Análisis de mercados financieros
Seguimiento de los distintos mercados financieros

2012, ¿el año perdido?

0
Publicado por Selfbank el 08 de enero de 2013

Si echamos la vista atrás y nos situamos en enero de 2012, vemos cómo comenzábamos el año con un Ibex 35 cotizando en torno a los 8.400 y una prima de riesgo en los 320 puntos básicos. Al cierre del 31 de diciembre, nuestro selectivo se sitúa en 8.167 mientras que la prima de riesgo consigue cerrar por debajo de los 400 puntos. A simple vista, poco parece haber cambiado en estos 12 meses. Pero como suele decirse, las apariencias engañan. Nada más lejos de la realidad.

 
Sin duda los reyes del 2012 han sido la volatilidad y las incertidumbres. En julio, sin ir más lejos, las cosas no pintaban nada bien en nuestro mercado, con un Ibex que perdía el nivel de los 6.000 puntos y una prima que se disparaba hasta los 638.
 
El año ha transcurrido entre titánicos esfuerzos para salvar el euro, rumores de rescate a España y sucesivas intervenciones de los Bancos Centrales formando equipo para dar soporte a la economía. Ardua ha sido la tarea de estos últimos, que han tenido que sacar de su chistera sus mejores trucos para impedir un colapso de los mercados.
 

Hitos del 2012

 

1. Grecia, Grecia y otra vez Grecia

En 2010 empiezan a hacerse más patentes los problemas de Grecia: crece el déficit, crece el desequilibrio ingresos-gastos, crece el coste de financiación..., y empieza a temerse por una quiebra del país. En abril 2010 Grecia claudica y pide la ayuda financiera del FMI. Fue en Mayo de 2010 cuando se aprobó el primer plan de rescate por 110.000 Mn€, sin que dicha cantidad fuese suficiente para enderezar el rumbo del país. En octubre de 2011 llegó el segundo paquete de rescate, que ascendía en esta ocasión a 130.000 Mn€. Ni por esas.
2012 ha transcurrido en medio de medidas de ajuste, protestas, temores de que el país terminara saliendo del euro, riesgo de contagio a otras regiones...
 
Las estimaciones apuntan a que en 2013 la economía griega podría contraerse un – 4,5%. De ser así, se sumaría el 6o año consecutivo de recesión, una recesión que ya se ha llevado por delante el 20% del PIB heleno. Sin posibilidad de cumplir además con los compromisos adquiridos con Bruselas en relación a la deuda pública y el déficit, el país tuvo que volver a pedir concesiones: en esta ocasión, una prórroga de entre uno o dos años para alcanzar los objetivos.
 
En Octubre de 2012 Grecia concluye las negociaciones con la troika en torno al nuevo paquete de medidas, valoradas en 13.500 millones, paso imprescindible para recibir el siguiente tramo de ayudas. El 8 Noviembre el Parlamento aprueba el paquete de medidas, quedando por delante aún el trámite del visto bueno del acuerdo por el Eurogrupo.
Tras dos intentos fallidos, el 26 Noviembre 2012 el Eurogrupo llega a un nuevo acuerdo para Grecia, que comprende varias concesiones:
  • Reducción del 1,5% al 1% los tipos de interés de préstamos bilaterales (unos 53.000 Mn€).
  • Prórroga de 15 años para la amortización de los préstamos bilaterales y de los del fondo de rescate (109.000 Mn€).
  • Carencia de 10 años en el pago de los intereses al fondo temporal de rescate (FEEF).
  • Renuncia de los países del euro y del BCE de los beneficios de la compra de bonos griegos.
  • Retraso del objetivo deuda/PIB: en 2016 será del 175%, del 124% en 2020 y “sustancialmente inferior” al 110% en 2022.
Días más tarde, además, Grecia presentaba un programa de recompra de deuda, supeditado a la aceptación “voluntaria” de una nueva quita por parte de los tenedores de deuda privada. El plan consistía en la recompra de 10.000 Mn€ en bonos que ahora tienen un valor facial de 30.000 Mn€, reduciendo así la deuda en 20.000 Mn€, lo que supondrá un considerable alivio en sus cuentas. El programa salió adelante gracias al apoyo de los bancos helenos.
 

2. España y sus circunstancias

Complicado ha sido igualmente 2012 para nuestro país. Tras constatar la imposibilidad de cumplir con los objetivos de déficit para este año, también Bruselas levantó la mano y nos concedió un año más de margen: así, se pedía a nuestro país que el déficit se situara en el 6,3 % del PIB en 2012, en el 4,5 % en 2013 y en el 2,8 % en 2014.
 
Durante el año se han vivido momentos de auténtica tensión. En julio la prima de riesgo alcanzó los 638 puntos básicos y muchos empezaron a dar por hecho que España sería la siguiente ficha del dominó en caer.
 
La intervención de Mario Draghi en Septiembre, anunciando el apoyo con mayúsculas al euro y asegurando que tendería la mano a los países que lo necesitaran (previa petición por su parte, eso sí), fue un bálsamo para los mercados. La prima de riesgo inició su descenso hasta situarse por debajo de los 400 puntos básicos y el bono a 10 años se relajó hasta el 5,3% de los últimos días de diciembre.
 
2012 ha sido el “año de las subastas del Tesoro”, un auténtico reto atendiendo a las elevadas necesidades de financiación y a los altos costes. A pesar de todo, en la nota final del examen se consiguió un “notable alto”. El Tesoro consiguió emitir el 105% de la deuda programada, un total de 90.234 Mn€ frente a los 85.900 Mn€ del objetivo inicial. No consiguió el sobresaliente por dos motivos: en primer lugar, por esos elevados costes de financiación que se han tenido que pagar en algunos momentos (y que se han traducido en un pago adicional de 10.000 Mn€ en intereses respecto al 2011) y porque los plazos de emisión han sido más cortos de lo habitual (más del 70% de las emisiones han sido a 5 o menos años, cuando este porcentaje no llegó al 60% en 2011).
 

3. Por no hablar de la banca en España...

La banca nos ha hecho sufrir este año lo que no está en los escritos y la mala noticia es que posiblemente en 2013 seguiremos sufriendo por nuestras entidades financieras.
 
La alta dependencia con el sector constructor, las fuertes provisiones exigidas por la nueva regulación financiera, la contracción de márgenes, la debilidad por la que atraviesa la economía, el sobredimensionamiento del sector o incluso una gestión poco prudente de los riesgos en ciertos casos, son algunos de los factores que han llevado al sector financiero español a la delicada situación actual.
El último capítulo en la historia del saneamiento del sector financiero español comenzó con la auditoría de Oliver Wyman.
 
  • Se analizaron 14 principales grupos bancarios españoles que representan en torno al 90% de los activos del sistema bancario español.
  • La auditoría concluye con que 7 grupos bancarios (62% de la cartera crediticia analizada) no tenían necesidades adicionales de capital.
  • Para el resto de grupos se identificaron necesidades adicionales de capital, sobre las existentes a 31 de diciembre de 2011, que ascienden a 59.300 millones de euros.
  • La auditoría se llevó a cabo teniendo en cuenta 2 escenarios:

necesidades capital

 

El 28 noviembre 2012 la Comisión Europea aprueba los planes de reestructuración de la banca, requisito imprescindible para la concesión de las ayudas.
En líneas generales, los planes incluían los siguientes puntos:
  • 40.000 Mn€ en ayudas, de las que 37.000 Mn€ se destinarían a las entidades nacionalizadas (Bankia, NovaCaixaGalicia, Catalunya Bank y Banco Valencia).
  • Obligación de reducción del 60% vs 2010 del balance financiero de cada banco, antes de 2017.
  • Los bancos se comprometen a centrar su modelo empresarial en préstamos al por menor y PYMEs en sus principales regiones históricas, dejando a un lado las líneas de créditos a favor de promociones inmobiliarias y limitando su presencia en el mercado al por mayor.
  • Venta de NovaCaixaGalicia y Catalunya Bank en un plazo máximo de 5 años. Se advierte que las entidades serán liquidadas si en ese plazo no encuentran comprador o no consiguen ser viables por sí mismas.
  • Se imponen otras medidas, como la limitación de las remuneraciones, no hacer publicidad de la ayuda estatal ni utilizarla para prácticas comerciales agresivas o la prohibición de adquisiciones.
Concretando por entidades, estos fueron los puntos básicos incluidos en los planes de reestructuración de cada una de ellas:
 
Bankia
  • 17.959 Mn€ (4.500 Mn€ ya fueron anticipados en septiembre)en ayudas.
  • Reducción de personal y oficinas, concentrándose en los segmentos minoristas y de pequeñas y medianas empresas en las zonas tradicionales de influencia de la entidad.
  • Alcanzar rentabilidades positivas a partir de 2013.
 
CatalunyaBanc
  • 9.084M€ en ayudas.
  • Reducción de personal y oficinas, con el objetivo de centrar su actividad en los segmentos minoristas y de pequeñas y medianas empresas en Cataluña.
  • Rentabilidades positivas a partir de 2015 .
  • se reanuda el proceso de venta de la entidad.
 
NCG Banco
  • 5.425 Mn€ en ayudas.
  • Reducción de personal y oficinas con el objetivo de centrar su actividad en los segmentos minoristas y de pequeñas y medianas empresas en Galicia, León y Asturias.
  • Rentabilidades positivas a partir de 2013 .
  • Venta de la entidad, en cuanto se den las circunstancias adecuadas.
 
Banco de Valencia
  • Venta de las acciones que el FROB posee de Banco de Valencia por el precio de 1 € a CaixaBank .
  • Inyección de capital por el FROB de 4.500 Mn€
  • Concesión de un esquema de protección de activos (EPA) sobre una cartera determinada, asumiendo el FROB el 72,5% del importe en que las pérdidas superen, en su caso, a las provisiones constituidas.
  • Reducciónde360trabajadoresycierrede67sucursales.
 

4. Los bancos centrales acuden al rescate

En el año 2012, los Bancos Centrales han cobrado especial protagonismo, al calor de su extenuante actividad. Las entidades han tenido que tomar decisiones, adoptar medidas en momentos clave, y han sido en muchas ocasiones la tabla de salvación para unos mercados que amenazaban con hundirse.
En septiembre de 2012, el BCE confirmó lo que ya era un secreto a voces en el mercado: que apoyaría al euro con todas sus armas y que compraría deuda a corto plazo en el mercado secundario para ayudar a los países en apuros. Aunque las mencionadas compras solo se activarán previa petición de los interesados, el solo anuncio por parte de Draghi tuvo un efecto balsámico en los mercados. La prima de riesgo española, que ya había venido moderándose en los días previos a la reunión, sufrió una espectacular rebaja, hasta llevarla al nivel de los 400 puntos básicos en los que cerrará el 2012.
 
Otro efecto milagroso de la reunión del BCE tuvo lugar en los mercados de crédito, ya que después de permanecer cerradas durante varios meses las operaciones corporativas, varias compañías se atrevieron de nuevo a emitir deuda. Primero fue Telefónica, y le siguieron Santander, BBVA, Iberdrola, Gas Natural,...
 
Tras el BCE llegó la FED y Bernanke no quiso ser menos que Draghi: complació a los mercados haciendo oficial el anuncio que todos esperaban, el tan ansiado QE3. Wall Street aplaudió la noticia y los índices se dispararon hasta niveles máximos de 5 años.
 
Tres partes comprende el plan de Bernanke:
  • Nuevo programa de compra de bonos del Tesoro de largo plazo, por un importe inicial de 45.000 Mn$ (en sustitución de la operación Twist)
  • Se mantienen las compras de 40.000 Mn$ al mes en activos respaldados por hipotecas (MBS).
  • La FED aseguró que los tipos se mantendrán en el nivel actual (0%-0,25%)hasta que la tasa de paro no baje al 6,5% (algo que se estima que no pasará hasta mediados de 2015), siempre y cuando el objetivo de inflación se mantenga controlado.
 
No solo el BCE y la FED se han decidido este año a actuar. China y Japón también han puesto encima de la mesa importantes medidas para combatir la ralentización económica.
 
En China, una vez despejadas las incertidumbres políticas y confirmado el nuevo gobierno, se espera ver una aceleración de la ejecución del Plan Quinquenal durante los próximos meses, un plan que deja algo más de lado el crecimiento de las exportaciones para centrarse en el consumo interno.
Recientemente se ha anunciado la puesta en marcha de planes de estímulo de inversiones públicas en infraestructuras y vivienda, con el fin de incentivar la demanda nacional china por la vía del consumo interno. A diferencia de anteriores paquetes de estímulos, se busca en esta ocasión un impulso del PIB gradual y sostenible.
 
En Japón, la victoria de Shinzo Abe (Partido Liberal Democrático) podría traducirse en una política monetaria aún más expansiva y en la adopción de nuevas medidas de estímulo para la economía japonesa. Entre las propuestas de Abe está la de situar los tipos de interés incluso por debajo del 0%, todo en un intento de sacar a Japón de la situación de deflación en la que vive desde hace años.
A finales de diciembre, en la primera reunión tras las elecciones japonesas, el Banco de Japón anunció nuevos estímulos: ampliación en otros 10 billones de yenes (unos 90.000 Mn€) del programa de compra de activos, con el objetivo de seguir inyectando liquidez al sistema.
 

5. EE.UU. y su abismo fiscal

En la última parte del año, raro ha sido el día en el que no hemos oído las palabras “fiscal Cliff”, “abismo fiscal” o “precipicio fiscal”. Y aunque a estas alturas nos hemos hecho unos expertos en la materia, no está de más volver la vista atrás para tratar de explicar cómo se llegó a esta situación.
El fiscal Cliff se refiere al fin automático el 1 de enero 2013 de una serie de deducciones de impuestos transitorias introducidas en 2001-2003 durante el mandato de Bush, impuestos que suman la impresionante cifra de 600.000 Mn$. Pero, ¿por qué es necesario que expiren automáticamente estas ventajas fiscales? En los últimos años, el déficit estadounidense ha ido creciendo sin descanso, habiéndose llegado en 2011 al techo máximo de deuda permitido legalmente. En agosto de 2011, republicanos y demócratas, al verse incapaces de llegar a un acuerdo sobre cómo paliar los desequilibrios presupuestarios, optaron por aplazar la solución al problema y pusieron un parche temporal: elevar el techo de la deuda a cambio de tener aprobado antes de 2013 un plan creíble de reducción del déficit. En 2011, la incapacidad de los políticos para ponerse de acuerdo le costó a EE.UU. perder su preciada triple A.
¿Qué opciones se han estado barajando para equilibrar las cuentas? La ecuación es sencilla: o se incrementan los ingresos o se reducen los gastos (o una mezcla de las dos opciones). Pero los partidos políticos tienen cada uno su propia opinión sobre qué parte de la ecuación hay que tocar y en qué medida. Algunas de las principales alternativas barajadas durante el año han sido las siguientes:
  • fin de las exenciones fiscales para los ciudadanos con ingresos por encima de un cierto nivel.
  • fin del 2% de exención en el pago a la Seguridad Social. Durante 2011 y 2012 los trabajadores han pagado el 4,2% de su salario a la Seguridad Social en lugar del 6,2% anterior. Sin acuerdo, casi un 83% de los estadounidenses tendría que abonar unos de 3.700$ adicionales de media de impuestos.
  • fin de las ayudas al desempleo, con lo que se ahorraría unos 40.000Mn$.
  • reducción de programas de Defensa y Gasto público, que implicaría ahorros de unos 65.000 Mn$.
  • incremento de impuestos a los más ricos (desde el 35% hasta el 39,6%), aplicándose en familias con rentas superiores a 450.000 US$ y particulares que ingresen un montante superior a 400.000 US$.
  • los impuestos a las rentas de capital altas y dividendos serán gravados al 23,8%.
  • se eleva el tipo desde el 35% al 40% en herencias de bienes inmuebles cuyo valor este por encima de los 5 MnUS$.
  • se ha establecido una extensión de un año al subsidio de emergencia por desempleo, y una prorroga hasta final de año en los incentivos fiscales a las empresas que inviertan en energías renovables e investigación y desarrollo.
 
Finalmente tras numerosos esfuerzos, los partidos políticos llegaron a un pacto parcial en el último minuto.
 
