecen la posibilidad de hacer esa amortización anticipadamente sin costes y dejar pendiente una pequeña cantidad de dinero al final del préstamo”. Aitor Beldarrain ofrece otro consejo: “Hay que tener ojo con las amortizaciones anticipadas de algunos bancos ya que permiten hacer sin costo hasta un 25% de la deuda, y si se anticipa una cantidad mayor de dinero cobran una comisión.”

¿Qué queda fuera del TAE?

El TAE es mucho más preciso que el tipo de interés para saber el coste o beneficio de la operación. Pero en el caso de los préstamos, especialmente los hipotecarios que son más complejos, existen otros gastos inevitables y que no incluye el TAE y que por tanto el consumidor debe tener en cuenta.

Nuria Horcajada, del Departamento de Comunicación del Banco de España explica que del TAE “se excluyen conceptos como los gastos que el cliente pueda evitar en uso de las facultades que le concede el contrato, se engloban aquí los gastos por transferencia de los fondos debidos por el cliente, los gastos a abonar por terceros, como corretajes, gastos notariales e impuestos y los gastos por seguros o garantías, aquí sí se incluirían dentro del TAE aquellas primas que tengan por objeto garantizar a la entidad el reembolso del crédito en caso de fallecimiento, invalidez o desempleo siempre que la entidad imponga su suscripción para la concesión del crédito.”

La TAE en las hipotecas

La TAEAitor Beldarraín explica otro concepto que existe dentro de los préstamos hipotecarios y que es el CER (Coste Efectivo del Remanente). “El término TAE marca lo que cuesta cambiar la hipoteca de un banco a otro. Incluye el tipo y la comisión por cancelación anticipada.” También la OCU ha estudiado el TAE y en un informe incluye el siguiente ejemplo para explicar qué gastos quedan fuera de esta tasa.

“Feliciano ha decidido comprarse una vivienda en el centro. Mirando los ahorros que tiene, piensa que todavía le faltan unos 100.000 euros. Su banco le ofrece un préstamo hipotecario a 10 años con las siguientes condiciones: tipo de interés nominal del 5% y TAE del 5,46%. Como no le parece mal el T.A.E. decide aceptarlo. Lo que no sabe Feliciano es que en el cálculo del TAE de los préstamos, según establece el Banco de España, sólo se incluyen los gastos que el consumidor paga a la entidad financiera, pero no todos los demás que influyen, y mucho, en el coste real del préstamo, a saber: la tasación de la vivienda, las minutas del notario y del registrador, la gestoría, los seguros que exigen las entidades (incendio, amortización de préstamo), el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados... En el caso de su préstamo, si se añaden todos esos gastos pueden llegar a sumar unos 1.900 euros.”

Conviene tener en cuenta, como explica Arantza González, gestora comercial de Caja Laboral, que estos gastos a veces son obligatorios. “Siempre hay que tasar la vivienda lo que implica unos gastos de notario, realizar las escrituras y al pedir un crédito hipotecario el banco exige hacer un seguro a la vivienda”.

Consejos aplicados a la TAE

Para clarificar al consumidor qué es el TAE y cómo debe interpretarlo a la hora de elegir un préstamo diversas organismos ofrecen consejos. Las fuentes consultadas son OCU, Banco de España y Caja Laboral y en estos tres consejos coinciden todos ellos.

1) Utilizar el TAE para comparar sólo préstamos que sean a un mismo plazo. Las comisiones hacen que sea diferente según el plazo para el que se calculan.

2) No comparar nunca el TAE de un préstamo fijo con el de un préstamo variable, ya que en esta última será siempre un T.A.E. teórico, porque no hay manera de saber a priori cuál va a ser la evolución del índice de referencia. En el caso de un préstamo de tipo de interés fijo es fácil decantarse ateniéndose al TAE, menor TAE, menor dinero pagaremos.

3) Tampoco es comparable el TAE de un préstamo personal con el de uno hipotecario. El hipotecario tiene muchos más gastos que no se incluyen en el cálculo del TAE legal, como son los explicados anteriormente, de gastos notariales, seguros obligatorios, etc.

La TAE en los préstamos

Préstamos Personales e Hipotecarios

El término TAE aparece en la información sobre productos ahorro y en la relativa a préstamos. Este concepto es obligatorio incluirlo desde 1990 en que el Banco de España sacó la circular 8/1990 sobre Transparencia de las operaciones y protección de la clientela”. En el caso de los productos ahorro, además están obligados a poner un ejemplo representativo del interés que se puede obtener con el producto anunciado.

TAE o tasa anual equivalenteCentrándonos ahora en los préstamos los bancos y cajas de ahorro ofrecen diferentes modalidades. Una primera división es ateniéndose a la cantidad de dinero a pedir. Entonces existen dos tipos de préstamos, personales, también conocidos como de consumo, y préstamos hipotecarios.

Los préstamos personales o de consumo se solicitan para adquisiciones de pequeño valor, como un coche, reformar una casa, o pagarse unas vacaciones. Los préstamos hipotecarios implican cantidades más grandes y se suelen destinar para la compra de una casa nueva o de segunda mano, aunque también se pueden pedir para otros fines. La cuestión es que la cantidad que se solicita es grande y el cliente necesita un plazo de pago mayor a los 7 años que tiene de límite el préstamo personal. Entonces el cliente opta por hipotecar su casa como garantía. Un caso frecuente es el de aquellas personas que quieren poner un negocio por lo que hipotecan su casa para ello.

Referente a las cantidades en las que oscilan los préstamos en el caso de los personales no se puede precisar. Los bancos lo deciden en función del cliente. A un buen cliente, de muchos años, con nómina domiciliada, etc., le darán más facilidades.

En el caso de los préstamos hipotecarios la cantidad que presta el banco no supera el 80% del valor de tasación de la vivienda. También son diferentes los plazos de amortización. En el primer caso son plazos cortos, como máximo 7 años y en el segundo cada vez es más frecuente llegar a 30 o 35 años.

Ambos préstamos tienen elementos comunes y el TAE es uno de ellos que además es más preciso que el tipo de interés. Se puede tener en cuenta a la hora de decantarse por un préstamo u otro pero no es el único factor a considerar. No hay que olvidar la cuantía a pagar mensualmente, la posibilidad de amortización o de cancelación anticipada, agilidad y facilidad en la tramitación, comisiones aplicadas o el grado de confianza en la entidad. Otro aspecto que el consumidor debe tener en cuenta es que cuanto menor sea el período del crédito mayor será el TAE, por lo tanto, a la hora de solicitar un crédito hay que hacer un balance entre el período de vida del crédito y las comisiones del TAE para llegar a una posición equilibrada.

En los préstamos hipotecarios, además, hay otros factores que pueden ayudar a decidirse a la hora de escoger una hipoteca. La primera, es que la vivienda será la garantía del pago. Esto no suele significar que si no se paga se embargue la casa, sino que el consumidor tiene la opción de en un momento dado vender la vivienda para hacer frente a la hipoteca. Esta garantía es la que hace que los tipos de interés hipotecarios sean más bajos que los de consumo. Mientras en estos últimos la media es de un 6% en los hipotecarios es del 4% o incluso más bajo. Existen bancos que tienen ofertas de un 2%. Los plazos de pago son más largos, lo cual ofrece cuotas más cómodas para la devolución de los intereses correspondientes.

Modalidades de préstamos hipotecarios

Existen tres tipos de préstamos hipotecarios ateniéndonos al tipo de interés: fijo, variable y mixto. La explicación es muy sencilla. El préstamo a un tipo de interés fijo significa que durante toda la vida del préstamo se pagará el mismo tipo de interés, independientemente de que suban o bajen en el mercado. El variable se revisará anualmente y se pagará el tipo de interés vigente en el mercado. Actualmente, las entidades bancarias están firmando muchos créditos de esta modalidad porque los tipos de interés no cesan de ir a la baja. El problema surgirá si un día suben los tipos de interés. Por último, el préstamo mixto combina un tipo de interés fijo inicial, entre 1 y 15 años, y un tipo variable que se revisa en función del índice de referencia al que se le suma un diferencial. En estos préstamos hipotecarios mixtos vuelve a aparecer el TAE que nos indicará el coste efectivo de la operación.

¿A cómo está el TAE?

El TAE se encuentra unos puntos por debajo del tipo de interés en el caso de los productos ahorro y unos puntos por encima en el caso de los préstamos. Ofrecer una cifra exacta es difícil porque son las entidades bancarias las que los estipulan. No obstante, el Banco de España, dentro de su página web, ofrece unas tablas dentro de su sección Tipos de interés y de cambio / Otros tipos de interés. Consultando estas tablas se pueden consultar medias ponderadas de cómo ofrecían los bancos y cajas de ahorro el TAE desde 1987, que es cuando empezaron aplicarlo. En los años anteriores, como explica Nuria Horcajada del Departamento de Comunicación del Banco de España, “son medias simples de los tipos declarados”.

En los datos utilizados para este artículo que figuran en estas tablas, que son de marzo de 2003, se aprecia que los bancos ofrecen préstamos personales que oscilan entre uno y tres años Tasas Anuales Equivalentes al 6,29%. Las Cajas de Ahorro, pican más alto con un porcentaje de 7,91%. En el caso de préstamos personales superiores a 3 años los bancos se decantan por un 6,25 y las Cajas un 7,10.

