El blog de Gallardo
Especulación, operativa y análisis técnico sobre valores y futuros financieros.

Juande Ramos, gestor de patrimonios

6
Publicado por Gallardo el 30 de abril de 2009
Siempre se puede aprender de aquellas personas que han destacado en una especialidad o ámbito. Son pocos los que llegan a la cúspide de su profesión y es interesante conocer su historia y aprender las enseñanzas que puedan transmitir. Hoy, siguiendo la estela de la relación entre deporte y bolsa, voy a comentar unas frases de Juande Ramos, conocido entrenador de fútbol, encontradas en la página Saber competir. El patrimonio de un entrenador de fútbol radica en su plantilla y a él corresponde sacarle la mayor rentabilidad. Creo, por tanto, que conviene leer los consejos de Juande Ramos y tratar de aprovecharlos.
  • El EQUIPO está por encima de todos y de todo. “El equipo te devolverá mucho más de lo que le puedas dar, aunque se lo hayas dado todo. Te dará satisfacciones, éxitos y protagonismo. El equipo es el auténtico protagonista. El talento cobra sentido al servicio del equipo. Siempre está la oportunidad de hacer equipo, dentro y fuera del terreno de juego.

Basta sustituir donde pone el equipo por el mercado. El mercado nos puede dar muchas satisfacciones, no sólo económicas, pero también va a exigir lo mejor de cada uno y hay que estar dispuesto a dárselo. Por otra parte, hay que respetar siempre al mercado; las estrategias, métodos y sistemas deben estar en función de los movimientos que dicte el mercado.

  • ESFUERZO MÁXIMO, ¡siempre! “Cada uno da al equipo todo lo que tiene, aunque pueda aportar cosas diferentes. Pero lo importante es que des todo lo que tienes. El entrenamiento o partido que pierdes ya no lo recuperas nunca.”

Habréis leído mil veces que la inmensa mayoría de los participantes en el mercado pierde dinero, no formar parte de esa mayoría va a exigir un gran esfuerzo por parte del operador. El mercado exige un plus que diferencie a perdedores de ganadores y que hay estar dispuesto a adquirir. El mercado va a demandarnos formación y experiencia antes de ser rentables, pero también equilibrio y fortaleza mentales, constancia, tesón, temple, paciencia y entusiasmo.

  • COMPETIR cada día para poder competir en cada partido. “Competir es un duelo en el que has de superar al rival para que no lo haga contigo. Competir comienza por enfrentarte a ti mismo para superar tus propios límites, y acaba poniéndote en disposición de superar al rival. Se juega como se entrena y cada día hay que dar lo máximo para poder llegar al partido y ofrecer tu mejor versión.

El trading implica en primer lugar superarse a sí mismo, superar los propios defectos y la propia psicología a la hora de operar, exige vencer los momentos de desánimo cuando hay pérdidas, y exige superar la complacencia cuando hay beneficios. El operador no podrá plantearse superar al mercado hasta que no haya pulido su propia operativa y comprendido y dominado su psicología.

  • Desde la EXIGENCIA todos son iguales. “Debo exigir a cada uno lo máximo. Desde el trato personal cada uno es diferente y requiere un trato distinto, pero desde la exigencia les pido lo máximo a todos, sin excepción. Y todos tienen su oportunidad. El que trabaja y se esfuerza, tarde o temprano dispone de posibilidad de mostrar sus cualidades en competición. Mi tarea es crear un buen clima de trabajo que favorezca una implicación máxima en el trabajo diario.

Cada operador es diferente y debe encontrar su propia manera de operar. Hay quien opera mejor en plazos cortos y quien opera mejor en plazos largos; hay a quien le funciona mejor operar conforme a objetivos y hay a quien le funciona mejor dejar correr las operaciones; hay quien opera mejor en tendencia y hay quien prefiere los mercados laterales... pero todos deben exigirse a fondo y buscar el mayor rendimiento a su método y forma de operar.

  • Buscar el CONVENCIMIENTO desde el DIÁLOGO. “Intento llegar al futbolista y al grupo desde el diálogo, tratando de convencerles pero sin rebajar la exigencia. Quizás una de las dificultades del trabajo del entrenador está en lograr el máximo esfuerzo, utilizando procedimientos que el futbolista de hoy admite, como es el convencimiento. Trato de hablar lo necesario, utilizando un lenguaje directo y conciso. Siempre digo lo que pienso, desde el respeto. No me gusta decir al futbolista lo que le gustaría escuchar. Es mejor ser sincero y no engañar, si tú eres honesto, el futbolista te percibe justo.”

En el trading se suele dar más el monólogo que el diálogo. No siempre se tiene cerca a alguien con quien poder hablar sobre el mercado y que pueda orientarnos o motivarnos. Hacer trading es una labor solitaria, y es uno quien se tiene que conducir y motivar a sí mismo. Operar en los mercados requiere capacidad de decisión y capacidad de análisis y de crítica propias. El operador tiene que reconocer en primera instancia sus limitaciones, para posteriormente superar sus límites y no acomodarse en pequeñas ganancias. Y siempre tiene que ser sincero consigo mismo, sobre todo en lo tocante a las pérdidas, y no echar la culpa de los propios errores al mercado.

  • La ENERGÍA del equipo se la traslada su entrenador. “Me considero responsable de que el grupo compita con la intensidad necesaria.

Puede parecer una perogrullada, pero no siempre se cumple: uno tiene que operar en buenas condiciones físicas, anímicas y mentales. Si se tiene gripe o se tiene problemas con la pareja o se está en proceso de divorcio, es muy probable que se opere peor, que se tenga la cabeza en otra parte o que no se cuente con las fuerzas necesarias para operar con todos los sentidos y la atención e intensidad necesarias.

  • Al rendimiento se llega desde la AUTOCONFIANZA individual y colectiva. “Trato de convencer al futbolista y al grupo de que trabajando en equipo y desde el esfuerzo máximo podemos superar a cualquier rival. En cambio, cuando aflojas cualquiera te puede superar”.

Es manifiesto que hay que tener confianza en la propia capacidad y en el método o forma de operar desarrollada, principalmente porque el mercado se va a encargar de hacernos dudar infinidad de veces. El mercado nunca deja de poner al operador a prueba.

  • Convertir en FÁCIL lo DIFÍCIL y viceversa. “Debo leer bien cómo se siente el grupo ya que unas veces has de restar dificultad mientras que en otras ocasiones has de hacer lo contrario. Por ejemplo, una final es un partido más atendiendo al trabajo que el partido exige al futbolista o al equipo.

El operador muchas veces busca un algoritmo rarísimo o la piedra filosofal y en el mercado funcionan muy bien las cosas sencillas. Es muy importante, sin embargo, la gestión de las posiciones. Hay que discernir cuándo hay que desprenderse de parte de las posiciones y cuándo incrementarlas. Piramidar sí, promediar no.


  • Los CONFLICTOS hacen más fuertes a las personas y a los grupos. “El conflicto vive en el seno de cualquier grupo. Es normal que surja algún conflicto en la convivencia diaria. Las personas y los grupos crecen cuando aprenden a afrontar y superar juntos los conflictos.”

Basta cambiar donde se dice los conflictos por las pérdidas. Oro puro. Uno mejora como trader cuando sabe afrontar sus pérdidas y las va reduciendo. Toda operación entraña una pérdida y una ganancia potenciales, y es imprescindible plantearse la pérdida y saber de antemano qué cantidad de dinero se puede perder.

  • Hay que SABER ENTENDER cuál es el margen de maniobra que uno tiene y SABER CONVIVIR con aquello que a uno se le escapa. “En los momentos de dificultad hay que ser inteligente para saber qué ficha puedes mover y qué debes entender y respetar porque depende de que otros puedan mover su ficha.”

Nunca se llega a dominar el mercado ni a entenderlo por completo. Hay que discriminar las operaciones y discernir entre los entornos de mercado. Hay que tener presente el tipo de mercado y el momento del ciclo en el que se opera. También hay que saber seleccionar el tipo de activo; del mismo modo el sector y la empresa en la que invertir. Operar a favor de la tendencia siempre producirá mayores beneficios, del mismo modo que comprar fortaleza. Habrá momentos en que no convenga operar en bancos, porque impliquen un gran riesgo bajista, y sea más propicio invertir en tecnología, si ha demostrado ser un sector más alcista y con mayor fuerza relativa.

  • HUMILDAD. “¿Quiénes somos? Nunca debes perder la perspectiva de quién eres. Sólo eres un profesional que aspiras a hacer bien tu trabajo. Los demás te pueden ver de otra manera. El éxito sólo es un trabajo bien hecho; lo que otros entienden por fracaso no deja de ser nada más que un trabajo que posiblemente debes mejorar.”

Fantástico, de nuevo. Hay que preocuparse de hacer buenas operaciones, con ellas vendrán las ganancias. Una operación con pérdidas es una operación que se podría haber planteado mejor. Nunca hay que perder la perspectiva, ni tras una serie de ganancias ni tras una racha de pérdidas. Siempre hay que mantenerse humilde y guardarle el debido respeto al mercado.

  • El TRABAJO BIEN HECHO es el mejor camino para GANAR. “Siempre me ha parecido absurdo obsesionar al equipo con ganar; me parece más inteligente exigirles el mejor trabajo, independientemente de las circunstancias que puedan rodear al partido, ya que te acerca a la victoria.”
    Es así como entiendo que he de ir construyendo un equipo. Se puede fichar el talento pero el equipo se construye desde la idea colectiva y el trabajo diario. Una buena plantilla no siempre es un buen equipo. Son ideas o directrices que he ido teniendo presentes desde que me inicié como entrenador. Creo en ellas.

Oro molido. Uno antes de exigirse enormes ganancias, se debe exigir trabajo coherente y disciplina a la hora de operar. Es esencial tener un plan y ajustarse a él. No hay que obsesionarse con el dinero, sino concentrarse en desarrollar un buen método y no dejar de aprender y mejorar. Si haces bien tu trabajo, planteando bien las operaciones y eligiendo bien el momento, será más fácil obtener beneficios.

Etiquetas: juande · ramos · patrimonio



Añadir comentario
6
Comentarios
1 Anonimo
Anonimo
30 de abril de 2009 (18:45)

Ahora más que nunca...¡Ala Madrid!

Me gusta
2 Anonimo
Anonimo
30 de abril de 2009 (20:00)

FORÇA BARÇA

Me gusta
3 Gallardo
30 de abril de 2009 (20:46)

Independientemente del fútbol, a mí me gusta una persona con tales ideas, alguien que dice que el éxito consiste un trabajo bien hecho; que cuenta que el fracaso no deja de ser nada más que un trabajo que hay que mejorar."
Podría ser entrenador de fúbol, agrimensor o torero, sus ideas me parecen válidas para el conjunto de la sociedad. Pero, bueno, ya puestos, los amantes del fútbol pueden dejar un resultado a modo de porra virtual.
Saludos.

Me gusta
4 Fernan2
30 de abril de 2009 (20:57)

Como puse en un comentario de "errores de redondeo":

"la inteligencia consiste en la capacidad de generalización y abstracción... vamos, entender el concepto y no sólo un caso concreto, para así saber aplicarlo a otros casos"

Aquí haces una magnífica demostración de lo que quería decir... ¡Enhorabuena!

Me gusta
5 Anonimo
Anonimo
30 de abril de 2009 (22:46)

ME ENCANTA, YO COMO DEPORTISTA QUE SOY, CREO QUE ES LA UNIA FORMA DE TRIUNFAR, HACIENDO LAS COSAS BEN.
BUENISIMO
GRACIAS

Me gusta
6 Gallardo
04 de mayo de 2009 (01:34)

Gracias, Fernan2, tu post era muy interesante y no es algo que la gente se plantee, a ver si hago un "visto por ahí"... Un saludo fuerte.
Y otro para ti, Ancorda.

Me gusta






Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo


Sígueme en Twitter

    Sígueme en Twitter


    Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.