Las bases generales del acuerdo son:
  • incremento de impuestos a los más ricos (desde el 35% hasta el 39,6%), aplicándose en familias con rentas superiores a 450.000 US$ y particulares que ingresen un montante superior a 400.000 US$.
  • los impuestos a las rentas de capital altas y dividendos serán gravados al 23,8%.
  • se eleva el tipo desde el 35% al 40% en herencias de bienes inmuebles cuyo valor este por encima de los 5 MnUS$.
  • se ha establecido una extensión de un año al subsidio de emergencia por desempleo, y una prorroga hasta final de año en los incentivos fiscales a las empresas que inviertan en energías renovables e investigación y desarrollo.
 
Sin embargo, a pesar del avance, el “tema” seguirá dando que hablar en las próximas semanas, ya que los representantes políticos no han sido capaces de llegar a un acuerdo para fijar el límite de deuda, y se aplaza en dos meses los recortes automáticos previstos en el gasto del Gobierno Federal.
 

Y en 2013

 

1. ¿Seguiremos hablando de Grecia?

Posiblemente, aunque los últimos días de diciembre nos hacen mirar al frente con otro talante.
 
  • Standard & Poor's subió en diciembre el ráting de Grecia en 6 escalones nada más y nada menos, hasta B-. El motivo esgrimido ha sido el cierre del programa de recompra de deuda heleno, que aleja el riesgo de una salida del país del euro.
  • El BCE va a volver a aceptar la deuda de Grecia como garantía para prestar dinero, lo que facilitará la financiación de los bancos griegos. Los bancos griegos no accedían desde hace meses a la liquidez del BCE y solo se podían financiar a través de la Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA), con un coste muy superior.
  • La prima de riesgo cae hasta cerca de los 1.100 puntos, su nivel más bajo en 20 meses.
 

2. ¿Pedirá España el rescate?

Cerramos el capítulo del año 2012 y nos preparamos para abrir el de 2013, en absoluto exento de dificultades: unas necesidades de financiación récord (en torno a los 230.000 Mn€ y por encima de los 224.000 Mn€ del 2009) y con la prima de riesgo partiendo de los 390 puntos básicos (en 2012 comenzó en 320 puntos). Si la pregunta es si el Tesoro conseguirá un nuevo aprobado el próximo año, la respuesta será que “posiblemente sí”. Eso sí, más dudas existen respecto al coste que tendrá que pagar por ello. Recordemos que este año las tensiones en el mercado de deuda se han traducido en un pago adicional de 10.000 Mn€ respecto al 2011 y podría seguirse la misma tendencia en 2013, si una rebaja de tipos o la intervención del BCE no lo remedia.
 
Aunque en las últimas semanas respiramos con cierto alivio cuando vemos la prima de riesgo en 400 puntos y el bono a 10 años en el 5,3%, después de haber tocado el infierno con la punta de los dedos viendo el bono en el 7,5% y la prima en 638 puntos, no deberíamos olvidar que en abril de 2010 la prima rondaba los 130 puntos básicos. Algo que hoy nos parece un sueño.
Se nos antoja a priori una tarea difícil seguir financiándonos con tipos por encima del 4%, y más en un país en el que el crecimiento seguirá brillando por su ausencia.
 
En caso de que la solicitud de ayuda no llegue, los pronósticos hablan de un 2013 también dominado por la volatilidad y en el que el Tesoro volverá a centrarse en los plazos de deuda más cortos. Los plazos más largos han sido el verdadero caballo de batalla este año para el Gobierno y hoy por hoy los inversores siguen mirando con escepticismo aquellas emisiones que superan los 5 años.
Y el problema no se queda aquí: si el Tesoro no consigue financiación en condiciones favorable, difícil lo tendrán las empresas que acudan a los mercados a pedir dinero. Y con un mercado de crédito cerrado a la financiación de nuestras compañías, más lejos se sitúa el objetivo de que la economía remonte el vuelo.
 

3. ¿Se acabaron los problemas de los bancos?

Es cierto que tras los titánicos esfuerzos de 2012, la situación parece estará día de hoy algo más tranquila. Se han dotado más de 200.000 Mn€ de provisiones a lo largo de la crisis, lo que hace que el sector bancario sea en la actualidad mucho más sólido.
 
Pero aún no lanzaríamos las campanas al vuelo, por varios motivos.
 
