Casilla 27 y 739 programa PADRE, seguro de vida Mapfre

Respuestas: 5

04/05/10 (11:40)

Casilla 27 y 739 programa PADRE, seguro de vida Mapfre

Suscríbete a este hilo

Certificado que envía Mapfre referente a un seguro de vida cobrado en 2009:

Ingresos integros: 7609,31
Reducción DT 4ª ley: 1191,12
Base retención: 6418,19
Retención: 1155,27

Compensación fiscal anterior a 2006

Rendimiento: 6418,19
Reducción: 4507,90
Rendimiento neto: 1910,29

¿Dónde introducir estos datos? ¿Casilla 27 y 739? ¿Dónde introducir cada dato? gracias

al.rodrigo
en respuesta
a Vllpineda
04/05/10 (12:04)

Re: Casilla 27 y 739 programa PADRE, seguro de vida Mapfre

Casilla 027, página 3 (II):

Ingreso íntegro: 7.609,31
Retención: 1.155,27
Reducción DT 4ª Ley: 1.191,12

Casilla 739, página 13 (II):

Tercera casilla: 6.418,19
Cuarta casilla: 1.910,29

Indicar, si el seguro es de prima única (se ha pagado un solo recibo en el momento de la suscripción) ese certificado es incorrecto. Si ha sido de pago periódico no tengo los datos suficientes para valorarlo. Pero para que lo puedas comprobar, pego lo que ya he escrito otras veces (el año pasado la última vez).

Por tanto, recordar también lo ya escrito en multitud de ocasiones (mira que soy pesado) para poder comprobar esos certificados y poder rellenar correctamente esa “reducción a la que habría tenido derecho”.

Y me centraré en los contratos de seguro, cuyos rendimientos, por un lado pueden estar afectados por la aplicación de coeficientes de abatimiento, con lo que una parte de ese rendimiento puede estar no sujeto al Impuesto, y por otra parte pueden tener una compensación fiscal por la pérdida de la posibilidad de aplicación de coeficientes de reducción en función del período de generación de los rendimientos en caso de ser menos favorable el nuevo régimen fiscal.

Considero que, si es el caso, es recomendable que cada uno se calcule la reducción a la que hubiese tenido derecho de no haberse modificado la Ley. Aunque las compañías aseguradoras están obligadas a dar esa información, en algunas ocasiones (más de las deseadas) no lo hacen, o lo hacen incorrectamente. Vamos a ver toda la normativa relativa a este asunto, la vigente hasta el 31.12.2006, ya que es necesario conocer cómo tributaban antes de la última reforma fiscal, y la que está en vigor en estos momentos. Pondré, asimismo, seis ejemplos que creo recogen toda la casuística para poder calcular esa reducción a la que se hubiese tenido derecho.

Como también decía, si bien entiendo que sólo están afectados por la compensación fiscal de la disposición transitoria decimotercera de la Ley 35/2006 tanto los rendimientos del artículo 25.2, procedentes de la cesión a terceros de capitales propios, como los del artículo 25.3.a).1º, relativos a la percepción de un capital diferido procedente de contratos de seguro, como decía, me voy a centrar en estos últimos, ya que a los rendimientos del artículo 25.2 sólo les era de aplicación una reducción del 40% en caso de ser el período de generación superior a dos años. Por tanto comentando sólo los procedentes de contratos de seguros ya se incluyen los procedentes de la cesión a terceros de capitales propios. Transcribiré, además, casi todos los artículos a los que hago referencia.

Estos rendimientos están considerados como rendimientos del capital mobiliario, de los que integran las rentas del ahorro y vienen determinados por la diferencia entre el capital percibido en el vencimiento o rescate y las primas satisfechas.

“Artículo 25. Rendimientos íntegros del capital mobiliario.

Tendrán la consideración de rendimientos íntegros del capital mobiliario los siguientes:

...

3. Rendimientos procedentes de operaciones de capitalización, de contratos de seguro de vida o invalidez y de rentas derivadas de la imposición de capitales.

a) Rendimientos dinerarios o en especie procedentes de operaciones de capitalización y de contratos de seguro de vida o invalidez, excepto cuando, con arreglo a lo previsto en el artículo 17.2.a) de esta Ley, deban tributar como rendimientos del trabajo.

En particular, se aplicarán a estos rendimientos de capital mobiliario las siguientes reglas:

1º) Cuando se perciba un capital diferido, el rendimiento del capital mobiliario vendrá determinado por la diferencia entre el capital percibido y el importe de las primas satisfechas.

...”

Pero esto no siempre ha sido así. Hace tiempo estos rendimientos eran considerados como variaciones patrimoniales, ganancias o pérdidas. Por tanto estaban afectados por la aplicación de los coeficientes reductores sobre las ganancias en función del tiempo de generación de las mismas. En nuestros días, yendo a lo que nos interesa, esto supone la existencia de un régimen transitorio para los rendimientos procedentes de primas satisfechas con anterioridad al 31.12.1994. Además, con la entrada en vigor de la Ley 35/2006, hay que tener en cuenta que estos coeficientes (llamados coeficientes de abatimiento) sólo se aplican a los rendimientos generados con anterioridad al 20.01.2006 y procedentes de esas primas pagadas antes del 31.12.1994.

Dicho régimen transitorio está regulado en la disposición transitoria cuarta de la Ley 35/2006. Establece un coeficiente reductor del rendimiento positivo (estos coeficientes nunca se aplican sobre rendimientos negativos) generado con anterioridad al 20.01.2006, del 14,28% por cada año de antigüedad de la prima hasta el 31.12.1994 y redondeado por exceso. Es decir, del 14,28% para rendimientos procedentes de primas satisfechas en 1994, el 28,56% para rendimientos procedentes de primas satisfechas en 1993,... y así sucesivamente iríamos hasta, en teoría, los rendimientos procedentes de primas pagadas con anterioridad al 31.12.1987, en los que el coeficiente es del 100%, pero en la disposición transitoria, no sé si por error, al final, establece que cuando hayan transcurrido más de seis años, el porcentaje a aplicar será el 100%, con lo que ya se puede aplicar este coeficiente al rendimiento procedente de primas satisfechas con anterioridad al 31.12.1988.

Esta misma disposición transitoria, legisla la forma de obtener los rendimientos correspondientes a cada una de las primas y de determinar la parte de dichos rendimientos generados con anterioridad al 20.01.2006. Traducido para los que procedemos de las ramas de Ciencias, para el cálculo de los rendimientos correspondientes a cada prima, lo hace a través de un reparto proporcional en relación con el producto del importe de las primas por el número de años transcurridos desde que fue satisfecha hasta el cobro de la percepción. Para calcular la parte del rendimiento que se ha generado con anterioridad al 20.01.2006, lo hace nuevamente con un reparto proporcional, dividiendo el tiempo transcurrido desde el pago de la prima hasta el 20.01.2006, entre el tiempo transcurrido desde el pago de la prima hasta el cobro de la prestación. Y aquí entiendo que la Ley cuando dice “tiempo transcurrido” se refiere a “número de días”.

“Disposición transitoria cuarta. Régimen transitorio de los contratos de seguro de vida generadores de incrementos o disminuciones de patrimonio con anterioridad a 1 de enero de 1999.

Cuando se perciba un capital diferido, a la parte del rendimiento neto total calculado de acuerdo con lo establecido en el artículo 25 de esta Ley correspondiente a primas satisfechas con anterioridad a 31 de diciembre de 1994, que se hubiera generado con anterioridad a 20 de enero de 2006, se reducirá en un 14,28 por 100 por cada año, redondeado por exceso, que medie entre el abono de la prima y el 31 de diciembre de 1994.

Para calcular el importe a reducir del rendimiento neto total se procederá de la siguiente forma:

1º Se determinará la parte del rendimiento neto total que corresponde a cada una de las primas satisfechas con anterioridad a 31 de diciembre de 1994. Para determinar la parte del rendimiento total obtenido que corresponde a cada prima del contrato de seguro, se multiplicará dicho rendimiento total por el coeficiente de ponderación que resulte del siguiente cociente:

En el numerador, el resultado de multiplicar la prima correspondiente por el número de años transcurridos desde que fue satisfecha hasta el cobro de la percepción.

En el denominador, la suma de los productos resultantes de multiplicar cada prima por el número de años transcurridos desde que fue satisfecha hasta el cobro de la percepción.

2º Para cada una de las partes del rendimiento neto total que corresponde a cada una de las primas satisfechas con anterioridad a 31 de diciembre de 1994, se determinará, a su vez, la parte de la misma que se ha generado con anterioridad a 20 de enero de 2006. Para determinar la parte de la misma que se ha generado con anterioridad a dicha fecha, se multiplicará la cuantía resultante de lo previsto en el número 1º anterior para cada prima satisfecha con anterioridad a 31 de diciembre de 1994, por el coeficiente de ponderación que resulte del siguiente cociente:

En el numerador, el tiempo transcurrido entre el pago de la prima y el 20 de enero de 2006.

En el denominador, el tiempo transcurrido entre el pago de la prima y la fecha de pago de la prestación.

3º Se determinará el importe a reducir del rendimiento neto total. A estos efectos, cada una de las partes del rendimiento neto calculadas con arreglo a lo dispuesto en el número 2º anterior se reducirán en un 14,28 por 100 por cada año transcurrido entre el pago de la correspondiente prima y el 31 de diciembre de 1994. Cuando hubiesen transcurrido más de seis años entre dichas fechas, el porcentaje a aplicar será el 100 por 100.”

Hasta el 31.12.2006 se pudieron aplicar coeficientes reductores a este tipo de rendimientos, del 40% o del 75%, dependiendo de la antigüedad de la prima. A destacar que, a diferencia de los coeficientes de abatimiento del punto anterior, estos coeficientes de los que hablo ahora sí que se aplican tanto a rendimientos positivos como a rendimientos negativos. Estaban regulados en los artículos 24.2.b, y 94 de la antigua Ley del IRPF, el Real Decreto Legislativo 3/2004 (si bien, para el tema del que hablo, entiendo que del artículo 94 sólo interesan los puntos 2 y 3). Pero además también estaban regulados en la disposición transitoria sexta de este Real Decreto Legislativo.

Aclaro que cuando se habla de “período superior a...”, hay que tomarlo en sentido estricto. Es decir, si por ejemplo se dice “período superior a dos años”, quiere decir que no sirven dos años, sino más de dos años (por ejemplo dos años y un día). También hay que tener en cuenta que cuando se habla de años, se cuenta de fecha a fecha, como un cumpleaños. Así, si la prima fue satisfecha el 10.01.2004, para que el período de generación haya sido superior a dos años, la percepción no debe de haberse cobrado, al menos, hasta el 11.01.2006.

Como ya he adelantado, estos coeficientes reductores eran del 40% para los rendimientos correspondientes a primas satisfechas con más de dos años de antigüedad a la fecha en que se perciban los citados rendimientos y del 75% para los rendimientos con más de cinco años de antigüedad.

El porcentaje del 75% resultaba también de aplicación a los rendimientos procedentes de este tipo de contratos cuando la prestación se perciba en forma de capital, se hayan satisfecho varias primas a lo largo de la duración del contrato, guardando una cierta periodicidad y regularidad, y hayan transcurrido más de ocho años desde el pago de la primera prima hasta la percepción del capital. Pero, de acuerdo con la disposición transitoria sexta, este porcentaje del 75% sólo es aplicable a contratos de seguros concertados desde el 31.12.1994.

Veamos los artículos citados del Real Decreto Legislativo 3/2004.

“Artículo 24. Gastos deducibles y reducciones.

a) ...

b) Los rendimientos derivados de percepciones de contratos de seguro de vida o invalidez recibidas en forma de capital se reducirán en los términos previstos en el artículo 94 de esta ley.

No obstante, en el caso de percepciones derivadas del ejercicio del derecho de rescate parcial, sólo serán aplicables las reducciones señaladas en el párrafo anterior a los rendimientos derivados de la primera de cada año natural.

Esta reducción será compatible con la que proceda como consecuencia de la extinción del contrato.”

“Artículo 94. Porcentajes de reducción aplicables a determinados rendimientos procedentes de contratos de seguro.

1. ...

2. A los rendimientos derivados de las prestaciones percibidas en forma de capital, establecidas en el artículo 16.2.a).5.ª de esta ley cuando las aportaciones efectuadas por los empresarios hayan sido imputadas a las personas a quienes se vinculen las prestaciones, y a los rendimientos derivados de percepciones en forma de capital de los contratos de seguro a que se refiere el artículo 23.3 de esta ley, les resultarán de aplicación los siguientes porcentajes de reducción:

a) El 40 por ciento, para los rendimientos que correspondan a primas satisfechas con más de dos años de antelación a la fecha en que se perciban, y para los rendimientos derivados de prestaciones por invalidez a las que no resulte de aplicación lo previsto en el párrafo b) siguiente.

b) El 75 por ciento para los rendimientos que correspondan a primas satisfechas con más de cinco años de antelación a la fecha en que se perciban, y para los rendimientos derivados de prestaciones por invalidez, en los términos y grados que reglamentariamente se determinen.

Este mismo porcentaje resultará de aplicación al rendimiento total derivado de prestaciones de estos contratos que se perciban en forma de capital, cuando hayan transcurrido más de ocho años desde el pago de la primera prima, siempre que las primas satisfechas a lo largo de la duración del contrato guarden una periodicidad y regularidad suficientes, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

c) Reglamentariamente podrán establecerse fórmulas simplificadas para la aplicación de las reducciones a las que se refieren los párrafos a) y b) anteriores.

3. Las reducciones previstas en este artículo no resultarán de aplicación a estas prestaciones cuando sean percibidas en forma de renta, ni a los rendimientos derivados de percepciones de contratos de seguros de vida en los que el tomador asuma el riesgo de la inversión y resulte de aplicación la regla especial de imputación temporal prevista en el artículo 14.2.h) de esta ley.”

“Disposición transitoria sexta. Régimen fiscal de determinados contratos de seguros nuevos.

La reducción del 75 por ciento prevista en el último párrafo del artículo 94.2.b) de esta ley sólo será de aplicación a los contratos de seguros concertados desde el 31 de diciembre de 1994.”

Transcribo también el artículo 11.2 del antiguo Reglamento, aprobado por el Real Decreto 1775/2004 y relativo a la periodicidad y regularidad de las primas.

2. A efectos de la aplicación de la reducción del 75 por ciento prevista en el artículo 94.2.b) de la Ley del Impuesto, se entenderá que las primas satisfechas a lo largo de la duración del contrato guardan una periodicidad y regularidad suficientes cuando, habiendo transcurrido más de ocho años desde el pago de la primera prima, el período medio de permanencia de las primas haya sido superior a cuatro años.

El período medio de permanencia de las primas será el resultado de calcular el sumatorio de las primas multiplicadas por su número de años de permanencia y dividirlo entre la suma total de las primas satisfechas.

Con la entrada en vigor de la Ley 35/2006, el 01.01.2007, todas estas reducciones desaparecen, pero se crea un nuevo régimen transitorio, regulado por la disposición transitoria decimotercera, apartado a) y, para el año 2007, por la disposición transitoria segunda de la Ley 51/2007 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2008. Este régimen transitorio nos obliga, como dije, al perfecto conocimiento de la anterior regulación, de ahí que me haya explayado tanto en su explicación.

Como ya hemos visto, la nueva Ley modifica la estructura del impuesto, creando dos tipos de base imponible, la general, que tributa a tarifa y la del ahorro, que tributa al tipo fijo del 18%. Además ciertos tipos de rendimientos del capital mobiliario que antes integraban la parte general de la base imponible y, por tanto, tributaban a tarifa, ahora pasan a formar parte de la base del ahorro, tributando a un tipo fijo. Entre estos rendimientos que sufren modificación están incluidos los rendimientos procedentes de contratos de seguro.

Con los anteriores cambios, desaparición de los coeficientes de reducción y cambio del tipo impositivo a un tipo fijo, habrá contribuyentes que salgan beneficiados y otros perjudicados. Así por ejemplo, teniendo en cuenta que el tipo impositivo de la base imponible general en 2008 va del 24% al 43%, un contribuyente del “escalón” más alto, con rendimientos derivados de operaciones de contratos de seguro y con un período de generación superior a dos años, pero inferior a cinco, de no haber cambiado la legislación hubiese tributado un 25,80% (43% del 60%), con lo que la nueva legislación le favorece, sólo va a tributar un 18%. En el mismo caso, pero con un contribuyente del “escalón” más bajo, vemos como el cambio de tributación supone un perjuicio para el contribuyente, pues tributa un 18% en vez de un 14,40% (24% del 60%). Cuando la reducción a la que se tenía derecho era a la del 75%, todos salen perjudicados con el cambio.

El régimen transitorio de la Ley 35/2006 consiste en la creación de una compensación fiscal para todos aquellos contratos firmados con anterioridad al 20.01.2006, y afecta a los rendimientos de primas pagadas con anterioridad a dicha fecha y a los rendimientos de las satisfechas o pendientes de satisfacer desde esa fecha, previstas en contrato. De tal forma que los contribuyentes que salgan beneficiados con la modificación legal, tributarán de acuerdo a la nueva Ley y, por tanto, no tendrán compensación alguna (salen beneficiados, así que no hay que compensar); pero a los contribuyentes que salgan perjudicados se les restituirá ese perjuicio.

La forma de hallar el importe de la compensación es haciendo la declaración normal, ateniéndose a la nueva normativa, sin tener en cuenta que existe esa compensación. Posteriormente se retiran de la base del ahorro los rendimientos afectados por la desaparición de la reducción y se incorporan en la base imponible general teniendo en cuenta la reducción a la que se tenía derecho. Si la cuota de esta segunda forma es inferior a la calculada de la primera forma, es cuando el contribuyente sale perjudicado, La compensación es la diferencia entre las dos cuotas.

El programa PADRE (al menos el empleado en la declaración de 2007), una vez introducidos todos los datos, calcula perfectamente la compensación. Pero uno de los datos que hay que incluir es la reducción a la que se habría tenido derecho y, este dato, no lo calcula el programa. Normalmente lo facilitan las aseguradoras, pero en mi opinión algunas no lo calculan correctamente. Quizás sea yo el equivocado. Los ejemplos que pondré más abajo están, única y exclusivamente, destinados al cálculo de esta “reducción a la que habría tenido derecho”.

Ley 35/2006:

“Disposición transitoria decimotercera. Compensaciones fiscales.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado determinará el procedimiento y las condiciones para la percepción de compensaciones fiscales en los siguientes supuestos:

a) Los contribuyentes que perciban un capital diferido derivado de un contrato de seguro de vida o invalidez generador de rendimientos de capital mobiliario contratado con anterioridad a 20 de enero de 2006, en el supuesto de que la aplicación del régimen fiscal establecido en esta Ley para dichos rendimientos le resulte menos favorable que el regulado en el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

A estos efectos, se tendrán en cuenta solamente las primas satisfechas hasta el 19 de enero de 2006, así como las primas ordinarias previstas en la póliza original del contrato satisfechas con posterioridad a dicha fecha.

...”

Ley 51/2007:

“Disposición transitoria segunda. Compensación fiscal por percepción de determinados rendimientos del capital mobiliario con período de generación superior a dos años en 2007.

