Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Hace un año: Declaraciones surrealistas, deflación y confusión entre IPC y Poder Adquisitivo.

7
Publicado por Yo mismo el 26 de agosto de 2010

Como dije ayer, en el aniversario de este blog, trato de aproximarme a las entradas que puse ese 25 de agosto, y comprobar con desazón que no hemos cambiado demasiado.

El primer post fue el que se publicó en Expansión y que titulé “De consensos a mis intenciones”. Este post no era más que una descripción de la situación del entorno de las opiniones, decisiones y su análisis a través de un día en los periódicos, (el 5 de junio de 2008, que en mi opinión ha sido uno de los días claves en toda esta historia), para a partir de hay crear la declaración de intenciones de lo que sería este blog.

Por supuesto, y aunque fuese un post para expansión, la verdad es que sigue teniendo validez, porque resulta que el desenfreno en los periódicos se mantiene, las opiniones y las contradicciones se siguen manteniendo y mis intenciones no han cambiado absolutamente nada.

Las noticias que había seleccionado de ese 5 de junio de 2008, eran las siguientes:

  • Trichet dice que va a subir los tipos 0.25 para luchar contra la inflación
  • La ministra de vivienda dice que es buen momento para comprar piso si se necesita
  • Miguel Sebastián (Ministro de Industria), dice que un ministro en España hace política y no pronósticos
  • Miguel Sebastián pronostica que Tritchet no subirá los tipos de interés
  • Fruto del anuncio de Tritchet para luchar contra la inflación el barril de petróleo sube un 5%.
  • Miguel Sebastián llama Pesimistas a la OCDE, y les solicita IDEAS
  • Miguel Sebastián afirma que tendremos ¡sorpresas! que impidan al euribor subir
  • El euribor alcanza su máximo histórico en el 5,418%

Si nos damos cuenta, la realidad es que todos y cada uno de los protagonistas de esta historia siguen en sus puestos, más de dos años después de que hayan llenado los periódicos con semejante esperpento. Por supuesto, nadie ha reconocido el mínimo error. Y de hecho en el fondo siguen con los mismos esquemas de funcionamiento.  Incluso Beatriz Corredor, sigue diciendo exactamente la misma frase todos los meses: “Es buen momento para comprar piso”.

En ese post me hacía una pregunta, (retórica, por supuesto), que era: “¿Es razonable que todos los organismos tengan claro el diagnóstico, todas las autoridades tengan clara la medicina, que las medicinas aplicadas empeoren la situación de forma recurrente y que nadie discuta el diagnóstico?.”. Pues no deja de ser un poco triste que siga haciendo la misma pregunta.

Siguiendo con el lanzamiento del blog el 25 de agosto, el segundo post fue tratar de crear una fabula para ilustrar los efectos de un fenómeno que se llama deflación. En este post trataba de situar los efectos sobre una empresa agrícola de los efectos de la caída de precios de los productos que venden y como al final los activos se acaban convirtiendo en tóxicos. El proceso es muy sencillo, y con gran pesar de mi corazón, sigue estando de plena actualidad. Se llamaba “De Borja, lolo y otras especies”, y trataba de presentar a los protagonistas de una historia llamada España. Una breve pincelada de empresarios, asesores, lobbys…

 

Un año después la realidad es que seguimos discutiendo si estamos en inflación, deflación, hiperinflación, estanflación, reflactación, estagflación, desinflación o unos cuantos nombres adicionales, a cada cual más innovador y difícilmente pronunciable. Por tanto resulta que tanto la fábula sobre los efectos de la deflación, como el post de “Deflación y cachondeos”, sigue manteniendo su vigencia. En agosto de 2009, teníamos un ipc interanual negativo desde marzo de 2009 y contra todo pronóstico se descartaba la deflación, rayando el absurdo. Curiosamente hoy nos encontramos negando otra vez la posibilidad de nunca se ha dejado de hablar, ¡aunque no se hayan dejado de tomar medidas que supuestamente la tratan de evitar!).

En ese post concluía:

“propongo que de una vez por todas, se planteen cuales son los efectos de una situación, (llamémosle X), en la que los precios de los productos que producimos caen, y que analicen las causas y luchen contra ellas.”.

Lo triste es que lo que tenemos es una bronca sobre el nombre que le ponemos a esta situación por no llamarla deflación y desde luego a nadie le preocupa lo más mínimo lo de que los precios de los productos producidos caigan. ¡Solo importa que no caigan los precios de los activos financieros!.

En esa época lo triste es que el índice de precios al consumo interanual llevaba una buena temporada en negativo y se negaba que hubiese una bajada de precios, porque en teoría lo que teníamos es una desinflación. Es algo tan ridículo como que las bajadas no sean bajadas, sino que sean dessubidas, porque no nos interese reconocer las bajadas.

Por supuesto, otro de los temas recurrentes en este blog, (y desde luego en los medios), han sido los datos del IPC, o más concretamente el valor en cuestión. Lo cierto es que el IPC lo usamos para todo, sin tener en cuenta que es uno más de los indicadores de la situación de los precios. Pero como cualquier “Uno más”, la realidad es que por sí sólo no es capaz de explicar la realidad de las cosas. Por eso otro de los post de esa fecha era el que trataba de explicar las razones por las que el IPC no recoge adecuadamente las variaciones de poder adquisitivo.

Por supuesto, esto tampoco ha cambiado de forma sustancial, de forma que todos los discursos siguen vinculando el poder adquisitivo a la evolución del IPC, sin tener en cuenta que son muchos y muy importantes los factores que determinan esta relación. ¡Y las razones siguen todas ahí!.

Etiquetas: Corredores de Seguros · trichet · Deflación · IPC · poder · BCE · Reserva Federal (FED) · sebastian · Zapatero · Crisis



Añadir comentario
7
Comentarios
1 Unukalhai
26 de agosto de 2010 (06:49)

Cuando la crisis empezo a supurar ya de forma visible y todos vimos trabajar juntos a Obama y Bush reformando el capitalismo y esas cosas yo pensé o sospeché en aquel momento que las personas, la clase política que nos había llevado a esta ciénaga no nos podía sacar de ella. Hoy estoy seguro de este hecho como si fuese una certeza matemática o una ley de Newton. El problema es el siguiente: Ni pueden ni quieren sacarnos de aquí y mientras tanto lo que hacen es lo que sí pueden y sí quieren; echarnos a la cara toda la basura posible para que no veamos nada. Manipular la opinión pública. Engañar, confundir, cambiar nombres de cosas y hechos, definiciones (parecen muy ocupados leyendo a Goebbels y practicando la deformación de la realidad). Construyen propaganda y desinformación a expuertas y el analisis racional y serio de esta mascarada no puede hacer sino frustrar y cabrear al analista.
No tenemos un problema económico simplemente, tenemos un problema político cuyos síntomas son un problema económico. Por eso es tan grave y tan duro, tan difícil. Todos los instrumentos de los que nos hemos dotado las sociedades para la solución de los problemas comunes y públicos son ahora la cáusa del problema. Se han convertido en un antigobierno. ¿Y ahora que?
Porque de los gobiernos de ladrones, asesinos, psicópatas e imbéciles que pululan por la entretenida historia de la humanidad tenemos sobrada cuenta y experiencia y algo hemos mejorado, de eso no cabe duda pero quiza haya que dar algún pasito más en busca de algo mejor.
Y espero que el próximo paso no sea el supercapitalismo chino...

No te tomes en serio todo lo que leas porque es que vas a sufrir mucho...

Me gusta
2 Viejo
26 de agosto de 2010 (13:16)

Buenos dias, yo mismo

Recordarás en los inicios de esta crisis, (hace mas de dos años,hay que ver, como pasa el tiempo), parecía que se acababa el mundo, aunque ya deciamos que todo esto es pasajero y que al final todo volvería a ser lo mismo, el resultado ya lo ves, somos más viejos y no por ello más sabios.
Los especuladores siguen especulando, la banca con barra libre para ganar y tapar pufos, los gobiernos a lo suyo "esquilmar el ganado para que a ellos no les falte el pienso", en cuanto a lo que nos queda por delante, tambien lo tenemos claro, antes con la peseta devaluábamos y nos poniamos competitivos en un abrir y cerrar de ojos, ahora nos espera deflación, paro y rebajas para ser competitivos.
Como consuelo siempre nos quedará esperar que nuestros pisos bajen de precio y vengan los europeos a comprarlos.
saludos.

Me gusta
3 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Viejo
27 de agosto de 2010 (01:28)

Es que en esto estabamos de acuerdo...

la verdad es que eso siempre lo dijimos. los que seamos capaces de aguantar vamos a ganar mucho con esta situación, pero el problema es que hay otras formas de ganar, y por supuesto, aunque el mundo no se va a acabar, el mundo de muchos si se va a acabar.

mucha gente lo perderá todo por que estamos haciendolo todo al revés...

Me gusta (1)
4 Yo mismo
Yo mismo  en respuesta a  Unukalhai
27 de agosto de 2010 (01:44)

Totalmente de acuerdo...

pero vamos. para no sufrir me desahogo...

Me gusta
5 Ramon13
Ramon13  en respuesta a  Unukalhai
27 de agosto de 2010 (18:46)

Solo un matiz.... creo que si quieran sacarnos de aqui, pero creo que lo quieren hacer "a su manera" ....y quizas aqui este el fallo sus metodos tienen muchos efectos colaterales..el enfoque solo politico no es la solucion, es necesario un enfoque sistemico....avanzado en la socioeconomica.

,.,.,.,.,
en recuerdo:
Adios a Raimon Pannikkar, el filosofo de la tolerancia, el filosofo de las tres religiones...decia "la identidad humana es transcultural y no puede tener por tanto un único punto de referencia"
Su hermano Salvador indica "cada una de las tres religiones le influyo a su manera, por lo que venia a reconocer que todos tenemos una identidad multiple, del crisitianismo recogia la doctrina de la trinidad, se oponia al monoteiesmo, del hinduismo recogia la doctrina de la no dualidad, el corazon del hinduismo, y con el budismo queria demostrar que la experiencia del ateismo no le era ajena. Su pensamiento era antiabsolutista.No existen verdades absolutas.No hay una sola perspectiva de la realidad. Solia hablar de los tres ojos del conocimiento:el sensorial, el racional y el mistico"

pd: de asuntos de religion, no me atrevo a comentar, mi referencia a Raimon, es por su enfoque abierto, por su sabiduria.

Me gusta
6 Comstar
Comstar  en respuesta a  Unukalhai
28 de agosto de 2010 (07:39)

El gobierno no es nadie.
Está formado por partidos políticos.

Un partido político (el partido comunista) fue el que hundió a la URSS.
Dos partidos hundieron a EUA.
Así, no fue el gobierno (porque el gobierno es como el martillo, y no es el carpintero), sino que fueron los partidos políticos los que hicieron eso.

Atacar al gobierno es atacar al martillo por lo que hace el carpintero.
¿Qué tal la idea de abolir los partidos políticos y que se vote por personas individuales? Yo me pregunto si existirá un sistema alterno al actual.

Me gusta (1)
7 Fercanarias
Fercanarias  en respuesta a  Unukalhai
29 de agosto de 2010 (12:40)

Estoy de acuerdo, pero añadiría, deberíamos "fabricar" una palabra nueva para diferenciar empresarios, distinguir entre los llamados empresarios de wall street (en realidad ya existe, se suelen llamar especuladores, pero dentro de estos creo que también hay diferencias) y los empresarios de a pié, el currito del quiosco de la esquina, autónomo el o ella, por obligación, o el fontanero de la subcontrata del seguro, autónomo el o ella por obligación, en realidad empleado indirecto con despido libre y sin mayores derechos, pero que entran todos ellos en la categoría de empresarios.

Digo esto porque al igual que opino lo mismo que tu, los que nos han traído hasta aquí, no nos pueden, ni saben y no sé si quieren, sacarnos de aquí, no son tan sólo los políticos, sino todos aquellos iluminados empresarios (lo iba a poner en mayúsculas pero no las merecen, quien merece las mayúsculas es el frutero que se levanta a las 4 am o el panadero, todos ellos empresarios también), de wall street, de la banca de inversión, de las grandes compañías, pseudoempresarios que nunca han visto una empresa como aquellos economistas del BCE, FMI y similares iluminados de Harvard, Oxford y Universdades más prestigiosas del mundo (risas), , que jamás han manejado un presupuesto propio y un grupito de gente pero se atreven a dar consejos sobre todo sin haber previsto absolutamente nada de lo que ha pasado ni de lo que va a pasar, eso sí, son gurús de la empresa pero llevan toda la vida cobrando de presupuestos públicos.

Creo que me enredo, pero quiero decir, que ni políticos ni el resto de chusma, supuestamente preparada que nos ha traído aquí, nos puede sacar de aquí, porque para ello esto es un juego, seguirán inventado colaterales y otras lindeza similares que al final ni ellos mismos saben lo que significa, pero a base de repetir que el hueso es comestible, todos comemos hueso. Por lo tanto hacen falta políticos con otra visión, y sobre todo que sean capaces de romper el tablero, diseñar un juego nuevo, con otras reglas y eso sí con otros amos del tablero, que ya que son tan listos con el tiempo serán de nuevo los jefes, pero........ que al menos les cueste un poquito.

Me gusta (1)

Recomendado por: 1 usuario



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.