  • Para empezar, habrá que ver qué ocurre con las subastas de Catalunya Bank y NCG, sin olvidar que la situación Caja España Duero aún sigue sin estar 100% clara.
  • En cuanto a la SAREB, si bien se ha completado el primer hito, el de su constitución, tendrá que comenzar su gestión en 2013 y ver cómo se desenvuelve, mientras continúa su labor de intentar captar inversores extranjeros. El día 31 de diciembre de 2012 la Sareb recibe oficialmente los pisos, solares y créditos morosos de la banca nacionalizada (22.317 Mn€ procedentes de Bankia, 6.708 Mn€ de Catalunya Banc, 5.097 de NCG, 1.962 de Banco de Valencia y 1.025 de Banco Gallego). En el 1T2013 se recibirán los de Liberbank, Caja3, BMN y CEISS. Se estima que la Sareb tendrá en total cerca de 90.000 pisos.
  • Las entidades seguirán muy centrados en el control de la tasa de mora, que previsiblemente seguirá creciendo en 2013. El sector financiero ha tenido que ver cómo la tasa de morosidad llegaba hasta el 11,23%, con un volumen de créditos dudosos de casi 190.000 Mn€. La tasa de morosidad acumula 16 meses de subidas y se sitúa en niveles record, y seguirá creciendo por pura matemática: se estima que los impagos aumentarán por el deterioro de la situación económica, mientras que el volumen total de créditos descenderá por el proceso de desapalancamiento de empresas y familias y la falta de concesión de nuevos préstamos.
 
En 2012 veremos cómo se duplica el volumen de créditos morosos, que en julio de 2010 sumaban 100.000 Mn€.
 
Habría que hacer aquí una matización, y es que el grueso de los impagos procede de créditos concedidos a empresas vinculadas con actividades inmobiliarias, ya que la morosidad de los créditos hipotecarios se mantiene en niveles muy inferiores, en torno al 3,4% (aunque en tendencia ascendente).
 
Segunda matización. Es cierto que la mora en los créditos hipotecarios a familias se sitúa en niveles relativamente bajos, y más si tenemos en cuenta la tasa de paro en España. Ahora bien: del total de las hipotecas que los bancos tienen concedidas a hogares españoles se estima que el 14% son hipotecas de alto riesgo (aquellos préstamos en los que lo que se debe supera el 80% del valor de tasación, llegando incluso en algunos casos a ser más el importe del préstamo que el valor de la vivienda). De ahí que este sea un nuevo factor de riesgo, que en ocasiones se ha obviado ante las escandalosas cifras del crédito promotor.
 
  • Dificultades en la ejecución de los planes de saneamiento. En las últimas semanas del año, las entidades financieras han ido presentando sus planes de reestructuración. Nos centraremos en el de Bankia:
  1. La entidad prevé 52.000 Mn€ de nuevo crédito hasta 2015, el 84% para empresas.
  2. Llevará a cabo desinversiones en negocios no estratégicos.
  3. La red de oficinas se reducirá un 39% y la plantilla un 28% entre 2012 y 2015,
 
¿Factible? No decimos que no, pero....complicado lo es y mucho. El entorno económico en 2013 no ayudará ni mucho menos en la consecución de los objetivos: no se descartan nuevas rebajas de tipos por el BCE (lo que contraerá aún más los márgenes de las entidades financieras) y la reactivación del crédito no se producirá de la noche a la mañana (y menos aún si pensamos en la presión que tendrán las entidades para tener la morosidad bajo control).
 
Los últimos días de Bankia en 2012 son realmente para olvidar. El FROB hacía públicas sus valoraciones para las distintas entidades, y en el caso de Bankia determinaba un valor económico negativo de 4.148 Mn€. El impacto que esta valoración supone para los accionistas no se precisará hasta enero de 2013, pero muchos expertos calculan que, a consecuencia de la inyección de las ayudas públicas, la dilución del actual accionista llegará al 90%, a lo que habría que añadir una dilución adicional por el canje de preferentes por acciones que se llevará a cabo en el 1T2013.
Días antes de cerrar el año, el Comité Técnico Asesor del Ibex anunciaba que Bankia abandonaría el selectivo el 2 de enero, año y medio después de salir a Bolsa, pasando a cotizar en el mercado continuo.
 

4. ¿Veremos en 2013 la recuperación del mercado inmobiliario?

Mientras que en EEUU el proceso de recuperación va afianzándose, gracias a los bajos tipos de interés, la mejoría del mercado laboral y los estímulos puestos en marcha por la FED, en España es otro cantar.
 
