Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

La teoría económica del café.

16
Publicado por Yo mismo el 03 de mayo de 2012

 

Quizás el titulo sea algo pretencioso, ya que para defender que algo es una teoría tiene que tener cierto empaque, pero en todo caso últimamente nos encontramos con toda una serie de razonamientos que tratan de minimizar los costes para la sociedad bajo el argumento de que un pequeño sacrificio para todo el mundo supone un gran beneficio para el conjunto de la sociedad.

En realidad el proceso es simple y se puede entender con un ejemplo simple; pongamos que yo pido un euro a cada Español. La situación colectiva mejorará, ya que tendremos por un lado un coste despreciable, (¡no sean ustedes cutres que un euro no lleva a ningún sitio!), pero por otro lado tendremos un beneficio, (el mío), muy claro. En definitiva, pidiendo un sacrificio ridículo a los españoles tendríamos un millonario más.

Por mi parte, me comprometo a dedicar parte de este beneficio a crear empleo; concretamente a unos cuantas personas para contar el dinero, y a otras para difundir el mensaje de que esto es bueno para la sociedad y diseñar las campañas de marketing que sean necesarias para que la gente entienda la realidad de la situación y que no es otra cosa que “no les cuesta más que un café al año”. Y si vemos que tal, pues al final haré algo más tangible para que nadie diga que esto no es más que un ejercicio de morro.

La gran ventaja es que dado que hemos tenido una gran burbuja, que  entre otras cosas ha provocado que el precio de los cafés se ha disparado de forma que al final el argumento me permite conseguir unos rendimientos muy superiores, con el mismo argumento. Es decir. Si cada Español asume el sacrificio de un café a la semana, cuando estábamos con cafés a 100 ptas, podré conseguir la friolera de 4.800 millones de pesetas a la semana. (unos 28 millones de euros). En cambio si computo un precio de un café en torno al euro, (ya por no abusar), tendré una oportunidad de negocio de 48 millones de euros.

Tengo algunos problemas graves para esta idea. Desde luego el primero es subsanable y de hecho ya he apuntado la solución. Tal y como lo he expuesto, lo cierto es que no me queda demasiado bien vestido y mientras no logre tener un volumen de fondos determinado, no tendré la capacidad para contratar a los formadores de opinión que machaquen continuamente a la sociedad, mediante ingeniosos razonamientos en los que en definitiva se acaba demostrando que empeorando todos, mejoramos.

Este problema es grave, pero subsanable. De hecho, si lograse solucionar el segundo problema, lograría solucionar el primero. El segundo problema es que para que esto funcione necesitaría estar cerca de los órganos de poder. Bien sea porque no me he colocado bien, o bien sea porque mis amigos no se han colocado bien, no estoy en situación de que los gobiernos acepten lo que me venga bien. Como tampoco me ha salido aún la jugada, no tengo la capacidad de gastar para hacer lobby, (y de lo de ir a un banco a pedir financiación para esto lo tengo complicado). En esto dependo básicamente de mis seres queridos; el caso es que si se ponen las pilas, solucionaría el primero, ya que con cierto favorcillo discreto, conseguiría arrancar y luego de conseguir cierto patrimonio, el mero hecho de haber tenido beneficios legitimizaría todo lo que pida.

Ahora que tengo que decir que necesito que mis allegados se espabilen porque un tercer problema es que llego tarde, y a pesar de que no existe aún una teoría económica que respalde este sistema, hace tiempo que se ha venido usando. De esta forma, cuando nos hablan de los pagos de los medicamentos, de la subida trimestral de la electricidad, de los esfuerzos temporales de la subida del IRPF, de las subidas del IVA, de los peajes, de las subidas de la gasolina, de las bajadas de sueldos o de las congelaciones de las pensiones, (y las que se me olviden), tendremos una buena serie de “pequeños sacrificios”, que equivalen a la necesidad de realizar pequeños ajustes que bien podrían ser renunciar a algún número indeterminado de cafés a la semana.

Este problema no es aún definitivo, ya que donde caben 1.000, caben 1.001; y dado que al final no soy tan ambicioso como otros, resulta que podría salir beneficiado. Sin embargo, es importante que las reformas vayan con prisa y mis amigos se coloquen rápido, sobre todo porque resulta que es difícil llevar la cuenta de los cafés que tendría que tomar una persona al día hace unos años, para que hoy después de sacrificar tantos cafés siga estando a positivo.

Es decir; a aquel que tomase un café al día, tan solo se le puede pedir que renuncie a un café al día y cuando se le pide más ya estaríamos en graves problemas. ¡y lo peor es que son problemas matemáticos de los que imponen una realidad determinada!. Vamos, que por mucho que intente convencer, no se podrá renunciar a más. Y dado que me he dado cuenta del truco bastante tarde, (mea culpa), digamos que estamos cerca del límite, (esté donde esté).

Sobre todo teniendo en cuenta que además la situación empeora porque de alguna forma, resulta que las cafeterías están cerrando, (aspecto que no se entiende demasiado, ya que únicamente sacrifican la venta de unos pocos cafés), lo que nos lleva a que aquellos que aún tengan un trabajo o negocio pequeño tienen que asumir “pequeños sacrificios” mayores, que salen de otra ecuación matemática fastidiada. Si quiero conseguir x millones y resulta que más gente no tiene posibles…El que se pueda sacrificar tendrá que hacerlo por un importe superior.

Esto limita un poco las posibilidades de que se acepte, y llegado un punto puede que alguien se pregunte por la idoneidad económica de que por el santo morro, o la actuación de un lobby determinado, tenga que sacrificarse todo el mundo por mí. Y esto de que la gente empiece a sacar conclusiones no es bueno para el negocio.

Por esto mismo, me queda urgir a mis amigos.

Por supuesto todo este post es irónico, pero antes de concluir que es una exageración, yo pensaría en todas las veces en que nos han contado aquello de “leve pago”, “ligero coste que no afectará a nadie”, para pagar servicios que a su vez se privatizan o son privados a toda una serie de personajes que pululan por despachos consiguiendo concesiones legales, concesiones directas, encomiendas de cualquier gestión o similares… 

Etiquetas: teoria · economica · Café



Añadir comentario
16
Comentarios
1 Pagano
04 de mayo de 2012 (00:12)

Estimado Tomas:

Un Café, no se pero un libro... Con todo lo que escribes bien se podria, a un Euro por Internet entrariamos en la nueva economia y sabriamos porque la globalizacion permite que unos pocos se forren, porque si todo el mundo hace lo mismo no da al margen de que es necesario el tiron mediatico.

Bromas aparte, entramos a privatizar todo lo que se pueda a precio de saldo, que alguien nos lo agradecerá. Ya se sabe, unos tendran que poner el cafe para que otros se lo tomen.

Un saludo

Me gusta
2 Antoine
04 de mayo de 2012 (15:32)

muchos leves pagos suman un gran pago, quizás sea esta la razón de la dosificación habitual de los viernes.

Me gusta
3 Comstar
04 de mayo de 2012 (16:07)

Empeorando todos, mejoramos... Eso ocurre cuando la gente no tiene sentido de dirección, y eso sucede porque la gente no entiende teoría monetaria ni macroeconomía, algo que debería ser materia de secundaria. Es tan de secundaria que un estudiante podría fácilmente entender estos posts sobre macroeconomía:

Entendiendo la economia de un país en forma simple
http://www.rankia.com/blog/comstar/545959-entendiendo-economia-pais-forma-simple

¿Por qué el gobierno no funciona como si fuese una familia o una empresa?
http://www.rankia.com/blog/comstar/1237321-por-que-gobierno-no-funciona-como-si-fuese-familia-empresa

Me gusta
4 Comstar
Comstar  en respuesta a  Pagano
04 de mayo de 2012 (16:08)

Si privatizaran lo que produce déficit, vale. Pero el problema es que privatizan lo que es rentable, y así se reducen los ingresos fiscales y aumenta el déficit y la deuda. Eso lo aprendieron los argentinos y los bolivianos y por eso andan con la maña de renacionalizar, porque vieron que privatizar era malo para el país.

Me gusta
5 Comstar
Comstar  en respuesta a  Antoine
04 de mayo de 2012 (16:11)

Pedirle 1 Euro al que gana 2 Euros no es lo mismo que pedirle 1 Euro al que gana 2 millones. Esto me sugiere que los españoles tienen el mismo problema de los nicaragüenses: La ingenuidad. Y por eso tienen los políticos que tienen. En realidad ser ingenuo no debería ser malo, porque habla de una honestidad innata.

En Costa Rica hay mucha gente que trata de estafar y engañar a otra, de modo que eso ha curado un poco a los costarricenses que son escépticos por naturaleza, y mayoritariamente más difíciles de engañar, aunque siempre quedan casos de ingenuos com en todo país.

