Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Claro que espero algo del estado

13
Publicado por Yo mismo el 26 de enero de 2012

 

 

Hay cierto discurso en torno construido con el objetivo de que la opinión pública se sienta culpable de todo lo que obtiene del estado. El resumen es la recurrente frase de que “Hay que acostumbrarse a que papa estado no nos saque las castañas del fuego” o similares.  En este sentido, y dado que todo el mundo mete las palabras sacrificios y austeridad en todos los discursos que se puedan, en definitiva se está intentando casi criminalizar a todo aquel que defienda una sanidad, educación o justicia gratuita.

El problema es que todo aquel que rechaza el copago, no está necesariamente contra el copago, sino contra el repago, ya que se olvida que los impuestos se pagan por una razón y por tanto, son los impuestos los que pagan determinados servicios. Pues en este caso estamos ante el mismo caso. Cuando oigo según que discursos, parece que debería sentirme culpable por esperar algo del estado, (ya sea sanidad, ya sea carreteras…); pero es que luego me acuerdo de algún pequeño detalle.

Y no es una tontería; cuando pago algo, (lo que sea), siempre espero algo a cambio. Y en esto me pueden llamar de todo, pero cuando pago en el supermercado, espero viandas; de la misma forma, que en el supermercado cuando me dan viandas, esperan euros a cambio. Pues resulta que tras las cuentas del año, me he encontrado con la sorpresa de que el mayor gasto que he tenido yo ha sido precisamente “impuestos”; y esto que tan solo he contado el I.R.P.F. Es decir; yo no he tenido ni un solo gasto que superase en términos anuales el importe que he destinado a pagar I.R.P.F. Por supuesto, si a este concepto le sumo los pagos en IVA, impuesto sobre hidrocarburos…., y una buena lista de ellos, el coste se dispara.

En definitiva, yo pago una pasta al cabo del año; y supongo que no seré el único. Y como en todo lo que pago, espero algo a cambio. ¿tanta locura es?. A fin y a cuentas es lo que espera todo el mundo (normal), de todo el mundo. ¿o es que los bancos cuando pagan un euro, no esperan nada a cambio?.

El caso es que después de hacer las cuentas  de lo que me he gastado en este concepto, me pongo a escuchar opiniones, y resulta que en todos los foros se me pide que cada cual tiene que pagar los servicios que recibe.  Por supuesto me parece muy bien que todos tengamos que pagar los servicios que recibe, e incluso me parece muy bien que todos tengamos que pagar los servicios que podemos llegar a tener. De esta forma, me parece normal pagar por tener una sanidad pública que hoy, (afortunadamente) no necesito, pero que en algún momento pueda necesitar. También me parece normal pagar por unas infraestructuras que no use, (por ejemplo una autovía en Cádiz), porque cuando hablamos de convivencia y de un fondo común, algunas veces salimos beneficiados y en otras ocasiones perdemos.

Tengo que reconocer que determinar qué es lo que se obtiene por el estado y lo que se paga, lleva una carga ideológica y existe efectivamente discusión tanto en una cosa coma en la otra. O mejor dicho, existe discusión en los grados. Algunas personas defienden que la educación ha de ser cubierta por el estado; otras no. Sin embargo las primeras dicen que los impuestos, (la factura a pagar) será menor, y los segundos dictan que hay que pagar más impuestos.  En mi opinión, los equilibrios están en el término medio, tratando de encontrar caso a caso lo que debe realizar el estado.

Pero lo que no es capaz de entender absolutamente nadie, ni puede defender absolutamente nadie con un mínimo de rigor, es la situación actual, que no es otra que la curiosa situación que nos encontramos ahora.

Por un lado las recriminaciones de que “esperamos demasiado del estado”, vienen de sectores que no salen de los despachos, que sobreviven gracias al estado, que asumen como normal que salvemos a bancos y grandes empresas, como sea, con lo que sea y cargándose todas las reglas y el sentido común de una forma escandalosa. Pero por otro lado, resulta que los que estamos de este lado de esta ecuación tenemos que seguir echando cuentas de una forma curiosa; Para el año que viene estoy seguro que el coste que me va a tocar será mucho mayor. Pero sin embargo, resulta que además tendré que pagar absolutamente por todos los servicios públicos el coste de tales servicios. En este sentido, estamos ante una situación en la que directamente tengo que pagar dos o más veces por el mismo servicio. Y digo dos o más servicios, porque a medida que se introducen variables, el pasado y el futuro, la realidad es que la cosa se complica, (como en la famosa idea de pagar por las carreteras…¡otra vez!, lanzada por la DGT, o por Blanco cuando era ministro de Fomento y de lo que se vuelve a hablar, a instancias de las grandes empresas constructoras).

No es normal que pague más impuestos para pagar los servicios públicos y luego tenga que pagar todos los servicios públicos, porque resulta que los impuestos se han ido a pagar sucesivos pelotazos; y menos normal aún es que además tenga que pagar un precio mayor a los servicios públicos, sin tenerlos para de esta forma generar negocios en un sistema de gestión privada.

En este caso ya no hay discusión posible, y aunque sea en realidad lo que está haciendo tanto la derecha como la izquierda, resulta que lo que está ocurriendo no está en ninguno de los parámetros ideológicos, ya que en definitiva los planteamientos actuales vienen a ser algo así como que nos planteen pagar más por el adsl, y luego  que no tengamos adsl y tengamos que buscar algún sitio donde comprarlo para pagarlo al precio definido como real por quien quiere volver a cobrarlo.

Y esto normalmente lo considero una estafa. Por ahora, yo no me siento culpable de ser estafado, (¡todo se andará!). En mi caso particular, tan sólo me siento idiota, impotente y un poco cabreado porque en castellano castizo, me siento “cornudo y apaleado” teniendo además que decir que “llueve cuando me mean”.

Artículos relacionados con "Claro que espero algo del estado"

Etiquetas: cuentas publicas · socialismo · liberalismo · crisis de deuda



Añadir comentario
13
Comentarios
2 Cachilipox
27 de enero de 2012 (02:27)

Es que o nos creemos lo de ser contribuyentes, o no hay nada que hacer. Y no lo digo por ponernos a pagar impuestos, que ya los pagamos, sino por lo poco que rinden estos pagos.

Por curiosidad, busqué comparativos históricos de los orígenes del IRPF, o similares. Le he puesto unos valores actuales aproximados:

Inglaterra, para financiar las guerras napoleonicas (una guerra consume MUCHÍSIMOS RECURSOS PÚBLICOS).
Tarifa variable del 0,83 % a partir de unas 50.000 £/año, al 10 % a partir de 170.000 £/año.

USA, Lincoln, guerra civil.
Primero 3 % a partir de 20.000 $/año, y 5 % para no residentes.
Luego 3 % a partir de 12.000 $/año, y variable de hasta el 5 %, a partir de 210.000 $/año o no residentes.

USA Cleveland/McKinley
2 % a partir de 90.000 $/año.

USA Wilson (ahora ya, de manera continua y definitiva)
1 % a partir de 90.000 $/año
2 % a partir de 450.000 $/año
...
7 % a partir de 2.250.000 $/año

España, años 201x
24 % a partir de unos 10.000 €
30 % a partir de unos 25.000 €
40 % a partir de unos 40.000 €
...

Es cierto que tenemos muchos más y mejores servicios públicos que en los origenes del impuesto personal histórico. Pero la verdad es que la tarifa nos sale carísima, y la cantidad/calidad de lo recibido no solo es claramente insuficiente, sino que ya están con que aun no pagamos bastante.

Me gusta (1)
3 antioco
27 de enero de 2012 (08:54)

"El problema es que todo aquel que rechaza el copago, no está necesariamente contra el copago, sino contra el repago, ya que se olvida que los impuestos se pagan por una razón y por tanto, son los impuestos los que pagan determinados servicios."

No puedo estar más de acuerdo. Con todo el post en general, pero sobre todo con esa parte en particular.

Me gusta (1)
4 Arkaitxu
27 de enero de 2012 (13:44)

Un matiz:
""De esta forma, me parece normal pagar por tener una sanidad pública que hoy, (afortunadamente) no necesito, pero que en algún momento pueda necesitar.""

En verdad si los estas usando, El Hospital, ambulatorio o el servicio que sea, tienen que estar hay en funcionamiento continuo por si los necesitas, por lo que esa disponibilidad la estas usando.

Me gusta
5 Alejperez
Alejperez  en respuesta a  Arkaitxu
27 de enero de 2012 (15:22)

La panadería de la esquina también está disponible, casi a diario, o los taxis nocturnos y no tengo que pagar disponibilidad.

Me gusta
6 Balta16
Balta16  en respuesta a  Arkaitxu
27 de enero de 2012 (16:16)

De acuerdo,... entonces cuando un Hospital deja de realizar operaciones quirúrgicas por las tardes (todos los días). ¿No deberían devolvernos una parte que sí que la hemos pagado?

http://eldia.es/2011-09-28/CANARIAS/10-HUC-suspende-totalmente-ano-operaciones-tarde.htm

Esto es un ejemplo de como los "servicios públicos/semipúblicos" van a menos y nuestros impuestos a más. Esta situación es insostenible. Gobiernos (y oposiciones) más grandes, fuertes y poderosos han caído.

Al tiempo!

Pd: totalmente de acuerdo con el artículo.

Me gusta (2)
7 Jcpprr
27 de enero de 2012 (17:31)

Es que aquí el problema que tenemos es la deuda que está disparada y los intereses que hay que pagar por ella igualmente.
Se habla del déficit del estado y de las comunidades, estas últimas debo reconocer que a base de (yo no lo llamo pelotazos, lo llamo "ROBOS" directamente) chorizos si que es demasiado elevada, pero el déficit es producido por la deuda y sus intereses que van unidos. Por lo tanto, se tiene déficit por la deuda que se tiene y la bajada de ingresos.

Ahora, y gracias a nuestros políticos, maravillosos políticos, resulta que lo mas importante es pagar esos intereses de deuda, incluso antes que la sanidad o la educación, o la ayuda a los mas necesitados, o las guarderías o los asilos, resulta que no hay nada mas importante "QUE PAGAR LA DEUDA".

En definitiva, que los ingresos han bajado estrepitosamente y la deuda sigue en aumento, y nos suben los impuestos para pagar la deuda, no por otra cosa.

Una pregunta.
¿Cuanto dinero en intereses se paga por la deuda pública en España?.

Saludos.

Me gusta
8 Margrave
27 de enero de 2012 (19:05)

"Spanien...... hay que trabajarrr....... hay que producirrr....... os pondrrre austerridad......
No gastarrr más que tenerrrr........".
El ECO de Europa.


Me gusta
10 bibydo
bibydo  en respuesta a  Margrave
27 de enero de 2012 (20:18)

El estado del bienestar, como tantas otras cosas, irá desapareciendo. Volveremos al tanto tienes, tanto vales.
Es curioso. Para una cosa que teniamos decente y eramos ejemplo, la estan quitando y sin embargo, copiamos basura.

Me gusta (1)
11 Mulligan
27 de enero de 2012 (21:26)

Brillante reflexión. Has puesto palabras a mis pensamientos. Me debes el copyright, jejeje.

Creo que la señora Botella va a proponer que los médicos operen gratis en su tiempo libre. Es decir, que se van a convertir en voluntarios a tiempo parcial. Claro, ella nunca ha pensado ni en colaborar ni en reducir su sueldo astronómico.

Es lo que tienen estas señoronas, que entienden que los demás seres humanos solo son o deben ser beneficiarios de la caridad que quieran exhibir las clases pudientes, y si no, que no hubieran nacido pobres. Que se jodan, pensará, y que hubieran espabilado.

Saludetes

Me gusta
13 Nosmientenyroban
27 de enero de 2012 (21:59)

Muy buena reflexion.

Nuestros gestores han sido tan pésimos que si entre pagar subsidios de desempleo y la deuda se va la mitad de los presupuestos, el resultado es ese: que la carga de Estadao es la que mas nos grava y la que menos beneficios nos aporta.

Pero el Estado ha engrosado tanto estos años que ya de por si es un problema. Yo lo comparo a mi comunidad de vecinos. Todo lo que se hace en mi comunidad de vecinos, por poco que sea (cambiar un bombin, por ejemplo) cuesta 100 y pico euros. Si yo cambio mi cerradura me cuesta 20 euros. Quiero decir con esto que la gestión personal es más óptima que la gestión de una comunidad, y si esto lo estendemos al Estado el resultado es que la gestión publica es pésima, el dinero debe retornar a la gente, y cada cual que se lo administre como quiera. Pero paradójicamente se está llevando a cabo las politicas contrarias, y lo que fue creado para dar servicios colectivos a la ciudadanía sólo sirve para tirar el dinero. Los servicios públicos seguirán bajando de calidad (nunca la han tenido; no hay mas que ver cómo está la educación o la justicia, o lo cara que nos cuesta la sanidad) y nosotros seguiremos pagando una burrada por nada.

Me gusta (1)
14 Campoamor
Campoamor  en respuesta a  Mulligan
27 de enero de 2012 (23:28)

Como contribuyente que paga religiosamnete sus impuestos la reflexión es acertada y obvia....? Pero a mi juicio los "espabilados" por llamarles de alguna manera, son "otros"...los que dilapidaron esos "impuestos" pagados por los contribuyentes, gastando más de lo que se recaudaba o ingresaba, vendiendo una sociedad del bienestar a costa de hipotecar a n/nietos..? gestionando mal el dinero público, (quien dijo: "el dinero publico no es de nadie") y como no podía ser de otra manera, esto toco su fin. El 10% de 1000 son 100, pero el 100% de cero, sigue siendo CERO. Por cierto los trajes de tú paisano nos salieron caros de "carallo" que diría un gallego.
Saludos

Me gusta
16 Mulligan
Mulligan  en respuesta a  Campoamor
28 de enero de 2012 (18:51)

En efecto, los trajes salieron caros, pero el molt honorable salió ileso del trance. Gracia y salero que tiene el chaval. En la C. Valenciana somos aixina.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2012/01/28/guino-camps-jurado/876547.html

Ojalá lo repongan en su sitio, a ver con qué más filigranas nos sorprende el pollo.

Saludos

Me gusta
17 Arkaitxu
Arkaitxu  en respuesta a  Alejperez
29 de enero de 2012 (16:47)

En el caso de la panadería tu no pagas, pero otras personas, sus clientes, hacen que este disponible para ti. Lo mismo que un estudiante no paga y tiene disponible el hospital, el ayuntamiento...etc.

Con aquello me refería a que ciertos servicios aunque no los usemos directamente, tienen un coste que alguien ha de pagarlos y en el caso de salud y educación yo veo lógico aportar algo.

PD: en el tema despilfarro, mala gestión...etc todos opinamos que hay que mejorar y cambiar.

Me gusta



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar