El pánico cunde y surge la duda: ¿Cómo abrir una cuenta en el extranjero?

Respuestas: 1

28/05/12 (10:17)

El pánico cunde y surge la duda: ¿Cómo abrir una cuenta en el extranjero?

Suscríbete a este hilo

Cada vez hay más gente que se plantea sacar el dinero de España y abrir una cuenta en el extranjero, por ejemplo en Reino Unido o Suiza, para evitar el riesgo del euro y como consecuencia del miedo que hay en los mercados y sobre la banca Para los grandes patrimonios hay facilidades por parte de la banca privada, pero para el pequeño ahorrador los trámites se complican. Eso sí, los expertos desaconsejan esta opción y no creen que sea necesaria. Hay que recordar que los depósitos están asegurados por el fondo de garantía hasta un máximo de 100.000 euros.

La dificultad varía en función del país en el que se quiera abrir la cuenta y del patrimonio del que se esté hablando. Por ejemplo, en Reino Unido es muy complicado. “Abrir una cuenta en el país sin vivir es imposible, y aun viviendo allí se tarda meses”, asegura un gestor. El motivo es que el gobierno británico es muy estricto para evitar el blanqueamiento y la evasión de capitales y se exige residir para abrirse una cuenta corriente.

El cliente debe demostrarlo, con facturas -no se admiten las de móviles-, contratos de alquiler o de trabajo. “Básicamente, la diferencia con España es que si no eres residente, no te la abren”, explica RBS. Esta dificultad es una sensación generalizada entre quienes se van a vivir allí, aunque algunos bancos, como HSBC o Barclays ofrecen facilidades para comenzar los trámites en España si el cliente tiene previsto mudarse a Reino Unido.

Más facilidades en Suiza o Luxemburgo

Otra posibilidad que se pasa por la cabeza de quienes quieren sacar su dinero de España es ir a Suiza o a Luxemburgo. En ambos países se puede abrir una cuenta, gestionándola desde aquí. El problema es que las facilidades solo se le dan a los grandes patrimonios. Como explican desde una gestora de fondos española, “si se trata de cantidades pequeñas no merece la pena”.

Los bancos suizos tienen la obligación de comprobar la identidad de quien abre la cuenta, por lo que si no se viaja hasta allí para hacerlo en persona, piden que se tramite a través de una sucursal en España o que algún banco con el que tengan acuerdos certifiquen o compulsen las fotocopias de los documentos. Porque además, pedirán al cliente que presente pruebas sobre el origen de sus fondos y la naturaleza de su trabajo, así como de la situación financiera. Por lo que en función de la situación del cliente le pedirán desde el contrato de la casa hasta certificados de sus activos, un extracto bancario de la entidad desde la que se hará la transferencia de fondos o una copia de la declaración de la renta.

Cada banco puede aceptar o no a un cliente en función de su perfil, pero, en principio, cualquier persona adulta puede abrirse una cuenta y podrá hacerlo en dólares, euros, francos o divisas, según la oferta comercial de cada entidad. Hay gestoras que hacen los trámites, pero advierten de que no es sencillo y pueden cobrar hasta 600 euros. Y algunas entidades requieren tener saldos mínimos de 25.000 francos (unos 17.00 euros) y cobran hasta 900 francos de comisión. Además, hay que tener en cuenta que las entidades suizas ofrecen rentabilidades muy bajas por los depósitos.

Otra opción es hacerse una cuenta en un banco online, como el banco SwissQuote, que permite la apertura rellenando un formulario en la web y la documentación se tramita después por correo ordinario, el mismo procedimiento que con ING. Esta entidad permite tener la cuenta en euros, francos y dólares y afirma en su página que no cobra comisiones.

En el caso de Luxemburgo, desde Pictet afirman que es “muy fácil”. Pictet tiene banco en Luxemburgo y sucursal en nuestro país. En España la entidad dispone de pasaporte europeo, con la ventaja competitiva de tener estructurado que los clientes españoles puedan abrir cuentas declaradas allí, con sistemas de custodia, traspaso de fondos e información al Banco de España. También es posible abrir cuenta en países en los que la institución está presente como Alemania, Suiza o Francia. Eso sí, desde la firma comentan que “para un elevado patrimonio esta operativa permite diversificar activos, entidades financieras y riesgo-país, pero para patrimonios bajos no tiene sentido”.

Independientemente de que se escoja un país u otro, al abrir una cuenta es obligatorio comunicar la apertura -en el plazo de un mes- al Banco de España y los rendimientos que generan tributan en España, donde la persona tenga el domicilio fiscal. En cualquier país de la Unión Europea, se garantizan los depósitos hasta un importe de 100.000 euros

http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/2012/05/26/el-panico-cunde-y-surge-la-duda-como-abrir-una-cuenta-en-el-extranjero--1155/

Igarcipu
en respuesta
a Besugo
28/05/12 (10:31)

Re: El pánico cunde y surge la duda: ¿Cómo abrir una cuenta en el extranjero?

Pues en mi opinión, descapitalizar el pais haciendo má potente a nuestro acreedor, es un error..., y más teniendo la misma moneda y más teniendo en cuenta que si nos echan del euro los bancos alemanes nunca cobraran los préstamos q nos tienen concedidos y por lo tanto quebrarán también. (600.000 millones de euros en prestamos concedidos a bancos del sur de Europa...+ los q tienen concedidos a la Europa del Este"

Y además, como dice el artículo:

"Independientemente de que se escoja un país u otro, al abrir una cuenta es obligatorio comunicar la apertura -en el plazo de un mes- al Banco de España y los rendimientos que generan tributan en España, donde la persona tenga el domicilio fiscal. En cualquier país de la Unión Europea, se garantizan los depósitos hasta un importe de 100.000 euros"

saludos

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.