Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

Respuestas: 194

25/02/12 (11:57)

Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

Suscríbete a este hilo

Estimados amigos a todos los afectados por estos productos tóxicos como participaciones preferentes y subordinadas
nos interesa saber qué es lo que están diciendo los tribunales pues deben saber los que nos
consideramos engañados que la justicia nos ampara.

Por ello he creado este nuevo tema para el que tenga conocimiento de sentencias pueda incluir aquí alguna referencia
que nos pueda ser de utilidad.

Comienzo poniendo algunos fragmentos de la siguiente sentencia contra la Caja de Ahorros de Madrid en 2004 y que estima íntegramente la demanda en relación a participaciones preferentes:


Juzgado de Primera Instancia núm. 15.Sentencia de 15 noviembre 2004
AC\2004\2042

El Juzgado de 1ª Instancia núm. 15 de Palma de Mallorca estima íntegramente la demanda formulada, declarando la obligación de la entidad demandada «Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid» de abonar a la actora la suma de 5.281,35 euros con los intereses legales de dicha cantidad desde la interposición de la demanda, y la que resulte devengará desde la fecha de la Sentencia y a favor de la acreedora el interés señalado en el art. 576 LECiv/2000.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO
Por el Procurador ......., en la representación que ostenta, se formuló demanda de juicio ordinario contra la entidad «Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid», sobre reclamación de cantidad, alegando como fundamento de su pretensión, los hechos que, a continuación, sucintamente, se relacionan: «Que la actora, depositó en fecha 13 de diciembre de 1999, la cantidad de 6.957.806 pesetas en la entidad demandada a fin de suscribir 42.000 euros correspondientes a la suscripción de la emisión de participaciones preferentes Caymadrid, informándosele que se trataba de un producto que daba un interés de un 5,25%, y, que se podía disponer de todo o parte sin ningún gasto, no advirtiéndosele de las restantes características esenciales para poder adoptar una decisión coherente, efectuando la actora apuraciones de reembolso en fechas 31 de mayo de 2000, 5 de enero de 2001, y 18 de septiembre de 2002, percibiendo los rendimientos de esos tres años por importe de 1.418,94 euros; una vez solucionados los problemas familiares acudió a saber cuál era la cantidad que le quedaba, informándosele que era de 399.326 pesetas, que no se correspondía con sus cálculos, ya que la misma ascendía a 1.278.576 pesetas, efectuándose las correspondientes reclamaciones, habiendo sido muchas las personas que en base a informaciones engañosamente atractivas como la facilitada a la actora, y, confiando en las informaciones verbales de los directores de las oficinas, suscribieron participaciones preferentes, comprobando con posterioridad que entre la información y la realidad existían cuestiones de las que tenían que haber sido informados», alegando, a continuación, los fundamentos legales que estimó de aplicación al caso, terminando por suplicar el dictado de una sentencia por la que se declare la obligación de la entidad demandada de abonar a la actora la suma de 5.281,35 euros, condenando a la demandada a estar y pasar por tales declaraciones, así como al pago de los intereses legales sobre la antedicha cantidad desde la interposición de la demanda hasta la fecha de sentencia definitiva, devengando a partir de ese momento los intereses previstos en el artículo 576 de la LECiv ( RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892) , con expresa imposición de costas a la demandada.

.....
.......