Uno. Tendrán derecho a la deducción regulada en esta disposición los contribuyentes que en el período impositivo 2007 integren en la base imponible del ahorro cualquiera de los siguientes rendimientos de capital mobiliario:

a) ...

b) Rendimientos derivados de percepciones en forma de capital diferido a que se refiere el artículo 25.3.a).1º de la Ley 35/2006 procedentes de seguros de vida o invalidez contratados con anterioridad a 20 de enero de 2006 y a los que les hubiera resultado de aplicación los porcentajes de reducción del 40 ó 75 por ciento previstos en los artículos 24.2.b) y 94 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Dos. La cuantía de esta deducción será la diferencia positiva entre la cantidad resultante de aplicar el tipo de gravamen del 18 por ciento al saldo positivo resultante de integrar y compensar entre sí el importe total de los rendimientos netos previstos en el apartado anterior, y el importe teórico de la cuota íntegra que hubiera resultado de haber integrado dichos rendimientos en la base liquidable general con aplicación de los porcentajes indicados en el apartado anterior.

Tres. El importe teórico de la cuota íntegra a que se refiere el apartado anterior será el siguiente:

a) Cuando el saldo resultante de integrar y compensar entre sí los rendimientos a los que se refiere el apartado Uno anterior, aplicando los porcentajes de reducción previstos en los artículos 24.2, 94 y disposición transitoria sexta del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en su redacción vigente a 31 de diciembre de 2006, sea cero o negativo, el importe teórico de la cuota íntegra será cero.

b) Cuando el saldo resultante de integrar y compensar entre sí los rendimientos previstos en el apartado Uno anterior, aplicando los porcentajes de reducción previstos en los artículos 24.2, 94 y disposición transitoria sexta del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en su redacción vigente a 31 de diciembre de 2006, sea positivo, el importe teórico de la cuota íntegra será la diferencia positiva entre la cuota resultante de aplicar a la suma de la base liquidable general y del saldo positivo anteriormente señalado lo dispuesto en los artículos 63.1.1º y 74.1.1º de la Ley 35/2006, y la cuota correspondiente de aplicar lo señalado en dichos artículos a la base liquidable general.

Cuatro. Para la determinación del saldo a que se refiere el apartado Tres anterior, solamente se aplicarán las reducciones previstas en los artículos 24.2.b) y 94 del texto refundido de la Ley del Impuesto a la parte del rendimiento neto que corresponda a primas satisfechas hasta el 19 de enero de 2006, y las posteriores cuando se trate de primas ordinarias previstas en la póliza original del contrato de seguro.

A efectos de determinar la parte del rendimiento total obtenido que corresponde a cada prima del contrato de seguro de capital diferido, se multiplicará dicho rendimiento total por el coeficiente de ponderación que resulte del siguiente cociente:

En el numerador, el resultado de multiplicar la prima correspondiente por el número de años transcurridos desde que fue satisfecha hasta el cobro de la percepción.

En el denominador, la suma de los productos resultantes de multiplicar cada prima por el número de años transcurridos desde que fue satisfecha hasta el cobro de la percepción.

Cinco. La entidad aseguradora comunicará la contribuyente el importe de los rendimientos netos derivados de percepciones en forma de capital diferido procedentes de seguros de vida e invalidez correspondientes a cada prima, calculados según lo dispuesto en el apartado anterior y con la aplicación de los porcentajes de reducción previstos en los artículos 24.2, 94 y disposición transitoria sexta del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Seis. La cuantía de la deducción así calculada se restará de la cuota líquida total, después de la deducción por doble imposición internacional a que se refiere el artículo 80 de la Ley 35/2006.”

Vamos ya a los EJEMPLOS. He realizado los mismos poniendo como fecha de vencimiento el año 2008. Sólo advertir que aunque la compensación para 2008 aún no está aprobada, ya que debe aprobarse en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2009, es de esperar que no se modifique en nada. Por la Ley 35/2006 debe existir dicha compensación.

Por simplificar los cálculos he puesto como ejemplo el pago de una prima única de 1.000,00 euros para los seguros de prima única y el pago de una prima de carácter anual de 1.000,00 euros para los ejemplos de seguros con pago de primas periódicas. Advertir que en este último caso se trata de rentas temporales y prepagables, así, si digo que el seguro se ha contratado el 10.01.2002 y la fecha de vencimiento es el 10.01.2008, quiere esto decir que pago una prima de 1.000,00 euros todos los 10 de enero, desde el 10.01.2002 hasta el 10.01.2007 y que el pago de la prestación al asegurado, por parte de la aseguradora, es el 10.01.2008.

Por último, para los ejemplos para seguros de prima única, para cumplir de sobra con el requisito de período de generación “superior a”, he establecido unas duraciones de 25 y 61 meses (dos años y un mes y cinco años y un mes).

EJEMPLOS PARA SEGUROS DE PRIMA ÚNICA.

Ejemplo 1.

Contrato de seguro de prima única, firmado con anterioridad al 20.01.2006 (todos los ejemplos son de seguros firmados antes del 20.01.2006, pero quiero recalcarlo una vez más) y duración superior a dos años, pero inferior a cinco años.

Fecha de contrato: 10.01.2006
Fecha de vencimiento: 10.02.2008
Prima pagada: 1.000,00 euros.
Capital al vencimiento: 1.070,00 euros.

Rendimiento: 1.070,00 – 1.000,00 = 70,00 euros. (Capital percibido menos prima satisfecha).
Retención (18% del rendimiento): 0,18 x 70,00 = 12,60 euros.
Percepción neta: 1.070,00 – 12,60 = 1.057,40 euros. (Aunque es irrelevante a la finalidad del mensaje, he calculado en todos los ejemplos el “pago en efectivo” de la aseguradora al asegurado, es decir, el capital al vencimiento menos la retención).

Reducción a la que se habría tenido derecho (40% del rendimiento): 0,40 x 70 = 28,00 euros.

Ejemplo 2.

Contrato de seguro de prima única y duración superior a cinco años.

Fecha de contrato: 10.01.2003
Fecha de vencimiento: 10.02.2008
Prima pagada: 1.000,00 euros.
Capital al vencimiento: 1.200,00 euros.

Rendimiento: 1.200,00 – 1.000,00 = 200,00 euros.
Retención (18%): 0,18 x 200,00 = 36,00 euros.
Percepción neta: 1.200,00 – 36,00 = 1.164,00 euros.

Reducción a la que se habría tenido derecho (75%): 0,75 x 200,00 = 150,00 euros.

Ejemplo 3.

Contrato de seguro a prima única, firmado antes del 31.12.1994.

Fecha de contrato: 10.02.1993
Fecha de vencimiento: 10.02.2008
Prima pagada: 1.000,00 euros.
Capital al vencimiento: 1.675,00 euros.

Rendimiento: 1.675,00 – 1.000,00 = 675,00 euros.

Pero no todo este rendimiento está sujeto al IRPF. Recuerdo que aplica un coeficiente de abatimiento al rendimiento generado con anterioridad al 20.01.2006, del 14,28% por año de antigüedad de la prima hasta el 31.12.1994, redondeado por exceso.

Haré todo el proceso paso a paso. En otros ejemplos iré introduciendo alguna tabla que creo facilitará el trabajo.

1. Cálculo del rendimiento hasta el 20.01.2006.
No nos queda más remedio que contar días (espero no haberme equivocado).
Días del 10.02.1993 al 20.01.2006: 4.727 días.
Días totales desde el pago de la prima hasta la percepción del capital: 5.478 días.

Rendimiento hasta el 20.01.2006: 675,00 x 4.727 / 5.478 = 582,46 euros.

2. Coeficiente de abatimiento (14,28% por año de antigüedad hasta el 31.12.1994, redondeado por exceso, por tanto, tenemos dos años de antigüedad, 1993 y 1994) 14,28% x 2 = 28,56%.

3. Rendimiento no sujeto. Multiplicamos el rendimiento generado con anterioridad al 20.01.2006 (los 582,46 euros calculados en el punto 1) por el coeficiente de abatimiento del punto 2: 582,46 x 0,2856 = 166,35 euros.

4. Rendimiento sujeto al IRPF (rendimiento total menos rendimiento no sujeto): 675,00 – 166,35 = 508,65 euros.

Y sigo con los cálculos normales.

Retención (18% del rendimiento sujeto): 0,18 x 508,65 = 91,56 euros.
Percepción neta: 1.675,00 – 91,56 = 1.583,44 euros.

Reducción a la que habría tenido derecho (75% del rendimiento sujeto): 0,75 x 508,65 = 381,49 euros.

EJEMPLOS PARA SEGUROS DE PRIMAS PERÍODICAS.

Ejemplo 4.

Contrato de seguro de duración 10 años (superior a 8 años) y pago de prima periódica anual de 1.000,00 euros.

Fecha de contrato: 10.01.1998
Fecha de vencimiento: 10.01.2008
Prima pagada: 1.000,00 euros / año. Se pagan por tanto, en total, 10.000,00 euros en primas (10 x 1.000,00).
Capital al vencimiento: 12.150,00 euros.

Rendimiento: 12.150,00 – 10.000,00 = 2.150,00 euros.
Retención (18%): 0,18 x 2.150,00 = 387,00 euros.
Percepción neta: 12.150,00 – 387,00 = 11.763,00 euros.

Reducción a la que se habría tenido derecho (75%): 0,75 x 2.150,00 = 1.612,50 euros.

Ejemplo 5.

Contrato de seguro de pago de prima periódica anual de 1.000,00 euros y duración inferior a 8 años.

Fecha de contrato: 10.01.2002
Fecha de vencimiento: 10.01.2008
Prima pagada: 1.000,00 euros /año. Se pagan por tanto, en total, 6.000,00 euros (6 x 1.000,00).
Capital al vencimiento: 6.780,00 euros.

Rendimiento: 6.780,00 – 6.000,00 = 780,00 euros.
Retención (18%): 0,18 x 780,00 = 140,40 euros.
Percepción neta: 6.780,00 – 140,40 = 6.639,60 euros.

Reducción a la que se habría tenido derecho.

Tenemos que calcular qué parte del rendimiento total (780,00 euros) corresponde a cada prima pagada y aplicar individualmente el porcentaje reductor del 40% ó 75% dependiendo de la antigüedad de las mismas.