En cuanto a los préstamos hipotecarios, los bancos oscilan con un T.A.E. 4,03% y las Cajas de Ahorro se encuentran en una media de 3,99%. Y por poner algún ejemplo referente a productos ahorro los bancos ofrecen un TAE en cuentas corrientes de 1,68% frente a un 1,61 de las cajas de ahorro y en una imposición entre 1 y 2 años el TAE de los bancos está en un 1,89% y el de las cajas a un 2,22%.

Artículo publicado en la revista consumer.es

Copyright © Isabel Cendán para Consumer.es

Artículos relacionados

¿Pago de intereses en deposito?
TAE, tipo de interes nominal, tipo de interes neto, tipo de interes real
¡TIN, TAE, TOC!
Etiquetas: TAE · tasa anual equivalente · guia bancos · Guia Depositos · guia cuenta · Guia TAE
Añadir comentario
8
Comentarios
1 Fernan2
13 de enero de 2009 (11:31)

Ahora la TAE de las hipotecas está cayendo mucho... en unos pocos meses, hemos pasado de préstamos con TAE por encima del 5% a TAE por debajo del 3%. Y bajando!!

Me gusta (2)
2 Enrique valls
Enrique valls  en respuesta a  Fernan2
25 de agosto de 2011 (19:57)

Dos años después, la TAE de muchas hipotecas está sobre el 3% TAE. Sin ir muy lejos, la hipoteca premium del banco popular-e tiene una TAE del 3,09%.

Me gusta
3 Lyon_25
Lyon_25  en respuesta a  Enrique valls
08 de octubre de 2011 (08:24)

Enrique a esa tasa no es rentable para los bancos, una cosa es lo que publicitan y otra cosa lo que conceden..

Me gusta
4 Rodvar
14 de octubre de 2013 (06:52)

Hola. Como una inmensa mayoría soy ignorante en cuestiones económicas. Una entidad bancaria me han ofrecido un préstamo de 4000€ mediante una publicidad buzonera. Estoy pensando en pedirlo para saldar varias deudas de tarjetas de crédito que tengo y así dejarlo todo en un único pago mensual por el crédito este de 4000€. Pero no me aclaro mucho con los taes, tipos deudores y demás jerga financiera. Lo único que se es que llevo años sangrando por las deudas con las tarjetas de crédito, y no se si me sale mas rentable sangrar por un préstamo. Las condiciones del préstamo serian de: tipo deudor 13,82% y TAE 16,38%. A pagar en 5 añitos, unos 92€/mes. ¿Algún experto que me aconseje si es buena idea o es salir de la sartén para caer en las brasas? Me fío tanto de los bancos como de un mono con una pistola. No se si las condiciones de los prestamos se pueden comparar a los de las tarjetas y así valorar las condiciones en base a la comparación, o si son cosas completamente diferentes que nada tienen que ver.

Me gusta
5 Miguel Arias
Miguel Arias  en respuesta a  Rodvar
14 de octubre de 2013 (17:14)

Hola Rodvar,

Un prestamo al 16,38% TAE es un préstamo caro, no obstante es más barato que si te financias con el crédito de tu tarjeta.
Mira opciones de préstamo en tu banco actual y en alguna entidad adicional, seguro que te compensa porque podrás sacar el préstamo a unos tipos más baratos.

Un cordial saludo.

Me gusta
6 telefero
21 de noviembre de 2013 (13:07)

Hola
Estoy en la misma situación de Rodvar, la entidad financiera me ofrece un interes fijo de 11.95% mas una comisión de apertura de 1.75%, luego un seguro de vida por 150€.
Me dice el banco que la tarjeta de crédito ronda el 2% mensual y TAE del 24%.
El interés fijo viene a ser lo mismo del TAE? o sino, como se calcula?
Gracias por la información que nos ofreceis.

Me gusta
9 larala
16 de julio de 2014 (21:09)

Hola, la información precontractual de una tarjeta de crédito que me ha ofrecido mi banco, dice que la TAE es como sigue: 37,29€ por 300,00€ de importe total crédito; 74,57€ por 600,00€ de importe total crédito; 111,86€ por 900,00€ de importe total crédito; 149,15€ por 1.200,00€ de importe total crédito; 186,43€ por 1.500,00€ de importe total crédito. Yo pienso pagar mensualmente todo lo que deba por ese periodo. ¿Me afecta de alguna manera la TAE o eso es sólo para quienes paguen a plazos? Muchas gracias.

Me gusta
10 Enrique valls
Enrique valls  en respuesta a  larala
17 de julio de 2014 (14:28)

¿Qué tarjeta es?

Lo digo porque algunas tarjetas de crédito se emiten con pago aplazado. Y si no cambias el método de pago, después llegan los TAEs del 25% TAE.

Tienes que asegurarte que la tarjeta está modo "pago total" y no pago aplazado.

Un saludo,

Me gusta

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.