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO
Por la actora se ejercita una acción de reclamación de cantidad, en concreto 5.284,22 euros, por las pérdidas sufridas por la misma como consecuencia de la contratación de un producto financiero denominado «participaciones preferentes», debido a un erróneo asesoramiento financiero que le prestó la demandada al no tener en cuenta su perfil de inversora, así como informar de manera sesgada de las características esenciales y reales del producto contratado. Dice la Audiencia Provincial de Madrid, Sección 14ª, en Sentencia de fecha 10 de febrero de 2003 ( AC 2003, 1147) , en su fundamento de derecho tercero que: «Las entidades financieras son la piedra fundamental del edificio de la economía y, por ello, el ordenamiento jurídico reviste de especial rigor el cumplimiento puntual de las obligaciones contraídas tanto por las entidades financieras como por los clientes. El legislador ha establecido un derecho de los contratos financieros, legal y reglamentario de naturaleza mixta, jurídico-privada (contabilidad, publicidad, información obligatoria y contratación) y jurídico-pública (régimen reforzado de sanciones administrativas), con una doble finalidad, garantizar la transparencia de las operaciones frente a clientes e inversores y la represión de los desequilibrios en la contratación de los productos financieros»; los principios básicos que han de inspirar la regulación relativa a la protección de los consumidores de productos financieros, a fin de conseguir su mayor eficacia, según el abogado D. José Manuel García Crespo, «Las entidades financieras ante la jurisdicción», Cuadernos de Derecho Judicial XX-2003, «Contratos Bancarios», son los siguientes: a) Proporcionar una información de alta calidad que permita una «decisión informada», lo que implica que antes de adquirir el producto o servicio financiero el consumidor tenga adecuada información sobre: descripción de los servicios o del producto; beneficios que ofrece; costes; riesgos y obligaciones; implicaciones legales; cómo obtener información adicional si la necesita, tratándose, por tanto, de facilitar al consumidor una información clara, transparente y proporcionada, buscando la claridad y no la cantidad; b) Que los consumidores tengan tiempo y oportunidad de reflexionar mediante una información clara de sus obligaciones, mediante ofertas vinculantes y con un derecho de desistimiento, en caso de venta a distancia de determinados productos o servicios; c) Flexibilizar la regulación sobre el diseño de productos y servicios, lo que implicará la posibilidad de ofrecer al consumidor una gama más amplia de productos y servicios; d) Crear un sistema independiente, sencillo y ágil de reclamaciones; e) Establecer un marco regulatorio claro y equilibrado entre la industria y los consumidores; El sistema bancario español ha de garantizar a los clientes de entidades de crédito una adecuada transparencia, ofreciendo a cada cliente una información más personalizada, más allá de lo que la normativa exige, con lo que se trata de ofertar a cada cliente los productos financieros según sus necesidades y perfil de riesgo.

.......
........

FALLO

Que estimando íntegramente la demanda formulada por el Procurador ......, en nombre y representación de Dª ...., debo declarar y declaro la obligación de la entidad demandada «Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid» de abonar a la actora la suma de cinco mil doscientos ochenta y un euros con treinta y cinco céntimos
(5.281,35 euros), condenando a la entidad demandada «Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid» a estar y pasar por dicha declaración y al pago a la actora de dicha cantidad más los intereses legales de la misma desde la fecha de interposición de la demanda, y, la cantidad que resulte devengará desde la fecha de esta sentencia y a favor de la acreedora, el interés a que se refiere el artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ( RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892) , con expresa condena a la entidad demandada de las costas causadas en el presente procedimiento.

Notifíquese la presente resolución a las partes, haciéndoles saber que, contra la misma cabe interponer recurso de apelación, para ante la Ilma. Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, el cual se preparará por medio de escrito presentado ante este Juzgado dentro del plazo de cinco días, a partir del siguiente al de su notificación en la forma establecida en el artículo 457 de la Ley 1/2000 de 7 de enero.

Así por esta mi sentencia, juzgando definitivamente en primera instancia, lo pronuncio, mando y firmo

manuel525
en respuesta
a manuel525
25/02/12 (12:30)

Re: Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

Pero claro amigos, no es tan fácil conseguir la nulidad del contrato y hay que hilar muy fino pues cuando uno se mete en juicios puede pasar de todo, mirad por ejemplo, en este caso participaciones preferentes de Lehman Brothers suscritas en Banesto que en primera instancia le dan la razón a las demandantes pero después el recurso de apelación ante la Audiencia Provincial le da la razón al banco.

Jurisdicción: Civil
Recurso de Apelación núm. 109/2008
Ponente: Ilmo. Sr. D. josé antonio lahoz rodrigo

La Sección 7ª de la Audiencia Provincial de Valencia declara haber lugar al recurso de apelación interpuesto por la parte demandada frente a la Sentencia de instancia.

