ETFs - PM
ETFs y panorama mundial

Contando Cuentos también se Aprende (I): Lecciones de Administración

10
Publicado por Gfierro el 06 de diciembre de 2011

 

Es muy sabido por todos que las narraciones, cuentos y fábulas han sido utilizadas por milenios para expresar de manera sencilla problemas complejos y marcan algunos aforismos sobre cómo llevar nuestra vida o sobre las consecuencias de ciertas acciones. Sin negar que a veces la simplicidad puede ocasionar mal entendidos, creo que también pueden ser una herramienta  cultural para analizar, interpretar y evaluar ciertas situaciones prácticas y comunes. Por lo tanto su objetivo principal no es el de resolver o  diseccionar los problemas sino el de crear una conciencia crítica, mentalidad abierta y reflexionar.
 
Sin hacer pausa a los post sobre ETFs, inversiones y economía, éste será el inicio de una serie intermitente donde colgaré varias narraciones con lecciones sobre Administración, Finanzas y Vida en general. Ninguna de ellas son de autoría propia sino mas bien una recopilación que he ido haciendo durante los últimos años.
 
 
 

4 Lecciones de Administración

 

Lección 1

Un cuervo estaba sentado en lo alto de un árbol haciendo nada todo el día. Un pequeño conejo vió al cuervo y le preguntó: 
 
-¿puedo yo también sentarme al igual que tú sin hacer nada todo el día?- 
El cuervo contestó: -Claro, porque no-. 
 
Entonces el conejo se sentó sobre el suelo debajo del cuervo y descansó. De repente, apareció un zorro, saltó sobre el conejo y se lo comió.
 
Moraleja: Para estar sentado sin hacer nada, uno debe estar sentado muy pero muy alto.
 
 
 

Lección 2

Un pavo estaba charlando con un toro. 
 
-Me encantaría poder ser capaz de llegar a lo alto de ese árbol, pero no tengo la energía suficiente-,  suspiró el pavo.
-Pues por qué no coméis un poco de mis excrementos, están llenos de nutrientes-, replicó el toro.
 
El pavo picoteó un trozo de mierda y se dio cuenta que tenía mas fuerza, suficiente como para alcanzar la primera rama. Al día siguiente, después de comer un poco mas de estiércol, llegó a la segunda rama. Finalmente, después de un par de semanas pudo sentarse orgullosamente en la parte mas alta del árbol. De repente, fue avistado por un granjero quien disparó al pavo.
 
Moraleja: La mierda podrá llevaros a la cima, pero no os mantendrá ahí.
 
 
 

Lección 3

Cuando el cuerpo fue hecho por primera vez, todas las partes querían se el Jefe. El cerebro dijó: -Yo debo de ser el Jefe porque yo controlo toda las funciones del cuerpo-.
 
Los pies dijeron: -Nosotros deberíamos de ser el Jefe porque nosotros llevabamos al cerebro a donde éste quiera-.
 
Las manos dijeron: -Nosotros debemos ser el Jefe porque nosotros hacemos todo el trabajo y ganamos el dinero-.
 
Y así siguieron los demás: el corazón, los pulmones, los ojos, hasta que finalmente el culo habló. El resto de las partes comenzó a reír con la idea de que el culo quisiera ser el Jefe. Entonces el culo se fue a huelga, se bloqueó y se rehusó a trabajar. En poco tiempo los ojos  se cruzaron, las manos cerraron los puños, los pies tambalearon, los pulmones entraron en pánico y el cerebro comenzó a hervir. Eventualmente todos decidieron que el culo debía de ser el Jefe y la moción fue aprobada. Todas las partes hicieron su trabajo mientras el Jefe solo se sentaba y aprobaba que la mierda pasara.
 
Moraleja: No se necesita cerebro para ser el Jefe, cualquier culo puede hacerlo.
 
 
 

Lección 4

Un pichón estaba volando hacia el sur por el invierno. El viento helado congeló al pajarito y cayó al suelo de una granja. Mientras yacía ahí, una vaca pasó y dejó caer una carga de estiércol caliente y humeante encima del pichón. El ave dentro de la mierda comenzó a darse cuenta que entraba en calor. La mierda de hecho lo comenzó a descongelar. Se quedó allí caliente y tan contento que pronto comenzó a cantar de felicidad. Un gato que merodeaba por ahí escuchó al pajarito y fue a investigar. Siguiendo el sonido el gato descubrió al pichón dentro de la mierda y con un movimiento rápido lo sacó y se lo comió.
 
Moraleja: No todo el que tira mierda sobre uno es su enemigo. No todo el que te saca de la mierda es tu amigo. Y si estáis caliente y feliz dentro de tu mierda, mantén la boca cerrada.
 
Guía de ETFs publicados
Este blog esta escrito y editado por su autor. No esta influenciado por ningún patrocinador y en ningún momento expresa el punto de vista y sentir de Rankia. Sin embargo el blog puede estar influenciado por mis antecedentes y experiencias. Escribo con base a mis conocimientos y criterio, por lo que muchas veces puedo cometer errores, malinterpretar la información o no coincidir con la idiosincrasia, opinión y juicio del lector. El autor de este blog no esta siendo compensado al proporcionar ninguna opinión sobre productos, servicios, websites o cualquier otro rubro con excepción de libros a través del programa de afiliados de Amazon. Si en algún momento pareciera que emito recomendaciones sobre algún tema determinado, producto o servicio, aclaro que no lo hago siendo un experto sino basándome en los resultados satisfactorios que obtuve de mi propia y muy particular experiencia. El lector deberá hacer su propio “due diligence” antes de tomar cualquier decisión.

Artículos relacionados con "Contando Cuentos también se Aprende (I): Lecciones de Administración"

Etiquetas: administracion · lecciones · moraleja · jefe



Añadir comentario
10
Comentarios
2 Imarlo
06 de diciembre de 2011 (23:59)

Me ha gustado la primera

S2

Me gusta
3 kronnos
07 de diciembre de 2011 (17:33)

Grandes moralejas :))

Me gusta
4 Respes
07 de diciembre de 2011 (17:33)

Todas la moralejas son muy buenas, pero la que más me ha gustado es la primera.

Me gusta
5 Margrave
07 de diciembre de 2011 (18:34)

Lección 5.
El león Rey estaba viejo y enfermo y no podía ya cazar. Solo en su cueva y hambriento, convocó a los animales a rendir pleitesía al Rey. A medida que los súbditos entraban en la cueva, el león saltaba sobre ellos por sorpresa y los devoraba. Cierto día toco el turno a la zorra. Esta acercorse hasta la cueva del Rey y quedose quieta, mirando a una distancia de 50 metros. El león hambriento le grito: “¿Por qué te paras ahí, canido astuto y maquinador, eres tan vil que no entrarás a rendirme homenaje?”. Y la raposa contestó: “Adentro me dirigía majestad. Hasta que vi muchas pisadas de animales que entran, y ninguna que sale” (Esopo. Fábulas)
Moraleja: mirad bien esas contabilidades de los balances. La creatividad, deja señales, que suelen resaltar más en el análisis sectorial comparativo. Hay algún rey desnudo, como Enron.

Lección 6.

Milenaria fábula oriental, sin moraleja conocida (Mirad los traders a ver si encontráis alguna).

El gran dragón estaba alegre en su cueva. Le gustaba la que había elegido de morada, pues nadie era más fuerte que él. De repente, un diminuto e insolente murciélago entro en la cueva y dijo al dragón: “¿Me quedaré aquí a dormir, abandona la cueva?”. El dragón no daba crédito a tamaña insolencia, y le lanzó una llamarada de fuego tremenda, que el murciélago esquivo fácilmente. Le lanzo varias dentelladas, pero el diminuto murciélago lo esquivaba en vuelo y le mordía con sus pequeños dientes, en las junturas de las escamas, haciéndole sangrar y causándole gran dolor. Tras un rato el dragón, humillado y malherido dejó la cueva. El pequeño murciélago loco de alegría se puso a cantar y a revolotear, diciendo: “Soy el más grande, ni siquiera el gran Dragón es rival para mí”. Anochecía, y se acercó revoloteando a la entrada de la cueva, donde había una tela de araña gigante, que no vio, y en la que calló. Llegada la noche, el murciélago murió, de frio y hambre. La araña salió de su cueva y dijo: “Soy la mejor, nadie puede conmigo…..”.
Buena idea Gfierro. Hay cientos de fábulas con lecciones para la inversión. Saludos

Me gusta (2)
7 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Margrave
07 de diciembre de 2011 (18:56)

Excelentes.

