Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

“No dicen como lo van a pagar”.

6
Publicado por Yo mismo el 20 de septiembre de 2012

 

Esta es una de las frases que he leído, con ligeras variantes, a lo largo de este fin de semana en twitter, a cuenta de las movilizaciones del 15-S. Dejando aparte la limitación del carácter, (que estoy seguro que viene muy bien a todo un colectivo de expertos y periodistas económicos que no son capaces de salir de la demagogia del slogan dogmático), parece entender que se pide a los manifestantes que contesten a una pregunta que tiene un poco de guasa.

Desde luego en la situación actual pagar el estado del bienestar es un problema; pero si recordamos un poco nos encontramos con que se están pagando y aprobando compras de todo tipo de activos que no tienen actualmente valor en el mercado por las administraciones públicas y los bancos centrales y todo ello por un importe varias veces superior a cualquiera de las medidas que conforman los estabilizadores automáticos, (también llamado medidas del estado del bienestar). Por tanto, resulta que todos los medios económicos, tienen muy sencilla la respuesta, o directamente muy complicada la respuesta a la pregunta de “¿Cuándo defienden QEx o Compras de deuda, de cédulas hipotecarias o de otros títulos o incluso de viviendas bajo la premisa de que en un mercado inundado de liquidez no las compra nadie, de donde pretenden sacar el dinero?”.

Sé que es una pregunta retórica, ya que en este caso ningún experto pondrá ningún tipo de problema a la hora de contestar. En el fondo les da exactamente igual, ya que para esto no hay ningún problema en que los bancos centrales sean razonables, los países tomen las “decisiones que menos costes supongan” y otras frases que por ahí pululan.

Pero lo que no podemos olvidar es que si nos preguntan por el dinero como una excusa para determinadas medidas, lo que las matemáticas más elementales nos muestran es que en será más fácil encontrar dinero cuando sea menos y cuando tenga utilidad. Y eso sin tener en cuenta que muchas de las medidas que se están acordando no suponen ninguna mejora, (y si claramente empeoramientos de las cuentas públicas).

Todas las medidas de protección del consumidor, del poder adquisitivo de los trabajadores, (de su capacidad de negociación y las normas laborales), así como los sistemas de protección social, (que van todos en la misma línea), se instauraron todos en el contexto de un sistema económico destrozado. Ya en su día he intentado explicar que no fueron un lujo, ni son un lujo, ni son algo que no nos podamos permitir. Es así de simple. Esto fueron las medidas para salir de una situación, fueron unas medidas tomadas en una situación en la que la situación era mucho peor que ahora, (situación a la que llegaremos) y medidas que propiciaron los mayores avances de un sistema económico mundial que siempre ha dependido de la existencia de una clase media. A lo largo de toda la historia, cada vez que la sociedad mejoraba su calidad de vida, la economía, las oportunidades y las empresas se desarrollaban, y a medida que la sociedad empeoraba su calidad de vida, en base a imposiciones de algún tipo de poder ajeno, el proceso siempre es el contrario.

Por tanto, la efectividad de las medidas está fuera de toda duda, salvo las supuestas demagogias de quien no quiera ver la historia para seguir aferrándose a la ley de Say, porque en realidad lo que se trata es de rescatar los mercados financieros al precio que sea, incluido la economía.

Respecto a quien lo paga, pues la realidad es que es muy simple. Quien lo ha pagado siempre, que son los ciudadanos, de acuerdo a un sistema fiscal progresivo, que se destine a pagar precisamente los bienes públicos. Quizás pueda parecer una tontería, pero el hecho de cómo pagar hace tiempo que se ha solucionado, sobre todo porque como he tratado de explicar, es algo que ya se ha hecho en el pasado, y esto implicaba esta situación.

Lo que no es normal, es que seamos los ciudadanos de rentas medias los que estemos sosteniendo íntegramente el presupuesto, (las rentas altas no pagan ante la tesitura de que es mejor que no paguen para atraer dinero, y las rentas más bajas apenas pagan porque no tienen posibilidad, de tal forma que las rentas del trabajo son las que sostienen el presupuesto público) y que este presupuesto público no se use para financiar los bienes públicos, sino que se esté usando para adquirir, rescatar y garantizar a todo lo que cotice en algún mercado financiero.

De hecho en la situación actual es un poco curioso que me pregunten quien paga la sanidad, educación y demás servicios públicos, cuando en realidad la pregunta en realidad debería ser: ¿Para que pago impuestos?.

¿Para tener el privilegio de que se  acuerden todas las medidas y decisiones presupuestarias que consigan que las grandes empresas y entidades financieras consigan unos beneficios o salvar una pérdidas increíbles?.

Etiquetas: crisis de deuda · reforma fiscal · movimiento 15m · 15S · 25S



Añadir comentario
6
Comentarios
1 Comstar
21 de septiembre de 2012 (15:56)

¿Cómo pagar el estado de bienestar?

1.El estado de bienestar deja de ser sostenible cuando los administradores de los fondos de pensiones se gastan el dinero de los ahorrantes, o cuando los bancos se comen el dinero en comisiones.

2.El estado de bienestar puede ser sostenible sin en lugar de rescatar a bancos quebrados que son barriles sin fondo se rescata a los ciudadanos. Los bancos son entes abstractos que sólo existen en el imaginario colectivo y en los logotipos, de modo que el rescate a bancos es usar el dinero metafísico para rescatar a un ente metafísico. Las personas son reales y el dinero es el tiquete para que tengan acceso a lo que se ocupa para satisfacer necesidades básicas.

3.Una buena manera de pagar el estado de bienestar es nacionalizar los bancos que son rentables (y no los quebrados como hasta ahora), de modo que las utilidades de esos bancos se conviertan en ingreso fiscal para reducir el déficit y la deuda. Los banqueros se vuelven empleados públicos y los intereses se vuelven una suerte de impuesto. Eso tiene la ventaja de que no se produce activos tóxicos, porque el dinero creado por los bancos está respaldado en el valor agregado que se genera en las compras y contrataciones estatales.

¿Querían una respuesta? En 3 pequeños párrafos se responde. Habría sido mejor que no preguntaran, porque si preguntan con insistencia, obtendrán las respuestas que no les gusta.

Me gusta
2 snivelak
snivelak  en respuesta a  Comstar
21 de septiembre de 2012 (16:19)

Eso, ya hemos visto lo que ha pasado con las Cajas de Ahorros, que donde se han metido los políticos han arrasado con todo, y no contentos con eso ahora queremos nacionalizar los bancos. En países civilizados se podría discutir si esa es una buena fórmula -que seguro que con matices lo es-, pero en repúblicas -en este caso monarquía- bananeras esto no se puede plantear, porque tendríamos de nuevo el problema que ha habido con las cajas: entes en los que colocar a medio partido y a la familia (desde los hijos al primo más lejano, pasando por amantes y cuñados), en los que generar todo tipo de corruptelas, que van desde cobrar comisiones ilegales a financiar solo los proyectos de mis amigotes, pasando por créditos que pide el partido que no se llegan a devolver y un largo etc. Al final tendríamos los mismos bancos quebrados, que no podrían con la risa de tanto atraco, y (todavía) más corrupción

Me gusta
3 tonihuelva
tonihuelva  en respuesta a  Comstar
21 de septiembre de 2012 (22:49)

Eso, eso nacionalicemos, como Argentina ó Venezuela ó Cuba, que son los paises más ricos y con mejor nivel de vida del mundo.

Me gusta
4 Comstar
Comstar  en respuesta a  snivelak
21 de septiembre de 2012 (22:52)

El problema es de contraloría, no de nacionalización. Igual le sacarán dinero al contribuyente si trabajan en un ente privado, por medio de un rescate.

Me gusta
5 Comstar
Comstar  en respuesta a  tonihuelva
21 de septiembre de 2012 (23:06)

Lorenzino anticipó que el Presupuesto 2013 prevé un crecimiento de 4,4 por ciento
http://www.telam.com.ar/nota/38559/
Entre las variables más relevantes, se destaca una proyección de crecimiento del PBI de 4,4%; una inflación de 10,8%, un valor promedio del dólar de 5,10 pesos; y un superávit en la balanza comercial con un monto de 13.325 millones de dólares. Los números de crecimiento del 2013 se ubican por encima de las previsiones que existen en la actualidad para el corriente año.

Me gusta (1)
6 Cambioyev
22 de septiembre de 2012 (10:31)

"Pa caerse de espaldas"

No lo veo, no veo que este gobierno y Bruselas piensen que el camino de los rescates financieros y los recortes a la población sea el sendero que nos lleve a la recuperación económica.

Para hacer un ejemplo más gráfico, es como si en una explotación ganadera, ante las dificultades económicas que puede sufrir el empresario por una bajada de los ingresos, éste decidiera pedir más préstamos para pagar los vencimientos de préstamos anteriores y la banca se los concediera a cambio de garantizarlos con medidas de ajuste como recortar drásticamente el pienso y el agua que alimenta a su ganado y prestar menos atención a sus condiciones higiénicas, reducir el personal empleado, recortar en su formación... porque según la banca sería la única forma de dar confianza y credibilidad ante las entidades financieras...

La verdad... "pa caerse de espaldas".

En la economía de los países es la población la que alimenta con su trabajo, su producción, su formación, su consumo, sus impuestos pagados... es la que alimenta y da sentido a toda la actividad económica. De esta forma, hacer aumentar el desempleo, bajar el nivel de formación, producir con peor calidad, reducir sueldos y aumentar sus gastos por impuestos de forma no progresiva, los gastos de electricidad, gasolina, medicinas... sólo sirve para destruir el núcleo, el corazón, el motor que genera la fuerza de avance de la economía.

El camino de los recortes drásticos a la población no es el camino. Debemos abrir nuevos caminos por los que ir descubriendo nuevos modos de entender la economía y nuevos modos de enlazar las relaciones entre sus agentes. Y tanto el gobierno, como el Consejo de Europa y el BCE deben revisar sus planteamientos y dar pasos decididos en este sentido.

Seguir por el camino actual de destrucción del poder adquisitivo, de precariedad en los derechos económicos y laborales, de la debacle del tejido económico producción-consumo... sólo lleva a crear el caldo de cultivo necesario para que se produzcan estallidos sociales, revueltas, revoluciones e incluso guerras... con el peligro de tomar parte del pueblo la justicia por su mano, ajustando cuentas pendientes... como los hechos se han encargado de demostrar durante las diferentes épocas a lo largo de la historia.

Me gusta (2)

Recomendado por: 3 usuarios



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.