Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Aceptar

Invirtiendo en empresas

¿Cómo afectan los tipos negativos y las clausulas suelo a cada uno de los bancos? Parte 2

Como continuación a la primera parte, en este post vamos a entrar en cada uno de los bancos, para ver como gestionan los pasivos y los activos. Antes, para situarnos, veremos un cuadro comparativo.

En el cuadro voy a reflejar solo saldos por diferencia entre los recursos obtenidos y los recursos invertidos, de forma que, visto desde el punto de vista del riesgo: si el saldo es positivo significa que para ese plazo dispone de más recursos que los que tiene invertidos y tiene cubiertas todas sus necesidades de financiación, en cambio si el saldo es negativo, significa que no tiene suficientes recursos para financiar esas inversiones en los tramos señalados y por lo tanto debe obtenerlos antes de los vencimientos. Otra lectura desde el punto de vista de la rentabilidad y la gestión de los saldos es que, cuanto antes y más negativo sea este saldo, el banco está recurriendo en mayor medida a financiar inversiones a largo con financiación a corto y en consecuencia rentabiliza más sus recursos, pero asume más riesgo. Veamos la situación de los bancos. Son datos de 2015, esta información solo la dan en el informe anual y aunque cada año varía, el estilo de gestión que refleja cada banco, permanece de forma similar durante todos los años. Veamos

Sí, el saldo que tiene cada banco en cuentas corrientes a la vista, y prácticamente sin remunerar, son las cantidades que dice la columna “A la vista” y esa cantidad es en millones. Además, en realidad no es esa la cantidad que dispone cada banco, la cantidad del cuadro es el saldo, es decir que si tienen pasivos a la vista por 100 y depositan a la vista en el Banco Central 40, el saldo dice que tienen 60, pero en realidad tiene 100. Por dar una referencia y estimar la importancia que tienen estos saldos en los bancos, el SAN tiene por este concepto unos 400.000M€ (sí, son cuatrocientos mil millones de euros en cuentas corrientes a la vista, muy poco o nada remuneradas).

Siguiendo con el cuadro, vemos diferencias significativas entre los bancos, hay dos que asumen más riesgo que el resto, son BBV que tiene 3 meses con más pasivos que activos y Bankinter que solo tiene 1 mes, en cambio, Santander es muy prudente pues tiene colchón hasta los 3 años. El resto, que son la mayoría, tienen colchón durante 1 año. Caixabank no lo he puesto en el cuadro porque no lo tengo actualizado, pero en años anteriores mantiene un criterio similar al de la mayoría con 1 año de colchón.

Este cuadro enfrenta vencimientos contra recursos en plazos concretos, evidentemente los saldos corren, de forma que normalmente los sobrantes de un periodo pasan al siguiente por lo que no supone en principio que los bancos con más riesgo asumido vayan a quedarse sin liquidez, pero digo “normalmente” porque no necesariamente tiene que pasar así, pues los saldos de los clientes de pasivo, una vez vencidos, no tienen el por qué mantenerse en el mismo banco, dado que en ese mismo momento quedan libres y los saldos a la vista pueden ser retirados de hoy para hoy. Aunque estadísticamente son saldos permanentes en un elevado porcentaje, no tienen el por qué serlo siempre y en todo  momento.

Ahora veremos lo que afectan los tipos negativos al conjunto de los bancos y lo que afectan a cada uno de los bancos.

 

LO QUE AFECTA A TODOS LOS BANCOS:

Según la información del Banco de España, los tipos negativos en el Euribor a un año empezaron en febrero de 2016 con un -0,008% y han continuado disminuyendo hasta llegar al -0,080% en Diciembre de 2016. En 2015, aunque no fueron negativos, ya estaban próximos a cero.

Los bancos españoles tienen gran parte de los créditos concedidos referenciados al Euribor, pero siempre aplican Euribor + un diferencial que oscila entre 0,5€ y dos o tres puntos, o más. Bien es verdad que algunos préstamos de la época de la euforia se concedieron con diferenciales menores o nulos, pero tipos negativos, ahora mismo, solo los tienen en aquellos préstamos que se concedieron con un diferencial menor de 0,08% y que se revisen con referencia Euribor de Diciembre o con los diferenciales correspondientes si se revisaron en meses anteriores. Por otra parte, el Euribor es referencia para los préstamos concedidos en Europa, pero no en los de fuera de Europa.

Lo anterior se da en la parte de los activos, pero en la parte de los pasivos, que representan el coste de la financiación para los bancos, tenemos que, los depósitos de clientes suponen entre el 50-70% de la financiación total en los bancos y aquí se incluyen los plazos fijos y los saldos en cuenta corriente de los clientes que son remunerados a cero o próximos a cero. Los depósitos y créditos que tienen procedentes de bancos centrales y otros bancos (15-20%) también son remunerados a cero o en negativo y la deuda que emiten al mercado los bancos (10-20%) también es con financiación muy barata. No olvidemos que el Euribor se obtiene del tipo de interés que se cobran los bancos por los créditos que se dan entre ellos y si el Euribor es negativo es porque estos créditos tienen interés negativo, por lo tanto, para eliminar el problema, siempre pueden recurrir en mayor proporción a la financiación bancaria a tipos negativos, pues es ella la que los determina.

Independientemente de los tipos, si el volumen de crédito no aumenta, el margen de intereses en términos absolutos, difícilmente puede aumentar, pero esto no tiene nada que ver con los tipos negativos, tiene que ver con la gestión, con la buena y con la mala gestión; algunos bancos deberían preocuparse más de aumentar su volumen de créditos con clientes solventes y menos, de las condiciones del mercado que les vienen dadas y no pueden hacer nada con ellas.

LO QUE AFECTA A CADA BANCO

Es muy probable que las proporciones de las distintas fuentes que utiliza cada banco para financiarse hayan variado este año 2016 y el peso de la financiación procedente de otros bancos (que es a tipos negativos) haya aumentado, pero esa información solo la dan en el informe anual, de momento me centro en los datos de 2015 y en la parte que publican en los trimestrales de 2016, aunque no es tan detallada.

Los datos que sí dan (aunque solo en el informe semestral de 2016) son los ingresos y los gastos por intereses, y sus resultados son muy significativos en cada banco como veremos.

Más adelante cuando hayan publicado todos los informes anuales, publicaré algo sobre los cambios habidos en 2016 (si es que los ha habido) para defenderse de los tipos negativos, creo que será interesante su estudio.

 

Banco de Santander:

El diferencial del Santander suele estar alrededor del 2,5-2,8%. Su negocio lo tiene dividido en Áreas Geográficas, y en Europa Continental, que es la zona afectada por el Euribor (aunque en esta Área también se incluye Polonia que no lo está), tiene en 2015 el 36,3% de sus créditos (en 2014 eran el 36,6%). Los créditos afectados por los tipos negativos, solo pueden ser estos como máximo y por lo tanto al 63,7% de sus créditos no les afectan.

Aproximadamente, se financia con depósitos de clientes en un 63% (647.578M€) e invierte el 75% en créditos (770.474M€). El resto de la financiación procede de depósitos de otros bancos (15%) y deuda emitida (20%), y el resto de las inversiones están en deuda del estado y corporativa y depósitos en otros bancos. En 2015 los depósitos son remunerados al 2,48% y por los créditos obtiene un 5,99%, eso supone un diferencial entre créditos y depósitos del 3,51%. ¿Alguien puede pensar que unos tipos negativos del -0,08% que solo influyen sobre menos del 36% de sus créditos, pueden afectarle en su negocio?

Si nos fijamos en la información del cuadro, vemos que SAN tiene una enorme cantidad de colchón que puede utilizar (si quiere) para neutralizar el efecto de los tipos negativos mediante la gestión de los plazos. Todo el dinero que obtiene o invierte es remunerado (poco o mucho) y el tener estos colchones supone tener recursos ociosos que, si bien disminuyen el riesgo, también disminuyen el rendimiento. Conforme bajan los colchones, aumenta la rentabilidad de los recursos y, aunque aumente el riesgo, como va muy sobrado, para SAN no sería ningún problema. No pasaría nada porque en vez de tener colchón hasta los tres años lo tuviera solo hasta el año, como tiene el resto de los bancos y esa gestión haría que su rendimiento aumentara mucho más que lo que pudieran perjudicar los tipos negativos.

Banco de Santander no se ha quejado de los tipos negativos en sus informes, simplemente los ha comentado diciendo que no son positivos. Su rendimiento por intereses durante 2016 ha estado alrededor del 56%, algo por debajo del 58% que obtuvo en 2015. Pero tengamos en cuenta que SAN en 2016 lanzó la cuenta 1-2-3 en la que aumentó la remuneración de los saldos a la vista, aumentando, en consecuencia, el coste de financiación. Esta es una señal de lo poco que le preocupan al SAN los tipos negativos, pues en vez de orientar en 2016 la estrategia a defenderse de los tipos negativos, la ignora y prefiere centrarse en otra estrategia mejor. La cuenta 1-2-3 le ha supuesto mayor coste de financiación, pero ha transformado una gran parte de sus clientes en digitales y ha provocado que necesite menos cantidad de sucursales, ello le va a permitir en 2017 iniciar una nueva ronda de cierre de sucursales y despidos de personal que, junto a la reducción de gastos que lleva consigo la digitalización y el aumento en el cobro de mayores comisiones por más tarjetas de crédito que son su principal fuente de ingresos por comisiones, le rentabilizarán en 2017 el mayor coste de financiación de 2016 por la 1-2-3.

El 56% que está obteniendo en 2016 de margen de intereses, significa que por cada 100€ que cobra por intereses, paga 44€ por la financiación de los mismos. Ese 56% está en la parte alta del rendimiento que ha estado obteniendo estos últimos años y por supuesto, muy por encima de los rendimientos del 30-35% que obtenía antes de la crisis. No obstante, es de los rendimientos más bajos de la banca española, pero siempre ha sido así y no es por los tipos negativos ni por una mala gestión de los rendimientos por intereses, sino por la excesiva, o mayor prudencia con la que gestionan los plazos de vencimiento, pero esa es su característica y estilo de gestión. El SAN, no es más rentable, porque ha elegido más prudencia y menos riesgo en la gestión.

El Santander puede compensar de sobra el efecto de los tipos negativos para que no le afecten y la parte en que pueda verse afectado el rendimiento por intereses, no es a causa de los tipos negativos.

 

BBV:

El diferencial suele estar un poco por debajo del Santander, alrededor del 2,3-2,7%. Su negocio por áreas, supone que alrededor del 50% de sus créditos no está afectado por el Euribor.

Se financia en un 56% con depósitos de clientes por los que paga 1,20% e invierte el 65% en créditos por los que obtiene un 5,10%. Eso significa que se ve afectado por el 50% del 65% de sus inversiones, es decir que solo le afectan en el 32% de sus inversiones. El 12% de la financiación procede de la financiación bancaria y es probable que este año 2016 la hayan aumentado aprovechando los tipos negativos de esta financiación, o al menos deberían haberlo hecho dada la actitud de su presidente con los tipos negativos. Sería gracioso que después de significarse tanto, quejándose de los tipos negativos, no aproveche las posibilidades que tiene para anular sus efectos.

Este banco, o mejor su presidente, sí se ha quejado de los tipos negativos, este es el que dice que los tipos negativos le están matando, pero no nos equivoquemos, el problema no son los tipos, es la gestión. Hemos visto en el cuadro que el BBV asume más riesgo en la gestión de la liquidez, pero lo hace desde siempre y mientras el SAN tiene colchón hasta los tres años, el BBV lo tiene hasta los tres meses. Esto no le deja mucho margen para anular el efecto de los tipos por esta vía y le obliga a gestionar los tipos de otra forma. Es probable que el presidente no sepa cómo hacerlo y por eso patalea. Por decirlo de otra forma, lo que le pasa al BBV es que como habitualmente utiliza toda su potencia de fuego, cuando se le presenta una situación excepcional como son los tipos negativos y le fallan las clausulas suelo, no tiene mucha más munición para disparar.

El BBV gestiona los plazos de forma más rentable que el SAN, pero asumiendo más riesgo, esto hace que sus rendimientos por intereses en años anteriores hayan estado en el orden de 60-65%. Mientras en 2016, le han bajado un poco hasta el 61%, pero de todas formas, están muy por encima de los que obtenía en la euforia del  37-38% y esa es muy buena rentabilidad por intereses, pues por cada 100€ que cobra, paga 39€.

El motivo que podría justificar esta bajada en el rendimiento por intereses es el cambio en la forma de consolidar el Garanti turco, pues a partir de que éste pasó a consolidar por el método global en el 3T 2015, el rendimiento por intereses ya le bajó del 66,5% al 64,7%  en un solo trimestre. Es de suponer que en 2016 y con todo el año consolidando por el método global gran parte de los 3,7 puntos de rentabilidad que ha perdido en 2016 sea por este motivo.

Al BBV, pueden afectarle los tipos negativos, pero no deberían, porque aunque la solución de financiarse a más corto plazo la tiene muy explotada de antes, esa es solo una posibilidad entre muchas otras y los tipos negativos no le afectan, por lo menos en la mitad de los créditos que suponen menos de un tercio de sus inversiones totales. El BBV (como cualquier banco) puede combinar de diversas formas las fuentes e inversiones para optimizarlas y compensar el efecto de los tipos negativos, concretamente el BBV, dado que en depósitos solo obtiene un 56% de la financiación, puede recurrir con menos limitaciones a fuentes de financiación con tipos negativos en mayor porcentaje que otros.

La última sentencia sobre las cláusulas suelo, le obligan a dotarse de más costes por 404M€ que no es ningún problema para un banco como BBV que obtiene márgenes anuales (ingresos menos costes) por intereses del orden de los 16.000M€.

 

Banco de Sabadell:

El Sabadell obtiene unos diferenciales del 1,6-1,9% y tiene dos tercios de su negocio en España, por lo que un 33% de sus créditos no están afectados por el Euribor.

Se financia en un 68% con depósitos de clientes por los que paga en 2015 un 0,7% y la inversión la destina en un 79% a créditos por los que cobra un 3,3%. Es una estructura de financiación e inversión más parecida a la de SAN que a la de BBV.

En todos los informes tratan el tema de la misma forma que el Santander, reconocen que los tipos negativos no son algo positivo, pero también reconocen que no les afectan o lo hacen muy poco. Puede anular los tipos negativos gestionando los plazos. De hecho su margen de intereses está en el 74% en el 1S de 2016, lo que supone que por cada 100€ que cobra por sus inversiones, paga 26€, en 2015 obtenía un 66% y en 2014 un 50%. Durante la euforia obtenía un 35%. Estos no se quejan de los tipos negativos, pero ¿de qué iban a quejarse?

 

Bankia:

Bankia está funcionando sorprendentemente bien con Goirigolzarri. El BBV no debió dejarlo escapar. No tengo información de los diferenciales, pero sí de la rentabilidad por intereses que es de las mejores de todos los bancos españoles y todo ello gestionando con prudencia similar a la del resto de bancos, con colchones de hasta un año. Prácticamente el 100% de sus créditos está afectado por el Euribor.

Por sorprendente que parezca, dado que Bankia procede de cajas de ahorros y al menos mi sensación es que la Cajas movían mucho dinero de cuentas corrientes y libretas de ahorro, se financia solo en un 55% con depósitos de clientes e invierte un 57% en crédito. El resto de la financiación procede de deuda y derivados (21%) y depósitos de bancos (22%) y las inversiones están además de los depósitos señalados, en deuda y derivados en su mayor parte (38%)

Como vemos, Bankia tiene una estructura algo distinta, tanto para financiarse, como para invertir, pues por una parte, la financiación bancaria supone más del 20% de sus recursos y como el Euribor está en negativo, el coste de estos recursos también será negativo (esto podremos comprobarlo cuando publique la información anual), por otra parte las inversiones en créditos que son los posibles afectados por los tipos negativos, solo suponen el 57% del total de sus inversiones, y no significa que todos ellos estén afectados por tipos negativos.

En este banco, no recuerdo comentarios sobre los tipos, me da la sensación de que, en vez de quejarse, van a lo suyo y lo suyo es gestionar bien y salir de la situación fortalecidos.

Su margen de intereses no para de crecer desde el 62% que tenía en 2014, ahora al 1S de 2016 está en el 80% nada menos, por cada 100€ que cobra por interesas, solo paga 20€. Otro tema es el volumen de créditos, si no aumentan, el margen en términos absolutos no puede crecer, pero esto es por el volumen de créditos y no por los tipos negativos.

La última sentencia sobre las clausulas suelo le afectan en 204 M€ de los cuales ya tenía dotados 104, esto supone que le afectan en mayores costes de 100M€, que comparados con el margen de intereses que obtuvo en 2015 de 2.737M€, no es tan grave la cosa.

 

Banco Popular:

Los diferenciales que obtiene habitualmente están alrededor del 1,5% y prácticamente el 100% de sus créditos están en la zona de influencia del Euribor.

Obtienen el 60% de depósitos de clientes remunerados al 0,6% e invierten el 72% en créditos a clientes por los que cobran un 3,2%. Es significativo comprobar como el 23% de sus recursos, los obtienen de otros bancos, lo cual significa que gran parte de su financiación la remunera a tipos negativos.

El presidente de este banco ha sido uno de los que más se ha quejado de los tipos negativos, tanto en los informes periódicos que se presentan a la CNMV, como en la prensa. También es de los más afectados por las clausulas suelo. Al parecer, pretende echar la culpa de los problemas que ha provocado su gestión en el banco a los tipos negativos, pero precisamente el margen de intereses es lo único que le ha funcionado bien, aunque sea a su pesar porque le quita la excusa. Debería mirarse más los volúmenes, tanto en créditos como en comisiones y menos los tipos. Sin masa de crédito de donde obtener rentabilidad, poco pueden hacer.

Su margen de intereses está a fecha 1S 2016 en el 71% y viene del 50% en 2013, del 56% en 2014 y del 64% en 2015, no veo donde le están perjudicando los tipos, en la época de la euforia obtenía 40-45% y ahora por cada 100€ que cobra por intereses, los financia pagando unos costes de 30€.

Su problema no son los tipos negativos, son los volúmenes de ingresos por intereses y comisiones y eso es por falta de estrategia y deficiencias de gestión y por no otras historias.

Las última sentencia sobre las clausulas suelo también afecta al Popular y en mayor medida que al resto, tanto en términos relativos, como absolutos. No podía ser de otra forma pues, el Popular está metido en todas las guerras. Le afectan en 684M€ de los cuales ya tenía provisionados 350M€, lo cual supone 334M€ más al coste contra 2.250M€ de margen de intereses en 2015. Pero no hay problema, entrarán en el lote de pérdidas que darán en 2016 y que absorberá la ampliación que hizo a mitad de año, total ¡ya puestos….!

 

Bankinter:

Los diferenciales están alrededor del 1,40-1,60% y el 100% de sus créditos están en la zona del Euribor.

Obtienen el 52% de depósitos de clientes e invierten el 75% en créditos.

En este banco se ven claramente las consecuencias de tener pocas sucursales que, aunque hay tiempos como los actuales que solo se habla de cerrarlas, no son tan malas, Bankinter solo obtiene el 52% de sus recursos de depósitos de clientes. Esta circunstancia en épocas de tipos “normales” le perjudican, pues mientras el resto de bancos no pagan apenas por una fuente de financiación muy importante, Bankinter tiene que recurrir al mercado (20%) o a préstamos de otros bancos (15%) para financiarse. En estos tiempos, esta desventaja que tiene en tiempos normales, se le vuelve en ventaja, porque puede financiarse con tipos negativos en mayor proporción que otros bancos.

La presidenta también es de las que ha hecho comentarios sobre los tipos en la prensa quejándose de la influencia que podían tener sobre la rentabilidad. También tenía difícil la defensa de la rentabilidad del banco con la gestión de los tipos y plazos porque, Bankinter va a tope exprimiendo sus recursos, el margen de los colchones lo tiene en 1 mes. No obstante gestiona bien y a base de combinar recursos de activo y de pasivo, al final obtiene mayor rentabilidad por intereses que otros bancos mejor situados.

Bankinter ha hecho frente a los tipos negativos comprando mas banco en Portugal, esto le ha permitido ampliar su base de clientes y poder seguir con su modelo, exprimiendo a tope todos los recursos y asumiendo riesgos de liquidez que otros no quieren asumir. También los tipos a los que se financia le permiten soportar un Euribor negativo, por mucho que digan. El margen de intereses está en el 74%, (por cada 100€ que cobra, paga solo 26€) cuando en 2014 obtenía el 54% y en 2015 el 68%.

 

Caixabank:

No lo he incluido en el cuadro porque precisamente esos datos no los tengo actualizados.

Los diferenciales son bajos, alrededor del 1,25-1,30% y el 100% del crédito está en la zona del Euribor.

La gestión de los plazos y tipos es de forma similar a la del resto de bancos normales, con colchones positivos hasta un año.

El margen de intereses, en cada informe es mayor que el anterior. Actualmente a fecha 1S 2016 está en el 61%, viniendo de niveles del 47-52% en años anteriores.

 

EN RESUMEN:

A los bancos españoles no les deberían afectar los tipos negativos por sí mismos. Los hay que tienen una parte importante de su negocio fuera de la zona de influencia del Euribor (SAN, BBV, SAB) y les afectan en menor proporción, por otra parte, en todos los bancos, la cantidad afectada por los tipos negativos debemos compararla con el volumen total de inversiones y no con el volumen de créditos concedidos. Todos tienen los recursos necesarios para anular sus efectos, mediante la gestión de plazos y tipos, aunque algunos (BBV, BKT) ya los venían explotando en gran medida y sus posibilidades son menores, pero sin embargo, precisamente estos dos bancos dependen menos de los depósitos de clientes y en consecuencia recurren más a fuentes dependientes del mercado y sobre todo a préstamos de otros bancos que ahora están a tipos negativos. Todos ellos, tienen el recurso de combinar las fuentes de financiación recurriendo en mayor medida a préstamos de otros bancos a tipos negativos, independientemente de que pueden utilizar cualquier otra herramienta de gestión o simplemente pueden aumentar el volumen de crédito, mediante la compra de más banco como ha hecho Sabadell en RU o Bankinter en Portugal o trabajando con el cliente de activo.

Mi sensación es que las quejas de algunos bancos sobre los tipos negativos solo son pataletas y escusas de malos gestores, el resto de bancos, simplemente calla y aprovecha la situación para aumentar las comisiones, como están haciendo unos y otros. La reciente sentencia sobre las clausulas suelo, afectan solo a algunos bancos y en su mayor parte ya estaban dotadas, por lo que no son cantidades relevantes las que tienen que aumentar a los costes.

 Los tipos negativos son datos, son hechos y situaciones que da el mercado, es así y no hay que darle más vueltas, hay que gestionarlos y punto. Además son los propios bancos los que los han provocado prestándose entre ellos a tipos negativos. Armas tienen de sobra, solo tienen que utilizarlas y algunos lo hacen. Solo si permanecen los tipos negativos durante mucho más tiempo y pasan a ser mucho más negativos, de forma que absorban el diferencial que tienen sobre el Euribor, podrían suponer un problema, pero de momento no es así y no es muy probable que vaya a ser así.

Lo que necesitan algunos bancos es más gestión y menos pataletas y visto desde el punto de vista de cliente, lo que deberían hacer todos ellos, es utilizar menos el argumento de los tipos negativos para subirnos las comisiones.

Esto es mi sincera opinión, cada inversor debe hacer su propia diligencia y tomar sus propias decisiones.

Por último, como en el anterior artículo, comunicaros que estoy en Twitter @josemdurba y estoy enlazando los artículos que publico en Finanzas.com y en Rankia.

Saludos

Comparte:

  • 2 comentarios

    Añadir comentario
    1. ramsesluz
      #1

      ramsesluz

      Buenos días

      como siempre, no puedo más que darte las gracias por tu trabajo que es, en mi opinión excelente y, además, aporta mucha claridad para los no entendidos.

      Supongo que como tú, espero ver los resultados anuales de la banca que, en breve, veremos, ¿ esperas alguna sorpresa en los resultados?

      Mientras sigo pensando que el acoso y derribo al que está sometido el sector bancario por parte
      de los medios de comunicación en general, es una clara señal de compra.

      Igual que tú, creo que los tipos negativos son más una excusa que otra cosa, aunque claro, ya les va bien, por lo demás, creo que el excesivo ruido que hay entorno al sector, no deja ver con claridad el fondo, ¿ qué opinas?

      PD: sigo acumulando

      un saludo cordial.

      Me gusta
    2. José Manuel Durbá
      #2

      José Manuel Durbá

      en respuesta a ramsesluz
      Ver mensaje de ramsesluz

      Gracias a ti ramsesluz.
      Espero sorpresa en SAN y SAB ambos con subidas del 15-20% respecto a los resultados del 2015. Bueno en realidad espero que superen el 20% los dos, pero aunque todo apunta a ese incremento, no me atrevo a decir tanto. Ya veremos.

      El fondo es que los resultados de explotación sin contar saneamientos está por las nubes con SAN en el 30% y SAB en el 40%, cuando son muy pocas las empresas que superan el 20%. Ese resultado de explotación incluye todos los males que les están adjudicando a la banca. Cuando bajen los saneamientos que no veo porque no están bajando ya, todo ese resultado saldrá a la luz.

      Un abrazo

      Me gusta (1)

    Recomendado por 4 usuarios

    Guardado por 1 usuario

    Autor del blog

    • José Manuel Durbá

      José Manuel Durbá

      Analista financiero independiente. Miembro de IEAF. En Rankia me conocéis como Nel.lo.

    Envía tu consulta

    • Más leído
    • Más recomendado

    Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

    Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos