Fresh Family Office
Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

El Monopoly termina en bancarrota o no termina.

18
Publicado por Gurús Mundi el 19 de junio de 2008
La riqueza, afortunadamente, se redistribuye mayoritariamente de forma natural. Es decir, los adinerados gastan excedentes con mayor facilidad en favor de los menos ricos. Esta cuasi-ley universal existe en infinidad de ámbitos: Desde el rico que vive a un ritmo que significa el sustento de muchas familias a su alrededor; hasta el club de fútbol del G14 que paga una cifra enorme por un jugador de un club mediocre, ayudándole así a equilibrar los perjudicados balances de este último.

Casi siempre el aumento de riqueza deriva en un aumento del gasto, consumo, inversión y/o como le queramos llamar, beneficiándose de ello muy diversos colaterales. Algunos llamamos a esa relación un cierto modo de Win-Win, aunque algunas veces se convierte en una relación parasitaria. Algunos diréis que el rico cada vez es más rico y el pobre cada vez más pobre, por culpa de la explotación del primero sobre el segundo. En ese caso entraríamos en la polémica de quién es el parásito y quién el huésped. Pero la lucha de clases no es el motivo principal de esta reflexión, así que obviaremos dicha polémica y consideraremos (justamente o no) que el rico es el huésped y el pobre el parásito cuando no se trate de una relación Win-Win.

No todas las relaciones parasitarias son tróficas, es decir que suponen un incremento de recursos monetarios que alimentan al parásito. A veces el beneficio que se obtiene del rico o poderoso se traduce en protección frente a terceros, influencia, ocio, negocios, prestigio u otras ventajas muy diversas que tienen poca o nula relación con el dinero.

Otro ejemplo de redistribución de la riqueza sería la donación filantrópica. Quizás mayoritariamente su volumen sea residual, pero fijémonos en las grandes donaciones que de vez en cuando se producen. Por ejemplo la reciente donación de Warren Buffett de 37.400.000.000'-$ a fundaciones benéficas (cuando leemos todos los ceros impresiona más, ¿verdad?). Estos tipos de actos filantrópicos suponen la manera más diáfana y directa de redistribuir riqueza. La más radical y a la vez loable forma de Win-Win descompensado o parasitismo voluntario por parte del huésped. Ante una actitud altruista de este calibre, la balanza de los dos "win" o el "perjuicio" que causa el parásito como sujeto pasivo es algo que, felizmente, se nos escapa del análisis tradicional de la relación entre riqueza y pobreza.

Habrá quien critique este tipo de actos como un mero blanqueo de la conciencia del rico. Yo prefiero pensar que con lavandería o sin ella, estamos ante redistribuciones efectivas de la riqueza que honran a la raza humana. Las ONG's (algunas) se encargarán de no sólo redistribuir meros recursos sino también de fomentar pequeñas formas de creación de riqueza autónomas, como por ejemplo pozos, presas, escuelas, etc. En este punto no puedo dejar de mencionar a Vicent Ferrer y su ejemplar Fundación, a la que personalmente me unen un par de lazos espléndidos.

Filantropía, comercio, negocios, ocio, influencias.... sea, pues, la relación entre el rico y el pobre parasitaria o de Win-Win, tiende a compensar en mayor o menor medida la distribución de la riqueza.

Pero últimamente hay algo que me tiene un poco preocupado. No estoy seguro de que las manos que acumulan una ingente cantidad de riqueza desde que empezamos el nuevo siglo, tengan el mismo perfil de los ricos a los que tradicionalmente estamos acostumbrados. Me refiero básicamente a chinos y sobre todo a árabes (personas físicas y jurídicas) que están acumulando día tras día cantidades astronómicas de dinero. Tengamos en cuenta que el dinero anteriormente siempre ha estado en manos de occidentales, ya sea por méritos de la propia civilización o por expolio de terceros mundos, pero así ha sido tradicionalmente. Pero los tenedores de grandes riquezas han cambiado en la última década, en el último par de años, me atrevería a decir. Y quizás la forma de gastar o repercutir su riqueza con el resto del planeta no sea tampoco la tradicional.

Los grandes multimillonarios del pasado siglo, desde que a la Economía moderna se le puede llamar así, han sido siempre occidentales. Grandes businessmen que han amasado sus grandes fortunas en la industria, empresa o incluso el comercio. Prohombres diversos, por supuesto, pero todos ellos de cultura occidental. Tan sólo a finales del s.XX pudimos ver algunos multi-millonarios japoneses cuya cultura se aleja mucho de la occidental, pero fueron efímeros y mucho menos significativos que los actuales grandes tenedores de fortunas. Mi opinión personal es que muchas enormes fortunas creadas en los últimos pocos años, que crecen a un ritmo nunca visto, se están formando sin el empeño, esfuerzo y constancia de los tradicionales multi-millonarios businessmen occidentales. Es sólo una impresión, cierto, pero si estas nuevas fortunas de volúmenes jamás imaginados se han formado de una forma un tanto pasiva por parte de sus tenedores, sus objetivos futuros sin duda serán también distintos a los tradicionales.

No se trata en absoluto de discriminación cultural, religiosa, ni mucho menos racial. Sólo es una reflexión que me lleva a pensar que la riqueza ya no está en manos de nuestra cultura occidental, como ha estado siempre históricamente hasta hace muy pocos años. Y la siguiente pregunta que lanzo al aire es: ¿Qué consecuencias puede tener este fenómeno? ¿La redistribución de la riqueza tradicional se verá modificada?

Es como si en una eterna partida de Monopoly, tácitamente los ganadores devolvieran cíclicamente los billetes a la banca para que la partida no tenga fin. Y de pronto, los ganadores tuvieran un nuevo perfil y se cuestionaran si van a devolver su riqueza para seguir la partida eternamente o no. La pregunta que no me atrevo a hacerme a mi mismo es qué pasará con nuestra partida si los ricos nuevos deciden romper con la tradición.
Etiquetas: monopoly · bancarrota



Añadir comentario
18
Comentarios
1 Anonimo
Anonimo
19 de junio de 2008 (16:06)

Vaya guru mundi me ha impresionado tu artículo, has tocado muchos palos nada fáciles de analizar. Yo lo veo de la siguiente forma, la riqueza como bien has dicho se redistribuye sola, en eso no hay duda y es más, la prueba de ello es que cuando alguien le da por redistribuirla de forma coactiva en vez de crear riqueza la destruye. Como bien dices la única forma de crear riqueza es dejando que la gente la pueda crear. La lacra del tercer mundo es que gente deseosa por emprender y dar servicios no lo pueden hacer por sus gobernantes, muchos de ellos apoyados por naciones extranjeras. Creo que en esto nosotros y nuestro sistema tienen mucha culpa. Pienso que si fuéramos mas abiertos al exterior esta gente emigraría a los países con más riqueza, empezarían a salir adelante y posiblemente gracias al ver el nuevo mundo podrían cambiar muchas cosas de sus países. En vez de hacer esto damos el 0,7%, el cual, si considero que es un acto de blanqueo de conciencia o más bien, blanqueo de imagen de nuestros gobiernos.
Respecto a tu preocupación sobre los nuevos ricos, yo tengo una teoría que la forme gracias a la experiencia. Hace unos años, cuando era un adolescente, me compre un gran equipo de música ahorrando de mi paga y sacrificándome en muchos aspectos. Durante un tiempo lo disfrute pero luego me canse de él y deje de ver la utilidad que me prestaba, por lo tanto lo vendí a un amigo, sacándome por cierto una buena tajada. La cosa es que en mi vida gaste lo que gane tan rápido, parecía que el dinero volaba y claro no tenía ningún otro ingreso que la paga. Total vivía muy por encima de mis posibilidades, el desenlace fue que me quede al poco tiempo sin un duro.
La teoría de la venta del equipo de música me recuerda que lo que rápido viene, suele irse también rápido si no tienes un plan o una conciencia de gasto. Los nuevos ricos, árabes y chinos han obtenido riqueza debido al buen negocio que están haciendo con el petróleo y la producción a bajo coste y lo demuestran con él gasto, muchas veces en cosas poco comprensibles. Esto puede tener un fin y es que acaben perdiendo dinero a la misma velocidad que lo han ganado. Claro en este escenario siempre habrá alguno que en vez de perder dinero gane aun mas.
Por lo tanto y concluyendo, creo que basar tu riqueza en un único factor es bastante peligroso, porque cuando tu factor deje de ser demandando o preciado, tu nivel de vida va hacer desaparecer tu riqueza por arte de magia. Pero bueno esto ya pasado en el mundo occidental, unos mantendrán su riqueza debido a su buen saber hacer y otros irán a la ruina. El sistema tarde o temprano suele premiar a los que han sabido hacerlo bien y castigar aquellos que no han tenido muchas miras con su dinero.
Saludos!!

Me gusta
2 Anonimo
Anonimo
20 de junio de 2008 (12:23)

Hasta hoy tenía este blog en mi lector de feeds, pero en cuanto he llegado a leer esto:
Pero la lucha de clases no es el motivo principal de esta reflexión, así que obviaremos dicha polémica y consideraremos (justamente o no) que el rico es el huésped y el pobre el parásito cuando no se trate de una relación Win-Win.

he decidido eliminaros. Hasta la fecha al leer muchos de los posts del blog simplemente no estaba de acuerdo, veo las cosas distintas. Pero seguía manteniendo el blog pues pese a ello podía sacar muchas ideas interesantes. Pero leer esto... me he sentido abochornado! he sentido vergüenza ajena!

Y lo peor no es que un blog publique algo así, lo peor es que ahora por haberme mostrado mi descontento con este post habrá comentarios criticándome, llamándome rojo y cosas por el estilo por parte de aspirantes a ricos que en el fondo solo quieren convertirse en ese banquero, en ese jefecillo o en ese politicucho que nos jode a todo.

Lo dicho, adiós!

Me gusta
3 Anonimo
Anonimo
20 de junio de 2008 (13:20)

Excelente!! Nunca se me habría ocurrido pensar en ello. La verdad es que da un poco de miedo. ¿Que será de nosotros si la riqueza cae en manos de personas con unos valores distintos a los nuestros? ¿Pasaremos de beber todos Coca-Cola a llevar todos Burka?

Si siglos atrás una cultura se imponía a otra por medio de las armas, ahora se hace por medio del dinero. Todo eso me expele a trabajar más duro en pos de mi libertad.

Salu2

Me gusta
4 Anonimo
Anonimo
20 de junio de 2008 (14:53)

Lector Abochornado, deberías sentirte así por tu comentario. Precisamente ese es el espíritu de la frase. Léela bien y comprenderás (o no) que la metáfora del huésped y el parásito es perfecta. Pero para los ofuscados en dignas luchas, que en la reflexión de este post no vienen a cuento, quizás sea demasiado pedir que se comprendan.

Hágaselo mirar, Lector Abochornado, hágaselo mirar, puesto que no son gigantes sino molinos de viento.

Leo (y comprendo)

Me gusta
5 Anonimo
Anonimo
20 de junio de 2008 (15:12)

Del anónimo: Excelente!! Nunca se me habría ocurrido pensar en ello. La verdad es que da un poco de miedo. ¿Que será de nosotros si la riqueza cae en manos de personas con unos valores distintos a los nuestros? ¿Pasaremos de beber todos Coca-Cola a llevar todos Burka?
Yo no lo veo así, te explico porque:
Cuando la riqueza se diversifica por el mundo, debido en gran medida a la globalización y la cada vez menos barreras financieras, los valores en cierta medida también se globalizan. Es normal que un rico de Arabia Saudí tenga unos conceptos de las cosas distintos a los tuyos pero el rico de Arabia Saudí sabe igual que tú que la libertad de capitales le está dando esa riqueza que posee. El rico saudí sabe perfectamente que el burka no le da riqueza. Un ejemplo es como tratan a los extranjeros en su país, pese a todo el terrorismo islamista que tienen. Por lo tanto yo me preocuparía mas por el pobre que por el rico, ya que el pobre si te puede poner el burka.
Saludos!!

Me gusta
6 Anonimo
Anonimo
20 de junio de 2008 (15:27)

¿La metáfora del huesped y el parásito perfecta? Puede que el "o no" para tí plantee una duda suficientmente razonable como para pensar que el autor quiere cambiar la asignación de papeles planteada. De hecho yo también me hubiera planteado tal cosa si fuera la primera vez que leo el blog pero tras meses leyendolo me temo que el autor a disparado a matar. Y para confirmarlo basta con leer el resto del "artículo" donde lo único que se plantea es la posibilidad de que a los "nuevos ricos" les de por no "compartir" su riqueza de la misma forma en que lo han hecho los poderosos que ha habido hasta ahora.

Y yo me pregunto, ¿realmente los ricos comparten algo? ¿estas antiguas fortunas no se construyeron en base a la explotación? ¿estos clásicos ricos no eran los responsables de que hace años la gente ya se muriera de hambre?

Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver... luego están los que ven lo bonito que está su salón pero nunca se preocupan sobre que cimientos esta construida su casa.

Me gusta
7 Anonimo
Anonimo
20 de junio de 2008 (16:36)

Estoy en total desacuerdo con la mayoría de las cosas que se dicen en este comentario.Explico el porque de mi desacuerdo:

1. La riqueza se redistribuye: Pienso que es tremenda y radicalmente equivocada esta visión, la riqueza no se redistribuye, se crea.
La riqueza se crea de la nada, el valor útil de una cosa puede ser un día de cero euros (petroleo) y al día siguiente de miles de millones de euros (creación motor explosión que usa ese petroleo) partiendo simplemente de una idea se ha creado valor útil que se ha tenido que representar en moneda corriente (aumento del dinero en circulación que avala ese valor en ese valor dinerario justamente)incluso voy mas lejos, para crear riqueza solo es necesario una idea UTIL sin apoyo de algo físico (clases ingles, servicio camareros, windows xp) por la cual se generara un valor equivalente en dinero.

2.Rico es huesped y pobre parasito: Sale de la idea anterior y es el guante del comunismo dado la vuelta, en el comunismo el rico es el parasito del pueblo y el pobre el que crea. MAL MAL MAL dando la vuelta a ideas equivocadas de base solo se van a crear mas injusticias. Lo que hay que preguntarse es el porque el rico es rico y el pobre es pobre DE MANERA GENERAL ( ya sabemos que hay pobrezas y riquezas por injusticias varias). Solo así se puede saber que hacer para salir de la pobreza.

Esto ya esta mas que analizado y la riqueza de FORMA GENERAL viene de servir a los demas, si tu tienes ideas que sirvan a los demas te haras rico. Salvo en lugares donde el estado tenga el monopolio sobre la voluntad. A estado con menos monopolio sobre la voluntad del individuo mas riqueza.
Hasta hoy no hay ninguno.

Un saludo.

Me gusta
8 Anonimo
Anonimo
21 de junio de 2008 (03:26)

Jamas habia pensado en ello, pero tiene sentido, lo peor es que los nuevos ricos, posiblemente gasten el dinero de su riqueza en pagar terroristas, para redistribuir el mundo como a ellos les convenga con el miedo y el terror.

Aquello de '' otro vendra que bueno me hara '' se podria cumplir aqui.

Claro que nos hemos quejado tanto de la prepotencia americana que puede llegar el dia que nos acordemos lo bien que viviamos cuando ellos dominaban el mundo, y cometian algun error que otro.

Lector abochornado .... rojo si, falso tambien, o quizas algo peor. Entiendo que puedas no estar de acuerdo, pero y tus argumentos, donde estan tus argumentos.
Te gustaba el blog, este post no te gusta y no te gustaba el blog o algo parecido ... yo no te entiendo y tu? te entiendes tu? Sinceramente creo que no.

Saludos.

Me gusta
9 Gurús Mundi
21 de junio de 2008 (14:27)

Lector Abochornado, siento haber herido tu sensibilidad social. Los lectores que nos siguen y conocen, saben que nuestra idiosincrasia se aparta mucho de la imagen que pareces tener de nosotros. Me parece muy acertado el anónimo que te advierte que "no son gigantes sino molinos de viento", y creo sinceramente que ves enemigos de tu noble causa donde no los hay. En fin, ante la libertad de escribir, supongo que también está la libertad de interpretar. Hasta siempre Lector Abochornado.

ManuelMad, es evidente que hay muchos ricos nuevos que disfrutan de los lujos que proporcionan sus fortunas, afortunadamente. Pero recordemos que los hay que anteponen sus ideales a sus caprichos terrenales, por ejemplo el mismísmo multimillonario Bin Laden. No digo que en la actualidad ya se dé este fenómeno, sólo lanzo la reflexión al aire de que quizás alguno de los nuevos mega-ricos que se están creando día tras día pueda no seguir el patrón de redistribución tradicional.

Anónimo 3, es obvio que la riqueza se crea (con el permiso de la bolsa), lo que quiero decir es que una vez creada, cada porción de riqueza puede sufrir su destrucción o, en la mayoría de casos, su redistribución. De eso hablamos y no de riqueza y pobreza en este artículo. Ese tema da para infinidad de escritos y discusiones, pero no me refiero a ello. Además la comparación huésped y parásito me parece la metáfora más explícita, sólo cuando la relación se aleja del concepto win-win.

Gracias a todos por vustras opiniones. Y a los anónimos os recuerdo que sería más práctico que deis cualquier nombre al final, para poder responder a cada pseudónimo.

Salud y €.

Me gusta
10 Anonimo
Anonimo
22 de junio de 2008 (13:12)

Que tal

Bueno sigo este Blog desde hace poco, y me parece que contiene material muy interesante, aunque nunca había decidido escribir nada.

El artículo me parece un tanto pragmático, y discrepo en algunos puntos, aunque hay otros que suscribo totalmente.

Respecto al inicio del post, creo que contiene una especie de aliento o fomento del espíritu emprendedor, y una crítica a la ausencia de riesgo o acomodamiento de una gran parte de la población de clase baja-media : aunque tal como está expuesto es comprensible que pueda herir sensibilidades.

En cuanto al nuevo "Monopoly Global" creado, y sus diferencias respecto al de décadas anteriores, no considero que finalmente todo concluya en demasiados cambios, porqué las nuevas "etnias ricas" terminarán por cometer los mismos errores o aciertos que sus predecesores: creo que es el orden natural de las cosas, pues tendrán sus crisis, sus recesiones, y realizarán sus donaciones... aunque cambiará el color de la piel de todo ello, pero nada más.

un saludo.

Me gusta
11 Anonimo
Anonimo
23 de junio de 2008 (23:54)

Vaya, parece que mis comentarios han suscitado bastantes opiniones en contra, opiniones que por supuesto son bien recibidas aunque me gustaría puntualizar algunas cosas que se han dicho. Iré por partes:

* Uno de los anónimos ha dicho:

Lector abochornado .... rojo si, falso tambien, o quizas algo peor. Entiendo que puedas no estar de acuerdo, pero y tus argumentos, donde estan tus argumentos.
Te gustaba el blog, este post no te gusta y no te gustaba el blog o algo parecido ... yo no te entiendo y tu? te entiendes tu? Sinceramente creo que no.


¿Rojo? En mi primer comentario ya vaticiné que se me iba a llamar esto. ¿Falso? ¿Por? Simplemente he mostrado mi opinión, contraria a la mayoría de los comentaristas del foro pero una opinión al fin y al cabo. ¿Argumentos? Repito, solo mostré mi opinión, no he pretendido en ningún momento extenderme con argumentaciones, pero al fin y al cabo tú has hecho lo mismo ;) Y para la última frase relee mi primer comentario por favor:

Hasta la fecha al leer muchos de los posts del blog simplemente no estaba de acuerdo, veo las cosas distintas. Pero seguía manteniendo el blog pues pese a ello podía sacar muchas ideas interesantes.

Insisto, aunque no esté de acuerdo con muchas de las cosas que aquí se dicen considero que las opiniones de otras personas siempre me pueden aportar. Siento que tú menosprecies a quienes piensan distinto a ti hasta el punto de no escuchar o no tener en cuenta sus opiniones, pero ten en cuenta que con esa actitud el único que pierde eres tú mismo.

* Gurús Mundi, gracias por no censurar mi segundo comentario, ha sido una sorpresa agradable. Solo me gustaría que quedase claro que en ningún momento ha sido mi intención la de atacar el blog. Cierto que en un primer momento se me calentó un poco la boca (los dedos más bien), pero lo único que pretendía era mostrar una opinión contraria a la del blog y la mayoritaria de la sociedad en la que nos ha tocado vivir.

Y ya para acabar (¿alguien habrá llegado hasta aquí? :P) solo me gustaría dejar constancia de que algunos no creemos en aquello de la suma positiva, del win-win y ese tipo de teorías. Personalmente creo se basan en una visión sesgada de la realidad y que como han servido para hacer aún más "bonita" la parte "bonita" de la foto pues han sido aceptadas y aplaudidas.

A quien haya llegado gracias por su atención.

Me gusta
12 Gurús Mundi
24 de junio de 2008 (10:03)

Lector Abochornado, la discrepancia es el alma de los comentarios. ¡Qué aburrido sería todo sin opiniones como la tuya y tantas otras! En toda la historia de este blog, con más de 150 artículos publicados y casi un millar de comentarios sólo hemos tenido que eliminar tres o cuatro comentarios por su tono ofensivo. Hay ciertas cosas que no se deben permitir publicar por pura higiene. Pero la discreoancia siempre será bienvenida, por supuesto.

Lo dicho, fíjate bien, a ver si al final van a resultar molinos de viento ;)

Hasta siempre.

Salud y €.

Me gusta
13 Anonimo
Anonimo
14 de julio de 2008 (09:50)

Mi mail es jos-varg@uniandes.edu.co, mi nombre José Francisco por eso de que no anonimato. y mi opinion es creer que occidente ha tenido "tradicionalmente" la riqueza, es ver gigantes donde los molinos de viento reales, es que debes empezar por definir lo que significa tradición en este contexto. Primero, occidente no ha sido poseedor "tradicional" de la riqueza, para que argumenten, y mas que un argumento se denota un temor, que puede ser "extraño", por no decir peligroso o inapropiado, que la riqueza pase a manos de "terroristas" o en palabras suaves y sin animo de hacer debate por esto, otros "no occidentales". Segundo, deben preguntarse que significa para ustedes el termino "redistribución", ademas de la analogía de "huesped y parasito", pues bien, en mi opinion (seguramente cuestionada por la mayoria de los presentes), es que estos son los gigantes, y que los molinos de viento son: la "redistribución de la riqueza de occidente", no es equitativa, mas bien son migajas que se dejan a las palomas en el mejor de los casos, ¿ejemplos?. muchos, porque non empezar por la "redistribución" de la riqueza de america precolombina que 500 años despues se crimizaliza a los inmigrantes latinos y se les mira como los pobres que roban el trabajo a los españoles, ¿acaso occidente no robo mucho mas que eso? y me pregunto que ha redistribuido, en mi opinión, parasitos los occidentales, que si bien no cuestiono que tenemos derecho al producto de nuestro trabajo y de nuestras ideas, no estamos en condiciones de hablar de redistribución teniendo en cuenta lo que consumimos comparado con lo que "supestamente redistribuimos". Migajas. Para terminar, respecto a ese miedo de perdida del manejo de la "redistribución", acaso un arabe "tradicionalmente" ¿redistribuye menos?, no es mas bien un miedo a perder parte de la tajada y terminar recibiendo migajas de los "terroristas" y de la riqueza en manos de gente "de simplemente otro color", no he leido post mas xenofóbico escondido (y bien acusenme de lo que quieran en este punto, dejo mi mail), en realidad occidente se pinta un cuadro bello que solo occidente esta en posición de creerselo, solo basta darse una vuelta por el mundo para ver de primera mano la "redistribución", es mejor que tengamos cuidado no sea que por "tradición" los moros nos tomen 700 años, nos roben nuestra tradicional riqueza y "por tradición" "no occidental", no nos redistribuyan ni las migajas. Por favor a gurús mundi, no borren mi comentario y pueden comentar o destruir lo que dije, no soy rojo ni nada parecido, solo no me gusto eso de "pongamos que el rico es el huesped y el pobre el parasito" y eso de "cuidado occidente que nos quitan nuestra tradicional y primogenia riqueza" ademas de "merecida e inmutable que nos pertenece por siempre y que seria muy extraño que alguien de distinto color haga con ello lo que nosotros de buena gana, a conciencia y tradicionalmente hemos hecho por el bien de la humanidad", la verdad, preocupante ver estas perspectivas de cajas de cristal, cuidado y una tradicion distinta os la rompe. ¿Que será de nosotros si la riqueza cae en manos de personas con unos valores distintos a los nuestros? muy buena la satira. perdon por la extensión y por último ¿cual riqueza?

Me gusta
14 Gurús Mundi
14 de julio de 2008 (15:23)

Jose Francisco, creo que tú y algún otro lector os habéis ofuscado con la altisonancia de las palabras "huésped y parásito" sin comprender el razonamiento de la metáfora:

"consideraremos (justamente o no) que el rico es el huésped y el pobre el parásito cuando no se trate de una relación Win-Win." Sólo cuando NO se trate de una relación win-win. Y la mayoría lo son. ¿Lo comprendes ahora?

Por riqueza, entiendo en este artículo, el dinero. Y que las culturas no occidentales no gasten dicha riqueza como se venía haciendo, no significa que sean peores personas. Quizás sean más altruistas de lo que han sido históricamente los ricos de occidente, que por otro lado no son ejemplo de casi nada. Sino que significa que quizás gasten de otra forma su dinero. Y en ese gasto está implícita la mayor o menor redistribución. Y cuando hablo de millonarios árabes, no pienso en terroristas, afortunadamente, sino en musulmanes no integristas que no van a gastar sus fortunas de la misma forma como lo han hecho los ricos occidentales. Además de ser mucho más ricos que los ricos tradicionales del siglo pasado (occidentales) probablemente redistribuyan, es decir gasten, menos, acaparando así cantidades de riqueza que no generarán más riqueza entre los menos ricos. Ese es el posible problema al que me refiero. Espero haberme explicado mejor.

Para acabar te diré que el expolio post-colombino fue exhaustivo y sangriento. Occidente, efectivamente robó todo lo que pudo, pero no estamos hablando de eso, ni tampoco estamos en desacuerdo.

Si mi artículo te parece xenófobo, te aseguro que ahí sí que ves gigantes donde sólo hay molinos. Nada más lejos, y los que me conocen mínimamente lo saben.

Salud y €.

Me gusta
15 Anonimo
Anonimo
14 de julio de 2008 (15:51)

Si ahora resulta que en la historia de occidente no ha habido pobreza,seré un inculto, pero para mí que, por ejemplo, en la España Imperial de Felipe II había hambrientos y que yo sepa nadie iba dando el oro de las américas por la calle. Será que en Sur América la obesidad morbida está generalizada por esa redistribución de la riqueza. Vaya diarrea mental...

Me gusta
16 Anonimo
Anonimo
29 de julio de 2008 (03:00)

Madre mía, que aquí la gente no se entera de nada.

A ver, yo tengo 100 millones de dolares y soy un nuevo rico. ¿Qué hago?
1. Los meto debajo del colchón
2. Los invierto en crear una empresa

con el 1 no genero riqueza no doy puestos de trabajo , es decir no lo comparto.
con el 2 genero 100 puestos de empleo, bueno , pues estoy redistribuyendo la riqueza dando oportunidad a mis empleados.

Si con eso gano otros 200 los vuelvo a invertir, más puestos de trabajo, mas producción y la economía rueda.

Huesped y parásito porque el trabajador entre comillas parásito se aprovecha de que el huesped ha creado la empresa para progresar él.

¿Es tan difícil de pillar? Los occidentales hasta la fecha eran de tipo 2, seguramente los japoneses también.

¿Son los ricos del petrodólar del tipo 1 o del tipo 2?

Ejemplo claro y sencillo. Hay más formas de gastar el dinero que creando una empresa por lo cuál hay más variantes.

¿Gurús ese ejemplo vale para que la gente lo pille? ¿O es que yo tampoco he pillado nada? jaja, que a veces pasa....

Jaime

Me gusta
17 Anonimo
Anonimo
29 de julio de 2008 (03:05)

Además del ejemplo de la creación de la empresa ponemos otros:

1. De los 200 que ha ganado igual reinvierte 50 en esa empresa u otra generando riqueza para el resto. De los otros 150, 50 van a parar a una ONG (redistribución de riqueza) y los otros 100 se los funde en vacaciones en la playa un peazo ferrari y un anillo de 28.000 kilates. Esos gastos provocan que alguien tenga que hacer el ferrari, que alguien le limpie la habitación del hotel, que alguien le moldee el anillo, que alguien saque el diamante de la mina, que alguien le venda el coche en el concesionario, etc etc etc...

Jaja es que yo soy más burro y más plano haciendo posts... directo!!!

Jaime

Me gusta
18 Anonimo
Anonimo
03 de agosto de 2008 (20:47)

Un saludo cordial a los dos amigos responsables de este llamativo blog y a todos los "bloggistas" que en él concurren. Soy un principiante en esto de los blogs; espero no ser pesado y dar a las teclas correctas.

Veo que hay 4 opciones para elegir una identidad, pero no sé cómo darme de alta con un nombre. Hasta que lo averigüe, os podéis dirigir a mí, si queréis, como "Tertuliano aprendiz".

Me interesan mucho los temas que tratan. No soy un experto, así que pido disculpas si cometo imprecisiones, divago o digo cosas que les parezcan inconvenientes o demasiado categóricas; en realidad sólo deseo participar con ánimo tolerante para compartir opinión y aprender.

Pienso que el Monopoly acabará en bancarrota irremisiblemente (la banca quedará liquidada) porque en este mundo, ni occidentales ni orientales devolvemos riqueza a esa banca, sino que, en realidad, se la quitamos continuamente. No es ya cuestión de que la redistribuyamos mal o bien, que tampoco lo hacemos (en realidad, la mano invisible de Adam Smith no reparte siempre bien), sino que por manejar un concepto de riqueza que no considero acertado, estamos conduciendo al colapso del sistema económico global.

Para mí, la riqueza de la banca no es exactamente el dinero ni los activos, como dice Gurú Mundi. El dinero es una convención humana; la riqueza procede de La Tierra, sin la cual no habría bienes ni servicios, ni finanzas, ni especie humana siquiera.

Empecemos el razonamiento en términos energéticos: el mundo no se mueve por el dinero; no es un combustible. Aparte de la mano de obra, los cerebros emprendedores y la regulación de los Estados, al mundo quien lo mueve realmente es la energía, que es un recurso natural del que la mayor parte procede de combustibles fósiles, los cuales, como todo recurso no renovable, se agotan, y lo están haciendo antes de que los sepamos sustituir a tiempo. Y esto no es por los especuladores, la OPEP, la crisis crediticia o los estallidos de burbujas inmobiliarias; es que la actual crisis es también una crisis de recursos porque se están consumiendo antes de que el mercado pueda poner más a disposición. Y eso que éste no es aún el fin. Todavía hay capacidad y tecnología para "ordeñar" más tiempo los esquilmados recursos y reconstruir los eslabones rotos de la economía en la actual crisis; el fin del mundo (como lo conocemos hoy) vendrá cuando por fin superemos o agotemos las fuentes de recursos y los sumideros para depurar nuestros residuos y emisiones, es decir, liquidemos los recursos y los procesos ecológicos esenciales. Y eso tiene que ocurrir por fuerza ya que nuestro crecimiento (de la población y de su demanda de recursos para el consumo) es exponencial, es decir, desbocado. Nada finito puede resistir un consumo exponencial de este tipo. No digo nada nuevo; es un argumento muy discutido desde la economía ambiental y ya lo decía Malthus, al que no paran de aparecer quienes le quieren enmendar la plana.

Para acabar de precisar algo sobre el concepto de riqueza, el segundo razonamiento que aporto es que la riqueza que puede suponer el dinero va saliéndose cada vez más de la realidad y entrando en una peligrosa virtualidad. Veamos un ejemplo que alguna vez leí: si del producto de mi trabajo pongo 100 euros en el banco, y este inmoviliza el obligatorio fondo de reserva o de garantía que marca la ley (pongamos 20 euros), moverá los otros 80 prestándolos o invirtiéndolos, de modo que ya no hay 100, sino 180 euros circulando. 80, pues, son virtuales y en esta situación pueden pasar varias cosas. Si los 80 euros se prestan a empresarios emprendedores y éstos crean bienes, servicios y empleo, respetando el medio ambiente que los sustenta, entonces se crea riqueza y se puede mantener la liquidez y rentabilidad financieras al devolver los préstamos. Pero si lo que se hace es de nuevo represtar lo prestado por el banco, reinvertir a base de lo invertido para multiplicar simplemente dinero y activos financieros y convertir a la economía en un casino de juego con unos altos riesgos, lo que hacemos es producir poca riqueza en bienes, servicios y medio ambiente, y sí crear burbujas de bienes virtuales que pueden estallar (las puntocom, las inmobiliarias, el fondo LTCM, p. ej). Es decir, los únicos euros reales eran 100 y ahora se pueden haber convertido en 1.000 artificialmente, comprando y vendiendo sólo dinero, valorando las cosas más de lo que valen realmente, usando mal las leyes de la economía, como las de la oferta y la demanda. Por tanto ¿cuánto de ese dinero es riqueza real y beneficiosa para el mundo? ¿no será ésta una verdadera forma de parasitismo y no la que propone el artículo que comentamos?

Así que, volviendo al principio, no sólo algún oriental o árabe derrochador liquidará mal su riqueza (en realidad, creo que muchos son muy listos, como en Dubai, donde se están reconvirtiendo al ver que se les acaba el petróleo, u otros, que están invirtiendo decididamente en Occidente); somos todos los humanos los que, creyendo riqueza lo que no es, estamos liquidando la verdadera, sin haber conseguido ni siquiera desterrar el hambre y la miseria de buena parte del mundo, a pesar de que la globalización las haya disminuido.

Bueno, perdón por haberme extendido en mi primera intervención. No comencé muy bien, pues. Intentaré mejorar aprendiendo a resumir; lo prometo.

En otras intervenciones me gustaría hablar sobre dos cosas:

1) El polémico modelo huésped-parásito. El artículo comentado parece hablar de ricos altruistas a los que no importa beneficiar a “parásitos”. Creo que no es adecuada la comparación por razones obvias. Creo entender lo que dice Guru Mundi, pero no veo acertado ni necesario introducir el término parásito, aunque sólo sea para casos ajenos a Win-win, ni para enlazarlo con el peligro del uso de la riqueza por los nuevos ricos. Es vital que haya empresarios emprendedores, que creen riqueza, empleo y contribuyan al estado de bienestar y es lícito que se hagan ricos, pero necesitan entrar en "simbiosis" -y no parasitismo- con "pobres", que les proporcionan la mano de obra y son consumidores de sus productos, de modo que cada parte aporta algo a la otra. Los vagos y parásitos, sean trabajadores o empresarios, sólo pueden existir si el modelo de Estado los permite. Los empresarios no están tan indefensos y, desde luego, los echan de su empresa.

2) El Estado tampoco debería permitir hacerse a nadie infinitamente rico, ni que aparezcan monopolios y superempresas con un poder superior al que dan las urnas a los Estados, aunque luego brinden algunas ayudas a las ONG y demás, pero esto es ya otro complejo tema para analizar en otra ocasión, tal vez cuando hablemos de modelos keynesianos y neoliberales.

Saludos cordiales.

Me gusta



Gurús Mundi

Gurús Mundi

Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas




Twitter
RSS
e-Mail
Facebook







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.