La crisis empuja a celebrar las primeras comuniones en casa

Respuestas: 3

24/04/12 (17:40)

La crisis empuja a celebrar las primeras comuniones en casa

Suscríbete a este hilo

En tres años se redujo el presupuesto para las fiestas en un 25 %

La crisis está ayudando a que se cumpla la petición que hizo el papa el pasado domingo de que las primeras comuniones se celebren con sobriedad en tanto es «el primer momento en que se percibe la importancia del encuentro personal con Jesús». Según datos que ayer facilitaba la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), los españoles han recortado un año más los gastos en las comuniones de sus hijos, y desde el 2008 los presupuestos han caído un 25 %, e incluso en esta ocasión algunas familias han decidido aplazar la celebración o hasta anularla. Otros muchos han decidido arrinconar la fiesta con banquete y organizan la comunión en su propia casa, con la familia estricta y un traje prestado por alguien cercano.

Y es que una comunión cuesta en España una media de 2.304 euros, con Madrid a la cabeza, ya que en esa comunidad el gasto en la fiesta se aproxima a los 3.000 euros (2.880 exactamente) mientras en el otro extremo está Canarias, donde la celebración suele costar unos 1.300 euros. Los gallegos, en mitad de la tabla, destinan 2.100 euros a la comunión, aunque hay que tener en cuenta que la cifra se refiere a una media.

Cada vez es más frecuente que se presente la comunión como lo que ha sido tradicionalmente, una cita muy familiar e íntima. Se recurre al traje prestado -por una amiga, por una prima...- y así en una empresa de tintorerías de A Coruña, Perú, se ha detectado que «en los dos últimos años mucha gente limpia vestidos prestados para la comunión, cuando antes no se hacía». Este año ya han recibido muchas peticiones de información: «Limpiar un vestido vale 40 euros y si no lleva veinte años guardado, pues suele quedar muy bien», explican desde la firma.

Banquete de 4.000 a 1.000 euros

El ahorro en el vestido no es nada comparado con el recorte que se hace en la comida. El restaurante O Castelo en San Cibrao, Cervo (Lugo), detecta el cambio: «Antes las comuniones eran pequeñas bodas, con 50 comensales y cubiertos de 60, 70 y hasta 90 euros; ahora se contrata para 20 o 30 personas y se ponen dos o a lo sumo tres platos, con presupuestos que van de los 35 a los 50 euros por persona». Es decir, que en vez de gastarse 4.500 euros en el banquete, una familia dispone de mil euros. Hacer el banquete en casa es, sin duda, lo más barato: dar de comer a la familia más cercana y una fiesta infantil para los pequeños puede organizarse perfectamente por 500 euros.

Al igual que la organización, los invitados también notan la crisis. Frente a presupuestos de cien euros para el regalo, ahora se buscan cosas aparentes por 60 euros; la tienda Los Bordados de Isabel, en Pontevedra, por ejemplo, que recibía pedidos para bordar todo tipo de objetos -especialmente toallas o mochilas de playa-, ahora detecta que se pregunta mucho pero se compra menos.

2.100 ?

El banquete, lo más caro

La comida supone el mayor desembolso, aunque se eligen menús de mitad de precio con respecto al 2007.

La crisis empuja a celebrar las primeras comuniones en casa

Antoine
en respuesta
a Empecinado
24/04/12 (18:14)

Re: La crisis empuja a celebrar las primeras comuniones en casa

24/04/12 (20:22)

Re: La crisis empuja a celebrar las primeras comuniones en casa

Mi comunión a principios de los ochenta se hizo en casa, en plan familiar, y bien morados que nos pusimos..., recuerdo la bañera de casa de mis padres, forrada con una manta, con unas barras de hielo de una fábrica que había junto al mercado del Cabañal, y literalmente abarrotada de botellas de refrescos y cerveza...Parecerá cutre, pero lo chulo que era la barra libre de cocacolas, metiendo la mano en el agua helada, a ver lo que podías agarrar... durante muchos años se recordó el pedazo banquete que nos pegamos aquel día...

La filosofía fue: con lo que nos cobran por unos platos de jamón, compramos uno o dos y nos ponemos morados, o con lo que nos va a costar cada cocacola, compramos mínimo tres en la tienda, y así con el whisky, embutidos, etc, etc...Y lo dicho, épico por la abundancia, aunque fuese un convite low cost.

Y mi hermano reutilizó cuatro años despues mi chaqueta de comunión, y se repitió el ágape en casa...

Por lo tanto, como veís, si hay que ser humilde y austero, no se me van a caer precisamente los anillos...

Desde pequeñito me han enseñado que, por lo que te cuestan cuatro platos de jamón en un bar, tengo un jamón a mi disposición en casa para ponerme morado durante varias semanas, o con lo que me cuestan un par de copitas de oporto, lo digo porque me estoy tomando una ahora, en casa por supuesto, me compro una botella y la disfruto varias veces...

Un saludo.

24/04/12 (20:28)

Re: La crisis empuja a celebrar las primeras comuniones en casa

Pues dada la situación en la que estamos...me parece hasta normal.
No sería lógico seguir gastando como antes en comuniones, bodas y demás...vestidos, banquetes, regalos, etc, etc...que por cierto, en la mayoría de los casos, desde mi punto de vista, eran excesivos (y la de "aprovechados" que se enriquecían con ello).

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.