Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Modelos Productivos o Económicos.

0
Publicado por Yo mismo el 25 de agosto de 2009

Mucho se ha escrito últimamente en relación a la necesidad de cambiar de modelo productivo en nuestra economía. De hecho está incluso anunciada una ley denominada para la economía sostenible. Nadie parece enterarse de lo absurdo que es dicho planteamiento, (por otra parte en línea con la tónica general de las situaciones de los expertos y gobiernos en las últimas épocas). El modelo productivo de un país, (de hecho el modelo del país), es una consecuencia directa de las distintas decisiones que se han tomado, que junto a la situación de partida en un determinado momento al final llegan a una situación final.

Por usar un simil, me gustaría compararlo como un niño que nace con unos determinados genes y recibe una determinada educación. Tanto los genes como la educación recibida, determinará lo que el niño será de mayor. Evidentemente, no podremos legislar que nuestro hijo sea el día de mañana abogado. Pero es fácil determinar que un niño concebido en una familia de abogados y al que desde pequeño se le conculcan unos valores determinados, muy probablemente será abogado.

De esta forma las condiciones económicas y las decisiones que se tomen, serán lo que determine el modelo económico en un país, al igual que ha pasado hasta ahora. Por supuesto supongo que nadie será capaz de encontrar la norma que obligaba o destinaba fondos a las actividades especulativas y a las de poco valor añadido que son las que predominaban en nuestro sistema productivo. De hecho supongo que no será difícil encontrar subvenciones, apoyos y palabras bonitas en relación a actividades en i+d y luego en i+d+i.

Dado que la normativa, las subvenciones, los apoyos y las palabras desde hace bastante tiempo hablaban de la modernización, competitividad, productividad, investigación y términos similares, ¿Cómo nos hemos encontrado un modelo basado en ladrillo y en actividades de poco valor?.
Si miramos las condiciones de la economía española, ¿que veremos?

Nos encontramos en primer lugar con un sueldo medio que es la mitad que el sueldo de la eurozona. Esto implica que cuando una empresa decide si contratar personas o invertir en maquinaria, en España tomará la decisión de la persona, por que el precio de la maquinaria es similar en España a cualquier otro país de la eurozona, pero el precio del factor trabajo es la mitad. En consecuencia, las empresas optan por contratar empleo barato masivamente.

Por otra parte, resulta que somos lideres en precariedad laboral, de forma que la misma empresa cuando decide si automatizar una línea o contratar trabajadores masivamente, tiene en cuenta que si baja la actividad, a los trabajadores los puede despedir, pero con la maquinaria no tiene dicha opción ya que tiene que pagarla de todas formas.

Pero es que por otra parte, resulta que los sueldos de los trabajadores son los ingresos de los clientes de las empresas, ya que la inmensa mayoría de los productos se venden a personas que viven de un sueldo. ¿Existe un incentivo para la inversión productiva y la creación de valor cuando los clientes tienen la mitad de ingresos que las economías vecinas?. ¿No será lógico que las empresas produzcan lo que sus clientes necesitan?. Pues no parece lógico que las empresas españolas en su mayoría se preocupen por el valor, ya que lo que necesitan es exactamente lo contrario: producir a un coste que los clientes puedan pagar.

Por otra parte, pueden pensar en el futuro y analizar si los sueldos van a subir, pero claro, saben que el gobierno de turno, regularizará un gran número de inmigrantes para disponer de una bolsa de parados que no baje del millón de personas. ¿Qué mejor garantía para una empresa que disponer de un millón de parados en la economía para soltar aquello de “estas son las condiciones y si no gustan tengo un millón en la puerta”?.

¿A alguien le extraña ahora que tengamos el sistema que tenemos?. Pero claro, podemos tener en cuenta algún que otro detalle adicional.

¿Se lucha contra la especulación salvando los especuladores?. Es una curiosa contradicción pero la verdad es que los sucesivos gobiernos han tratado de promover la especulación en todos los bienes y servicios, mediante sucesivas normativas, encaminadas a la realización de “negocios”, conocidos en la calle como “pelotazos”. Desde la clásica reclasificación de terrenos, hasta los concursos administrativos para las energías alternativas, de forma que las grandes y no tan grandes fortunas tienen “negocios” cerrados en bienes de primera necesidad.

Por supuesto los sucesivos gobiernos han promovido innumerables “negocios”, algunos de lo más variopintos, de forma que ¿a alguien le extraña que en este país se hagan buenos negocios?.

Todo eso lo aderezamos con un sistema fiscal que favorece, (con todo el descaro del mundo), que las grandes fortunas se instalen en nuestro país con instrumentos tan innovadores como las sociedades de inversión colectivas, (que curiosamente por muy colectivas que sean siempre son de alguien), los limites a la fiscalidad a extranjeros afincados en España, (caso de los futbolistas).

Por supuesto lo completamos con unas normativas de protección a los consumidores que son un autentico chiste, y con un apoyo normativo y en euros al sector financiero que le permite, (sin condición alguna), hacer lo que le venga en gana; de tal forma que incluso si una persona reclama ante el Banco de España contra una entidad, se encontrará con que los informes de esta entidad, (con unas muy limitadas atribuciones), ni tan siquiera son vinculantes.

¿En este panorama que esperamos?. ¿Ser Alemania?.

Oiga, coja a un niño, déjelo todo el día en la calle y en los billares, en medio de una familia desestructurada y al alcance de drogas; si quieren pueden legislar que este niño deberá merecer el premio nobel. Pero la triste realidad es que una de dos; o le dan el nobel por decreto y todos nos comportamos como en la fabula del traje invisible del rey, o bien pueden empezar por cambiar las circunstancias del niño. Por que la persona de mayor, será en gran parte, lo que las circunstancias le han marcado.

Porque hoy crear valor en España no está claro si es de héroes o de locos; (y eso no va a cambiar con una ley que diga que hay que crear valor).
Etiquetas: Productividad · economista



Añadir comentario



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.