Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Aceleraciones, desaceleraciones, recuperaciones en W… ¡Basta ya!.

12
Publicado por Yo mismo el 30 de julio de 2010

 

A principios de 2008, nadie tenía el menor empacho en criticar la miopía de Zapatero, que se empeñaba en ver una desaceleración económica en lugar de una crisis de campeonato que se nos venía encima.

Desde luego es totalmente normal que se criticase a este personaje por no ver lo que era desde luego muy obvio. Y desde luego la frase aquella de “puede ser que rocemos la recesión”, es tan fuerte que incluso llega a doler.

La conclusión está clara y desde luego a todos nos ha quedado claro que mentir para ganar unas elecciones es algo que no se debe hacer y es algo censurable. No voy a ser yo el que defienda la actuación de este gobierno negando lo evidente. Sino que más bien me gustaría centrarme en lo que no se ha dicho.

Curiosamente en 2008, no fue Zapatero el único que negó la posibilidad de la recesión, sino que el ilustre Trichet recordemos que subió los tipos en julio de 2008, y no vio más que riesgos en la reunión de octubre de 2008, donde no consideró apropiado tocar los tipos, a pesar de que Lehman ya había quebrado y estábamos en lo más parecido al apocalipsis financiero que podemos imaginar hasta ahora.

El caso es que yo no tengo noticias de que Trichet se haya presentado o vaya a presentar a ningún tipo de reelección, lo cual no deja de ser un despropósito del quince. Pues como parece que no se presenta a ninguna elección, ya parece que su actuación no fue tan lamentable como la de nuestro presidente. Por lo menos no se le ha criticado. Exactamente lo mismo va para todos los organismos de carácter público, semipúblico o ¡vaya usted a saber!, que pululan por el mundo adelante.

Otra cosa que me sorprende bastante son los analistas que inundan los medios, que si bien tampoco fueron capaces de ver la que se avecinaba, lograban la increíble pirueta de criticar al gobierno por no prever una de las peores crisis de la historia, mientras por otra parte la negaban al atribuir estrambóticas recetas para salir de esta, e incluso vaticinar recuperaciones de todo tipo, sin preocuparse de cambiar absolutamente nada.

Pero ya puestos a sorprenderme, lo que de verdad no me acaba de entrar en la cabeza es la desfachatez de numerosos políticos, banqueros, bancos centrales, organismos de todo tipo y calaña y expertos varios, que de repente comienzan a salir ahora otra vez con que vamos a tener otra desaceleración. Al que hable de desaceleración, ralentización del crecimiento o palabras similares, le tendríamos que hacer la siguiente pregunta:

Si en 2008, se criticó duramente a ZP por mantener una visión irrealmente optimista de la situación económica del país, usando la palabra “desaceleración”, ¿Por qué está usted haciendo lo mismo?.

Y ya puestos, a ver si me explican la extraña razón por la que la sociedad sigue empeñada en escuchar a expertos que no han dado ni una; ¡y que siguen diciendo lo mismo!. La verdad es que me crispa que dos años después sigamos cogiéndonosla con papel de fumar y hablemos otra vez de la famosa y traída desaceleración.

Desde luego está claro que la actuación del gobierno es una vergüenza cuando se niega a admitir la situación, pero tal y como está claro ese punto, lo que es cierto es que cualquiera que haga o diga exactamente lo mismo que el gobierno, está haciendo lo mismo. Y desde luego la vergüenza no es que nos engañen por conseguir votos. La vergüenza es que nos manipulen, sea por votos, sea por plusvalías, sea por recuperar los mercados financieros, o sea porque son completamente inútiles.

Y esto me lleva a la famosa recuperación en W, o en lo que sea, y entramos en la historia de siempre. ¿Qué es la recuperación?. ¿Qué se recuperen los bancos?, ¿Qué suba el petróleo?. ¿Qué baje el déficit?, ¿Qué suba el PIB?.  Las cuentas de los bancos, los índices de morosidad, los índices financieros y todas las cuentas y datos que se nos ocurran tienen algo en común. Son indicadores de una situación en la realidad.  Es así de simple y así de claro. Son indicadores, y como tales nos han de expresar una realidad; pero lo que hemos hecho es alterar los indicadores.

Es decir, los mercados financieros son un reflejo de la realidad, tratando de mostrarnos el todo a partir de una muestra. Pues lo que está claro es que si los mercados financieros se han recuperado, puede ser que se entienda que se está recuperando la economía y en consecuencia esto tire de los mercados financieros, o bien que se ha hecho lo humano y lo inhumano, lo previsible y lo imprevisible, lo razonable y lo irrazonable para tirar de estos mercados. Es así de sencillo. Y por supuesto, en mi opinión, discutir sobre la opción en la que nos encontramos me parece hasta absurdo.

Es así de sencillo; tenemos a los gobiernos hablando de una recuperación de la economía, tenemos a los organismos discutiendo sobre la velocidad de recuperación y tenemos a algunas personas advirtiendo de una recaída. Simplemente es algo que no logro entender; porque es tan sencillo zanjar esta discusión como tratar de convencer a los empleados, a los desempleados, a los autónomos, a las pymes y a todo el mundo de que el gran crecimiento de este último año ¡corre peligro!.

La economía no es el ibex, sino que siendo muy magnánimo, la realidad es que el IBEX es sólo una parte de la economía. Y digo magnánimo, porque la desconexión es de tal magnitud que la única relación que nos encontramos con cualquier ámbito económico, es que ese juguetito caro nos está costando una pasta a todos a cuenta de la moda esta de socializar perdidas y privatizar beneficios.

¿Estamos hablando de recuperación?. Pues resulta que las empresas han dejado de caer tan abruptamente, las cuentas públicas han dejado de deteriorarse tan rápido, el empleo ha suavizado su caída, el consumo baja en menor proporción, los sueldos caen, el poder adquisitivo cae, las pymes cierran a un ritmo menor.

La discusión sobre la recuperación en W, las desaceleraciones y todas estas terminologías es sencilla de dirimir. Sólo hace falta acordarse de que son esas incertidumbres que acechan a los mercados financieros; ¡La economía que no se está recuperando!. O si lo quieren ver de otra forma la economía es esto que se derrumba mientras ponemos todo lo posible para recuperar el sistema financiero, pero que nadie ve porque no puede levantar los ojos de la gráfica del índice de turno.

Artículos relacionados con "Aceleraciones, desaceleraciones, recuperaciones en W… ¡Basta ya!."

¿Nos estamos Recuperando? 15 de octubre de 2009
Etiquetas: Crisis · Zapatero · Desaceleración · Economía



Añadir comentario
12
Comentarios
1 Eco3t
30 de julio de 2010 (12:27)

Mirando las cuentas presentadas por Telefónica, resulta que los ingresos de Latinoamérica y Europa suben, pero España baja.

http://pressoffice.telefonica.com/documentos/Rdos_Tablas-esp_1H10.pdf

¿Habrá que deducir que, como país, estamos peor que cualquiera? 8-(

Sin embargo, la empresa va fenomenal: un 47% de margen es una salvajada.

Me gusta
2 Furioso
30 de julio de 2010 (18:35)

Dicha rozadura a la recesión nos ha supuesto un golpe de un 20% y ahora ya pueden hablar economistas, políticos y demás personajes autorizados, de brotes verdes, de recesión, o de "W", que la realidad en nuestro caso es que hasta que no pasemos por la planchistería y rebajemos ese 20% a niveles inferiores al 10% no nos recuperaremos.

Saludos

Me gusta (1)
3 Ramon13
30 de julio de 2010 (20:31)

El revoltijo de letras L.V.W....no sirve de nada en una crisis global como la actual. Si me obligasen me decantaria por una crisis con forma de anzuelo.

-El problema en España es de sobreapalancamiento, los recursos que obtienen las entidades financieras se dedican a retirar la deuda existente , al no llegar los créditos a las pymes se dejan de financiar proyectos que podrían generar valor y empleo. Las ultimas medidas en la banca y cajas, de fusiones (con sus ayudas) no solucionan la contracción del credito.
Deberemos estar atentos si los tipos de préstamo interbancario entre los bancos europeos sigue o no en aumento, estar atentos de si llegan los créditos a las pymes, o si ni tan siquiera ya piden creditos (recesión de balance), al seguir en desapalancamiento ante la incertidumbre y la baja demanda.

Hay tres indicadores que me son utiles, subida del oro (desfase mundial) indice baltico de fletes (paralasis comoercio mundial vs reactivación) y en el caso de España, si hay bajada de paro, cuando este por el 10 %, como comentaban tambien aqui, es cuando el vecino del 4 vera que el vecino del 5 tiene ya trabajo, se animara y el engranaje volvera a funcionar. Creo mas en las politicas de oferta que en las de demanda. La recuperacion sera lenta porque hay que crear nuevas empresas. Las empresas que teniamos que no eran competitivas ya no pueden resistir y resisitir cuando les cortan el sumnistro de dinero "facil".

Se puede estar superando la falta de confianza en las finanzas...pero creo que no se esta superando la desconfianza en la marcha de la economia..porque a los ciudadanos y a los empresarios no se les ha explicado -nada bien- la crisis, las causas y sus soluciones…y siguen tan confundidos que siguen sin invertir ni consumir...

Me gusta
4 Knownuthing
30 de julio de 2010 (20:51)

De forma simplificada y quizá no muy exacta, la recesión se certifica por dos trimestres seguidos de contracción del PIB. Al haber experimentado un crecimiento del 0,1% en el primer trimestre del 2010, España ha salido oficialmente de recesión en dicho trimestre, tras estar año y medio en recesión (mentiras del presidente aparte). Para este segundo trimestre se espera un crecimiento del 0,2%. Obviamente con esos crecimientos raquíticos no vamos a ningún lado y no se va a crear empleo. El paro endémico del 20% nos acompañará hasta que se consigan crecimientos del PIB por encima del 2%.

Desacelerar significa disminuir la velocidad, es decir frenar. En términos económicos no significa nada. Como los políticos son ignorantes en todo y entendidos en nada, les encantan las palabras que no significan nada porque a nada les comprometen.

La recuperación en W no existe, existe la recesión en W o doble caída, de la que solo hay un ejemplo, que es la doble recesión de 1980 y 1981, que se debió a un manejo equivocado de los tipos de interés. La débil recuperación que se observa hace temer que se vuelva a caer en recesión. Es más probable un estancamiento a largo plazo del tipo japonés.

Me gusta (1)
5 Comstar
30 de julio de 2010 (22:35)

Los economistas neoclásicos han tratado de convertir la economía (que una ciencia social) en una ciencia exacta. Lo irónico es que la economía como ciencia social estudia el comportamiento humano, pero en los complicados modelos neoclásicos no aparece el ser humano, sólo cifras de dinero.

Inclusive en los modelos de programación macroeconómica financiera que usan gobiernos y organismos financieros internacionales, aparecen el gobierno, la empresa privada, los bancos, el sector externo, y no aparecen los consumidores, es decir, las personas.

El argumento para que no aparezcan es que se supone que a mayores utilidades, mayor empleo. Resulta irónico que las aseguradoras obtuvieran cifras record de utilidades en EUA sin generar empleo. Resulta irónico que las empresas en EUA usaran los despidos para generar utilidades, de modo que si los despidos generan utilidades, y si las utilidades generan empleos, sucede los siguiente: Los despidos generan empleo.

Ya George Soros ha cuestionado la naturaleza de la economía de la manera en que la presentan los "fundamentalistas de mercado" al señalar que al contrario de la naturaleza, el comportamiento humano no es un fenómeno de la naturaleza, o el supuesto de que el ser humano es racional (vaya dígale a un psiquiatra, especialista de otra ciencia social, que el ser humano es racional), entre otras fallas.

Anatomy of a Crisis
http://www.georgesoros.com/interviews-speeches/entry/anatomy_of_a_crisis_-_the_living_history_of_the_last_30_years_economic_theo/

Lo economistas neoclásicos suelen cometer errores no sólo en los supuestos, sino también en la aplicación de rigor estadístico al modelo, porque usan como variables independientes variables que son interdependientes, y por ende no pueden usar las curvas gaussianas que usan.

Pero el elemento más serio es que nunca se preocuparon por ver si el modelo calzaba con la realidad, y trataban de ajustar la realidad al modelo. Por eso no pudieron anticipar la crisis.

Timothy B. Lee cuestiona las aberraciones de la economía neoclásica.

Does Neoclassical Economics Rot Your Brain?
http://www.businessinsider.com/the-neoclassical-lemonade-stand-and-other-confusions-2010-7

Este es el blog de Timothy B. Lee, por si quieren leer la información ampliada:

http://timothyblee.com/2010/07/29/the-neoclassical-lemonade-stand-and-other-confusions/

La economía neoclásica debería llamarse "dinerología" que es el estudio del dinero. Pero como el dinero se mueve y se crea por las acciones humanas, termina siendo numerología, porque no establece relaciones reales de causa-efecto, ni atiende las causas, y por ende no va a poder ser efectivo para predecir nada.

El hecho de que sea cuantitativo no quiere decir que sea ciencia exacta, a como tampoco es ciencia exacta el estudio y la predicción del siguiente número de la lotería, un campo donde también se pueden usar distribuciones de probabilidad y estadística.

La excusa de los neoclásicos es que han tratado de hacer ver que la gente común no tiene por qué opinar sobre lo que ellos hacen, porque no conocen ni entienden la complicada matemática neoclásica. En otras palabras, si usted no sabe de finanzas usted no puede opinar sobre economía, de la misma manera en que si usted no es director de cine no tiene derecho a opinar si una película es aburrida. ¿Sería justo que usted no pueda decir que una película es aburrida, sólo porque no es director de cine o no sabe lo que es un picado y contrapicado o un encuadre?

Entonces los neoclásicos se han sumergido en el esnobismo de "nosotros tenemos la verdad".

Pero la realidad del mundo sabe como devolver la humildad, pues aquellos que enseñaban economía al mundo como una autoridad en la materia, tuvieron pérdidas.

Harvard and Yale Report Losses in Endowments
http://www.nytimes.com/2009/09/11/business/11harvard.html?_r=1

Me gusta
6 Ayaxtelamon
Ayaxtelamon  en respuesta a  Comstar
30 de julio de 2010 (22:46)

Yo también opino como Comstar.

El ser humano no es racional de la forma que lo contempla la economía, y en situaciones de pánico(crisis) o de fervor(burbuja) su racionalidad queda bastante en entredicho.

Nadie se didica a ver utilidades marginales ni cosas por el estilo. Nadie dispone de la suficiente información, ni tiempo, ni ganas por no decir que se suele estar condicionado por muchas otras cosas: gustos, propaganda, religión, ... Intentar reducir el comportamiento a meras cifras queda muy bien para la teoría, perfectamente parametizable, pero poco que ver con la realidad. Cuando estudiaba económicas había teorias muy bonitas -la de la renta permanente por poner un ejemplo- pero totalmente alejadas de la realidad; la mayoría de la gente no actúa según suponen muchas teorías económicas.

Desde mi punto de vista la política de la Oferta ha sido un desestra y ha llevado a una mayor concentración y a una peor distribución de la riqueza. Uno no crea una empresa porque el crédito sea fácil, sino porque piense que va a poder vender lo que fabrique y ganar dinero. Sin demanda la oferta solo lleva a generar sobrecapacidad en las empresas. Nadie contrata tampoco trabajadores solo porque sean baratos si no va a obtener un beneficio con ello. Para mí la teoría de la oferta es como esas otras bonitas teorías académicas que de realidad tienen muy poco.

Me gusta
7 W. Petersen
W. Petersen  en respuesta a  Eco3t
31 de julio de 2010 (00:40)

Viste la rentabilidad sobre patrimonio en el balance de la compañia, riete de bancos, aseguradoras, etc., esto es un negocio, lo demás son "chuminidas" que solo reportan 10 - 11%, estos doblan y más .....

Me gusta
8 Comstar
Comstar  en respuesta a  Ayaxtelamon
31 de julio de 2010 (02:52)

Oye, ¿cómo vas a pensar que los académicos se equivocan?
No ves que lo hicieron a propósito para demostrarle a sus estudiantes cómo se vive una crisis, para ser solidarios con el resto del mundo, y porque estaban muy aburridos de tener ganancias, y para demostrar que la luna es de queso y que la Tierra es plana, y demostrar que yo soy Elvis Presley, jeje.

Me gusta
9 Comstar
31 de julio de 2010 (07:49)

Un economista mexicano me comenta lo siguiente acerca de los neoclásicos:

"Cuando la economía neoclásica habla del consumidor lo considera como un actor que actúa racionalmente, cualquiera que sea la definición de "racionalidad".

Recuerdo que cuando trabajaba como economista senior, en el Banco ****, y generaba mis pronósticos de cómo se comportaría el sector industrial, y que yo tomaba mucho en cuenta la opinión de directores generales de diferentes industrias, pues nadie mejor que ellos conocían sus mercados, mis colegas a cargo de las cuentas macroeconómicas me reclamaban que mis cifras no checaban con su modelo y me pedían que yo las ajustara, es decir, como si fuera muy fácil ajustar la realidad a un modelo teórico. Mayor absurdo no he escuchado jamás.

Una de las consecuencias de que los economistas neoclásicos consideren a la economía como una ciencia exacta, es que si usted no puede demostrar nada a través de un modelo econométrico, entonces su hipótesis no tiene validez "científica", y de ahí se apoyan para eliminar de tajo otras escuelas o teorías que no concuerdan con la de ellos. Es un cienticisismo doloso, pues detrás de sus teorías están los grandes intereses empresariales que ven como "anillo al dedo" el edificio teórico que sustenta al capitalismo como la verdad absoluta, y que nada hay que cambiar si "desajusta" al modelo creado por ellos, y que todo mundo, obedientemente, reconoce como "verdad".

Otra de las grandes barbaridades de estos "pseudocientíficos", y que se escudan con la fachada elegante de los Premios Nóbel, es que los recursos que se obtienen para su ulterior transformación se toman de un vacío indefinido, como si fueran de disponibilidad ilimitada. Igual consideración le dan a los desechos resultantes de sus procesos de transformación o de consumo, ya que van a dar a otro vacío indefinido que no implica ningún costo. Esta percepción de la economía, como un circuito cerrado, tiene repercusiones gravísimas y que ahora ya valoramos en su verdadera dimensión.

La economía es un sistema que forma parte de un sistema más grande (sistema social), y éste, a su vez, forma parte de otro sistema que sustenta a todo el edificio (ecosistema). Por lo tanto, el obtener recursos y deshacerse de desperdicios de todo tipo tienen un costo que la economía neoclásica nunca ha reconocido en sus estimaciones.

Las teorías neoclásicas están equivocadas, no tienen sentido, y sólo se tratan de elucubraciones teóricas que no tienen nada que ver con la realidad. La economía necesita de una nueva base teórica que tome en cuenta, no sólo el costo ambiental, sino otras actividades que ahora se consideran como improductivas, como el tiempo del ama de casa dedicado a la crianza y educación de los hijos."

Me gusta (1)
10 Ramon13
Ramon13  en respuesta a  Comstar
02 de agosto de 2010 (18:02)

remarco:La economía necesita de una nueva base teórica

Me gusta
11 Comstar
Comstar  en respuesta a  Ramon13
02 de agosto de 2010 (18:10)

En primer lugar, nunca tuvo una.
Una teoría que se basa en un supuesto es pseudociencia, como la astrología o la numerología.

Me gusta
12 Comstar
02 de agosto de 2010 (18:51)

Los bancos nos quieren hacer creer que EUA se recupera. Es como decir, "perdimos las alas y el motor pero vamos a ganar altura".

Claro, la gente apuesta a recuperación y ellos pueden apostar en corto cuando lo crean necesario sin decirle a nadie... ¿Quién ganará, la gente o los bancos? ¿Apostamos?

Deutsche Bank: Here's 6 Reasons To Feel Bullish About The Economy
http://www.businessinsider.com/deutsche-bank-heres-6-reasons-to-feel-bullish-about-the-economy-2010-8

Claro, si hablamos de mecanismos para la recuperación, tenemos mecanismos para causar crisis y no para recuperación. Es decir, sabemos que hay fuerza de gravedad y nada que detenga la caída. ¿Qué podemos pensar?

Here Are The 4 Idiotic Republican Delusions That Have Led To Our Apocalypse
http://www.businessinsider.com/here-are-the-4-idiotic-republican-delusions-that-have-led-to-our-apocalypse-2010-8

Rosenberg: Here's 13 Signs The US Economy Has Hit A Brick Wall
http://www.businessinsider.com/rosenberg-heres-13-us-economic-data-points-thatll-really-make-you-cringe-2010-6#the-ism-manufacturing-index-has-slipped-to-597-from-604-1

Me gusta

Recomendado por: 1 usuario



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar