Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Indultos, aplazamientos y un país totalmente descontrolado

10
Publicado por Yo mismo el 13 de marzo de 2012

 

Si hemos hablado unas cuantas veces de la necesidad de una justicia que actúe con contundencia frente a los desmanes a los que nos estamos acostumbrado para tratar de evitar situaciones extremas, la realidad es que nos encontramos con una serie de noticias, de las que no se da demasiada publicidad.

Sé que puede parecer demagógico, pero hace unos días nos hemos encontrado con la aprobación de ordenanzas que imponen unas sanciones entre 700 y 1.500 euros por mendigar en la calle y 750 euros por ir en bañador por la calle. Está meridianamente claro que lo que importa es la estética de la ciudad y por tanto se imponen una serie de sanciones que son absolutamente desproporcionadas.

Pero al mismo tiempo en el mismo país nos hemos encontrado con noticias como que el partido popular sigue la doctrina del PSOE en lo que se refiere a la justicia indultando a Josep Maria Servitje, ex secretario general del Departamento de Trabajo de la Generalitat y otros dos años y al presunto empresario (ya sé que normalmente lo de presunto va con delincuente pero en este caso está bien redactado) Víctor Manuel Lorenzo Acuña, ambos militantes de Unió Democràtica. Estas dos personas fueron condenadas en su día por prevaricación y malversación de fondos públicos, con el agravante de que el presunto empresario ya acumulaba otra condena por los mismos motivos en otro caso en el que se había malversado casi un millón de euros.

Sin que exista la mínima justificación y desde luego, sin que tenga constancia de que exista la más mínima presión social para que estas personas queden libres de pagar por estos hechos, han sido indultados de forma que cada uno tendrá que pagar una multa de 3.650 euros.  Desde luego el mensaje es alto y claro. No hay mejor negocio en este país que malversar y prevaricar, porque de alguna forma desaparece más de un millón de euros, y si de milagro te pillan, después de un buen número de años te condenan y resulta que se soluciona con 7.000 euros. La inversión es desde luego impresionante, y por supuesto compensa bastante más que intentar ser honrado en este país, sufrir los embates de toda esta tropa, acabar arruinado y aparte de vivir mal, tener que pagar una cantidad no demasiado lejana por mendigar. Normalmente ni se me ocurriría calificar a una persona como estas de empresario, pero me he decidido a ponerle el presunto, porque está claro que empiezo a pensar que soy completamente gilipollas.

En todo caso, comprobamos que el precio ha subido un poco desde el indulto de Alfredo Saez, que recordemos que aquello de la estafa procesal, manipulando documentos y comprando jueces para meter injustamente a dos empresarios en la cárcel, con el objetivo de cobrar una deuda de una empresa de la que estas personas tenían una participación minoritaria, fue de 3.000 euros, a pagar 18 años después de cometer los hechos, y por supuesto la aclaración de que mantenía la honorabilidad necesaria para ser banquero. (Cuando en realidad lo que se consiguió es perder la poca honra de quien comete un delito o un error pero que por lo menos paga por ello).

Pero también tenemos noticias de lo que había explicado en los alrededores del caso Botín, en el que nos hemos encontrado desde que en 2010, el gobierno de España recibiese una lista de personas que tenían cuentas opacas en la sucursal suiza del banco HSBC. Entre estas cuentas estaba la familia Botín, con Emilio y Jaime a la cabeza. En ambos casos, fue palmaria la evasión fiscal durante unos cuantos años, (mientras con todo el descaro del mundo no paran de pedir sacrificios). A día de hoy nadie sabe en que mantenía los fondos Emilio Botín, (se supone que no estaban invertidos en depósitos, sino que seguro que estos fondos estaban depositados en alguna inversión no declarada a los reguladores), pero sí que se sabía que Jaime Botín tenía una participación no declarada en Bankinter. En consecuencia además del tema de impuestos, (que está siendo tratado en la audiencia nacional), tenemos graves incumplimientos con la normativa de los mercados financieros y de las entidades de crédito.

El caso es que en su día me preguntaba por los inicios de los expedientes por estos incumplimientos, y hoy tenemos la respuesta en forma de un aplazamiento de la resolución de la comisión nacional del mercado de valores del expediente en el que se pedía la inhabilitación de Jaime Botín. El caso es que casi dos años después de conocidos los hechos y tras la negativa de Elena Salgado a firmar la prorroga solicitada, resulta que los nuevos inquilinos del ministerio de economía han decidido que se va a esperar a que acabe el procedimiento judicial derivado de la evasión fiscal para acordar la inhabilitación, lo que en la práctica significa que tales hechos no serán nunca castigados.

El colmo de la mentira está en la justificación que desde economía nos ofrecen; se cuenta que es normal que cuando un asunto está en los juzgados, el expediente administrativo se paraliza, debido a que las consecuencias judiciales son posteriores. Y esto es completamente cierto, salvo que en este caso es mentira. Es completamente normal que cuando una determinada infracción suponga a la vez un incumplimiento penal y un incumplimiento administrativo, el administrativo queda aplazado, pero sin embargo en este caso, estamos hablando de dos cosas distintas. Es decir, el expediente administrativo se incoa por incumplimientos de las reglas de transparencia de los mercados de valores, mientras que el expediente judicial se basa en la evasión fiscal, de tal forma que en este caso no procede la regla alegada por economía, porque no estamos ante el mismo caso en dos ámbitos, sino que estamos hablando de dos casos.

Para que nos entendamos, si nos inician un procedimiento administrativo por cualquier motivo, dicho procedimiento no se paraliza si decidimos atracar un banco. Desde luego en economía son perfectamente conscientes de esta situación y de que están cargándose unas cuantas leyes, para acabar concluyendo que el hecho de un gran fraude fiscal durante unos cuantos años sirve para evitar el castigo por incumplir otras normas.

Y ahora podemos hablar de valores, de esfuerzo, de sacrificio, de optimismo y sobre todo de la curiosa definición de honorabilidad del Banco de España, pero lo que no podemos obviar en ningún momento es que no es honorable el que comete toda serie de delitos, infracciones y manipulaciones burdas, por muchos beneficios que se consigan mediante estas tácticas.

Pero lo que nos queda es una situación en la que se ha perdido el control totalmente, y o bien las autoridades logran que los que traten de ser honrados en España no se sientan totalmente idiotas o lo hará la sociedad en una escalada de tensión que no beneficiará a nadie, pero que acabará en el mismo sitio.

Artículos relacionados con "Indultos, aplazamientos y un país totalmente descontrolado"

Etiquetas: jaime botín · Emilio Botín · malversación de caudales · prevaricación · fraude de ley · CNMV · Banco de España (BdE)



Añadir comentario
10
Comentarios
2 Abel.llopis
14 de marzo de 2012 (08:39)

Lo asquerosamente podrida que está la política y la justicia española... Y todavía delegamos "democraticamente" nuestra vida a esta panda de ..... casi mejor me muerdo la lengua.

Saludos,

Me gusta
3 Lilian
14 de marzo de 2012 (10:42)

Moraleja: no mendigues, roba a lo grande.

No vayas en bañador por la calle, deja que tu perro se cague en ella.

En fin...

Me gusta
4 Javisoleto
14 de marzo de 2012 (14:46)

El gran problema es que los que pensamos así (porque tratamos de informarnos, abrimos los ojos a la realidad y no la negamos) somos una minoría muy muy minoritaria (perdonad la redundancia). La inmensa mayoría de ciudadanos trata la política como si fuera el fútbol. Van con su equipo a muerte independientemente de lo que haga y son capaces de defenderlo a capa y espada aunque se haya demostrado por activa y por pasiva que ha obrado mal. No entiendo esa necesidad irrefrenable de casarse con un partido político, pero es una realidad. Y muchísima gente es más fiel a su partido que a su cónyuge.

Un saludo!

Me gusta (2)
5 Madoz
14 de marzo de 2012 (16:28)

Quería haber votado positivo al artículo, pero veo desproporción, un asunto importante cuando hablamos de derecho penal.

Es verdad que podemos estar ante la misma mierda política, pero comparar la pena impuesta en el asunto de Alfredo Saenz que eran tres meses de arresto con los cuatro y medio de prisión y los dos de prisión del segundo caso, me parece desproporcionado.

Podemos compararlo moralmente, pero no penalmente.

Un saludo

Me gusta
6 Jcpprr
14 de marzo de 2012 (20:07)

Pues yo pienso que lo que necesitamos es gente con valor para hacer frente a estos mangantes de guante negro.
¡Anda!, pero si había uno.
¿Como se llamaba?.¿Como se llamaba?.
Garzón, me parece que se llamaba.

Todavía estoy esperando a esos jueces con valor que están en la sombra.
De momento sigo buscando a BATMAN.

Saludos.

Me gusta
7 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Madoz
14 de marzo de 2012 (23:29)

¿sabes lo triste? Que resulta que los tres meses de arresto corresponden a un delito de fraude procesal, manipulando datos y haciendo pasar un calvario a dos personas, que incluso acabaron en la carcel una temporada, mediando en el proceso un juez que fue condenado por prevaricación.

Dices que no podemos comparar los casos por que las penas son distintas.... Pero...¿y si ya la pena de Alfredo Saez era ya desproporcionada de entrada?. Por que manipular documentación para engañar a la justicia, con un juez condenado por prevaricación para coaccionar a dos personas, hasta el punto de conseguir privarlos de libertad durante más de quince días, me parece cuando menos tan grave como distraer un milloncejo.

Me gusta (1)
8 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Jcpprr
14 de marzo de 2012 (23:32)

En esto no estoy demasiado de acuerdo, entre otras cosas porque me gustaría recordar que precisamente esta persona fue la que estaba involucrada en uno de los casos con otro de los protagonistas...

Lo siento, pero en esto creo que no hay atajos y creo que esta persona no responde al ideal de un juez...

Me gusta (2)
9 Fleischman
15 de marzo de 2012 (09:45)

Lo de no ir en bañador por la calle me parece bien, que una vez me crucé con dos tías en bikini y casi me da un infarto... :D

Hablando en serio, lo peor de todo esto es que te queda la sensación de que cumplir las normas y ser honrado es de idiotas.

Me gusta
10 Fleischman
Fleischman  en respuesta a  Jcpprr
15 de marzo de 2012 (09:47)

Entiendo que tu comentario es irónico, ¿no? :P

Me gusta
11 Madoz
Madoz  en respuesta a  Yo mismo
17 de marzo de 2012 (13:13)

Si ponemos en duda el Estado de Derecho y todo es opinable, hasta las sentencias judiciales con separación de poderes e independencia judicial, sin saber, ni conocer el proceso en su profundidad, todo se muestra tan relativo, que no hay valor ninguno, que sostenga nada, por lo tanto el tema sólo consiste en destruir.

Buen esfuerzo en hacer de Ministerio Fiscal o ser parte del proceso, pero los que juzgan , son los jueces y no los MEDIOS de comunicación, afortunadamente.

Para mí el que no se sepa o se sepa mal, es lo mismo y la Justicia es nuestra última y única garantía, y no los juicios paralelos de los medios de comunicación (o que hagamos nosotros pobres mortales)), en los que la verdad de los hechos, solo depende de la fuerza o capacidad del medio, para imponerse.
--------------------------------------------------
El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, ha sido elegido como el segundo mejor consejero delegado de la banca europea, según la opinión de 1.470 analistas de 150 empresas que han participado en el ranking anual de la revista 'Institutional Investor'.
Además, se ha situado como el tercero mejor de acuerdo con la votación de los 825 inversores y gestores de fondos de 435 compañías participantes en el estudio.
El Santander, como entidad, ha obtenido el segundo puesto del ranking que valora la calidad de las relaciones y de la información al mercado.

http://www.expansion.com/2012/03/16/empresas/banca/1331925923.html#1135931

Un saludo

Me gusta



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.