La Vuelta al Gráfico
El blog de Tomás V. García-Purriños García

¿Es la bolsa un casino?

29
Publicado por TomasGarciap el 17 de marzo de 2011

 
Esta semana escuché en un programa de radio a un analista discutiendo con el presentador acerca de si la bolsa es o no es un casino. Me pareció una discusión interesante, porque trata el abc de la formación financiera (nula) de este país. El español medio no invierte en bolsa, la considera un juego de azar, algo complicado e imposible de controlar. Y por supuesto, escuchar a un presentador de un programa de radio financiero afirmar que la bolsa es un casino, no ayuda. Pero no ayuda ni a la persona que no sabe ni le interesa qué es una acción, ni tampoco al que le interesa y sabe algo y sigue creyendo que puede forrarse en bolsa (o perderlo todo).

 
Es más, he llegado a leer en un foro de boca (o mejor dicho, de manos) de un supuesto experto, que la bolsa es “el casino del Estado”. No podría estar más en desacuerdo con una afirmación así, por dos razones. La primera es que la bolsa es una empresa privada. La segunda, que al Estado le convendría que todos ganasen en bolsa, pues no cobra de las pérdidas, pero sí de las ganancias de capital.
 
En fin, tras escuchar la discusión, me di cuenta de lo actual que sigue siendo Benjamin Graham, y la distinción entre inversor y especulador. En 1934, Graham definía una operación de inversión como aquella en la que después de realizar un análisis exhaustivo, promete la seguridad del principal y un adecuado rendimiento, considerando como operaciones especulativas las que no satisfacen los requisitos anteriores. Graham no pensaba que la especulación fuera negativa. Al contrario, la veía necesaria. Sin embargo, le molestaba la especulación no inteligente: es decir, aquellos que especulaban creyendo que estaban invirtiendo.
 
En este sentido, recuerdo que cuando trabajaba como operador de derivados, tuve una discusión con uno de estos clientes que operan continuamente. Era un particular que hacía más de 200 operaciones al día. Llamaba a la mesa de contratación prácticamente cada cinco minutos. Una vez, mientras hablaba con él (en realidad hablaba mucho con él, era un cliente al que apreciaba profundamente como persona, creo que él también me apreciaba a mi, que murió hace pocos meses y del que lamento mucho su pérdida) se me escapó la palabra “juego” para definir sus operaciones. Él, molesto, me corrigió -Tomás, perdona, querrás decir inversión-. Yo le respondí rápidamente -dejémoslo en especulación.
 
Así es todo más sencillo. Si dividimos el mundo entre inversores y especuladores, la conclusión es inmediata: la bolsa es un casino para algunos. Para otros, los inversores, es una forma de dar valor a su cartera. Y podéis creerme si os aseguro que los inversores, aun siendo pocos, hacen buenas ganancias. También los especuladores las hacen a veces. Y además permiten que empresas arriesgadas encuentren su financiación. Por otro lado, los especuladores no inteligentes dan liquidez a los primeros y se divierten jugando en un casino bien visto por la sociedad. Es mucho más intelectual especular en bolsa que en la tragaperras del bar de la esquina.
 
Pero hay dos distinciones fundamentales entre la bolsa y un casino. La primera es positiva, la segunda negativa. En primer lugar, la negativa: los casinos son más transparentes. Por desgracia. En un casino siempre sabes las probabilidades en tu contra y, salvo casos aislados, no trucan las máquinas. En algunas bolsas esto no siempre es así. En segundo lugar, la positiva: a diferencia de en el juego, en los que solo sale beneficiado el casino, la especulación en la bolsa beneficia los mercados, donde se redistribuye el riesgo, se canaliza el ahorro y se fomenta la inversión, con beneficios visibles para el conjunto de la sociedad.
 
Al final, como también decía Graham, la percepción por parte de la sociedad de que las acciones son algo de naturaleza especulativa o inversora depende del valor del índice de referencia. En realidad, los especuladores no inteligentes que aceptan que la bolsa es un casino, sencillamente no la entienden. Y como no la entienden, la creen más cargada de azar de lo que está. Los inversores inteligentes saben que no es así. Saben que el riesgo está asociado a la naturaleza misma de las inversiones y saben medirlo, adecuarlo a su perfil y, sobre todo, minimizarlo.

Artículos relacionados con "¿Es la bolsa un casino?"

Invierta como Buffet 11 de marzo de 2011
Etiquetas: opinión · bolsa · azar · casino · acciones · psicología de los mercados · value · Graham



Añadir comentario
29
Comentarios
1 Comstar
17 de marzo de 2011 (21:18)

La positiva no es tan positiva. Dices que "la especulación en la bolsa beneficia los mercados, donde se redistribuye el riesgo, se canaliza el ahorro y se fomenta la inversión". Si vemos el caso de EUA, la bolsa trasladó las pérdidas de una burbuja hipotecaria subprime al resto del planeta por medio de los derivados. ¿Cuáles mercados se beneficiaron en 2008? Se redistribuyó el riesgo de aquellos qe causaron la crisis a todos los demás. Y no se fomentó la inversión, sino que por el contrario, se redujo. Por esa razón estoy algo en desacuerdo.

Recomiendo la lectura de este libro escrito por Korten quien trabajó en Harvard. El libro es corto, al grano y no tiene desperdicio:

Agenda for a New Economy: From Phantom Wealth to Real Wealth Escrito por David C. Korten

Si vemos la bolsa como un sitio de apuestas donde no hay garantías, la bolsa si es un casino. Si inviertes, apuestas a que tu empresa gana. Si especulas, apuestas a que determinado evento ocurre. No es como un certificado de depósito a plazo fijo.

Me gusta
2 Deferrer
18 de marzo de 2011 (03:26)

La terminología bursátil es complicada de definir aunque al final todos nos entendemos.

Livermore decía que:

"From my point of view, the investors are the big gamblers. They make a bet, stay with it, and if all goes wrong, they lose it all."

También es verdad que lo perdió todo antes de pegarse un tiro.

A mi me revienta que en español el término común sea "jugar" a la bolsa.

No, no se dedica a especular, invertir o lo que sea, sino a "jugar". Está metido en el lenguaje.

Al final, hay inversores inteligentes e idiotas. Especuladores inteligentes e idiotas. Y jugadores idiotas o idiotas. Lo que demuestra a que categoria se pertenece es el saldo final.

http://www.thefinancialphilosopher.com/2011/03/framing-market-cycles-speculators-skeptics-suckers.html

Me gusta
3 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  Comstar
18 de marzo de 2011 (06:49)

Buenas Comstar. La finalidad última de los mercados es canalizar el ahorro hacia actividades, es decir traspasar el ahorro de la gente a inversiones. Cuando una empresa sale a bolsa, está buscando el ahorro de otros para poder financiar nuevas actividades, que de acuerdo a la función social de las empresas, beneficiará al resto de la sociedad en forma de aumento de empleo, etc. Evidentemente, como cualquier mercado que funcione dentro del capitalismo, tendrá momentos de crecimiento y de crisis. Si no aceptamos esto, no aceptamos el sistema y entonces hablamos de otra cosa. Pero lo cierto es que en el sistema capitalista, los mercados financieros cumplen, mejor o peor, una función social básica.

En cuanto al hecho de que depende de cómo veamos la bolsa es un casino o no, es exactamente lo que quería decir. Pero no igual que como lo comentas tú. Si definimos inversor como Graham, un inversor no "apuesta" en sentido estricto. Un certificado de depósito también tiene su riesgo, muchas veces infravalorado.

Muchas gracias por la aportación del libro. A ver si saco tiempo y le echo un vistazo.

Me gusta
4 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  Deferrer
18 de marzo de 2011 (06:55)

Buenas Deferrer, efectivamente la terminología de la bolsa es difusa, pero creo que no deberíamos perderla. En cierto sentido un inversor, un especulador y un jugador realizan una actividad que podría parecer igual. Pero no lo es, por eso es esencial definir cada actividad. Livermore decía cosas muy interesantes, a pesar de que le costaba cumplirlas, en un claro ejemplo de especulador semi-inteligente y 100% emocional.

La definición de inversor de Graham, es, desde mi punto de vista, definitiva, en 1940 (cuando la escribió) y hoy. Es como una canción de Rory Gallagher o de Eric Clapton, que parece que la compusieron ayer.

Al final es la actitud con la que vemos la bolsa la que nos encasilla en una u otra definición. Si me tomo la bolsa como un juego, lo normal es que piense que es un casino (y que, como en cualquier casino, acabe perdiendo mi dinero). En cualquier caso, verlo así no es sano, ni para el que decide por primera vez invertir y se acerca a ver qué es la bolsa, ni para los que trabajamos en ella.

Me gusta
5 El caza gangas
18 de marzo de 2011 (10:37)

Hola,

Me ha parecido interesante tu explicación acerca de la similitud entre casino y Bolsa, y en especial, me ha gustado tu frase "En un casino siempre sabes las probabilidades en tu contra y, salvo casos aislados, no trucan las máquinas".

La verdad es que hay libros de autores famosos que hacen esa analogía de casino y Bolsa, como por ejemplo, Kostolany, a quien el "casino" le favoreció generosamente.

Si vemos las operaciones en Bolsa como nos enseñó Graham, entonces los inversores colocan su dinero en empresas para que lleven a cabo sus proyectos sociales, y eso es estupendo. Pero como se suele decir, la realidad supera a la ficción.

Un inversor que hubiera comprado acciones de Enron, Worldcom, Lehman Brothers, Terra e incluso Iberdrola Renovables, habrá visto cómo su búsqueda de valor y su intención de favorecer un proyecto social concreto, y en teoría viable, se desvanecía en el aire.

Hemos de concluir que el riesgo es inherente a la Bolsa. Al igual que existe riesgo en un casino, existe el riesgo en Bolsa. Quizás por eso se hace la comparativa entre casino y Bolsa.

Un saludo,

Me gusta
6 5.....s
18 de marzo de 2011 (10:46)

pues me a gustado su post...con matices...pero me ha gustado...Un saludo...

Me gusta
7 Rsoros
18 de marzo de 2011 (12:48)

Desde el derrumbe de Lehman, aquí no hay mercado libre, eso lo sabe cualquiera que se dedique en serio a los mercados. Después se puede argumentar si uno realiza más operaciones de las convenientes, si utiliza la bolsa como pasatiempo o como plataforma personal, pero no hay que engañarse, la bolsa ya hace tiempo que dejó de ser un mercado donde las empresas se financiaban, a ser un mercado donde los bancos y las propias empresas se dedican a esquilmar al pequeño inversor desinformado, en connivencia con el regulador. Ahora si ya sabes a lo que te expones, no ha lugar a la queja.U/S.

Me gusta
8 Comstar
Comstar  en respuesta a  TomasGarciap
18 de marzo de 2011 (13:52)

Cuando leas el libro, puede que cambies de opinión acerca de la "función social".

La bolsa ha evolucionado de un lugar para capitalizar empresas a un lugar que simplemente crea deuda en la economía. El esquema termina siendo a la larga un esquema de Ponzi de largo plazo. Podemos agradecer al viejo apostador británico John Law por hacer de la bolsa un casino desde antes de la revolución francesa.

En el caso de EUA, la apuesta que hicieron los bancos con el tema subprime fue la siguiente: Empezaron a levarse de hipotecas subprime, que sabían que iban camino a fallar. Emiten bonos respaldados en esa deuda mala, y por cada bono emitían varios derivados (y por eso una crisis hipotecaria pequeña contagia otros mercados y se propaga al mundo) y se aseguraban contra la deuda mala en AIG (de modo que AIG absorbió buena parte del golpe).

Esto es como si el banco vendiera un carro con los frenos dañados, y vendiera titulos valores respaldados en ese carro, y luego tomara un seguro contra accidentes. No sólo es una apuesta poco ética donde el banco sabe el resultado, sino que saca la mayor ganancia y transfiere las pérdidas a otros. Eso no tiene mucho de social.

Me gusta
9 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  El caza gangas
18 de marzo de 2011 (14:04)

Hola caza gangas. Lo que pasa es que ninguno de los valores que dices (Enron, Worldcom, Lehman Brothers, Terra e incluso Iberdrola Renovables) fueron inversiones inteligentes de acuerdo a Graham. Evidentemente en toda operación en bolsa hay riesgo implícito, pero también la hay en los depósitos y nadie habla del "casino de los depósitos".

Llamar a la bolsa casino al final conlleva desconocimiento de qué es la bolsa y de qué es un casino.

Me gusta
10 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  5.....s
18 de marzo de 2011 (14:05)

Buenas 5.....s , me alegra mucho que te haya gustado el post, pero me alegra aún más que haya sido con matices. Si no, menudo rollo de pensamiento único, ¿no?

Me gusta
11 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  Rsoros
18 de marzo de 2011 (14:08)

No hay mercado libre ni desde el derrumbe de Lehman ni antes del derrumbe. Pero de ahí que la bolsa no sea un mercado donde las empresas se financian... ¿qué es entonces? Otra cosa es que funcione mejor o peor. Una cosa es la teoría y otra los humanos aplicando la teoría.

Lo de que hay bancos y empresas, que se reunen en secreto para buscar nuevas formas de "esquilmar" al pequeño inversor me parece una teoría sin ningún fundamento. Y normalmente una excusa del especulador que pierde dinero.

Me gusta (1)
12 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  Comstar
18 de marzo de 2011 (14:15)

Pues cuando me lea el libro seguimos hablando. No quisiera entrar al trapo sin la misma información que tú. Pero para ir adelantando, estás hablando de casos concretos, que no engloba a todas las empresas que cotizan en bolsa. Estoy seguro de que las empresas que salen al MAB lo hacen buscando una financiación que no encuentran en otro lugar.

Me gusta
13 Dulcineo
18 de marzo de 2011 (14:51)

Dudas de novato:
Con respecto a la frase "El español medio no invierte en bolsa, la considera un juego de azar, algo complicado e imposible de controlar. "
A pesar de no tener mucha idea, sí que veo como en España la mayoría de gente tiene ahorros en depósitos, en pisos (¿seguirá esa moda?), etc. Sí que es cierto que la bolsa es vista como un peligro, muy arriesgada, etc... ya me decía mi madre que no me metiera . Menos mal que soy cabezón.
¿Cómo es en otros países? Además de las películas que vemos con americanos trajeados en la "calle muro", ¿en otros países se canaliza el ahorro mucho más hacia la bolsa , existe más cultura financiera dentro de la gente corriente?

Un saludo y magnífico post.

Me gusta
14 Juanff
18 de marzo de 2011 (17:31)

Hola Tomás,

escribes: "la bolsa es “el casino del Estado”. No podría estar más en desacuerdo con una afirmación así, por dos razones. La primera es que la bolsa es una empresa privada. La segunda, que al Estado le convendría que todos ganasen en bolsa, pues no cobra de las pérdidas, pero sí de las ganancias de capital"

Los accionistas que se sientan en el consejo de administración de BME son el Banco de España y los bancos comerciales regulados por el primero. También habría que indicar que la supervisión y regulación de los mercados financieros la ejerce una entidad pública (la CNMV), en todo caso, velando por los intereses del Estado.

El Estado cobra por tus ganancias y jamás pierde con tus pérdidas. A parte de esto, habría que distinguir entre ganancias debidas a la inflación (valor nominal) y las derivadas del crecimiento de la actividad de las propias empresas (valor real), el caso es que el Estado tampoco lo tiene en cuenta a la hora de poner el cazo. En España también tienes las normas tributarias que limitan las pérdidas de los inversores o especuladores.

Por todo esto yo si estoy más cerca de este punto de vista del "analista" que comentas que de la otra visión teórica de la bolsa que comentas. En lo demás si que me acerco más a tu punto de vista.

Un Saludo.

Me gusta
15 5.....s
5.....s  en respuesta a  Juanff
18 de marzo de 2011 (17:41)

El Estado no somos todos, eso es hacienda, el estado son ellos...desde siempre...un saludo...

Me gusta
16 Chubbparsi
18 de marzo de 2011 (22:09)

mucho miedo a la derrota hay en españa, y eso se refleja en la inversion en bolsa

Me gusta
17 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  Dulcineo
19 de marzo de 2011 (10:15)

Muy buenas Dulcineo. En general la inversión en bolsa depende de la cultura financiera del país, aunque también de otras cosas. Por ejemplo, en los países asiáticos está mucho más arraigada la especulación entre la clase media. Ejemplos claros podrían ser Hong Kong o Singapur, pero también Corea del sur, país que acoge el mayor mercado de derivados regulado por volumen de operaciones del mundo (más que Eurex o que los estadounidenses). En Estados Unidos, Francia o Alemania, la inversión en bolsa es más común. Sin embargo, la correlación se produce entre inversión en bolsa y momento del mercado. En mercados alcistas, la clase media tiende a invertir más en bolsa. En momentos bajistas, se ve externamente como un casino (hay un estudio muy interesante sobre el tema, al que un día de estos le dedicaré un post).

Me gusta
18 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  Juanff
19 de marzo de 2011 (10:24)

Hola Juanff. El Banco de España posee poco más de un 5% de BME, que es una empresa que en un momento estupendo, como fue el año 2007, hizo un beneficio de aproximadamente 300 millones de euros. Loterías y apuestas del estado, el verdadero (y reconocido) casino del Estado, hizo en 2009 un beneficio cercano a los 3000 millones de euros. En 2009, BME hizo unos 150 millones de euros.
Los bancos pueden estar regulados por el Banco de España, pero no este no participa de sus beneficios. Beneficios que por otro lado, no se hacen con inversiones en bolsa, sino sobretodo dando préstamos, haciendo tarjetas de crédito y cobrando comisiones en las cuentas de ahorro. La CNMV, por supuesto, tampoco participa de esos beneficios.
Por eso, al Estado, le compensa mucho más hacer anuncios de la lotería que mejorar la cultura financiera del país.

Me gusta
19 TomasGarciap
TomasGarciap  en respuesta a  Chubbparsi
19 de marzo de 2011 (10:25)

No podría estar más de acuerdo. En España y en general. Si te interesa, este trimestre he escrito un artículo largo sobre orgullo y ego en los mercados que toca también ese tema en la revista "Al alza".

Me gusta
20 Franz
19 de marzo de 2011 (11:10)

Con mucha sutileza has realizado un "blog" de categoría y a la vez cómico, a la pregunta algunos contestarían ¡¡depende como se mire!!
Un saludo

Me gusta



Guardado por: 1 usuario

TomasGarciap

TomasGarciap

Tomás V García-Purriños, CAIA, desarrolla desde 2007 su carrera profesional en Cortal Consors, bróker online del grupo BNP Paribas, actualmente como Asesor de Carteras en el Departamento de Asesoramiento. Dentro de esta misma compañía trabajó también como Analista y Trader de Contado y Derivados. Cuenta con experiencia en otras empresas del sector, como Intermoney, CA Cheuvreux o Morgan Stanley. Tomás es CAIA (Chartered Alternative Investment Analyst), Máster en Bolsa y Mercados Financieros por el Instituto de Estudios Bursátiles y licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.




Twitter
RSS
e-Mail
Facebook








Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons


Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.