Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

Respuestas: 37

30/04/12 (22:39)

Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

Suscríbete a este hilo

Artículo redactado por un funcionario del Grupo A. Difícilmente se puede expresar mejor la situación actual. Un saludo.

Resulta que en la década prodigiosa del pelotazo, cuando media España se lo llevaba caliente a casa, cuando un encofrador sin estudios se embolsaba tres mil euros, cuando hasta el último garrulo montaba una constructora y en connivencia con un par de concejales se forraba sin cuento, cuando un gañán que no sabía levantar tres ladrillos a derechas se paseaba en Audi, los funcionarios aguantaban y penaban. Nadie se acordaba de ellos. Eran los parias, los que hacían números para cuadrar su hipoteca, hacer la compra en el Carrefour y llegar a fin de mes, porque un nutrido grupo de compatriotas se estaba haciendo de oro inflando el globo de la economía hasta llegar a lo que ahora hemos llegado.

Y ahora que el asunto explota y se viene abajo, la culpa del desmadre… es de los funcionarios. Los alcaldes, diputados y senadores que gobiernan la cosa pública a cambio de una buena morterada no son responsable de nada y nos apuntan directamente a nosotros: somos demasiados, hay que ultracongelarnos, somos poco productivos. Los responsables bancarios que prestaron dinero a quienes sabían que no podrían devolverlo tampoco se dan por aludidos. Todos los intermediarios inmobiliarios, especuladores, amigos de alcalde y compañeros de partida de casino de diputado provincial no tenían noticia del asunto. Nosotros sí. Como diría José Mota: ¿Ellos? No. ¿Nosotros? Si. Siendo así que ellos? No. Por tanto, nosotros? Si.

La culpa, según estos preclaros adalides de la estupidez, es del juez, abogado del estado, inspector de hacienda, administrador civil del estado que, en lugar de dedicarse a la especulación inmobiliaria a toca teja, ha estado cinco o seis años recluido en su habitación, pálido como un vampiro, con menos vida social que una rata de laboratorio y tanto sexo como un chotacabras, para preparar unas oposiciones monstruosas y de resultado siempre incierto, precedidas, como no podía ser de otra forma, de otros cinco arduos años de carrera. Del profesor que ha sorteado destinos en pueblos que no aparecen en el mapa para meter en vereda a benjamines que hacen lo que les sale de los genitales porque sus progenitores han abdicado de sus responsabilidades. Del auxiliar administrativo del Estado natural de Écija y destinado en Barcelona que con un sueldo de 1000 euros paga un alquiler mensual de 700 y soporta estoicamente que un taxista que gana 3000 le diga joder, que suerte, funcionario.

La culpa es nuestra. A poco que nos descuidemos nosotros los funcionarios seremos el chivo expiatorio de toda una caterva de inútiles, vividores, mangantes, políticos semianalfabetos, altos cargos de nombramiento digital, truhanes, pícaros, periodistas ganapanes y economistas de a verlas venir que sabían perfectamente que el asunto tarde o temprano tenía que petar, pero que aprovecharon a fondo el momento al grito de mientras dure dura! y que ahora, con esa autoridad que da tener un rostro a prueba de bomba, se pasan al otro lado del río y no sólo tienen recetas para arreglar lo que ellos mismo ayudaron a estropear, sino que, además, han llegado a la conclusión de que los culpables son... tachan...los funcionarios.

Soy funcionario. Y además bastante recalcitrante: tengo cinco títulos distintos. Ganados compitiendo en buena lid contra miles de candidatos. ¿Y saben qué? No me avergüenzo de nada. No debo nada a nadie (sólo a mi familia, maestros y profesores). No tengo que pedir perdón. No me tocó la lotería. No gané el premio gordo en una tómbola. No me expropiaron una finca. No me nombraron alto cargo, director provincial ni vocal asesor por agitar un carnet político que nunca he tenido.

Aprobé frente a tribunales formados por ceñudos señores a los que no conocía de nada. En buena lid: sin concejal proclive, pariente político, mano protectora ni favor de amigo. Después de muchas noches de desvelos, angustias y desvaríos y con la sola e inestimable compañía de mis santos cojones. Como tantos y tantos compañeros anónimos repartidos por toda España a los que ahora algunos mendaces quieren convertir, por arte de birli-birloque, en culpables de la crisis.

Amigos funcionarios, estamos rodeados de gente muy tonta y muy hija de puta.

PD. Si alguien, en cualquier contexto, os reprocha -como es frecuente- vuestra condición de funcionario os propongo el refinado argumento que yo utilizo en estos casos, en memoria del gran Fernando Fernán-Gómez: váyase Usted a la mierda, hombre, a la puta mierda.
SI eres funcionario pásalo a toda España.Si no lo eres y no estas de acuerdo, ¡váyase usted a la mierda!

Gran canario
en respuesta
a Antoniomiguel
30/04/12 (23:32)

Re: Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

Hola Antoniomiguel, muy, muy bueno, totalmente de acuerdo en todo, menos en el final, "Si no lo eres y no estas de acuerdo, ¡váyase usted a la .....!" hay gente muy valida que no es funcionaria y que puede no estar de acuerdo con muchas cosas, la cuestión es ser un buen profesional en lo tuyo sin menospreciar al de al lado.
Saludos.

Art_madd
en respuesta
a Antoniomiguel
30/04/12 (23:42)

Re: Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

Victimismos aparte, lo cierto es que los salarios de los funcionarios aumentaron durante los tiempos de bonanza más rápidamente que los del sector privado. De hecho, lo hicieron a tasas claramente insostenibles.

Madoz
en respuesta
a Antoniomiguel
30/04/12 (23:56)

Re: Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

Hoy se permiten seguir poniendo de chivos expiatorios a los funcionarios, en la crisis, queriendo denigrar o presentar, de que funcionario y bajista son sinónimos con una medida "estrella" de que en caso de baja, el funcionario cobrará menos.

Lo único que conseguirán es que, los que han cumplido hasta ahora, les importe menos el dinero que la dignidad, y demostrar que se cumple por el Deber y la Deontología, no por el bolsillo.

Muy equivocados están los que piensen, que con medidas de condicionamiento estúpido y denigrante, se va acabar con el derecho a ponerse enfermo y se demostrará que pretender hacer asociaciones tan pueriles, como si de animales se tratara, sólo revuelve las tripas, del que considera el cumplimiento de sus deberes, como un honor impagable, que no merece esa asociación estereotipada entre funcionariado y baja.

Me parece un error, esa política del "palo y la zanahoria" que les sirva a ellos con sus esbirros y lameculos o el experimento del condicionamiento de la rata en el laberinto, y pensar que el colectivo es como la rata, que va a cambiar su actitud y es tan fácil y burdamente, condicionable por una miseria (mierda lo que se va a ahorrar, mientras se denigra y humilla)y ello, y pretender que ello, les hace gestores ejemplares es infantil, cuando no saben que precio de la dignidad, es DEMASIADO alto para poderlo pagar ya, después de la torpeza y la confusión de confundir la sofisticada inteligencia humana (a la que ellos no están acostumbrados), con la de una rata de laboratorio, de sus lameculos y seguidores tan fácilmente condicionables con una zanahoria o un palo.


-------------------------------------------------
Hablar de que el sector del funcionariado y el privado, pueda ser tan fácilmente extrapolables y comparables, es que se obvia el efecto tan beneficioso que se produce en el Capital Humano y Formativo de un país, COMPETIR en libre y abierta (legalmente)concurrencia por un puesto, mientras ese Capital de otra manera, permanecerá ocioso e improductivo en el sector privado, como destino del fracaso,de lo que no se pudo conseguir.

Por eso el funcionariado tan envidiado por quién no puede la plaza, no necesita ser un "lameculos subsidiado por el gestor público" y necesita de cierta permanencia por interés público y no dependiente de los vaivenes políticos oportunistas, ya que la misma crítica del funcionario del grupo A en lo privado, supondría su inmediata persecución y despido, porque a diferencia del sector privado, la jerarquía, subordinación y legitimidad del funcionario está en las Leyes y la Norma y no en el capricho del jefe o del propietario del capital privado.

Entonces el gestor público que es consciente de esto que digo, pienso que deliberadamente busca un divertimiento a la masa, sedienta de "chivos expiatorios", que les exima de responsabilidad a los gestores y los que se divierten.

En realidad dudo que sea en la práctica mayormente remunerado y no sea un truco o torpeza estadística.

Cuando yo trabajaba en lo privado, tenía claúsula de revisión salarial con el IPC, mientras en lo público durante la mayor época histórica de aumento de inflación en España desde el año 1998, el aumento ha sido de un 2 por ciento lineal (si no se bajaba o congelaba), otra prueba de que el dinero no es, lo único que motiva a las personas.

Un saludo

Feinmann
en respuesta
a Art_madd
01/05/12 (00:13)

Re: Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

Mi mujer es funcionaria y se perfectamente como ha variado su salario a lo largo de los años: nunca mas del IPC previsto, y en muchos casos bastante menos.
También habría que tener en cuenta algunas cosas. En el capitulo 1 de los gastos, que es en el que se contabilizan los gastos de personal de las Administraciones, no solo entran los funcionarios, también entran los no funcionarios, entre ellos los políticos y los eventuales, mas conocidos como "consejeros" o personal "de confianza". También entran, me enteré recientemente y esto me ha sorprendido mucho, los gastos de formación de los funcionarios. Así que tampoco me extrañaría que entrase alguna cosa mas, como por ejemplo, las pensiones de sus señorías, vía capitalización al INSS.

Así que esa gráfica podría ser a la vez cierta y falsa. Es falsa en tanto que a los funcionarios no les han subido nunca mas del IPC previsto, y es cierta en tanto que los políticos y a sus asesores les han subido el sueldo lo que les ha dado la gana.

A todo esto ¿de donde has sacado esa gráfica?

Feinmann
en respuesta
a Antoniomiguel
01/05/12 (00:25)

Re: Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

Los funcionarios se equivocan contestando a la agresión con agresión. Quienes les atacan no hacen mas que lo lógico, estando dirigidos como están, por los medios de desinformación social. No hay que contestar jamas con ira, hay que contestar con didáctica. Porque si contestas con ira se levantan las barreras defensivas de la mente y ya da igual lo que digas, nada penetrará esas barreras.
Así que eso de contestar como Fernan Gomez es una idea que hay que desterrar de raíz. Porque a quien ignora algo lo que hay que hacer es informarle, no darle cachetes.

Art_madd
en respuesta
a Feinmann
01/05/12 (00:55)

Re: Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

La gráfica es del Banco de España, con los datos de los Ministerios, los datos no creo que sean discutibles (el efecto de políticos y similares no sería relevante en una muestra tan grande).
Yo a los funcionarios que conozco se les sube el IPC al salario base, pero van acumulando una serie de complementos que al final son los que hacen que su sueldo aumente (o lo hacía hasta el 2010).
Un saludo

Antoine
en respuesta
a Art_madd
01/05/12 (01:09)

Re: Artículo redactado por un funcionario del Grupo A

en una muestra de españa, por grande que sea (la muestra, no españa) el efecto si que sigue siendo relevante. la desigualdad aumenta año tras año: el jefe se lleva mas y el indio se lleva menos. y el jefe bien que se ocupa de que sus "amigos del alma" también sean jefes.
y los complementos de los funcionarios, y yo no lo soy, bajan año tras año en %.

Relacionados

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.