Voy a emplear una tabla para ello. Las columnas son, por este orden: Año del pago de la prima – Prima pagada – Años transcurridos desde el pago de la prima hasta el cobro de la percepción – El producto de las dos anteriores columnas (prima pagada x años transcurridos hasta el cobro de la percepción) – Rendimiento que corresponde a cada prima (rendimiento total x la cifra de la columna anterior / sumatorio de todas las cifras de la columna anterior; por ejemplo, para la primera fila: 780,00 x 6.000 / 21.000) – Coeficiente reductor – Reducción a la que habría tenido derecho el rendimiento correspondiente a la prima de ese año.

2002 ... 1.000,00 ... 6 ... 6.000,00 ... 222,86 ... 0,75 ... 167,15
2003 ... 1.000,00 ... 5 ... 5.000,00 ... 185,71 ... 0,40 ..... 74,29
2004 ... 1.000,00 ... 4 ... 4.000,00 ... 148,57 ... 0,40 ..... 59,43
2005 ... 1.000,00 ... 3 ... 3.000,00 ... 111,43 ... 0,40 ..... 44,57
2006 ... 1.000,00 ... 2 ... 2.000,00 ..... 74,29 ... 0,00
2007 ... 1.000,00 ... 1 ... 1.000,00 ..... 37,14 ... 0,00

Interesa conocer el sumatorio de las cantidades correspondientes a la cuarta columna (el producto de la segunda y la tercera), ya que es este sumatorio por el que tenemos que dividir el rendimiento total (los 780,00 euros). Si alguien quiere comprobarlo, puede ver que la suma de las cifras de la quinta columna (el rendimiento correspondiente a cada prima) es 780,00, justo el rendimiento total.

Si sumamos las cifras de la última columna ahora sí que podemos decir:

Reducción a la que se habría tenido derecho: 195,44 euros (167,15 + 74,29 + 59,43 + 44,57).

Ejemplo 6.

Este es el último ejemplo. Aunque es verdad que la realidad supera siempre la ficción, creo que con este ejemplo acabo de recoger todas las posibilidades. No debe de dar mayores problemas si se han entendido bien los ejemplos 3 y 5.

Contrato de seguro de pago de prima periódica anual de 1.000,00 euros, firmado con antes del 31.12.1994.

Fecha de contrato: 10.01.1993
Fecha de vencimiento: 10.01.2008
Prima pagada: 1.000,00 euros /año. Se pagan por tanto, en total, 15.000,00 euros (15 x 1.000,00).
Capital al vencimiento: 20.000,00 euros.

Rendimiento: 20.000,00 – 15.000,00 = 5.000,00 euros.

Nuevamente estamos ante un caso en el que no todo el rendimiento está sujeto al impuesto. Se debe determinar el rendimiento que corresponde a cada prima, calcular el rendimiento generado hasta el 20.01.2006 para las primas pagadas con anterioridad al 31.12.1994 y aplicar a estos rendimientos los coeficientes de abatimiento.

Hago todos los cálculos anteriores con la ayuda de una tabla, en la que sus columnas son: Año del pago de la prima – Prima pagada – Años transcurridos desde el pago de la prima hasta el cobro de la percepción – El producto de las dos anteriores columnas (prima pagada x años transcurridos hasta el cobro de la percepción) – Rendimiento que corresponde a cada prima (rendimiento total x la cifra de la columna anterior / sumatorio de todas las cifras de la columna anterior) – Días desde el pago de la prima hasta el 20.01.2006 – Días totales desde el pago de la prima hasta el cobro de la percepción – Rendimiento generado con anterioridad al 20.01.2006 (rendimiento correspondiente a la prima x n.º de días hasta el 20.01.2006 / n.º de días hasta el cobro de la percepción) – Coeficiente de abatimiento – Rendimiento no sujeto.

1993 ... 1.000,00 ... 15 ... 15.000,00 ... 625,00 ... 4.758 ... 5.478 ... 542,85 ... 28,56% ... 155,04
1994 ... 1.000,00 ... 14 ... 14.000,00 ... 583,33 ... 4.393 ... 5.113 ... 501,19 ... 14,28% ..... 71,57
1995 ... 1.000,00 ... 13 ... 13.000,00 ... 541,67
1996 ... 1.000,00 ... 12 ... 12.000,00 ... 500,00
1997 ... 1.000,00 ... 11 ... 11.000,00 ... 458,33
1998 ... 1.000,00 ... 10 ... 10.000,00 ... 416,67
1999 ... 1.000,00 ..... 9 ..... 9.000,00 ... 375,00
2000 ... 1.000,00 ..... 8 ..... 8.000,00 ... 333,33
2001 ... 1.000,00 ..... 7 ..... 7.000,00 ... 291,67
2002 ... 1.000,00 ..... 6 ..... 6.000,00 ... 250,00
2003 ... 1.000,00 ..... 5 ..... 5.000,00 ... 208,33
2004 ... 1.000,00 ..... 4 ..... 4.000,00 ... 166,67
2005 ... 1.000,00 ..... 3 ..... 3.000,00 ... 125,00
2006 ... 1.000,00 ..... 2 ..... 2.000,00 ..... 83,33
2007 ... 1.000,00 ..... 1 ..... 1.000,00 ..... 41,67

El sumatorio de las cifras de la cuarta columna, que es la cifra por la que debemos dividir el rendimiento total es 120.000,00 euros. Si se hace la comprobación de la suma de los rendimientos de cada prima (quinta columna), vemos que es 5.000,00 euros.

Sumando las cifras de la última columna, podemos calcular el rendimiento no sujeto, 226,61 euros (155,04 + 71,57). Continuando con el ejemplo tenemos:

Rendimiento sujeto al impuesto: 5.000,00 – 226,61 = 4.773,39 euros.
Retención (18%): 0,18 x 4.773,39 = 859,21 euros.
Percepción neta: 20.000,00 – 859,21 = 19.140,79 euros.

Para el cálculo de la reducción a la que se habría tenido derecho, al ser un contrato firmado antes del 31.12.1994, debemos ir prima a prima. Me voy a ayudar de otra tabla. En realidad sería una continuación de la anterior, pero he preferido separarla en dos. En esta nueva tabla, la primera columna es el Año de pago de la prima, la segunda el rendimiento sujeto al impuesto correspondiente a cada prima (se corresponde con los importes de la quinta columna de la tabla anterior menos los importes de la última columna). Las dos siguientes columnas son el coeficiente reductor y la reducción a la que se habría tenido derecho.

1993 ... 469,96 ... 0,75 ... 352,47
1994 ... 511,76 ... 0,75 ... 383,82
1995 ... 541,67 ... 0,75 ... 406,25
1996 ... 500,00 ... 0,75 ... 375,00
1997 ... 458,33 ... 0,75 ... 343,75
1998 ... 416,67 ... 0,75 ... 312,50
1999 ... 375,00 ... 0,75 ... 281,25
2000 ... 333,33 ... 0,75 ... 250,00
2001 ... 291,67 ... 0,75 ... 218,75
2002 ... 250,00 ... 0,75 ... 187,50
2003 ... 208,33 ... 0,40 ..... 83,33
2004 ... 166,67 ... 0,40 ..... 66,67
2005 ... 125,00 ... 0,40 ..... 50,00
2006 ..... 83,33 ... 0,00
2007 ..... 41,67 ... 0,00

Y, nuevamente, sumando las cifras de la última columna ya sí podemos decir:

Reducción a la que se habría tenido derecho: 3.311,29 euros.

Saludos.

Marxello
en respuesta
a al.rodrigo
17/06/10 (01:52)

Re: Casilla 27 y 739 programa PADRE, seguro de vida Mapfre

al.Rodrigo, creo que eres un crack y me das la confianza para preguntarte mi caso.

Me llega un comunicado con rendimientos del capital mobiliario-seguro de vida e invalidez. de La Caixa de la siguiente forma:
Las 2 últimas columas son de compensación fiscal.
(Compensacion fiscal)
rdimiento rducción rndimientoreducido rtencion % rduccion rndimientorducido
4143,63 667,64 3475,99 625,68 18 2545,16 930,83

2a columna = Reducción DT de seguros que generaban variaciones de patrimonio
última col = segun la normativa vigente a 31/12/2006.

Yo entiendo que se debería poner en la casilla 27:
ing. íntegros: 4143,63
Retención: 625,68
Reducción DT 4a ley: 667,64

Y casilla 739:
3a: 3475,99
4a: 930,83

Pues preguntando a la agencia tributaria me decían primero que en la 739 debería poner en la 3a el integro bruto y en la 4a el rdto reducido que ya indico. Pero lo hacía así y el programa me decía que había alguna incoherencia.
Cuando se lo he dicho me ha indicado que pusiese lo que yo pondria en la 3a. Pero luego me ha desconcertado. Me ha dicho que quite la reducción dt 4a ley de la casilla 27.

Esto es correcto??
Muchas gracias de antemano.
Un saludo

al.rodrigo
en respuesta
a Marxello
17/06/10 (19:58)

Re: Casilla 27 y 739 programa PADRE, seguro de vida Mapfre

Es correcto las cifras que pones y las casillas. He hecho una prueba con el PADRE y no me ha dado ningún error.

Saludos.

Francine
en respuesta
a al.rodrigo
12/12/10 (14:55)

Re: Casilla 27 y 739 programa PADRE, seguro de vida Mapfre

Hola Al.rodrigo,
Muy interesante tu explicación se nota que los numeros te apasionan, eso hace que tu ayuda bien explicada con ejemplos sirva para aclarar, lo que a veces no se entiende con palabras tecnicas.
En unos de los ejemplos has tenido error de inscripción, ya que la suma total dela reducción del ejemplo 5 es 345,44.
Solo animarte a que sigas ayudando a los demás en temas tan complejos y que a ti te apasionan.
Un saludo

al.rodrigo
en respuesta
a Francine
13/12/10 (13:21)

Re: Casilla 27 y 739 programa PADRE, seguro de vida Mapfre

Gracias por la corrección, evidententemente, (167,15 + 74,29 + 59,43 + 44,57) no puede ser 195,44 euros, sino 345,44 euros.

Saludos.

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.