Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

"Se ha hecho lo correcto y toca esperar..."

4
Publicado por Yo mismo el 27 de junio de 2012

 

Últimamente no paro de oír una coletilla que ya me está empezando a cansar un poco; todas aquellas explicaciones de “se ha hecho lo correcto, pero…”. Esta coletilla es de lo más absurdo desde todos los puntos de vista que se me puedan ocurrir, tanto que a veces ya parece hasta un insulto a la inteligencia.

Tan sólo echando un vistazo estamos en una situación en la que los problemas de la gente son más que evidentes, con dificultades para todo el mundo, empleados, (tanto del sector público como privado), funcionarios, empresas de todo tipo y color,   entidades financieras y los estados están todos en una situación cada vez más precaria. La confianza bajo mínimos, el euro en peligro, la justicia hecha un desastre total y absoluto, y sólo se va manteniendo (si se le puede llamar mantener, lo que exige como poco mirar con cierta bondad) un sistema financiero a cuenta de unas cuantas soluciones definitivas que básicamente consisten en inyectar billones que no existen al sistema cada vez con mayor frecuencia. ¿Cómo es posible que absolutamente nadie se plantee si hemos hecho lo correcto en una situación que directamente es un desastre total, absoluto y sin paliativos?. Pues está muy claro que esta es precisamente la razón; los analistas y los medios nos cuentan aquello de “se ha hecho lo correcto” precisamente porque es importante que esta idea sea un punto de partida. Es decir, el truco está en explicar lo que está ocurriendo partiendo de la base de que todo se ha hecho bien, y que bajo ningún concepto se dude sobre lo anterior.

Pero es que no hacía falta llegar al resultado final y a la situación para dudar si se ha hecho lo correcto. La sucesión de declaraciones engañosas y mentiras ha sido una constante en todos estos años, por lo tanto, lo que nos lleva a una conclusión clara; ¿Qué ha sido lo correcto?, ¿lo que se ha hecho o lo que se ha dicho que se hace?. Se hace una reforma de la seguridad social para salvar las pensiones, que básicamente lo que hace es reducir el importe de unas pensiones mínimas; o lo que es mismo: destrozar un sistema que tiene como función asegurar unos ingresos mínimos que quedan al albur de la situación. ¿Qué es lo correcto, destrozarlo o salvarlo?.  Lo mismo podemos afirmar con la reforma laboral, ¿se supone que es equilibrada como dicen o que introduce facilidades para que las empresas puedan adaptarse como dicen también?. ¿Qué es lo correcto?. Las dos cosas no pueden ser.

Y en este caso estamos en el gris, o sea, en aquellos casos en los que se puede entender que se ha hecho lo correcto, porque de alguna forma existe la posibilidad de que se interpreten las cosas. Pero es que tampoco se entiende muy bien que nos digan que subir los impuestos es garantía de una recesión, y luego se suban los impuestos. No se entiende que no se va a inyectar dinero público en la banca, que luego se anuncie que se va a inyectar dinero público y que por ahora estamos en una situación en la que se está buscando la forma de desligar el riesgo soberano del riesgo bancario, (lo que en roman paladino supone que es mala idea inyectar dinero público). ¿Qué es lo correcto?. Realmente hemos tenido tantas contradicciones, que directamente es imposible entender que lo que se ha hecho es lo correcto, porque se ha hecho una cosa y lo contrario, a veces con una velocidad pasmosa.

Incluso desde el ámbito de la filosofía de todo lo que está ocurriendo en Europa. Lo mismo nos enfocamos en rescatar a entidades de crédito, empresas de automóviles, constructoras, concesionarias,  como directamente lo que hacemos es tratar lo de la austeridad como si fuese un dogma de fe, como lo olvidamos por todos lados. ¿Qué es lo correcto?. Hay muchos analistas que empiezan a dudar del papel de Alemania, pero que a su vez defienden que una España que ha hecho exactamente lo que ha dicho Alemania ha hecho lo correcto. ¿Esto como se come?.

Sé que es una perogrullada, pero realmente el “se ha hecho lo correcto”, tan sólo tiene un punto en el que hay que agarrarse; que es aquella frase de “si no se hubiese hecho sería peor”. Es más que evidente la trampa; como se ha hecho lo que sea, no podremos comprobar jamás lo que hubiese pasado si se hubiese hecho lo contrario. Pero claro; quizás deberíamos recordar que este argumento no es otra cosa que una predicción en el pasado. Los que digan que sería peor si no se hubiesen reformado las pensiones, lo que están haciendo es una previsión de lo que hubiese pasado en una situación; y esta previsión vale tanto como valen sus previsiones. ¿Es normal que se diga tan alegremente que se ha hecho lo correcto, cuando una y otra vez nos encontramos en situaciones no previstas?.

Recordemos que estamos en una situación en la que hemos acuñado incluso un término que es el de Cisnes Negros, como aquellos sucesos imprevistos con efectos muy relevantes. Vamos, que los mismos que nos dicen que todo lo que se ha hecho es muy correcto, nos cuentan que todo el mundo sabe mucho, pero que se equivocan si dicen que hay problemas en los bancos, pero que a su vez valoran muy bien a los estados, y luego resulta que como nunca aciertan, es por culpa de que los planes improvisados y cambiados cada semana salen mal por algún imprevisto.

Y ¿se sabe porque hay tanto imprevisto?. Pues por la misma razón por la que se dice que sea hecho todo lo correcto; se ha ido de chapuza en chapuza, sin mirar y sin la menor idea de lo que se hacía, salvo tratar de mantener el sistema financiero en pie. Todas y cada una de las reformas, de las medidas y de las decisiones hay seguido esta norma, y se han cargado todas las garantías y prebendas que existían para que esto no pagase, (derechos, constituciones, democracia). ¿El resultado?. Un puñetero desastre en el que tan sólo un ciego es capaz de sugerir algo así como “se ha hecho lo correcto”. Y lo que es peor; una situación en la que este ciego domina los medios, las empresas y los gobiernos, mientras nadie encuentra la forma de pararlo antes de que vaya a peor.

Etiquetas: reformas crecimiento · se ha hecho lo correcto



Añadir comentario
4
Comentarios
1 Franz
27 de junio de 2012 (03:09)

Es cierto que hay personas que viven en una situación precaria y otras que se aprovechan de este enredo y no lo hacen nada mal. Si hace tiempo nos veíamos ante los impuestos, deudas y no sé que más historias. Ahora no va a ser menos y nos encontramos quizás en una situación más complicada y pienso que como no se solucione todo, cada vez será peor. Y dices pero que muy bien, no deben de valer los descuidos o la imprudencia. Posiblemente estemos ante un sistema que deseamos todos convertirlo en un paraíso y para qué decir en que lo hemos o estamos convirtiendo...
Un saludo

Me gusta
2 gasconet
27 de junio de 2012 (10:56)

la frase correcta deberia de ser "se ha hecho lo rrecto , y los resultados son estos"...a este paso vamos a tardar mucho tiempo en recuperar la confianza tanto externa como interna en nuestro sistema politico-bancario.

Me gusta
3 Unukalhai
27 de junio de 2012 (13:00)

"Se ha hecho lo correcto."
Esta es exactamente la frase que se puede esperar del que no se puede esperar nada. Y está muy cerca de "lo dice la Biblia" y cosas así. También me recuerda como Gadafi o Sadam o Hitler amenazaban a todo el mundo y proclamaban la Victoria cercana y segura unos momentitos antes de la derrota más absoluta y contundente.
Es el tipo de frase que te indica que estás hablando con una pared. Si un glaciar hablara diría cosas como esa; "IRÉ POR ESE VALLE, ABAJO". Y lo diría con mucha seriedad por supuesto, con absoluta convicción. Ambos tienen la misma capacidad para detenerse,reflexionar, cambiar de rumbo e ir cuesta arriba. Es una frase muy indicativa de como nos conducen, nos llevan, nos arrastran, por la pendiente y hasta el final, sea el que sea. Es una frase lapidaria que resume magistralmente el modo en el que afrontaron la crisis, la capacidad que tenían para cambiar de parecer, de rumbo, para rectificar, para corregirse.
Pondremos frases como esas en sus epitafios, "Hicimos lo que había que hacer" rezarán. Quedarán muy solemnes. Sí, e idiotas, también idiotas.
Como la mosca golpeándose obstinadamente contra el cristal. ¡Ella va a salir por ahí, que no nos quepa ninguna duda!
Tal vez esa mosca sepa algo que nosotros ignoramos... ¡Quien puede entender los designios de una mosca!
Lo realmente interesante es cómo gente de este tipo ha conseguido llegar hasta donde están. Ese es el verdadero misterio. Ese es nuestro problema.
Estar quebrados es sólo una consecuencia mecánica inevitable del gobierno de esta gente durante mucho tiempo. No es en absoluto sorprendente de la misma forma que tampoco es sorprendente la nula capacidad de estas personas para afrontar o resolver un problema.
O tener una idea, una buena, digo, original, fresca, sorprendente y no las de perogrullo, zafias, de borracho de bar, que son las que nos proponen. "Como tengo menos dinero no voy a pagar a estos profesores o a aquellos médicos o aquellas pensiones o te subo los impuestos", eso, no son ideas, eso son las consecuencias de que tengo menos dinero, señor político, no me presente la consecuencia de un problema como la solución de un problema. Pero claro, no tengo porque presumir inteligencia o imaginación en un político. ¿Si nunca antes las han mostrado, porqué presupongo que las tienen? O tal vez el problema en realidad sea mucho más torcicero, sucio, ladino. Tal vez el problema sea que presumo buena fe, que hace su trabajo lo mejor que puede y sabe, como hacemos todos a diario y en realidad no es así y sirve a otros intereses muy distintos de los de los ciudadanos…. entonces el problema es dramáticamente más grave y difícil para todos.
Ayer leía una noticia que describía como un medico había reimplantado los pies a un niño y podrá caminar. Esto es un hecho asombroso, realmente extraordinario. Continuamente se leen noticias que describen como la gente logra obras extraordinarias. En todos los campos imaginables, operaciones imposibles que devuelven vidas pero también hay gente que sube al Everest sin oxigeno o corre cien metros en ocho segundos. Y sin ser tan espectacular, miremos el youtube, gente que modela o dibuja o crea objetos u obras asombrosas de toda índole, con sus manos, son artistas, sin duda pero son gente normal. Hace poco murió Vicente Ferrer, este hombre, precisamente no tenía prisa. Hay gente que escribe novelas apasionantes o canta con voces increíbles y nos conmovemos. En cada profesión, en cada ámbito de la vida diaria. Hace ya algún tiempo unos hombrecitos se subieron a un cohete y pisaron la Luna, eso es valor, cada segundo de ese viaje podía significar su muerte.
Hoy hombres como aquellos no tienen dinero para volar porque algún político decidió que es mejor darles a los bancos tropecientos mil billones de dólares para que haya confianza y tal, bla, bla, bla, para otras cosas realmente productivas...
Y yo me pregunto, si en todos los ámbitos de la vida hay gente que hace cosas increíbles porqué los políticos no son capaces de hacer su trabajo, de forma mediocre aunque sea, no digo ni pido que hagan nada extraordinario sino algo normal, una gestión normal. ¡O al menos tener alguna idea!
Se reúne el 20G el 7G, los primeros ministros en Bruselas, los primeros ministros de los países más ricos, y se ven coches lujosos y banderas y reuniones en edificios espectaculares y pompa y boato y muchas fotos y sonrisas y declaraciones… pero no son capaces de hacer NADA. Estos inútiles que se ríen de nosotros en esas ruedas de prensa y en millones de fotos no son capaces de hacer NADA. Día tras día tras día. NADA.
Todo occidente está quebrando por su culpa y no hacen NADA. Llevan cuatro años sin hacer NADA. ¡Y planean seguir haciéndolo hasta el final!
Y eso es también lo que yo espero de ellos, NADA.
"Se ha hecho lo correcto, lo que había que hacer".
NADA.

Me gusta (2)
4 Comstar
27 de junio de 2012 (17:49)

Guía para escribir discursos para políticos y banqueros internacionales
http://www.rankia.com/blog/comstar/1346714-guia-para-escribir-discursos-politicos-banqueros-internacionales

Me gusta

Recomendado por: 2 usuarios



Guardado por: 1 usuario

Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.