Blog de Forex de FxPro

Stay away in May

0
Publicado por Ignacio Albizuri el 30 de mayo de 2012



La reacción del mercado ayer se puede asemejar a un volcán en el que en la cima sólo humea y el interior se calienta a la espera de algún suceso que sin duda ocurrirá. Aunque la mayoría aceptan ahora que el final está cerca en Grecia en términos de participación, continua en la zona del euro, y los acontecimientos en España se mueven tan rápido que el centro de un riesgo sistémico mundial se ha desplazado de forma ineludible a Madrid. Las noticias de ayer de ventas minoristas en España muestran un desplome de  un 16% en términos reales en el año hasta abril que  confirman que ésta es otra economía europea en caída libre. Casi en todas partes se mira en el sur de Europa dado que las noticias son  preocupantes. Como era de esperar, la confianza en la moneda única sigue cayendo, el euro cayó a un nuevo mínimo de 2 años en 1.2457 durante la noche. En el mes de mayo solamente, el euro se ha reducido en casi un 6%. Una vez más es el dólar y el yen están ganando el concurso de popularidad de divisas, mientras que los bonos G4 continúan marcando nuevos mínimos récord en rendimientos. Los precios del petróleo siguen hundiéndose, proporcionando una prueba más de que la demanda mundial ha disminuido notablemente en el trimestre actual. El crudo Brent cayó por debajo de US $ 107 la noche anterior, una caída de casi 20 dólares en menos de dos meses. Ese refrán de la inversión 'vende en mayo y vete' una vez más ha sido notablemente profético.


El oro, activo menos audaz

La tendencia alcista en el oro, que surgió cuando la Fed se embarcó en su programa de alivio cuantitativo a finales de 2008, ha sido pateada, al menos en cuanto a lo que  los gráficos nos están diciendo, con los movimientos bajistas de mayo empujando por debajo de la tendencia de apoyo a largo plazo. Sin embargo, los fundamentos también parecen estar cambiando. El cambio más notable en este frente ha sido el debilitamiento de la opinión de que en el curso de la flexibilización cuantitativa (o muy cerca de ella en la zona euro) en última instancia debe conducir a la inflación, degradando las monedas ligadas al  oro. La inflación en los países del G-7 ha estado cayendo este año (actualmente 2,4% vs 3,2% máximo en septiembre del año pasado) y la inflación en los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se ha reducido al 4,6%, pasando de un 7% en septiembre del año pasado. Además, el alcance de los titulares de las políticas monetarias para generar la inflación está disminuyendo en el tiempo en el que el impacto de cualquier estímulo monetario adicional será limitado, sobre todo en relación con los esfuerzos realizados al principio de la crisis.


El otro factor a tener en cuenta es que, incluso con los rendimientos que empujan mínimos históricos en el Reino Unido, EE.UU. y los mercados de bonos alemanes, los inversores no están siendo atraídos hacia el oro, como históricamente ha sido el caso en que los tipos de interés reales se han movido hacia abajo (las tablas de tipos mundiales siguen invertidas). Naturalmente, el movimiento alcista del dólar ha jugado su parte en el precio del oro, pero incluso teniendo esto en cuenta, el empuje más débil es evidente en muchos de los cruces de oro (la India, la notable excepción). Tenemos que volver a recorer todo el camino hasta 2005 para encontrar un momento en que el oro estaba más débil en este momento del año, lo cual es notable dado que ha aumentado cada año durante los últimos 11 años. Los alcistas de oro están teniendo un momento difícil y hay muy poco que esperar en el horizonte.



El dólar en demanda

Uno de los factores principales que explica el buen comportamiento del dólar vis-à-vis otras monedas importantes es simplemente que el conjunto de activos de alta calidad en todo el mundo se está reduciendo. Esto último es especialmente cierto en el caso en Europa, donde sólo Alemania, los Países Bajos, Luxemburgo y los países de Escandinavia disfrutan de la más alta calificación a largo plazo para deuda en moneda extranjera por parte de las tres principales agencias de calificación. Sólo un puñado de países se encuentran en una posición donde los CDS de su deuda cotiza por debajo de 100 puntos básicos, siendo los Estados Unidos uno de esos. Por lo tanto, los gestores que se ven limitados por los mandatos de sus inversiones (invertir sólo en los activos con más valor) no encuentran muchas más opciones que los activos denominados en dólares. En efecto, los Estados Unidos representan tres cuartas partes de los 14 trln USD de la deuda soberana donde los CDS a 5 años se negocian por debajo de 100 puntos básicos.

Cada vez es más evidente que algunos fondos soberanos de inversión están reduciendo su exposición al euro en favor de otras monedas de reserva como el dólar, la libra esterlina y el yen japonés. Los primeros son conscientes de que una proporción mucho menor de la zona del euro de valores de deuda soberana frente a sus criterios de inversión, y como resultado están naturalmente inclinados a reducir su exposición a la moneda, al mismo tiempo. Además, los bancos centrales de otros países refugio, tales como Japón y Suiza han estado luchando contra la fortaleza de su moneda, disminuyendo el apetito extranjero por sus valores y divisas. En contraste, la Fed está completamente relajada por las ganancias de la divisa, y el aumento de la demanda de bonos del Tesoro demostrado por los inversores extranjeros.

Este tema podría seguir funcionando a favor del dólar durante un tiempo, a pesar del hecho de que la moneda única está increíblemente sobrevendida.
 

La internacionalización acelerada del yuan

La determinación de Beijing sobre la internacionalización del renminbi se puso de nuevo en evidencia una vez más ayer, tras el anuncio del banco central de que había autorizado el comercio directo entre el yuan y el yen japonés a partir de este viernes. Los políticos reconocen que la cuenta de capital debe abrirse con el fin de aumentar la aceptación del renminbi como moneda internacional. Este último movimiento sigue a la decisión del mes pasado de ampliar la banda de fluctuación diaria del yuan, y elevar las cuotas de los fondos globales que invierten directamente en valores chinos de 30 mil millones USD a 80 mil millones USD. El trading directo de yuanes-yen reducirá los costos de las transacciones de divisas entre los dos países y reducirá aún más la dependencia del dólar, que ha sido un objetivo a largo plazo para los responsables políticos chinos. También debería facilitar el comercio y las oportunidades de inversión entre las dos economías. El comercio entre la segunda y tercera economías más grandes del mundo es enorme, un total de USD 350 mil millones en 2011. China es el mayor socio comercial de Japón. Tanto Londres como Singapur sin duda tomarán nota de este último anuncio. Estos centros han estado exhortando a China para que permita el comercio de yuanes fuera de sus respectivos centros financieros, por lo que el hecho de que Tokio haya sido seleccionado en esencia representa una ventaja comparativa en términos de atracción de negocios que tratan de operar directamente en el cruce yuan / yen.

Etiquetas: morning meeting



Añadir comentario






RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar