Como nos atropellan las entidades bancarias. ¿Cuál puede ser la solución?

Respuestas: 65

rifiil
en respuesta
a Falcata
10/04/12 (12:18)

Re: Como nos atropellan las entidades bancarias. ¿Cuál puede ser la solución?

Completamente de acuerdo contigo.
Pero en ese caso ¿no resulta más prudente en estos momentos renunciar al riesgo en la medida de lo posible, sacrificando rentabilidad? . Tras esta hecatombe, quienes conservarán parte de su valor. Yo pienso que aquellos que en estos tiempos supieron comprar algo de seguridad serán del club de los supervivientes. Y entre una cuenta corriente y un pagaré o una participación preferente me da la sensación que tiene más riesgo los segundos que lo primero.

Por otro lado la inversión más segura es no conservar ningún ahorro y liquidar la hipoteca o las deudas que puedas tener, dado que los valores liquidaddos no son susceptibles de mayores problemas financieros.

Yo pienso que es imprevisible saber como terminará el partido. Es muy posible que tus tres titanes Santander, Bbva y la Caixa tengan mayores agujeros que entidades pequeñas. Eso el tiempo lo dirá.

Un atento saludo.

Falcata
en respuesta
a rifiil
10/04/12 (20:38)

Re: Como nos atropellan las entidades bancarias. ¿Cuál puede ser la solución?

si, los tres titanes que he dicho no sé con exactitud quienes serán finalmente.

Pero la banca al fin y al cabo es como cualquier otro sector en el que hayas trabajado, generalmente el último que llega a la plaza se come el marrón.

Si eres representante de una nueva marca de cervezas, intentarás captar a los mejores y más tradicionales bares y restaurantes de la ciudad...te creerás el amo del cotarro por unos días, y pronto empezarás a comprobar que ni vas a desbancar a la Mahou, a Estrella o a Cruzcampo...

...pasaran más días, y tus jefes te presionarán, y empezarás a captar bares y restaurantes más pequeños, ...para entrar en el mercado por supuesto tendrás que tirar un poco los precios, operar con márgenes muy ajustados...empezarás a surtir cervezas sin los engorrosos avales...cada vez menos margen y más riesgo...pero que carajo!!...cada vez se van abriendo más bares, se construyen más polígonos...y la cosa va tirando...

pero hete aquí amigo mío, que se frena la construcción, que los polígonos se cierran, y que los esforzados restauradores han cerrado el negocio...y muchos los tenías sin aval...

pues eso mismo les ha pasado sobre todo a cajas de ahorro en expansión, como te he dicho nada nuevo bajo el sol...

¿porque te digo Santander y BBva? te podría decir algunos más como la caixa, banco popular, cajamadrid - no bankia- la kutxa en el norte...el problema es que las cajas han entrando en muchas zonas llevándose a la peorcito de cada inmobiliaria...porque había que hacer negocio claro esta...

siempre el que llega el último se lleva los restos.

rifiil
en respuesta
a Falcata
11/04/12 (12:31)

Re: Como nos atropellan las entidades bancarias. ¿Cuál puede ser la solución?

Estoy completamente de acuerdo contigo.
Pero yo diferencio dos tipos de negocio.
Los negocios de miras cortas y los de miras a largo plazo.
Los de miras cortas como por ejemplo las compañias de teléfono o los vendedores de productos inútiles a ancianos y a gente aburrida.
Estos buscan un margen alto, un servicio de pésima calidad con una mínima o nula garantía. Deben actuar con rapidez, sin dejar pensar a la gente, raramente repiten el timo y nadie los toma en serio. Serían capaces de vender a su madre, si encontraran postor y para soportar el tirón deben partir sin conciencia o perderla en el acto.
Introducen productos infames en el mercado y apenas han colocado la mercancía, si te he visto no me acuerdo. Sus tácticas son innovadoras y la picaresca es su ciencia. Cuando he visto gente así, vendiendo acciones en el banco, o colocando pagarés o participaciones preferentes me he echado a temblar.No ponen a los cajeros normales. Son otras cajeros intercambiados con oficinas distantes de la misma entidad para que la gente afectada no pueda agredirlos después de haber producido el desfalco.
En el corto plazo pueden triunfar, pero estos negocios cambian de mano y de clientes muy rápidamente y son tan caraduras que cuando les explicas la razón de tu desilusión, ellos mismos te apoyan, pues ni tienen allí su dinero ni se lo recomendarían a nadie de su propia familia.
Se dedican a morde la mano que les alimenta y esperar con las orejas cachas por si cae una colleja.

Por otro lado están los largoplacistas. Ellos miman a sus clientes. Saben que un cliente satisfecho es su mayor riqueza. Miman su clientela no solo pensando en el negocio sino en las personas.
Ellos no solo sobreviven a las crisis, sino que las aprovechan para mejorar su servicio y ser aun más imprescindibles para sus clientes. Para ellos la palabra fidelizar es sinónimo de éxito.

Recuerdo, de esto hace ya muchos años, un anciano que le decía a su cajero; he confiado en ti todos estos años, y a cambio me has hecho feliz. Has facilitado mi vida y velado mi sueño. Siempre que me aconsejaste fue para mi propio bien. No me adulaste, pero siempre que tuve problemas me ayudaste. Cuando faltó mi mujer, me ayudaste a gestionar el dinero. Cuando a mi hijo le hizo falta un préstamo, se lo supiste negar, aunque a tus jefes no les gustara. Cuando te espolearon para endosar porquería te negaste. Hoy estás jubilado y juntos jugamos al dominó en el asilo.
Tu me comentas que los zorros tienen hoy el banco cogido de sus partes. Pero yo se bien que el problema es que nos falta gente como tu. Gente íntegra. Gente que antepone su honradez a sus ambiciones. Gente que atesora amigos, pues trabaja para personas con vocación de servicio. Gente que verdaderamente hace grande a un banco.
Las tres entidades que comentas son grandes en volumen, posiblemente obtenido de formas no demasiado transparentes. Pero un banco grande es aquel del que la gente no se quiere ir, aunque financieramente no tenga el éxito que merece.

Un atento saludo.

Relacionados

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.