De la Lección 6, podríamos decir que no debemos alardear de nuestras "victorias" porque siempre habrá alguien mas listillo que nosotros o alguien que nos pueda quitar el bocado de la boca. Lo único de lo que podemos estar seguros en esta vida es la muerte y los impuestos.

Saludos

Me gusta (1)
8 Margrave
Margrave  en respuesta a  Gfierro
07 de diciembre de 2011 (19:41)

Un trabajador de Nomura me dijo que el hombre es incapaz de ver el riesgo. Dicen alli que una alfiler es poco importante, pero basta una chispa como la cabeza de un alfiler, para provocar un incendio devastador. La aleatoriedad se nos escapa. Saludos campeón

Me gusta (1)
9 Scoralstom
08 de diciembre de 2011 (09:36)

La 3.
s2

Me gusta
10 Caballero i
09 de diciembre de 2011 (11:41)

Las fábulas son preciosas, lo malo que tiene el ser humano es su poca memoria. Siempre pensamos que esta ocasión es diferente, o simplemente ignoramos las señales.

Me gusta (1)
11 Comstar
13 de diciembre de 2011 (20:15)

Sobre la primera moraleja: Mientras más alto estés, más duro te golpeas. Dicen los aviadores que lo que mata no es la altura, sino el golpe contra el suelo. Si te sientas bien alto en una silla en un avión sin combustible sin una planicie cerca, no aplica la primera moraleja.

Esto también va en contra una buena administración. Dependiendo de tu posición en el mercado, así ha de ser tu estrategia. Sentarse al estar alto es una seña de que el único camino que pretende tomar es hacia abajo. Si eres el líder de mercado y te sientas, otro tomará tu lugar, y cuando sea evidente y urgente, será demasiado tarde.

España se sentó en los laureles al estar alto por ser país desarrollado y mira lo que pasó. Se sentó alto con el estado de bienestar, y hoy lo están desangrando.

Estos cuentos pueden sonar pintorescos y metafóricos, buenos para generar risa si se obvia lo escatológico, pero como lecciones de administración carecen de sentido práctico. Se generaliza un chiste escatológico y metafórico, y se extrapola a la administración. Se incurre en el pecado de generalizar.

Me gusta
12 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Comstar
13 de diciembre de 2011 (20:35)

No sé si tu comentario ha sido para sacarte la espina porque para mi parecería una patada de ahogado, pero lo mas probable es que me equivoque, de todas maneras creo que deberíais leer con mas atención el primer párrafo y no actuar al primer impulso visceral:

Sin negar que a veces la simplicidad puede ocasionar mal entendidos, creo que también pueden ser una herramienta cultural para analizar, interpretar y evaluar ciertas situaciones prácticas y comunes. Por lo tanto su objetivo principal no es el de resolver o diseccionar los problemas sino el de crear una conciencia crítica, mentalidad abierta y reflexionar.

Yo sí recalco y aclaro sobre los problemas que la simplicidad puede ocasionar, además de que señalo que son para ciertas situaciones y no para todas. Claro que hay cientos de ejemplos donde no aplican como también hay ciertas situaciones para las que Sí, es por eso que desde un principio lo aclaré.

En lo que Sí creo estar mal es en el título, tal vez "Lecciones de Administración" no es lo mas correcto, pero quería ser lo mas fiel a la traducción ya que estos cuentos no son de autoría propia sino que los he traducido de un mail que una vez recibí titulado: Four management Lessons.

Me gusta



Gfierro

Gfierro

La economía esta para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.




Twitter
RSS
e-Mail








Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.


Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.