Me gusta
6 Antoine
Antoine  en respuesta a  Comstar
04 de mayo de 2012 (16:59)

continuando tu analogía, pedirle 1€ al que gana 2€ equivale a pedirle 1.999.998€ al que gana 2 millones: los dos se quedan con un € para compartir un café de 2€, aunque eso sí, el que mas gana y mas ha pagado seguirá diciendo que el tiene derecho a mas de la mitad del café. por eso me extraña que siga existiendo ingenuidad, pero seguro que si, que nos pasa eso, por ingenuos.

Me gusta
7 Tito11934
Tito11934  en respuesta a  Antoine
04 de mayo de 2012 (17:52)

Todo lo que nos pasa a los españoles no es por ingenuidad, es por dejadez, españa no es un pais de ingenuos (la historia demuestra que antes pasaremos por picaros que por ingenuos, aunque el picaro se disfrace estupendamente de ingenuo) es un pais de DEJAOS.

Me gusta (1)
8 Antoine
Antoine  en respuesta a  Tito11934
04 de mayo de 2012 (18:21)

ahí si, dejaos de la mano de dios. son en otras manos en las que estamos ...


Me gusta
9 8........s
04 de mayo de 2012 (21:11)

¿Recuerdas, amigo Tomas cuando hablabamos de que la cocaina no seria el factor que estimulase el trabajo en esta nueva depresion?, pues asi y siguiendo el acrónimo de los civets, y a poco que estimulemos la imaginacion, nos encontraremos que el negocio no estara en poner un euro al que renunciaremos para no tomar cafe, el tema esta en que nos cobraran por un cafe de mierda y no precisamente del de civeta, los dos euros ...o la equivalente ...almoneda..., un abrazo.

Me gusta
10 Maois
04 de mayo de 2012 (22:18)

Está claro que se está subiendo la presión recaudadora, un poco de IRPF, subida de tasas, subida de IVA,,, Más retenciones en el inmobiliario.

Es así, si queremos servicios públicos, hay que pagarlos con impuestos.

Y como aún así no llega, se bajan sueldo a funcionarios, se congelan plantillas...

A ver si gana Hollande y nos inundan de Euros desde el BCE....

Me gusta
11 Fercanarias
Fercanarias  en respuesta a  Comstar
04 de mayo de 2012 (23:31)

De acuerdo, aunque el caso de Argentina me da que es un tema aparte. Habrá que ver que va a pasar con YPF si va a parar a otras manos y entonces entramos en el género timo.

Me gusta
12 Fercanarias
04 de mayo de 2012 (23:42)

Recibo eléctrico, equivale a un café diario, otro para el fijo y otro para el móvil, 3 para la gasolina, etc, etc, acaba uno hasta los h...... del cafeto como moneda de cambio.

Me gusta
13 Franz
04 de mayo de 2012 (23:58)


"La política celestial conduce al mundo"

Saludos

Me gusta
14 Comstar
Comstar  en respuesta a  Fercanarias
05 de mayo de 2012 (00:14)

En ese caso no sería nacionalización, sino una reprivatización...

Me gusta
15 Comstar
Comstar  en respuesta a  Tito11934
05 de mayo de 2012 (00:16)

Dejadez me suena a dodo, un ave que no salía corriendo ni reaccionaba cuando le golpeaban. En esencia un candidato al premio Darwin (Darwin award) porque se extinguió en los años 1950.

Me gusta
16 Dabulper
19 de mayo de 2012 (13:49)

El sistema piensa que esa forma de actuar es viable mientras las fuerzas del orden puedan contener la marea de protestas. Cuando no puedan (o no quieran, porque las fuerzas del orden también pueden llegar a tener su corazoncito) se les acabará la estafa.

Lo que yo me pregunto es ¿y si la economía sumergida empieza a utilizar una moneda no controlable por los estados? El trueque es una forma primitiva de escapar a ese saqueo continuado de la tributación expansiva, pero hoy en día empiezan a surgir alternativas como el Bitcoin (http://elbitcoin.org/) que pueden poner en entredicho las monedas fiduciarias, pues está diseñado como una especie de patrón oro-binario.

Veremos qué llega antes, si la protesta de las masas o el trueque binario... En ambos casos, estos desaforados recaudadores del "café" tendrían los días contados.

Me gusta



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar