Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

De impunidades, inmunidades y otros

12
Publicado por Yo mismo el 10 de abril de 2011

 

En estos días hemos conocido que la sociedad española, percibe que hay dos tipos de justicias, (una para ricos y otra para el común de los mortales).  El hecho de que la sociedad perciba esta realidad; nos tiene que llevar a una pregunta clara: ¿Está equivocada la sociedad?.

Lo cierto es que en este ámbito se ve más que nunca la historia de David contra Goliat, y la sociedad es muy consciente de que la victoria de David, no fue otra cosa que algo que ha pasado a la historia, ¡por infrecuente!.

Las respuestas son muy clarificadoras, y más allá del doble rasero de la justicia, es curioso comprobar que se considera más fácil que las leyes protejan sus derechos en un contencioso contra la administración, (Un 24,9% cree que podría ganarle) que a una gran empresa o una entidad financiera, (21,2%). En todo caso, es del todo sintomático, que una abrumadora mayoría de ciudadanos considera que la ley no va a proteger sus derechos, (y recordemos que la hipótesis de partida es que son sus derechos).

En este aspecto, no es de extrañar que sólo el 21,7% de los ciudadanos recurrirían a la justicia, (y ojo que estamos ante el condicional).

Los datos y las respuestas son tan exagerados que desde luego no existe ninguna duda acerca de la confianza de las personas en el sistema legal español. Y sobre todo contrasta con todos los informes que nos hablan de un sistema muy garantista en España. Sea cual sea el foro, resulta que las grandes empresas, bancos y grupos de opinión, no paran de quejarse de este mero hecho para frenar o proponer las iniciativas que les interesen. Desde el gobierno, no se para de decir que se garantiza que los derechos de los ciudadanos se respetan, tratando ya de convencer al respetable del mayor absurdo. Y los ciudadanos, hablan en encuestas que se publican por ahí, con el ánimo de que todo se olvide pronto.

O sea que en definitiva, lo que está claro es que cada cual ve la justicia según en qué parte de la sociedad se encuentra. Por supuesto el hecho de que un porcentaje tan elevados de ciudadanos no confíe en la justicia, no supone automáticamente que está no nos defienda. Puede ser que estemos equivocados.

Lo realmente grave es que día tras día, comprobamos que esta sensación de desequilibrio, está bastante fundada. Y de hecho, curiosamente, a medida que rascamos, aprendemos y estudiamos comprobamos que la realidad incluso supera las previsiones más pesimistas; ya que se comprueba que determinados grupos actúan bien con total inmunidad o bien con total impunidad.

La diferencia entre las dos palabras no es más que mientras la inmunidad se refiere a la existencia de determinadas normativas que blindan a determinadas personas, la impunidad se refiere a que no se cumplan normativas desfavorables a determinadas personas. Entre que tenemos un claro desequilibrio en las normas, (y creciente), y que además existen varas de medir a la hora de aplicarlas, nos encontramos esta situación. En definitiva, no es sólo que las leyes favorezcan a determinadas personas, sino que además todos los organismos, (no sólo jueces), constituyen un sistema en el que David tiene muy pocas oportunidades de defender sus derechos.

Encontramos casos sorprendentes, como el caso de Alfredo Saez, (jefazo del Santander), que resulta condenado por denunciar falsamente a unos empresarios, hasta el punto que acabaron detenidos, hace 17 años. Pues resulta que desde la banca se logró encarcelar a unas personas injustamente en días, mientras que esta persona 17 años después es condenada a tres meses de prisión, (que no cumplirá) y otros tantos de inhabilitación; condena que firmaría inmediatamente cualquier deportista que haya sido condenado por consumo de sustancias dopantes, (por ejemplo).

Pensémoslo; un atleta se dopa; ¿imaginamos que el procedimiento suponga que después de 17 años se le retire la licencia durante tres meses?.  Cada cual graduará las distintas acciones, (desde luego ninguna defendible); y añadirá las que estimen convenientes; (por ejemplo saltarse un  límite de velocidad o incluso bajar una película, o darle una bofetada a un niño).

Por supuesto, cualquier persona que sea acusada y condenada por cualquier delito; (e incluso en la mayoría de las ocasiones sin tener que ser acusada), perderá en el primer momento la honorabilidad, lo que no ocurre en este caso, (por lo menos a juicio del Banco de España).

Y el caso es que desde luego en este caso, la sorpresa es que la condena sea efectiva. O sea que la condena del supremo de Alfredo Sáez, es el triste caso de David. Esa es la realidad. Ya que todos conocemos el caso de Alierta o de los Albertos, (en los que los delitos prescribieron), o el caso de Botín, que primero dio nombre a una doctrina propia en el supremo, que le libró del caso de las cesiones de crédito; y que más recientemente protagonizó el extraño caso de que un juez sea acusado de recibir sobornos, (desde el Santander), sin que se acuse al que soborna, (por no hablar de cierta polémica que se está eternizando también a cuenta del fondo inmobiliario).

Hace unos días me quejaba de que las autoridades no hubiesen hecho nada por evitar el asunto de Nueva Rumasa, y al poco de publicar el post me encuentro con que la fiscalía llevaba un año investigando; ¿Con  que resultados?. Claro que la misma fiscalía, ante la amenaza de Nueva Rumasa de querellarse contra el Santander, llega a las conclusiones ¡antes de la denuncia, y si ni tan siquiera saber exactamente qué es lo denunciado!. Por supuesto, debemos entender que la obviedad de que en Nueva Rumasa se ha engañado a la gente, (incomprensiblemente demostrado gracias a la documentación aportada por la propia empresa que nos muestra el engaño y un grado de locura difícil de describir), no quiere decir que desde luego la actuación del banco no merezca ser investigada.

Claro que cuando cae Air Comet, nos enteramos que Fomento había iniciado los trámites antes para retirarle la licencia de vuelo por seguridad. Cuando cae Viajes Marsan, nos encontramos con posibles responsabilidades penales. Cuando cae CCM; tenemos las irregularidades en la caja, al igual que cuando cae Banesto, (muchos años antes). En todos y cada uno de los casos, se conocían multitud de asuntos turbios, (de todos conocidos); pero absolutamente nadie reacciona hasta que las entidades caen. ¡y si la entidad no cae, no pasa nada!.

En todos casos, la sensación que queda es que el veredicto de culpabilidad es más bien un termómetro del éxito de la empresa a la que se refiere. Si la empresa va bien, absolutamente nadie hará nada; y tan sólo se investigarán los casos en los que el que cometa determinados hechos.

Si esto ocurre, aquella función de la justicia y la legalidad que consiste en equilibrar las relaciones entre los distintos agentes que forman la economía, para evitar abusos e injusticias, se acaba de convirtiendo en un arma nueva de Goliat, o lo que es lo mismo en otra fuente de desequilibrio.

Artículos relacionados con "De impunidades, inmunidades y otros"

Etiquetas: reforma de la justicia · impunidad · inmunidad legal · sistema legal · injusto



Añadir comentario
12
Comentarios
1 Franz
10 de abril de 2011 (22:42)

Tomás, sé que lo que voy a decir no está dentro de tu artículo. Pido mis disculpas. Pero muchos ciudadanos de a pie, ni empiezan hablar con el abogado, aunque tengan toda la razón, el precio de un juicio si a este se llegase a ejecutar la tasa es bastante alta y aún más el respeto que hay que tener cuando entras en el(y lo que que no quiere para tí, tampoco se lo deseas a tú prójimo). Y la gran tristeza que se siente solamente en pensarlo, hay personas que ni piensan. Van a hacer daño, amenazar y a perjudicar todo lo que puedan y saben, porque nadie quiere perder y menos un juicio. Todo empieza quizás por no hacer bien las cosas desde un principio.
"Sea la causa que sea".
Un saludo

Me gusta
2 Comstar
11 de abril de 2011 (17:11)

Estás confundiendo ley con justicia. El sistema legal es un juego de palabras. Aunque románticamente se le asocia con justicia, moral y verdad, si te pones a indagar la mecánica del sistema legal, comprenderás que justicia, moral y verdad son conceptos "subjetivos" (para el abogado) que no tienen contenido legal.

A mi ya me tocó lidiar con el sistema legal y está tan podrido que es mejor dejar las cosas "en manos de Dios". Para los que sean ateos esto tal vez sea indignante, pero lo que yo se es que ya sea que Dios exista o no, hay ciertas leyes de la vida, que ya las he visto en acción, y de las cuales no se puede escapar. Y es que para mi esas reglas de la vida no son "cuestión de fe" pues las he visto en acción.

No me extenderé mucho aquí al respecto, pero de que existen, existen.

Me gusta (1)
3 Nobeljws
11 de abril de 2011 (20:52)

los estudios de la comision europea hablan por si solos

el problema de españa es que hay pocos jueces y ademas mal pagados

European Commission for the Efficiency of Justice http://www.coe.int/T/dghl/cooperation/cepej/default_en.asp

http://book.coe.int/sysmodules/RBS_fichier/admin/download.php?fileid=2871 report 2006

https://wcd.coe.int/wcd/com.instranet.InstraServlet?command=com.instranet.CmdBlobGet&InstranetImage=1694098&SecMode=1&DocId=1653000&Usage=2
report 2010

Me gusta
4 Deivitohara
11 de abril de 2011 (20:55)

A mi hay algo que se me escapa y gordo. Porque no entiendo como no hacemos algo cuando nos enteramos de estas cosas y sabiendo que son ciertas y no chismes.

Un ejemplo mas clamoroso aun, hace 2-3 días echaban un docu en la dos sobre las centrales nucleares y tal, pues en ese docu pusieron unos viejetes de un pueblo ruso que sabian que estaban siendo envenenados durante 50 años (los restantes habían muerto de cancer etc etc) y sabian que les estaban tratando como conejillos de indias y los tios solo se quejaban!! joder que os estan matando!!!

Alguien me lo puede explicar (y no es en tono irónico)?

Y no es que nos falte sangre porque cuando la selección gana el mundial salimos como lobos e incluso nos pegamos si hace falta para celebrarlo.

No lo entiendo

Me gusta
5 Maroci
11 de abril de 2011 (22:46)

Hola, Tomás

La escritura de los dos conceptos que nos propones comentar, INMUNIDAD e IMPUNIDAD, solo están separados por una delgada línea caligráfica, pero sus significados tienen más enjundia de lo que parece sobre la aplicación real de la Ley en nuestro país.

INMUNIDAD es el privilegio o prerrogativa que tiene una persona (parlamentario) o lugar (embajada) para estar exentos de la aplicación de la Ley.

IMPUNIDAD es el hecho de quedar impune, de no ser castigado, un delito por la ley.

Citas el caso del para muchos innombrable juez Garzón:

”… y que más recientemente protagonizó el extraño caso de que un juez sea acusado de recibir sobornos, (desde el Santander), sin que se acuse al que soborna…”

Yo dejo ahí el siguiente enlace para que cada cual saque sus propias conclusiones respecto a la velocidad de aplicación de la Ley en unos casos y otros.

http://www.elpais.com/articulo/espana/Supremo/abre/juicio/oral/sienta/banquillo/Garzon/escuchas/caso/Gurtel/elpepuesp/20110411elpepunac_16/Tes

Saludos cordiales

Me gusta
6 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Franz
12 de abril de 2011 (00:49)

no hace falta que pidas disculpas...

tienes toda la razón del mundo. Pero el problema es que lo que hace la gente en la calle responde a una situación en la que no hay apenas que ganar y si mucho que perder...

Me gusta
7 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Deivitohara
12 de abril de 2011 (00:51)

Pues el problema es que la mayor parte de las veces la gente no puede hacer otra cosa....

¿A donde se puede ir un viejete de un pueblo ruso?... Tiene su casa y seguro que malvive en ella. No puede permitirse ni escapar...

Me gusta
8 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Maroci
12 de abril de 2011 (00:54)

Son ciertas las distintas velocidades, y en este caso le toca perder. En todo caso, el problema no es que esta vaya rapida, porque desde mayo de 2010 ha pasado casi un año y es un tiempo más que prudencial para una causa, (recordemos lo que han tardado con Madoff).

Y totalmente de acuerdo con lo de la impunidad e inmunidad.. pero en este caso, me parece muy sintomático que se acuse a un juez de cohecho y se pase de acusar a los que pagaron, que fue el santander y unas cuantas empresas más...

Me gusta
9 Franz
Franz  en respuesta a  Yo mismo
12 de abril de 2011 (01:55)

No me sorprende esta respuesta es la mas adecuada, pero no te puedes imaginar la habilidad y audacia que tienen muchas personas para ocasionar a veces daños irreversibles.
Un saludo

Me gusta
10 Maroci
Maroci  en respuesta a  Yo mismo
12 de abril de 2011 (02:40)

Hola

¿Por qué das por hecho que a Garzón ahora le toca perder porque cobró de lo que le PAGARON el SAN y otras empresas si aún ni se ha sentado en el banquillo y por tanto no hay sentencia de cosa juzgada?

Por qué no le damos por lo menos el beneficio de la duda al juez, e incluso al SAN?

O es que si el SAN mató alguna vez un gato siempre le vamos a llamar MATAGATOS?

Buenas noches

Me gusta
11 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Maroci
12 de abril de 2011 (02:45)

a ver...

El trasbase de dinero existió....

Y eso parece que está claro.

Pero en todo caso, lo que me rechina es que:

O hay investigación y juicio; o no lo hay.

Pero lo que no se sostiene es que se acuse a una parte y no a la otra.

Me gusta
12 Maroci
Maroci  en respuesta a  Yo mismo
12 de abril de 2011 (03:02)

Un par de cosas

1.- Existió trasvase de dinero a la universidad americana, que era la que le pagaba a Garzó. Y la Universidad parece que ha aportado suficientes pruebas para demostrarlo. Por otra parte, el SAN también ha declarado ya en la instrucción de ese proceso, y entre otras cosas dijo que viene subvencionando a esa universida y a otras para ese tipo de cursos desde hace muchos años y siempre administran los fondos las propias universidades que son las que les pagan a los confereciantes.

2.- Esto es lo más importante y tú mismo lo dices: si hubiera auténtica neutralidad en la cusa de los fondos universitarios por lo menos harían el papelón de llevar a ambos p'lante. Pero no, solo al juez.

Por cierto, esta es la causa de la que hablas tú, pero la que va a todo correr es la del Gürtel. ¿Qué extraño, verdad?

http://www.elpais.com/static/misc/portada20110412.pdf

Boenas noches

Me gusta



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.