Kaos
Kompañía de Ácratas Occidentales Sincopados

La muerte no es nada

38
Publicado por Boswell el 18 de octubre de 2010

LA MUERTE NO ES NADA

SAN AGUSTÍN

 

La muerte no es nada. Yo sólo me he ido a la habitación de al lado. Yo soy yo, tú eres tú. Lo que éramos el uno para el otro, lo seguimos siendo.

Llámame por el nombre que me has llamado siempre, háblame como siempre lo has hecho. No lo hagas con un tono diferente, de manera solemne o triste. Sigue riéndote de lo que nos hacía reír juntos. Que se pronuncie mi nombre en casa como siempre lo ha sido, sin énfasis ninguno, sin rastro de sombra.

La vida es lo que es lo que siempre ha sido. El hilo no está cortado. ¿Por qué estaría yo fuera de tu mente, simplemente porque estoy fuera de tu vista?

 Te espero…No estoy lejos, justo del otro lado del camino…Ves, todo va bien. Volverás a encontrar mi corazón. Volverás a encontrar mi ternura acentuada. Enjuga tus lágrimas y no llores si me amas.




Añadir comentario
38
Comentarios
1 Boswell
18 de octubre de 2010 (12:55)

Cuando nuestro padre murió (ahora en noviembre va a hacer tres años), una amiga de la familia nos envió estas bellísimas palabras de San Agustín.

Las palabras pueden ser lenitivas. Éstas lo son.

El poder de las palabras. Tan sencillas, pero tan poderosas.

Ay, no somos creyentes. Y cuánto desearíamos serlo. Pero dicen que es un don, y un don que no nos ha regalado la vida.

Aún así, releemos estas frases de San Agustín, y un poco nos consuelan y nos tranquilizan.

Entre el trabajo, mi familia y mi madre viuda, tengo demasiado que hacer. Por eso voy a dejar el blog por una temporada. No os preocupéis por mí. Estaré en la habitación de al lado, mirándoos.

Mis hermanas no sólo no se ocupan de mi madre. Le dan problemas y le mortifican con su codicia. Estoy tan cansado y tan harto de estos problemas familiares, que he dicho basta.

Hasta ahora permanecía en un segundo plano. Pero al final y como siempre, el que tiene que recoger los cachitos rotos del alma apesadumbrada de mi madre, soy yo. Y ya me he cansado.

Hoy y por una temporada Boswell se va a convertir en un Michael Corleone. Tan sólo son cosas jurídicas: escrituras públicas, poderes, notario y una Junta General donde mi madre y yo tenemos mayoría.

Es una pena que sólo te respeten cuando das unas cuantas hostias, aunque sean jurídicas. Ahora sacaré al jurista que siempre he llevado dentro, y causaré el pánico entre mis hermanas y los desgraciados de mis cuñados, que si me los cruzara por la calle, les rompería las piernas.

No me gusta tener estos sentimientos, porque los malos sentimientos consumen por dentro a quien los alberga. Pero a veces sólo desde la rabia, se puede actuar con lucidez y eficacia, y poner las cosas en su sitio, y tal como las pondría mi padre, si viviera.

Él me inspira siempre y me dará fuerzas para hacer cosas que me disgustan, que van contra mi naturaleza.

Todavía no alcanzo comprender cómo unas hijas pueden tener más apego al dinero y a una sociedad que a su propia madre viuda.

Amigos. Hasta pronto.

No dejéis que el blog decaiga porque yo no escriba.

Que Desvelada no sea tímida, y nos ponga sus bonitas historias.

Que Herrador deje el mono tema, y que nos ilustre con su cultura y sus viajes.

Que Germinio ponga alguna columna. Que hable por ejemplo de la falta de agua dulce, una cosa que de verdad me preocupa más que el cambio climático.

Que 3…s ponga algo, y que Viejo, que escribe tan bien y tan sabio, que se decida a escribir, que tampoco sea perezoso ni tímido.

A los demás, también.

Un abrazo a todos y hasta pronto. Estaré en la habitación de al lado haciendo cosas que no me gustan.

Y entonces me recuperaréis feliz y en plena forma.

Me gusta
2 3...s
18 de octubre de 2010 (13:09)

lo he leído y me acorde de final del mes que viene... te adverti de que te caerias del caballo...y lo conseguirás... Besos..

Me gusta
3 desvelada
18 de octubre de 2010 (15:58)

Boswell,

Que todo vaya como esperas y podamos tenerte muy pronto de nuevo por aquí.

Los cafés (y las mañanas) no tendrán el mismo sabor sin tus columnas.

Muchos besos.

Me gusta
4 Arrapiezo
18 de octubre de 2010 (17:32)

¡Ay amigo mío!

Estás perdido, has caído en las garras de las personas que sólo miran sus intereses y el dinero.

Te compadezco, vas a tener tantos problemas que se te van a quitar hasta las ganas de escribir. Esas hermanas tuyas y sus maridos te van a amargar.

Tú cuidarás a tu madre, y tus hermanas, te dejarán en la estacada, trabajarás tú sólo, y si tienes suerte, que tienes que tener mucha, tu mujer te apoyará, pero luego... tus hermanas irán corriendo a recoger su parte de la herencia, por pequeña que ésta sea.

Esa historia la conozco, no es nueva. El resultado siempre es el mismo: la ruptura de las relaciones entre hermanos con los problemas secundarios que ello conlleva.

Me ofrezco a romperles las piernas a tus cuñados si tú, previamente, les rompes las suyas a los sinvergüenzas de los míos.

Esta frase anterior sería perfecta si no fuera porque tú y yo somos personas civilizadas, pero merecérselo, seguro que se lo merecen.

¡¡Qué no te pase "ná"!!

Cuentas con mi apoyo virtual.

Me gusta
5 Arrapiezo
18 de octubre de 2010 (17:36)

Consejo al canto. Que todo el mundo, incluyendo tu madre sobre todo, te firmen todos los papeles que te tengan que firmar. No te importe quedar como un judío o como un miserable.

Te evitarás muchos problemas.

Me gusta
6 Viejo
18 de octubre de 2010 (19:14)

Te echaré de menos,

Ya sabes que no soy de consejos y mucho menos si son de administración, solo me permito decirte que no estás en una guerra, es solo una batalla y que muchas batallas se ganan con solo enseñar parte de tus armas y haciéndoles creer hasta donde eres capaz de usarlas.
Todos hemos comprado amor, unas veces con amor, otras con piedad, otras con dinero y otras con poder, ya sabes, comprar amor con dinero siempre sale barato, o por lo menos lleva la etiqueta del precio.

un abrazo

Me gusta (1)
7 Borodin
18 de octubre de 2010 (20:38)

Dos mujeres y un hombre se encontraban explorando cuando de repente se encontraron con un turbulento y largo río.

Necesitaban cruzarlo, pero no tenían ni idea de cómo hacerlo….

La primera oro a Dios diciendo: “Por favor dame fuerzas para cruzarlo”……
…Dios de dio grandes brazos y piernas y pudo cruzarlo en un par de horas, casi ahogándose un par de veces….

Viendo esto, la segunda oró también a Dios diciendo: “ por favor, dame la fortaleza y las herramientas para cruzar el río”……
…. Y Dios le dio una piragua y un remo para que en una hora pudiese cruzar, no sin antes encallar un par de veces……

El hombre, viendo que les había funcionado a las mujeres oró a Dios diciendo: “por favor dame la fortaleza, las herramientas y la inteligencia para cruzar el río”…..
….Y el hombre caminó unos metros hacia arriba para cruzar por un puente…..

Ojala, y puedas también cruzar por un puente el río que la vida te a puesto delante….

Animo Boswell, yo también echaré de menos tus columnas diarias.

Me gusta
8 germinio
germinio  en respuesta a  Boswell
19 de octubre de 2010 (01:26)

Vaya lío, Boswell.
No puedo aconsejarte.
Me parece que lo que dice Arra tiene sentido.
Planifica lo que vayas a hacer y pide las firmas que vayas a necesitar por anticipado.
Cullons.

Me gusta
9 herrador
herrador  en respuesta a  Boswell
19 de octubre de 2010 (12:04)

Esto no es mas que una pequeña gota en la inmensidad de la blogosfera y los dos últimos sábados, con sus dos artículos fantasma, ya presagiaban una mala racha. Hay muchos otros sitios donde refugiarse.

A diferencia de lo que te han dicho otros, yo creo que eres afortunado en tu relación familiar. Al menos tienes unos bienes por los que pelear, los que dejó tu padre.

Sólo te digo que esos bienes no eran tuyos, ni de tus hermanas ni de tus cuñados. Probablemente los consiguió tu padre con su esfuerzo y años de trabajo o a lo mejor los heredó de su familia, con lo cual la dañina tradición se perpetúa por generaciones. Pero en todo caso, eran suyos, no vuestros. Warren Buffet y otros multimillonarios donan toda su fortuna a terceros antes que dejársela en herencia a sus hijos. Yo he visto al hijo de Buffet, en un documental sobre su padre, diciendo que en su familia le han enseñado a aceptar eso como algo normal: el dinero de Warren lo ganó Warren, no su hijo; si Warren decide donarlo a la Fundación Gates, a su hijo le parece bien. Él tiene su vida y sus ingresos y no tiene nada que decir sobre lo que decida su padre.

Claro que cuando el padre no decide nada en particular, la cosa se puede complicar. Pero podría ser peor. Como te dije, tu al menos tienes unos bienes por los que pleitear. Pero tus hermanas, con la inestimable colaboración de tus cuñados, podrían haberse fundido esos bienes en vida de tu padre, podrían haberte dejado una herencia de deudas, podrían estar ahora reclamandote, encima, que atendieras a las necesidades de tu madre y a las suyas, después de haberse gastado por su capricho o su mala gestión todo lo que era de tus padres y tú considerabas, en parte, tuyo.

No te quejes, en vez de deudas has heradado bienes, aunque tengas que pelear por ellos. Peor es pelearse con los acreedores que te reclaman a tí lo que no supo pagar tu familia.

Y como esto del blog llega a ser dañino cuando te enganchas demasiado a él, comprendo que te tomes un respiro. Yo también lo haría, pero en vez de despedirme con un adiós, creo que será un hasta luego. O mejor aú, un clásico nuestro.

Gabón.

Me gusta
10 Arrapiezo
Arrapiezo  en respuesta a  herrador
19 de octubre de 2010 (14:05)

Efectivamente Herrador, los bienes son de los padres no son de los hijos. Siempre he defendido esa postura, por lógica.

El problema es cuando ALGUNOS HIJOS sin hacer nada por sus padres e incluso ningunearlos se aprovechan del trabajo de los hijos que SÍ han dado todo por sus padres, corriendo a la notaría a heredar los primeros. A esos son a los que hay que romperles las piernas por cabrones, malos hijos, egoístas y malas personas en general. Y malos hermanos.

Me da la impresión que ese es el caso que ocupa a Boswell.

Me gusta
11 Viejo
Viejo  en respuesta a  Arrapiezo
19 de octubre de 2010 (15:20)

Buenos dias, Arrapiezo

Como veo que estamos monetarizando el amor filial, olvidándonos de sentimientos, sigamos siendo cruelmente imparciales.
En el caso de que una hija se quede cuidando a su padre, se supone que lo hace por amor filial, por lo que no es motivo de que pida mayor tajada que sus hermanos en la herencia paterna.
En el caso de que mientras cuida de su padre tenga una compensación pecuniaria, deja de ser amor filial para convertirse en tema laboral.
Ayer cuando escribí sobre amor con la etiqueta del precio, me referia a eso.
saludos.

Me gusta (1)
12 Arrapiezo
Arrapiezo  en respuesta a  Viejo
19 de octubre de 2010 (16:42)

Por supuesto que si una hija se queda cuidando a sus padres es por amor filial. Está claro que los padres se merecen lo mejor POR PARTE DE TODOS SUS HIJOS, no solamente por parte de una hija.

Creo que me explicado claramente pero lo repetiré: el problema es cuando los HIJOS QUE NO HACEN NADA SE RÍEN A LA CARA DEL QUE ESTÁ DANDO EL CALLO Y ENCIMA VAN CORRIENDO A COBRAR LA HERENCIA.

A mí no me parece bien:

"El matrimonio cuidó seis años de sus padres. Seis años sin salir de casa los fines de semana y sin vacaciones. PERDIENDO DINERO y viéndose casi arruinados al tener que dejar un puesto de trabajo para cuidarlos. Los demás hermanos dijeron que TODO para "los cuidadores", de esta forma, los hermanos disfrutaron de la vida durante los seis años, en los cuales no hicieron nada por sus padres. Llegó el fin y los padres murieron, los hermanos que no pegaron un palo al agua se olvidaron de sus promesas y TODO FUE PARA TODOS".

Viejo, no se trata de monetizar el amor filial, se trata de que tu vida no te la estropeen, y tú, que por tu apodo, serás viejo, deberías saberlo bien. La vida hay que disfrutarla y si te la estropean, por lo menos que no se te rían a la jeta, ni te roben.

A nadie le gusta perder seis años de vida. Sobre todo sabiendo, tú y yo, que lo que nos falta es tiempo.

Saludos muy cordiales.

Nota: Espero que no te estés buscando una coartada sentimental para convencerte de que te cuide tu hija el día de mañana. Te estarás equivocando.

Me gusta
13 Borodin
19 de octubre de 2010 (17:58)

Una noche, cuando la Madre preparaba la cena leyó un pedazo de papel sobre el que su hijo había escrito:

Por cortar el cesped €5.00
Por limpiar mi habitación esta semana 1.00
Por ir a la tienda cuando me envías 0.50
Por cuidar a mi hermano mientras fuiste de compras 0.25
Por sacar la basura 1.00
Por obtener buenas calificaciones 5.00
Por limpiar y barrer el patio 2.00
Total que me debes $ 14.75

Su madre, le dio vuelta a la hoja de papel que el niño había escrito y anotó lo siguiente:

Por los nueve meses que te llevé mientras crecías en mi interior: SIN CARGO.

Por todas las noches que estuve sentada a tu lado,
cuidándote: SIN CARGO.

Por todos los momentos difíciles y todas las lágrimas
que causaste a través de los años: SIN CARGO.

Por todas las noches de temor y por las preocupaciones
que sabía que tendría: SIN CARGO.

Por los juguetes, la comida, la ropa y por limpiarte los mocos de tu nariz,
SIN CARGO, hijo.

Cuando sumes todo, el costo total del verdadero amor es SIN CARGO.

Así, cuando el niño terminó de leer lo que su madre había escrito,
con letras grandes escribió:

PAGADO EN SU TOTALIDAD

Me gusta
14 Viejo
Viejo  en respuesta a  Arrapiezo
19 de octubre de 2010 (18:43)

No, Arrapiezo, no se trata de eso

Hasta hoy nunca he tenido estos problemas, solo una vez que los tuve los monetaricé y pagué mis cuentas al contado.
Siempre les he pedido a mis hijos que en caso ,(Dios no lo quiera),de incapacidad física o psíquica nunca se sientan obligados a atenderme, he trabajado duro y mis bienes son para remediar mis males y los de los mios, no quiero que dejen sus trabajos o sus vidas en cuidarme, me basta con alguna enfermera (a ser posible joven y agraciada) que pueda atender debidamente de mi esposa y de mí.
Sé perfectamente lo que es cuidar de un enfermo terminal, muchos de mis libros leidos y de mis noches en vela lo fueron en esas circunstancias, y por ello no se lo deseo a nadie y mucho menos a mis hijos, siempre les he inculcado que los bienes y las haciendas son para disfrutarlas y para aliviar nuestras penas.
Cuando he querido construir un edificio, he buscado un arquitecto, cuando he tenido problemas un abogado o un cura, cuando he estado enfermo a un médico y espero ser atendido por profesionales cuando los necesite en mi vejez.
No pretendo dar lecciones de nada, solo doy mi opinión respecto de un tema largas veces comentado con los mios, no quiero distinguir entre mis hijos a cambio de un resignado amor filial en la hora de la muerte.

saludos.

Me gusta (1)
15 3...s
3...s  en respuesta a  Viejo
19 de octubre de 2010 (20:13)

Que dificil debe de a los tuyos decir lo que para nuestra suerte no tenemos cojones de dejar de hacer...aun me acuerdo de las veces que limpie a mi padre...de como me levantaba ...iba al hospital lo levantaba con iba a decir aor besandole los pies...llegaba el primero y mi padre se duchaba el primero...que cuidado...no se fuera a lastimar...el pobre estaba roto por la vida y temiendo lastimarle...lo vestia no si antes darle sus aceites y talcos ...sus afeites y sus colonias...le llevaba al fisio...alli le dejaba y le daba un beso...corriendo al trabajo...llegaba ordenaba hacia los pedidos...faltas llamadas a clientes en 45 minutos ...zas... al hospital...que llevara la ambulancia a mi padre eran 50 minutos que no podia permitir que perdiera en su piscina...de la piscinas ...al trabajo....80 minutos y zas... a la piscina y llevarlo a casa con mi madre su esposa...un beso y a cas con mi mujr un rato....al trabajo toda la tarde las 2 de la mañana y mas... al dia siguiente lo mismo...cuando estaba peor me quedaba toda la noche con el ...no dejaba ni a mi madre ni a nadie que me usurpara el inmenso placer de... ... ternerlo....como el me tuvo....

No existe ni existira un dios en la tierra que pueda compensar el terrible afecto y amor que en los ultimos años devolvi a mi Creador...En el Nombre del Padre...

..................................No 8 DO ........................................

Me gusta (3)
16 3...s
3...s  en respuesta a  3...s
19 de octubre de 2010 (20:21)

...renuncie por mis hermanos a una promesa ...sobre un viejo pleito...como aquel dijo el muerto al hoyo y el bollo que se lo coman ellos...no quise ni quiero nada...lo que queria ya lo tuve y no podran ninguno de mis hermanos santos hermanos...buenos hermanos cariñosso hermanos ...les amo a ellos y a los suyos...tener lo que ellos no me negaron sabian que mi juventud rebelde y noble no podian dejar cicatrizes que ellos por buenos hijos y buenos hermanos...y buenos padres...sabian que nos mereciamos....gracias a la vida que tanto me ha dado...

Me gusta (2)
17 Viejo
Viejo  en respuesta a  3...s
20 de octubre de 2010 (10:32)

Buenos dias, ayer intenté corresponderte pero los oscuros designios de internet lo impidieron.
Solo he intentado decir que en mis últimos dias, deseo que mis hijos vengan libremente a verme, sin esperar propina a cambio, que vengan a conversar y recordar, que me cuenten sus planes y sus vidas, conversar sobre el regalo que nunca les compré o la primera noche que les esperé, si quieren lavar mi cuerpo y limpiar mis heridas, que lo hagan, pero sin esperar que aumente mi amor por ellos.
Mezclar amor y dinero trae malas consecuencias, esperar amor a cambio de dinero es una mera ilusión, lo mismo que esperar dinero a cambio de amor.

Espero que ahora esto funcione

Me gusta (2)
18 Arrapiezo
Arrapiezo  en respuesta a  Viejo
20 de octubre de 2010 (16:59)

En cuestiones de dinero posiblemente no haya nadie más desprendido que yo. No le doy nunca el verdadero valor que tiene y mucho menos al dinero de los demás que... es suyo y por lo tanto no me pertenece.

Los dos últimos comentarios de TLB (no me sale lo de los puntos) y los dos tuyos me han impactado. Habéis demostrado que sois dos personas de pro, de gran corazón, fuertes y desprendidos.

Teniendo en cuenta el poco valor que le doy al dinero, SÍ le doy una importancia capital al resto de variables que se dan en estos temas y que creo que he dejado claro en mis comentarios de más arriba.

Debo reconocer, que quizás yo, no sea tan buena persona como vosotros o que simplemente no me gustan que me toreen ni que me IMPONGAN NADA INJUSTO. Los tiempos de la dictadura ya acabaron.

He recomendado vuestros comentarios porque os lo merecéis.

Nota: Mi mala leche me obliga a preguntar si hubiérais hecho lo mismo por una suegra odiosa.

Otra nota: Creo que se me nota lo que he sufrido, no puedo olvidar mi odio y resquemor.

Me gusta
19 Viejo
Viejo  en respuesta a  Arrapiezo
20 de octubre de 2010 (20:14)

No se trata de buenos o malos Arrapiezo, son las circunstancias, esas malditas circunstancias que conforman nuestra vida y nuestra identidad, en mi caso tuve suerte con los suegros, me convertí en el hijo que nunca tuvieron y yo les correspondí.
A pesar de todo el amor mutuo que nos profesamos, en los últimos meses de su vida, era tal el sufrimiento inutil y la desesperación, que al llegar al final el alivio por ella y por mi que sentí, me atenazo durante varios meses transformado en un sentimiento de culpa del que tardé en recuperarme.
No, Arrapiezo, no estamos preparados para estos golpes, nadie nos enseñó.

Me gusta (1)
20 Nobeljws
20 de octubre de 2010 (21:34)

joder tio boswell!!!

es verdad que lo dejas por un tiempo???

a ver si el hp de zapatero te sigue los pasos

como dijo otro santo
"SI NON VIU NON CRIU"...(SE NON VEDO NON CREDO)

me pego una fiesta en tu honor(xtu perseverancia en escribir gilipolleces durante cuantos anos ya?) este fin de semana!!

Me gusta

Recomendado por: 2 usuarios



Autores

Maois
Argentum
Boswell
Arrapiezo
Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Viejo
desvelada
Manealonso
germinio
Maroci
herrador
3...s











Riesgo de quiebra del Reino de España DEFCON




ARGENTUM

Bottom 10


Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.