Oscar Cagigas
Gestión del capital, ondas de Elliott y sistemas de trading

Las reglas de las tortugas: tácticas

2
Publicado por Oscar Cagigas el 09 de noviembre de 2012

Reglas misceláneas para cubrir el resto de las reglas de trading de las tortugas. Se trata de detalles que pueden marcar la diferencia en la rentabilidad del sistema de especulación descrito.

 

Introduciendo las órdenes

Como se ha mencionado con anterioridad, Richard Dennis y William Eckhardt pedían a las tortugas que no usaran stops cuando metían las órdenes en el mercado. Las tortugas miraban el mercado y luego introducían las ordenes cuando el mercado tocaba el precio establecido como stop. También se les indicó que era mejor introducir ordenes limitadas que ordenes a mercado, esto es porque las ordenes limitadas ofrecen más posibilidades de ser activadas a mejor precio y menos horquilla que las ordenes de mercado.
 
El mercado siempre tiene un precio de oferta y otro de demanda. El precio de oferta es el precio al que los compradores están dispuestos a comprar y el precio de demanda es el precio al que los vendedores están dispuestos a vender. Si en un momento determinado el precio de oferta se vuelve más alto que el precio de demanda la transacción se completa. Una orden de mercado siempre se ejecuta al precio de oferta o demanda cuando hay suficiente volumen, y a veces a peores precios para un número grande de títulos.
 
Típicamente hay una gran cantidad de fluctuación de precio aleatoria que se conoce como “salto”. La idea detrás de usar ordenes limitadas es colocar la operación al límite inferior del salto en lugar de simplemente introducir una orden de mercado. Una orden limitada no moverá el mercado si es una orden pequeña y casi siempre lo moverá menos si es una orden de gran tamaño.
 
Requiere mucha habilidad ser capaz de determinar el mejor precio para una orden limitada pero con práctica se debería ser capaz de conseguir mejores precios usando ordenes limitadas cerca del mercado que usando ordenes a mercado.
 

Mercados volatiles

A veces el mercado se mueve muy rápidamente y si se introduce una orden limitada esta no se ejecuta. Durante un mercado muy rápido se pueden mover miles de dólares por contrato en unos solos minutos.
Durante esos momentos a las tortugas se les pidió que mantuvieran la calma y esperaran que el mercado se estabilizase antes de introducir las órdenes.
La mayoría de principiantes encuentran este aspecto muy difícil de realizar. Entran en pánico e introducen órdenes a mercado. Invariablemente hacen esto al peor precio posible y frecuentemente terminan el día entrando en el máximo o el mínimo al peor precio posible.
En mercados muy rápidos la liquidez se agota temporalmente. En el caso de un mercado alcista muy rápido los vendedores dejan de vender y se esperan a un precio más alto y no empezarán de nuevo a vender hasta que el precio deje de subir. En este escenario la demanda sube considerablemente y la horquilla entre oferta y demanda se agranda.
Los compradores se ven forzados a pagar precios más altos mientras los vendedores continúan subiendo el precio de demanda y el precio se mueve tan rápido y tanto que llegan al mercado nuevos vendedores que provocan que el precio se estabilice e incluso a veces lo giran haciéndolo retroceder parte de la subida.
Las ordenes de mercado introducidas en un mercado rápido normalmente acaban ejecutándose al precio más alto de la subida, justo en el punto en el que el mercado comienza a estabilizarse al llegar nuevos vendedores.
Las tortugas esperaban hasta tener alguna indicación de que al menos un giro temporal del precio había ocurrido, antes de introducir las órdenes y normalmente operando así conseguían mejores precios que los que hubieran conseguido a mercado. Si el mercado se estabilizaba pasado el precio de stop las tortugas se saldrían del mercado pero con calma.
 

Entradas simultaneas

Muchos días ocurría que había muy poco movimiento en el mercado y por tanto poco que hacer aparte de mirar los monitores. Las tortugas podían estar varios días sin introducir ninguna orden en el mercado. Otros días las tortugas estaban relativamente ocupadas con señales que ocurrían de forma intermitente cada pocas horas. En ese caso las tortugas iban ejecutando las ordenes según venían hasta alcanzar la posición límite para los mercados en los que operaban.
También había días en los que parecía que iba a ocurrir todo de una vez y las tortugas pasaban de no tener posiciones abiertas a estar “cargadas” en un día o dos. A veces este ritmo se intensificaba con señales múltiples en mercados correlacionados.
sto era especialmente cierto cuando los mercados abrían con huecos a través de las señales de entrada de las tortugas en Crudo, GAS, etc todo en el mismo día. Trabajando con futuros era bastante común que se activaran todas las señales a la vez en el mismo mercado.
 

Comprar fortaleza, vender debilidad

Si las señales venían todas a la vez las tortugas compraban los mercados más fuertes y vendían en los mercados más débiles del grupo.
Solo se introducía una Unidad en un mercado de cada vez. Por ejemplo en lugar de comprar contratos de Heating Oil de febrero, marzo y abril simultáneamente, escogian para comprar el contrato más liquido, mas fuerte y con más volumen de negociación.
Esto es muy importante, dentro de un grupo correlacionado las mejores posiciones largas están en los mercados más fuertes (que siempre se comportan mejor que los mercados débiles del mismo grupo). De forma inversa las mejores posiciones ganadoras en el lado corto vienen de los mercados más débiles del grupo.
Las tortugas usaban varias formas de medir fortaleza y debilidad. El método más simple era mirar al gráfico y observar cual parecía más fuerte o débil simplemente por inspección visual.
Otros miraban cuantos N había avanzado el precio desde la rotura y compraban los mercados que se habían movido más en términos de N.
Otros restaban el precio de hace tres meses del precio actual y lo dividían por el N actual para normalizar entre los diferentes mercados. Los mercados más fuertes tendrían así los valores mayores y los mercados más débiles los menores. Cualquiera de las aproximaciones indicadas funcionaba bien. Lo importante era tener posiciones compradas en los mercados más fuertes y posiciones cortas en los mercados más débiles.
 

Rolar (Rolling Over) contratos a vencimiento

Cuando expiraban los contratos de futuros había dos factores a considerar antes de rolarlos en un nuevo contrato.
Primero, en muchas ocasiones los contratos de los meses cercanos daban buena tendencia pero los meses más distantes fallaban a la hora de tener un movimiento de precio similar. Por tanto no se “rolaba” a un nuevo contrato a menos que la acción del precio hubiese resultado en una salida de la posición.
Segundo, los contratos se rolarían antes de que descendiera de forma significativa el volumen y el interés abierto. La cantidad dependía de el tamaño de la Unidad. Como regla general las tortugas rolaban las posiciones existentes en un nuevo contrato unas pocas semanas antes de la fecha de vencimiento a menos que el mes más cercano del contrato actual estuviese comportándose mucho mejor que los contratos con vencimientos más alejados.
 

Finalmente

Esto concluye las reglas del sistema de las tortugas. Como se puede ver no son demasiado complicadas. Pero conociendo estas reglas es suficiente como para hacerse rico. Lo único que hay que hacer es seguirlas fielmente.
 
Recuerda que Richard Dennis dijo:
“Yo podría publicar mis reglas de especulación en el periódico y nadie las seguiría. El secreto es la consistencia y la disciplina. Casi todo el mundo puede hacer una lista de reglas que sean un 80% tan buenas como las que enseñamos a las tortugas. Lo que la gente no suele hacer es tener la suficiente confianza para ceñirse a las reglas incluso cuando las cosas se ponen feas”.
Cita de “Market Wizards”, Jack. D. Schwager.
 
Quizás la mejor evidencia de que lo anterior es cierto es el rendimiento de las tortugas en sí mismas. Muchas de ellas no hicieron dinero. Esto no era porque las reglas no funcionaban ero porque no querían ni podían seguir las reglas. Por extensión de lo mismo pocos de aquellos que lean este texto tendrán éxito especulando con el sistema de las tortugas. Esto es debido a que el lector no tendrá la suficiente confianza para seguirlas.
Las reglas de las tortugas eran muy difíciles de seguir porque dependen de capturar tendencias relativamente infrecuentes. Como resultado de esto pasaban muchos meses entre períodos ganadores e incluso a veces podía pasar un año o dos. Durante estos periodos es fácil esgrimir razones por las cuales se duda del sistema y por tanto dejar de seguir las reglas:
 
¿Qué pasa si las reglas no funcionan ya nunca más? ¿Qué pasa si los mercados han cambiado? ¿Qué pasa si las reglas no tienen en cuenta algo importante que está ocurriendo? ¿Cómo puedo estar realmente seguro de que esto funciona?
Uno de los miembros de la clase de las tortugas, que fue despedido del programa antes de terminar el primer año sospechó que se había retenido información importante en el grupo, y se convenció de que había secretos ocultos que Richard nunca revelaría. Este especulador no pudo enfrentarse al simple hecho de que su pobre rendimiento era simplemente resultado de sus dudas e inseguridades que resultaron en una incapacidad para seguir las reglas.
“Puedes romper las reglas y escaparte. Pero las reglas acabarán rompiéndote a ti por no haberlas respetado”. Cita del libro “Zen en los mercados” de Edward A. Toppel.
 
Otro problema adicional era la tendencia a querer cambiar las reglas. Muchas de las tortugas, en un esfuerzo de reducir el riesgo de sus operaciones cambiaban las reglas muy sutilmente que a menudo tenía un efecto contrario a lo esperado.
 
Un ejemplo: Fallar a la hora de introducir posiciones tan rápido como lo indicaban las reglas ( 1 Unidad cada 1⁄2 N). Mientras esto puede parecer una aproximación más conservativa la realidad era que para el tipo de sistema de entrada que usaban las tortugas añadir más lentamente a las posiciones incrementaba la probabilidad de que un retroceso activara los stops. Esto cambios sutiles tenían un impacto significativo en la rentabilidad durante determinadas condiciones de mercado.
 
Para poder construir el nivel de confianza necesario para seguir las reglas de un sistema de especulación independientemente de si es el sistema de las tortugas u otro cualquiera similar o totalmente diferente, es imperativo hacer una investigación usando datos históricos. No es suficiente escuchar a otros decir que un sistema funciona. No es suficiente con leer los sumarios de resultados de las investigaciones llevadas a cabo por otros. Debes hacerlo por ti mismo.
Debes “ensuciarte” las manos e involucrarte personalmente en la investigación. Indaga entre las operaciones, consigue familiaridad con las reglas del sistema y la forma en la que el sistema opera y con la cantidad y frecuencia de las perdidas.
Es más fácil asumir un período de pérdidas de 8 meses si se sabe que ha habido muchos periodos de pérdidas de igual longitud en los últimos 20 años. Será más fácil añadir a las posiciones existentes rápidamente si se sabe que añadir rápidamente es una parte clave en la rentabilidad del sistema.
 
¿Quieres operar con el sistema de Alertas de Onda4? Puedes suscribirte a las Alertas Onda4 desde Rankia. Aprovecha la promoción especial para los usuarios de Rankia y consigue un 10% de descuento sobre el precio de venta recomendado.
 

Suscribirse ahora

Artículos relacionados con "Las reglas de las tortugas: tácticas"

Etiquetas: sistemas de trading · reglas tortugas · Trading · Rentabilidad · señales automáticas · sistema tortugas



Añadir comentario
2
Comentarios
1 Vaqubike
19 de noviembre de 2012 (20:32)

Francamente sr. Cagigas ha conseguido ud con este artículo que lo leyera por curiosidad , pero lo que no ha conseguido es que sacara algun provecho: No he entendido nada de la supuesta operativa de las tortugas.
En fin , tendré que buscar algo mas facilito

Me gusta
2 Oscar Cagigas
Oscar Cagigas  en respuesta a  Vaqubike
20 de noviembre de 2012 (09:47)

En realidad el documento es una traducción lo más fiel posible del documento original en inglés. Quiero decir que no me he explicado mejor o peor, es lo que había, pero traducido. A mi manera de verlo hay mucha información útil, pero efectivamente no es fácil de entender. El dimensionamiento que hacen (N) es muy avanzado y se utiliza hoy en día por los gestores y los traders de forma cotidiana. Saludos,

Me gusta

Recomendado por: 3 usuarios



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.