Se estima que pueden existir unas 700.000 casas en stock de viviendas sin vender, a lo que hay que añadir que el ritmo de viviendas iniciadas en la actualidad es de 100.000 (frente a las 800.000 que se llegaron a construir antes del estallido de la crisis).
 
Y hay que pensar que hasta que no empiecen a construirse viviendas la recuperación del mercado laboral será más complicada, y no parece que esto vaya a ocurrir en el corto plazo. Además del abultado stock de viviendas, las previsiones de paro, el fin del incentivo a la compra de viviendas y la salida al mercado de los inmuebles del SAREB, serán algunos de los factores que seguirán pesando sobre el sector. Son muchos los que fijan el 2014 como la fecha de inicio de la recuperación.

 

5. ¿Comenzaremos a ver crecimiento en 2013?

El crecimiento será lento y desigual en función de las regiones. Se estima que EEUU podría crecer cerca del 2% el año próximo, mientras que el crecimiento de la Eurozona podría limitarse a un anémico 0,2%.
 
Dentro de la Eurozona, el crecimiento será dispar, con estimaciones del 1% para Alemania o 0,5% para Francia, mientras se esperan retrocesos superiores al -1% para España y Portugal y algo más leves para Italia.
 
Argentina, México y Brasil podrían crecer por encima del 3%, mientras que el crecimiento del PIB chino rondaría el 8%.
 

¿Qué esperar en 2013?

No creemos que 2013 vaya a ser el año de eclosión de la recuperación. Esta seguirá siendo lenta, progresiva, pero existen algunos factores que invitan al optimismo.
 
  • La situación en EE.UU. ha mejorado sustancialmente y se deja ver en algunos de los principales aspectos de la economía: la tasa de paro ha descendido hasta el 7,7% y los últimos datos del mercado inmobiliario nos invitan a pensar en su estabilización. Si continúa la recuperación del sector de la vivienda será un importante apoyo para que la mejoría del empleo continúe y se entraría en un círculo “virtuoso” muy positivo para la economía. Otro factor de apoyo vendrá de la mano de los emergentes, que están saliendo también de su etapa de letargo.
  • Los planes de estímulo de los Bancos Centrales, ya ampliamente comentados, supondrán también un importante respaldo para los mercados.
  • La disminución del riesgo de quiebra del euro debería traducirse en menores presiones sobre la prima de riesgo y unos menores costes de financiación, aspectos esenciales para aliviar las cuentas de los Estados y para garantizar costes más justes para las empresas que acudan a los mercados en busca de dinero.
  • Las valoraciones de la renta variable son atractivas (los PER están un poco por debajo de sus medias históricas, pero su atractivo es mayor si se comparan con los de otros activos, como los de la deuda pública), y los bajos tipos de interés motivarán a los inversores a buscar alternativas para su dinero más atractivas. Es cierto que en el binomio riesgo-rentabilidad, la balanza se ha decantado claramente hacia el lado del primer componente en los últimos meses. Las incertidumbres existentes han hecho que los inversores acepten incluso rentabilidades negativas en algunos momentos (deuda alemana) a cambio de tener su dinero en un activo seguro. Pero ahora que muchas de estas dudas se van disipando, algunos inversores empezarán a no estar dispuestos a pagar por invertir su dinero y podría verse una vuelta (gradual y lenta) a otro tipo de inversiones.
  • Es cierto que en España los brotes verdes llegarán más tarde, pero en algunos temas sí comienza a asomar tímidamente la punta de estos: la prima de riesgo se ha relajado, los inversores extranjeros parecen estar volviendo a confiar en la deuda española (en noviembre se incrementó en 4.780 Mn€ el importe de los títulos en manos de extranjeros), los objetivos de déficit parecen más cerca de conseguirse y en octubre de 2012 se consiguió un Superávit por Cuenta Corriente de 865Mn€ (vs déficit de - 1.363Mn€ de noviembre 2011).

inversion 2013

 

¿Dónde invertir en 2013?

Vaya por delante que 2013 no será ni mucho menos un año sencillo para invertir. Es posible que en el escenario empiecen a dibujarse algunas luces, pero la confianza de los inversores no se recuperará tan fácilmente. Así, acertar acerca de dónde poner nuestro dinero no será nada sencillo, pero nos aventuramos a analizar algunas opciones.
 
  1. Deuda española: En 2013 las necesidades de financiación de los bancos no serán tan acuciantes, de modo que los “superdepósitos” brillarán por su ausencia y los inversores deberán buscar otras alternativas. Con el respaldo del BCE y unas menores amenazas a la continuidad del euro, una de las apuestas podría ser la deuda española. En las emisiones a 10 años, las últimas subastas del 2012 se cerraron con una rentabilidad superior al 5%.
  2. Renta variable EE.UU.: Si se consigue salvar el obstáculo (nada desdeñable) del abismo fiscal, creemos que seguirá avanzando en su proceso de mejoría. El PIB en el 3T creció más de lo estimado inicialmente, 3,1%, y mostrando una clara aceleración respecto al ritmo del trimestre anterior. El mercado laboral y el inmobiliario, como bien hemos señalado anteriormente, también han ido mejorando.
  3. Acciones con alto dividendo: En un entorno en el que no será fácil obtener rentabilidades, una opción será ir a la caza del dividendo. Eso sí, viendo las últimas cancelaciones por parte de algunas empresas españolas, habrá que ser selectivo y buscar compañías con dividendo sostenible.
  4. Bolsa europea: Lo ocurrido en 2012 sigue invitando a la cautela, pero tras varios años de desapalancamiento, saneamientos y ajustes económicos, algunas compañías gozan de muy buena salud, y la mejoría de la economía global puede empezar a impulsar sus beneficios. Aunque en los primeros momentos de la crisis Alemania y Francia resistieron muy bien los envites de la crisis, en los últimos meses la ralentización las ha alcanzado. Esto, obviamente, tiene un aspecto negativo, ya que Alemania no puede seguir ejerciendo de “locomotora” de Europa, pero tiene otra parte positiva, y es que la Europa a dos velocidades empieza a equilibrar (al menos un poco) los ritmos de marcha, y ello puede ayudar a que se tomen medidas con mayor consenso entre los distintos países. Mal de muchos....
  5. Fondos con reparto de rentas: ¿Por qué no invertir en un buen fondo y recibir además un cupón periódico? Con el mismo argumento que esgrimíamos a la hora de hablar del dividendo de las acciones, 2013 no será un año en el obtener rentabilidades sea pan comido. Invertir en un fondo que periódicamente nos reparte un dividendo puede ser una opción interesante para obtener un flujo de rentas regular.
  6. Renta fija ligada a la inflación: Cierto es que por el momento no hay presiones inflacionistas ni en Europa ni al otro lado del Atlántico, pero las políticas expansivas prolongadas conllevan el riesgo de que estas aparezcan. A los precios actuales de cotización de este tipo de títulos, resulta bastante barato comprar protección contra repuntes inesperados de inflación.
  7. Asia: También hemos tenido ocasión de comentar cómo las nuevas políticas en Japón y China pueden impulsar los rendimientos en estos mercados. En el caso de Japón, el nuevo partido en el poder tiene actualmente dos objetivos; luchar contra la deflación y volver a hacer fuertes inversiones en obras públicas e infraestructuras. Respecto al primer objetivo, se busca que el banco central nipón tenga una política monetaria más agresiva y expansiva que favorezca decisivamente el debilitamiento del yen, lo que sería favorable a los activos japoneses. En cuanto a China, su economía empieza a dar signos de mejoría tras dos años de estancamiento y los últimos datos sobre producción industrial, ventas e inversiones invitan al optimismo. El nuevo Plan Quinquenal busca más el crecimiento apoyado en la demanda interna que en las exportaciones. Recientemente se ha anunciado la puesta en marcha de planes de estímulo de inversiones públicas en infraestructuras y vivienda.

 

¡Feliz 2013!

 
Etiquetas: 2012 · Renta variable · Prima de riesgo · Volatilidad · incertidumbre · rescate de españa · grecia · sector financiero · QE3 · Fiscal cliff



Añadir comentario

Recomendado por: 1 usuario



Autores

Selfbank
Eurodeal
Rankia

Rankia

Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia.com.

Interdin
Renta 4
Gvc Gaesco












Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.