En la Ciudad de Valencia, a dos de junio de dos mil ocho.

Vistos, ante la Sección Séptima de la Ilma. Audiencia Provincial de Valencia, en grado de apelación, los autos de Juicio Ordinario - 000317/2007 seguidos ante el JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCION NUMERO 1 DE LLIRIA entre partes; de una como demandado - apelante/s BANCO ESPAÑOL DE CREDITO dirigido por el/la letrado/a ANGEL RAFAEL CLIMENT SERENA y representado por el/la Procurador/a D/Dª y CARLOS FRANCISCO DIAZ MARCO, y de otra como demandante- apelado/s-impugnante ..... dirigido por el/la letrado/a D/Dª. D/Dª. ....... y representado por el/la Procurador/a D/Dª ...........

ANTECEDENTES DE HECHO:

PRIMERO

En dichos autos, por el Ilmo. Sr. Juez del JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCION NUMERO 1 DE LLIRIA, con fecha 20 de octubre de 2007 se dictó la sentencia, cuya parte dispositiva es como sigue: "FALLO: ESTIMANDO la demanda interpuesta por la Procuradora ....... en nombre y representación de ....... DEBO DECLARAR Y DECLARO NULO EL CONTRATO firmado el 17 de octubre de 2005 entre ..... y Banco Español de Crédito y, en consecuencia, CONDENAR a BANCO ESPAÑOL DE CREDITO a reintegrar a la actora la cantidad de 149.998 € más los intereses legales desde la interpelación judicial. No se hace condena en costas.".

SEGUNDO
Contra dicha sentencia, por la representación de la parte demandada se interpuso recurso de apelación, y por la parte demandante se impugnó la sentencia y previo emplazamiento de las partes se remitieron los autos a esta Audiencia, en donde comparecieron las partes personadas. Se ha tramitado el recurso, acordándose el día 28 de mayo de 2008 para Votación y Fallo, en que ha tenido lugar.

.....
......

FUNDAMENTOS DE DERECHO:
PRIMERO
El recurso de apelación, interpuesto por la representación procesal de la demandada contra la sentencia de instancia, la impugna al considerar que no valora en debida forma la prueba practicada e infringe por aplicación indebida el artículo 1261-1 del CC ( LEG 1889, 27) y 10 de la Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios ( RCL 1984, 1906) , por lo que interesa su revocación y, por el contrario, se dicte nueva sentencia que desestime la demanda y le absuelva de la pretensión contra el ejercitada.

Entrando en el enjuiciamiento de los motivos de apelación, este tribunal considera necesario referirse a los hechos de la demanda, pretensión ejercitada, cuestiones controvertidas y sentencia dictada al efecto de delimitar el ámbito del recurso, resultando lo siguiente: a) La demandante, con fundamento en el artículo 1261-1 del C.C ( LEG 1889, 27) ., nulidad del contrato por vicio del consentimiento, y artículo 10 de la Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios ( RCL 1984, 1906) , en cuanto a las exigencias de claridad, sencillez y justo equilibrio de las prestaciones, interesa la nulidad del contrato celebrado el 5 de octubre de 2005, constitución de un depósito bancario por el que se adquieren 150 participaciones preferentes Lehman Brothers Tresuy, al considerar que no recibió una información veraz por los representantes de la entidad bancaria, induciéndola erróneamente a formalizar un depósito mobiliario en el que no se le garantizaba el capital, se sujetaba a oscilaciones del mercado bursátil y se sujetaba a un plazo de 30 años, por lo que solicitaba que la entidad bancaria le reintegrara su importe, 149.998 euros; b) La demandada se opuso y alegó que la demandante y sus hermanas recibieron una completa información del producto financiero que suscribieron, y prueba de ello es que tenía conocimiento de otros productos que rechazó y decidió suscribir participaciones preferentes Lehman Brothers Tresury por su alta rentabilidad, teniendo pleno conocimiento de las circunstancias de la emisión tanto en lo concerniente al vencimiento como su rentabilidad, por lo que negaba que la demandante hubiera incurrido en vicio de consentimiento por error esencial; c) La sentencia de instancia estimó la demanda y la fundó en el hecho de que los responsables de Banca Privada de la entidad demandada no fueron veraces en la información facilitada y no se le entregó por escrito las características de la emisión; la parte demandada recurre la sentencia de instancia; d) Revisada la prueba, los hechos que se declaran probados por este tribunal son los siguientes:

1) La demandante, con ocasión de la venta de unos campos, recibió por donación el importe de 150.000 euros, ingresándolos en una cuenta corriente de BANESTO y contrató en fecha 23 de junio de 2005 una imposición a plazo fijo; en idéntica situación estaban sus hermanas;

2) Deseosa de obtener una rentabilidad superior, la demandante y sus hermanas se pusieron en contacto con el Director de la oficina quien recomendó ponerlo en conocimiento del departamento de Banca Privada de la entidad para que les asesoraran sobre los productos financieros y su rentabilidad, y así se produjeron varias reuniones a las que asistió D. Alonso quien comunicó a su superior, D. Pablo, Director del Departamento, que ya tenían elegido el producto y que cuando saliera una emisión la suscribirían;

3) En fecha 10 de octubre suscribe la demandante un contrato de deposito y administración de valores, documentos 2 y 3 de la demanda, firma una orden de compra de 150 valores de Lehman Brothers por un nominal de 1.000 euros la unidad, y suscribe el contrato de asesoramiento sobre inversiones, documentos 4, 5 y 6 de la demanda;

4) El producto contratado fueron las participaciones preferentes, también llamados bonos simples o renta fija internacional, emitidos por Lehman Brothers Treasury, con las siguientes características: garante, Lehman Brothers Holding; fecha de emision, octubre de 2005; fecha vencimiento, octubre 2035; formato, deuda senior, con calls cada 5 años; rentabilidad bruta, año 1º, 6,25%, año 2º- 5º, 7,25%. Dicha rentabilidad se vera minorada en un 0,50% como gastos de gestión de dicho contrato; liquidación de intereses, anual, e importe de la inversión, 149.998 euros cargados en cuenta el 5 de octubre de 2005;

5) La negociación, por parte de la demandante y sus hermanas, fue dirigida por su cuñado ......, casado con ...., y tanto ella, como sus hermanas ...... suscribieron participaciones preferentes;

e) En la información recibida por BANESTO de la cartera de valores, a fecha 31 de enero de 2007 cotizaba al 76,57 % del precio de emisión, produciéndose una perdida patrimonial de 32.565 euros; en fecha 29 de enero de 2007 demandaron en conciliación a la entidad BANESTO, con el resultado de terminado sin efecto.

La parte apelante sostiene que la demandante y sus hermanas estaban informadas de las condiciones y características del producto financiero que al final suscribieron, y esa conclusión la apoya en dos hechos, el primero, que por parte del representante de Banca Privada Sr. Alonso que informó a los inversores remitió a la esposa del representante, Sr. ......, información sobre otros productos, folios 57 y 58, por lo que se decidieron por los Lehman Brotherse por su alta rentabilidad, siendo plenamente conocedores de sus características, especialmente el plazo de vencimiento, su cotización en un mercado secundario y la garantía del capital al tiempo del vencimiento, el segundo, que ya conocían esos productos porque el tío de las inversoras, D. ....., era cliente de la entidad y titular de varias emisiones de esas acciones preferentes, por lo que su intención era la de invertir para obtener una mayor rentabilidad, y eso solo se obtiene invirtiendo en bolsa. La demandante apoya su pretensión de nulidad por error esencial del consentimiento, en el hecho de que los responsables de Banca Privada omitieron parte de la información sobre las características de las participaciones preferentes Lehman Brothers pues la postura de ellos, manifestada en las reuniones, era que debía garantizarse el capital, que el capital debía estar disponible en cualquier momento y se aseguraba un interés del 6.25% el primer año y del 7,25% del 2º al 5º año si continuaba el deposito, pero nunca fue su voluntad la de comprar unas participaciones preferentes que no garantizaban el capital al estar sujeto a las oscilaciones del mercado secundario, es decir, cotizaba en bolsa, se establecía un plazo de vencimiento de 30 años, circunstancia esta que difícilmente es admisible para una persona de capacidad económica media. Frente a estas posiciones de las partes, la prueba practicada permite profundizar en algunas características de las participaciones preferentes, Lehman Brothers, y ponerlas en relación con la cuestión controvertida; la primera, que en cualquier momento el inversor puede dar orden de venta de las acciones, obteniendo el valor de cotización en ese momento; la segunda, que cada 5 años la emisora puede recuperar las acciones mediante el pago de su valor nominal, lo que resulta condicionado a su cotización en el mercado secundario, y, la tercera, que a los 30 años se garantiza la recuperación de la inversión por su valor nominal. Por tanto, siguiendo la exposición de la recurrente debemos resolver si cuando la demandante compró las participaciones preferentes de Lehman Brothers era conocedora de sus características o, por el contrario, se le indujo a error al ocultarlas.

Revisada la prueba practicada, resulta probado que la demandante y sus hermanas negociaban en bloque la inversión y recibieron el asesoramiento sobre los productos que ofrecían mayor rentabilidad en el sector financiero, pues si esa no hubiera sido la finalidad se habría conservado la imposición a plazo fijo. Seguridad del capital y máxima rentabilidad son incompatibles y difícilmente es admisible que se garantice el capital y se ofreciera una rentabilidad de casi el doble de la que por aquellas fechas operaba en los depósitos corrientes, y además, debe tenerse en cuenta la influencia que D........ pudo producir en sus sobrinas para invertir un capital importante y obtener la máxima rentabilidad del mercado. Es difícil admitir que la demandante, a quien se le había remitido información sobre otros productos, no se informara del destino de un capital importante, y a esa conclusión llega este tribunal tras valorar la prueba testifical de los responsables de Banca Privada que declararon que informaron sobre las condiciones de productos financieros y que decidió el producto antes de que se emitieran las participaciones, por lo que la firma de todos los documentos que se a acompañan responde a la libre exteriorización de la voluntad de la demandante.

Para que el error en el consentimiento invalide el contrato es necesario que recaiga sobre la sustancia de la cosa que constituye su objeto o sobre aquellas condiciones de la misma que hubieren dado lugar a su celebración, que derive de hechos desconocidos por el obligado voluntariamente a contratar, que no sea imputable a quien lo padece y que exista un nexo causal entre el mismo y la finalidad que se pretendía en el negocio jurídico concertado. Por último, y como complemento, el error debe ser inexcusable, es decir, que no pudo ser evitado empleando una diligencia media o regular de acuerdo con los postulados de la buena fe.

Si aplicamos ese criterio al caso que nos ocupa, las conclusiones a las que se llegan son:

a) La demandante sabia la diferencia existente entre una imposición a plazo fijo, de baja rentabilidad, y un depósito de rentabilidad mas alta, pues de lo contrario habría dejado su dinero bajo la modalidad primera que garantiza la disponibilidad inmediata del capital;

b) El Director de la oficina bancaria, ante la solicitud de información sobre productos de mayor rentabilidad, difiere el asunto al departamento de Banca Privada, especializado en la materia, reuniéndose en varias ocasiones un responsable con los interesados, a quienes les remite información sobre los productos;

c) Se llega a un acuerdo y cuando se emite las acciones las suscribe, firmando las ordenes de compra y el contrato de gestión de cartera; los títulos cotizan en bolsa y se pierde parte de su valor al cotizar bajo par;

d) La demandada no estaba obligada a publicar las condiciones de la emisión, pues como declaró el Director del departamento al cotizar en el mercado secundario no era necesario, pues la entidad demandada actuaba como agente o intermediario, correspondiendo en todo caso al emisor, por lo que no se aprecia infracción del artículo 19 de la Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios ( RCL 1984, 1906) , máxime cuando la inversión era de riesgo pero se obtenía una rentabilidad muy alta.

En definitiva, no concurre vicio en el consentimiento y no procede declarar la nulidad del contrato formalizado el 5 de octubre de 2005.

En atención a lo expuesto procede estimar el recurso y revocar la sentencia de instancia, dictando otra que desestima la demanda y absuelve a la demandada de la pretensión ejercitada.

........
.......

FALLAMOS

En su virtud, vistos los preceptos de legal y pertinente aplicación.
Que con estimación del recurso de apelación, interpuesto por el/la Procurador/a D/Dª. Carlos Francisco Díaz Marco en representación de BANCO ESPAÑOL DE CREDITO, SA, contra la sentencia de fecha 20 de octubre de 2007, dictada por el Juzgado de Primera Instancia NÚM. 1 de Lliria, debemos revocarla y, en su lugar, se dicta otra por la que: "Desestimamos la demanda instada por ....... y absolvemos al BANCO ESPAÑOL DE CREDITO, SA de la pretensión contra el ejercitada, imponiendo a la demandante las costas de primera instancia."

titofernandito
en respuesta
a manuel525
25/02/12 (15:13)

Re: Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

hola manuel llevas razon esto no se entiende hay que ir con mucho tiento claro esta que segun
LA CONSTITUCION ESPAÑOLA articulo 33-3-dice:Nadie podra ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad publica o interes social,mediante la correspondiente indemnizacion y de conformidad con lo dispuesto en las LEYES ,que seria las expropiaciones entonces a nosotros no nos han expropiado nos an ro.....o y essto de los tribunale spuede salir por peteneras un saludo siga usted dando informacion es muy util saber donde estamos metidos

manuel525
en respuesta
a titofernandito
25/02/12 (15:35)

Re: Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

Hola tito, pues sí cuando te metes en vericuetos legales puedes salir trasquilado, hay que tener mucho cuidado, desde luego tener un historial bancario que demuestre que siempre has sido un inversor conservador es un paso importante. Saludos

anamatos
en respuesta
a manuel525
27/02/12 (12:58)

Re: Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

Manuel, no voy a darte la lata con mi historia, pero yo tengo prefrentes 2009 y no estaba enterada de lo que me vendían, confié en mi director, como la mayoria de clientes de Caja Madrid.Y si vieras mi test de idoneidad, firmado por el dorso..es increible, pero bueno...A la pregunta que quiero hacerte y si es que me puedes contestar te agradezco infinitamente : Lo que está sucediendo con los ahorristas de esta caja no es suficiente como para que actue de oficio la fiscalía.
Es algo que me ronda en la cabeza.Muchas gracias y un saludo cordial.

manuel525
en respuesta
a anamatos
27/02/12 (14:22)

Re: Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

Es un tema complejo anamatos, pues la realidad es que el poder lo tienen los bancos y los políticos tienen que bailar a su son. Fíjate que ni el Banco de España ni la CNMV que son los responsables de velar por los inversores minoristas se han prácticamente manifestado, con lo que es enorme la soledad que uno siente, pues parece que los bancos tienen total impunidad para hacer lo que les plazca. Uno tiene que saber lo que realmente ha firmado pues está claro que ante un tribunal a eso se agarrarán los bancos. En fin, suerte.

19/06/12 (18:11)

Re: Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

Hola Manuel,

He revisado las Sentencias a las que haces referencia. Sin embargo, todas son sobre participaciones preferentes. ¿Conocéis Sentencias que acuerden la nulidad contractual de casos de DEUDA SUBORDINADA?

Un saludo,
gracias

mmareaserena
en respuesta
a giliisland
26/06/12 (20:11)

Re: Jurisprudencia (sentencias) sobre participaciones preferentes y deuda subordinada

giliisland,
si te vale mi respuesta, a mi tb me han colado deuda subordinada de la 8º emision,caducidad 2018, me lo vendieron como deposito fijo a sacar cuando se quisiera, hoy mismo he hablado con un abogado economista,al tener caducidad, dicen ser mas complejas a la hora de llevar el tema a los tribunales, ya que como no han vencido ellos pueden alegar que tu aun no has perdido tu dinero y no puedes reclamar

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.