Suscríbete a este hilo
Imprimir

La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

Respuestas: 8

25/04/12 (13:58)

La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

BERLIN.- Desde hace dos años Raphael Fellmer, de 28 años, y la española Nieves Palmer, de 26, se alimentan exclusivamente de productos que ellos definen “rescatados”, es decir, salvados justo antes de ser destruidos.

Fellmer no tiene una cuenta de banco y vive totalmente sin dinero. Su experiencia está obligando a Alemania entera a reflexionar, justo en el momento en que, en Europa, el capitalismo enseña sus fallas por la crisis de deuda.

Fellmer y Palmer aseguran a LA NACION que, en dos años, a pesar de comer alimentos desechados, nunca les pasó nada: sin náuseas ni infecciones, esto, aun cuando Nieves estuvo embarazada de Alma Lucía, hoy de cinco meses. Ambos son veganos y se alimentan casi exclusivamente de productos que proceden de la agricultura biológica.

“Unas cuatro veces por semana, voy a inspeccionar, con la mochila, los contenedores de los supermercados biológicos; encuentro de todo, jabones, chocolates, cosméticos, además de lácteos, frutas y verduras que todavía se pueden consumir”, explica Fellmer.

“Me llevo más de lo que necesitamos, el resto lo regalo a vecinos, amigos, necesitados. La idea es difundir el mensaje de que no sólo se tira una manzana de vez en cuando, sino que todo se tira”, comenta.

Una convicción muy sencilla mueve a este joven hombre y a muchos que siguieron su ejemplo en una escena cada vez más grande de personas que se alimentan exclusivamente de los basureros de los supermercados.

Después de dos años de vida radical, y un viaje a México, realizado sin dinero, el mensaje de Fellmer empieza a llegar de manera amplia a la sociedad. Las universidades lo invitan a dar charlas y los diarios escriben sobre él. Desde Forward the (R)evolution - in Harmonie mit der Erde informa acerca del “proyecto” que nació cuando todavía era estudiante en Holanda, junto con dos colegas: el francés Benjamin Lesagen y el italiano Nicola Zunino. Desde todo el mundo se suman cada vez más personas que viven sin dinero.

Se estima que cada ciudadano alemán tira a la basura por año 100 kilos de comida. El Instituto Austríaco de Economía de los Desechos calculó que el 45% de lo que los supermercados descartan se puede todavía consumir.

Según la ONU, en Europa se tira a la basura la mitad de todos los productos alimentarios que son parte del flujo comercial. El 30% se desecha antes de ser abierto.

Fellmer sabe que, todas las veces que “rescata” comida, incurre en un delito: la violación de propiedad. Esto lo indigna: “En Alemania es legal tirar comida, pero es ilegal rescatarla”. “Es una falla en el sistema”, se queja. Por esta razón está recopilando firmas para poder pedir al Parlamento alemán que lo deje exponer su causa. “La idea es establecer un sistema donde se aprovecha todo”, explica Fellmer.

Fellmer y Palmer no optaron vivir sin dinero, sino por necesidad: ambos terminaron una carrera universitaria. Tampoco por inconsciencia: al hablar de su proyecto mencionan estudios e informes para corroborar su tesis y ofrecer pruebas de que no exponen a su hija a riesgos.

Viven en las afueras de Berlín, en una casa donde el propietario los deja estar a cambio de pequeños trabajos. Fellmer sólo se mueve a pie. Palmer es menos radical y gasta unos 30 euros al mes. Pagan el seguro médico de la hija con el subsidio de cerca de 145 euros mensuales que el Estado otorga a cualquier niño nacido en Alemania hasta que cumple los 20 años.

Son conscientes de que con su decisión se exponen a críticas. “No quiero ser simplemente un aprovechador”, asegura Fellmer. “Intento integrarme a la sociedad a pesar de todo: ayudo en reparaciones, obras, arreglo computadoras, cuido animales”, aclara. Saben que lo de rescatar comida no puede ser una solución para salvar el mundo a largo plazo, pero sirve para lanzar un mensaje. En el futuro, tienen pensado instalarse en el campo, quizás en Italia y vivir de lo que producen. En el caos de la crisis, ellos tienen algo claro: “Esto no puede seguir así”..

Viven sin dinero y llevan a Alemania a detenerse y pensar

Galmier
en respuesta
a Empecinado
25/04/12 (14:51)

Re: La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

esto es, segun mi perspectiva, lo que nos esta enseñando los duros tiempos que vivimos, no veo que es todo lo bueno que deja el capitalismo, segun lo ven muchos......es inmoral que el 20% del mundo concentre el 80% de la riqueza.....la ambicion, la codicia...esta haciendo al mundo girar enloquecidamente detras del dinero....no sera tiempo ya de intentar que el dinero corra detras nuestro, pacificar los espiritus, detenerse en aquello que es lo fundamental...los encuentros, la sana convivencia, cultivar la armonia familiar y mirar el mundo con ojos cargados de exigencia moral.............para el que cree, y el que no, sus razones tendra.....transitar los caminos que Dios nos traza......que se encuentran en el mundo del trabajo honesto y bien hecho.
saludos

25/04/12 (17:30)

Re: La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

eso pasa en alemanía, en españa no, bien se ocupan todos los hiper y super de que todo quede bien inservible, o es donado a organizaciones humanitarias.

en españa los que comen del contenedor comen deshechos de los hogares, incluso ya cocinados.

Ankaser
en respuesta
a Empecinado
26/04/12 (13:13)

Re: La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

En Alemania todavia se tendrá oportunidad de recoger comida del contenedor de basura. Aquí, desde hace varios años, existen las colas en los contenedores. Esa es la diferencia.
Quizá lo mejor sería disponer de 20 0 30 metros cuadrados para plantar nuesttros propios tomates, tener nuestras gallinas y nuestros conejos.

Antoine
en respuesta
a Galmier
27/04/12 (02:12)

Re: La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

Una flor del campo el labrador arrancó
y pensó que se marchitaría.
Sin querer comprendió
que en manos de su señor
se marchitaba toda su vida.
Nunca había podido el labrador admirar
la belleza que le rodeaba.
Él había dedicado
su vida a trabajar,
pero ahora reflexionaba.
El amo tiene la flor,
El amo tiene el trigal
Y el trabajo del labrador,
Pero no la verdad,
Ni tampoco el amor,
Ni la justicia,
Ni la razón.
La belleza del campo pertenece a todos,
y también el trabajo y sus frutos.
Comprendió el labrador
que todo era del amo
y debería ser de muchos.

Antoine
en respuesta
a Galmier
27/04/12 (02:16)

Re: La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

Yo pregunto a los presentes
si no se han puesto a pensar
que esta tierra es de nosotros
y no del que tenga más.

Antoine
en respuesta
a Galmier
27/04/12 (02:20)

Re: La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

Dale tu mano al indio,
Dale que te hará bien,
Y encontrarás el camino
Como ayer yo lo encontré.
Dale tu mano al indio,
dale que te hará bien,
te mojará el sudor santo
de la lucha y el deber.
La piel del indio te enseñará
todas las sendas que habrás de andar,
manos de cobre te mostrarán
toda la sangre que has de dejar.

Galmier
en respuesta
a Antoine
27/04/12 (05:43)

Re: La familia Fellmer se alimenta de desechos de supermercados; el fenómeno va en aumento

La verdad
es que no quiero mantener mi nombre atado
a los días y a los hombres que me vieron derrotado ,
simplemente
y con la soltura suficiente
perderle el miedo a todo
y a los que son diferentes .

Despacito ,
lo que tengo que decir es delicado
y en verdad me duele más a mí que al que yo acuso ,
enderézate
y préstale atención a lo que digo
porque yo estoy cantando por la voz de mis amigos.

Simplemente que estas cosas
son de todo el que las sienta
y es mi voz la que las dice
mas es de todos la conciencia.

Simplemente las verdades
se van haciendo una sola
y es valiente quien las dice ,
más valiente en estas horas .

Si pudiera
explicar todo aquello que me inquieta
y entre todos construir nuevamente esta historia ,
faltarían
más palabras, sobrarían sentimientos ,
venga ahora el gran abrazo
para todos los que quiero .

Terminemos ,
parece que ya todos comprendieron
y no quiero por más tiempo detener sus pensamientos
sin temores
diga cada uno su inquietud
demos el salto al amor de la mano de tu compañera .

Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar