Fresh Family Office
Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Show me the Money (2). Se masca la tragedia...

5
Publicado por Gurús Mundi el 31 de mayo de 2010
Ha vuelto. Es como un desasosiego producido por numerosos y graves desequilibrios que se acumulan en el sistema financiero y que hacen que la situación sea manifiestamente inestable. Y la inestabilidad siempre tiende a reorganizarse para buscar precisamente la estabilidad. Es una ley universal que podemos aplicar perfectamente también al sistema financiero. Esa sensación que tuvimos durante la primavera de 2007 y que escribimos y describimos en Junio 2007, cuando aún era evidente sólo para algunos, ha vuelto.
 
 
En aquel final de primavera de 2007, es decir cuando el sistema crediticio se comenzó a desmoronar, los mercados de renta variable se mantuvieron ajenos a la inestabilidad durante prácticamente 1 año. La exhuberancia de las bolsas mundiales sólo le vieron las orejas al lobo después de recibir el primer mordisco, entrado ya el 2008. Finalmente se rindieron ante un crash en los mercados de RV comparable, al menos en su trascendencia, al de hace 80 años. Es cierto que ahora partimos de un escenario en el que ya no existe una burbúja bursátil, y eso es menos insano desde luego, pero sin embargo los desequilibrios que existen y se producen constantemente en el sistema financiero mundial son mucho mayores. En 2007 explotó una burbuja crediticia mediante titulizaciones de hipotecas basura, pero lo hizo sobre territorio virgen, o sea en un sistema hasta entonces equilibrado, virtualmente equilibrado si queréis, pero mucho más estable que en la actualidad. La prueba es que llevamos ya 3 años de inestabilización constante y de quema de cartuchos irreversibles.

Hoy por tanto, llueve sobre inundado, como decíamos en aquel artículo premonitorio titulado Show me the Money en pleno Octubre de 2008 que os recomiendo vívamente releer. Pero en dicho artículo hablábamos de la incapacidad del sistema financiero para sobrevivir sin la ayuda de los Estados y de la tendencia de las inestabilidades a buscar el reequilibrio. Y en cambio ahora ya hablamos de la incapacidad de los Estados para sobrevivir sin la ayuda de los bancos centrales. Llegados a este punto, como decía el chiste del genial Eugenio, "...sí, sí, pero ¿hay alguien más...?" ...con una verdadera solución para salvarnos del desastre?. Es decir, la intervención a la desesperada de los bancos centrales nos son más que la constatación, mediante la creación infinita de liquidez y destrucción infinita de riqueza, de nuestra incapacidad para enjuagar una deuda impagable y casi global. Y no hay más cera que la que arde.
 

(Genial escena de la película Jerry Maguire... jamás he visto un surrealismo tan real)

En este escenario escalofriante tenemos, como decíamos, muchos y graves desequilibrios que tenderán a la estabilidad. Quizá uno de los más letales sea la unión monetaria europea. El banco central, en este caso el BCE, deberá elegir entre huír hacia delante generando liquidez (quantitative easing, inflacionando o el eufemismo que queramos aplicar a la generación de dinero de la nada) hasta el infinito y más allá; o bien dejar caer a los quebrados para que esa amputación no gangrene a los que tienen aún ciertas posibilidades de sobrevivir. Pero lo malo es que a pesar de que se produzcan estos defaults (reestructuración de deuda, renegociación o el eufemismo que queramos aplicar a la quiebra estatal), quizá arrastren consigo a los acreedores a los que aparentemente se pretende salvar con dichas amputaciones. No sabemos hasta donde se tumbarán las piezas del dominó de la solvencia sin generar más dinero, porque la deuda es gigantesca, pero lo que parece claro es que del dominó de la recuperación económica caerá hasta la última ficha. La banca española ha tenido que aumentar ya un 50% el calibre de su tetina en el último año para chupar del BCE la liquidez suficiente que necesita para seguir maquillando su quiebra técnica. Y es que la banca internacional ya no nos presta ni un euro. Pero lo más dramático es que a mamá Europa no sólo se le está acabando la paciencia sino también la solvencia, a base de cambiar euros recién imprimidos por deuda soberana e hipotecaria que jamás cobrará.

 
Grecia fue lo de menos. Pero España, con su enquistado mercado laboral, colapsado sector inmobiliario, descontrolado déficit público y precario sistema bancario, son palabras mayores. 
 
Ay de los barcos mal gestionados en medio de este oleaje y los tsunamis multidireccionales. No se trata de su tamaño sino de la destreza de sus respectivos capitanes. Aviso a navegantes. I love this game!
 
 
Hay momentos en que releer el pasado ayuda a comprender el presente y a intuír el futuro:
 
Financos e Inversópatas (Junio 2007)
 
La química inestable de la molécula económica (Abril 2008)
 
 
 

Más información en http://twitter.com/ClusterFO
También puedes unirte a nuestra red social en Facebook y a nuestra red profesional en LinkedIn

Etiquetas: BCE · Liquidez · Crisis · Renta variable · riqueza · Europa · UE



Añadir comentario
5
Comentarios
1 Mamut
31 de mayo de 2010 (12:45)

Parece que lo más sensato sería sacar el dinero de España... y si me apurais incluso de los países de la Unión Europea. Parece que así pueda estar a salvo. Sería la única oportunidad de no quedarnos sin nada.

Saludos.

Me gusta
2 Lydon5
Lydon5  en respuesta a  Mamut
31 de mayo de 2010 (14:57)

Se admiten sugerencias de como sacar el dinero a suiza

Me gusta
3 Mamut
Mamut  en respuesta a  Lydon5
31 de mayo de 2010 (16:02)

Eso me gustaría saber a mí, cómo sacar el dinero para Suiza (sobre todo no sabiendo francés...). Siempre nos quedará comprar desde aquí deuda soberana alemana, que parece la más segura, y oro, ya sea físico o a través de ETFs, en todo caso activos redenominados en euros buenos (vamos, que no sean de los países mediterraneos)o en dólares.

Saludos, y no deseo salud y euros porque nos van a dejar sin euros y con tanta preocupación se nos va a ir la salud también... aciago destino el nuestro.

Me gusta
4 Ramon13
01 de junio de 2010 (12:10)
Me gusta
5 Ramon13
01 de junio de 2010 (12:11)

A dia de hoy mis escenarios: un año destino Japon, mas 8 años destino Finlandia.
Si suben intereses en primavera 2011, nos vamos de cabeza a la estanflacion.
Blanchard puso en duda la prioridad de la política macroeconómica moderna de mantener una inflación muy baja, sugiriendo que los bancos centrales en las economías avanzadas deben tener como objetivo una tasa de inflación del 4 por ciento, en lugar de la meta convencional del 2 por ciento. Una mayor tasa de inflación permitiría tasas de interés mayores. "Si los gobiernos hubieran tenido más espacio para recortar las tasas de interés y adoptar una política fiscal más expansiva, también hubieran podido responder mejor a la crisis", dijo Blanchard

http://www.brettonwoodsproject.org/art-566242

Me gusta



Gurús Mundi

Gurús Mundi

Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas




Twitter
RSS
e-Mail
Facebook







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.