Análisis cogninvestivo
Aplicación del conocimiento que proporciona el análisis fundamental con vistas a la inversión inteligente

La "Super Empresa" S&P 500 y la importancia del largo plazo en bolsa

19
Publicado por Yasunao el 13 de marzo de 2012

En el pasado artículo defendimos que el conjunto de la bolsa americana es actualmente una opción atractiva para el inversor, tanto por contar con gran valor respecto a los bonos, como por haber ya purgado sus excesos. Es “un tren” que, de subirnos a él ahora mismo, sería capaz de proporcionarnos en torno al 9% nominal compuesto antes de impuestos, más que suficiente para batir a la inflación y con ello mantener nuestro poder adquisitivo. Sin embargo, mucha gente todavía ve la bolsa como un activo “con gran riesgo”. La clave para sobreponerse a este temor está en pensar a largo plazo, y no apostar por compañías concretas a menos que se tengan muy buenas razones para ello.

Es cierto que las cotizaciones de las compañías en el mercado son volátiles, y que a pesar de lo “barata” que pueda estar la bolsa, es posible “perder” mucho dinero en un plazo muy corto (pues recordemos que a corto plazo el mercado es una “máquina de votar”). También es cierto que, después de periodos de gran irracionalidad, la bolsa puede acabar ofreciendo rentabilidades mediocres incluso pasados 10 años (como en la última “década perdida”). Pero a más largo plazo, todas estas oscilaciones son irrelevantes, independientemente de lo mucho o poco que se haya acertado con el momento de entrada.

Para entender por qué el índice S&P 500 es una excelente inversión a largo plazo, parémonos a pensar en lo que subyace al mismo. Las 500 mayores compañías americanas por capitalización, de manera agregada, funcionan en la práctica como una “súper empresa”, casi imposible de tumbar pase lo que pase. De vez en cuando alguna catástrofe natural, atentado terrorista o crisis financiera puede conseguir acabar con una o varias de estas 500 compañías, pero a nivel agregado, estos sucesos no supondrán más que un rasguño del que el conglomerado siempre terminará recuperándose. Ninguno de los miembros de este selecto club durará eternamente, pero los fallecidos o engullidos dejarán paso a las nuevas potencias bursátiles. Esta “empresa” funciona tan bien y es tan rentable, que la gran mayoría de los gestores no son capaces, a largo plazo, de encontrar inversiones alternativas que la superen.

Como toda “súper” empresa que se precie, el conjunto de estas 500 compañías obtiene beneficios que aumentan con el tiempo a una tasa saludable, y reparte cada vez más dividendos. Recordando a Buffett, precisamente por estos dividendos --dinero en efectivo creciente con el que podemos contar desde ahora hasta “el día del juicio final”-- es por lo que este índice realmente tiene un considerable “valor intrínseco”. No es posible decir esto de cualquier compañía. Para analizar qué ha ocurrido con estos beneficios y dividendos en los últimos 50 años, hemos utilizado la tabla que Aswath Damodaran (una eminencia en materia de valoración que no os seguirá en twitter) alberga en su web. Es sorprendente la cantidad de información útil y de conclusiones que pueden sacarse de esta simple tabla.

En la Figura 1 representamos los beneficios conseguidos por el conjunto de estas empresas a lo largo del tiempo. Recordando que, en escala logarítmica el interés compuesto se acumula de manera lineal, comprobamos que en este periodo han crecido aproximadamente al 6,8% nominal anual. Los beneficios “oscilan” alrededor de esta tendencia lineal subyacente, ya que hay años mejores y años peores. Pero es muy interesante utilizar esta tendencia a modo de “beneficios normalizados” en lugar de los propios beneficios observados, para no caer en la tentación de pensar que los años de resultados excelentes o pésimos son la excepción y no la norma. Hacer esto nos hará más inmunes a la euforia y al miedo, y nos permitirá evaluar mejor el valor de las cosas.


Figura 1. Beneficios S&P 500 en escala logarítmica


En la Figura 2 recojo los dividendos repartidos. A muy largo plazo, los dividendos tenderán a crecer a la misma tasa que los beneficios, aunque en los últimos 50 años vemos que la proporción de beneficios que se reparten (o “payout” ratio), ha disminuido. Los beneficios no repartidos (es decir, retenidos), son utilizados por nuestra “súper empresa” para realizar recompras de acciones, reducir deuda o hacer inversiones para crecer. Ello es precisamente lo que permite que los beneficios puedan aumentar con el tiempo.


Figura 2. Dividendos S&P 500 en escala logarítmica y “payout ratio”


Cabe destacar que nuestra empresa en todos estos años no ha tenido un sólo año de pérdidas, nunca ha dejado de repartir dividendos, y tanto beneficios como dividendos han crecido de manera muy regular. Todas éstas son características que precisamente Benjamin Graham buscaba en las empresas susceptibles de merecer su atención.

Una vez analizados los beneficios, verdadero “motor” que determina el valor que se esconde detrás del índice, es hora de ponerlos en relación con el precio (para ser fieles a nuestra ya habitual cita con Walter Schloss, recordemos hoy su regla número 1). Dividiendo el precio al que cotiza el índice cada año por los beneficios generados correspondientes, obtenemos el conocido Price/Earnings o P/E ratio (o simplemente, PER). En la Figura 3 lo representamos, utilizando tanto beneficios normalizados como sin normalizar.


Figura 3. P/E ratio S&P 500


Cabe destacar que el P/E, al igual que los beneficios, también oscila como un péndulo en torno a un punto de equilibrio (el PER normalizado en estos últimos 50 años ha rondado 16 veces; a más largo plazo se aproxima a 15 veces, correspondiente a un "earnings yield", cantidad de beneficios obtenidos en un año con respecto al dinero pagado, de 6,6%). Pero si bien los beneficios oscilan debido a los ciclos de la “economía real”, el PER varía en base a los ciclos del “miedo y la euforia”. Queda patente también aquí la “exhuberancia irracional” de finales de los 90, cuando el índice llegó a cotizar a los mayores múltiplos (o menores earnings yields) de su historia. Y queda también claro que, tras una larga década de “corrección”, los múltiplos se encuentran de nuevo a niveles que parecen razonables.

Pero las más interesantes conclusiones las sacamos al estudiar la rentabilidad que habrían obtenido los inversores que hubiesen participado en el mercado a lo largo de estos 50 años, en función de su horizonte temporal.

Para ello, consideramos el resultado obtenido en el caso de decidir empezar a invertir en cualquier año de este periodo, si la inversión se hubiese mantenido 1, 10 o 30 años (asumiendo que los dividendos generados se reinvierten, y calculando la rentabilidad antes de impuestos, al igual que hace Buffett en su famosa tabla. En artículos posteriores analizaremos el efecto de la fiscalidad).

La Figura 4 representa la rentabilidad obtenida si la inversión hubiese durado únicamente un año. Como habíamos anticipado al principio del artículo, lo “barata” o “cara” que esté la bolsa (en términos de PER normalizado), no influye en absoluto en el resultado esperable a un año vista. Las rentabilidades obtenidas son pura lotería. Es difícil acertar en “el juego de votar".

 

Figura 4. TIR a 1 año frente a P/E de entrada (E “normalizados”)


La Figura 5, con periodos de inversión de 10 años de duración, muestran un resultado totalmente diferente. En este caso, la rentabilidad anual compuesta obtenida (TIR de la inversión) tiene ya mucha mayor relación con el múltiplo de beneficios pagado a la entrada: quien hubiese tenido la suerte de poder invertir a PER normalizado bajo (menor que 12) y hubiese esperado 10 años, habría ganado en todos los casos entre un 10% y un 20% anual compuesto. Pero quien invirtiese a PER muy alto, como tras la burbuja tecnológica, habría obtenido un resultado muy pobre pasados 10 años. Esto explica por qué la bolsa se ha comportado de manera tan mediocre en la última década, incluso reinvirtiendo los dividendos. Simplemente, se había "pasado de frenada".


Figura 5. TIR a 10 años frente a P/E de entrada (E “normalizados”)


Finalmente, en la Figura 6 recogemos lo que ha ocurrido en este periodo para inversiones mantenidas 30 años. En este caso, todos los dividendos obtenidos y reinvertidos a lo largo de 30 años superan con creces el importe de la inversión inicial, “suavizando” o “promediando” el múltiplo de beneficios pagado, y haciendo que el P/E de entrada sea irrelevante. El P/E de salida también es de poca importancia, pues a la hora de calcular la rentabilidad a muy largo plazo de una inversión, da prácticamente igual que se haya conseguido finalmente una cantidad X de dinero, o un 50% de X. Lo único que determina la rentabilidad final a muy largo plazo es la rentabilidad anual compuesta de las empresas subyacentes: el incremento anual de beneficios (en este periodo en torno al 7%), y la rentabilidad por dividendo (aproximadamente un 3%) para dar sobre un 10% anual independientemente del año concreto de entrada.


Figura 6. TIR a 30 años frente a P/E de entrada (E “normalizados”)


Esta última apreciación la ilustraremos mejor con otra gráfica (Figura 7), que simula lo que ocurriría si se entrase en el S&P500 a un múltiplo alto (como el de 1998) o a un múltiplo bajo (como el de 2008), según pasa el tiempo, en función del P/E que exista en el momento de salir. Asumimos para ello que todos los dividendos se reinvierten a PER 15 (que será probablemente lo que termine ocurriendo en media), que los beneficios de las empresas del índice continuarán creciendo a la misma tasa que en los últimos 50 años (no parece una una hipótesis descabellada, teniendo en cuenta que hablamos de multinacionales que se benefician del crecimiento mundial), y que el payout que se mantendrá es aproximadamente igual al actual. Observamos de nuevo que participando a corto plazo nuestra rentabilidad dependerá en gran medida del miedo o euforia del momento, pero invirtiendo a largo plazo la rentabilidad a esperar es relativamente predecible. Lo afortunado que se sea con el momento de entrada y salida puede influir en cierta medida en el resultado a 10 años vista, pero a más largo plazo, es totalmente secundario.


Figura 7. TIR conseguida según duración de la inversión, para diferentes PER de salida


Por tanto, queda claro que invertir en el S&P 500 a corto plazo es arriesgado. Pero a largo plazo, es difícil encontrar activos más seguros y con mejor capacidad de mantener el poder adquisitivo del inversor. En este caso pasar el “test de Buffett”, respondiendo “cuántos pájaros vas a conseguir, y como estás de seguro” no es demasiado complicado. Responder a esta pregunta con empresas concretas es mucho más difícil. Quien sepa responderla bien podrá obtener grandes recompensas, pero quien se equivoque en su razonamiento puede acabar arruinado. Por ello, y como adelantamos al principio de este artículo, se han de tener realmente muy buenas razones para ignorar esta “súper empresa” en favor de alternativas concretas.

---

Mi twitter: @javidieguez

Artículos relacionados con "La "Super Empresa" S&P 500 y la importancia del largo plazo en bolsa"

Etiquetas: SP500 · largo plazo



Añadir comentario
19
Comentarios
2 Scoralstom
13 de marzo de 2012 (11:59)

Hacerse rico poco a poco no motiva y es la unica manera de conseguirlo.
s2

Me gusta (2)
3 Mzb1978
13 de marzo de 2012 (12:29)

Es exactamente lo que dijo warren buffet de comprar el sp&500 y olvidarse a larguisimo plazo...
Saludos

Me gusta
4 Yasunao
Yasunao  en respuesta a  Mzb1978
13 de marzo de 2012 (14:20)

Efectivamente:

http://www.fourhourworkweek.com/blog/2008/06/11/061108-picking-warren-buffetts-brain-notes-from-a-novice/

“If you were 30 years old and had no dependents but a full-time job that precluded full-time investing, how would you invest your first million dollars, assuming that you can cover 18 months of expenses with other savings? Thank you in advance for being as specific as possible with asset classes and allocation percentage.”

Buffett let out a small laugh and began. “I’d put it all in a low-cost index fund that tracks the S&P 500 and get back to work…”

Me gusta
5 estevico
13 de marzo de 2012 (15:25)

Interesante artículo, gracias por tu trabajo.

¿Hay algún producto que permita invertir a largo plazo en el S&p 500 y beneficiarte de su crecimiento y dividendos?

Gracias y saludos

Me gusta
6 Magallanes72
Magallanes72  en respuesta a  estevico
13 de marzo de 2012 (20:00)

Puedes invertir en ETF

Entre los que replican el S&P500 el ETF el más famoso es el SPY, tiene un patrimonio de 74 millones de dólares, y replica fielmente el índice de las 500 empresas del mercado americano. Reparte dividendos cuatro veces al año. Es un ETF físico, es decir, replicado por acciones en un 99,68% lo que la da un gran margen de seguridad.

Me gusta
7 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  estevico
13 de marzo de 2012 (21:21)

Yo recomendaría el SPYG que también es un ETF como el que menciona Magallanes72, pero con la diferencia que reinvierte dividendos y ganancias.

saludos

PD.: Se me han cruzado los cables, favor de leer mis siguientes comentarios para aclaración.


Me gusta
8 Mzb1978
Mzb1978  en respuesta a  Gfierro
13 de marzo de 2012 (21:58)

Los dividendos segun tengo entendido no llegan ni al 2%....
Saludos

Me gusta
9 Mzb1978
Mzb1978  en respuesta a  Magallanes72
13 de marzo de 2012 (22:02)

Mas facil uno de los 2 etfs que cotizan en bolsa española de dbx-trackers o lyxor, digo yo vamos....
Saludos

Me gusta
10 Yasunao
Yasunao  en respuesta a  Mzb1978
13 de marzo de 2012 (22:04)

Si miras la tabla de Damodaran que cito en el articulo tienes los dividend yields de los ultimos 50 años. Ahora mismo son bajos porque el payout tambien es excepcionalmente bajo (las compañías han sido cautas tras la crisis financiera para reforzar sus balances).

A estos niveles de PER, con un payout algo más normalizado, cabe esperar dividendos algo mas arriba del 2% (tal vez no 3%, pero cerca)

Me gusta
11 Scoralstom
Scoralstom  en respuesta a  Gfierro
13 de marzo de 2012 (22:25)

¿SPDR S&P 500 Growth ETF (SPYG)?

Me gusta
13 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Mzb1978
13 de marzo de 2012 (22:32)

Perdón, me he confundido. El SPYG sí reinverte dividendos si uno desea pero su canasta esta compuesta por empresas growth sobre el indice. He confundido porque precisamente estoy haciendo una tabla de la reinversión de dividendos y capital del SP500 y me he liado.

Para una estrategia Income basada en dividendos existen los ETF high dividend yield Como FGD con 4.83% o con mas riesgo podría ser BZF con 27%.

Saludos

Me gusta
14 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Scoralstom
13 de marzo de 2012 (22:37)

Que memo soy. Me he confundido. Todo por hacer varias cosas al mismo tiempo. El SPYG es una selección de empresas growth dentro del SP500. Ando haciendo una tabla de retornos acumulados del SP500 y otros indicies (reinviertiendo dividendos y capital) y los cables se me han cruzado. jeje

Espero haber aclarado mi error.

Saludos

Me gusta
15 Scoralstom
Scoralstom  en respuesta a  Gfierro
13 de marzo de 2012 (22:39)

Hace tiempo que no lo miro pero en su dia entendi que alli es obligatorio la distribucion, si no como cobran impuestos,jeje.
s2

Me gusta
16 Scoralstom
Scoralstom  en respuesta a  Gfierro
13 de marzo de 2012 (22:39)

Cuando pilles uno de acumulacion, fisico y de alli, avisa.
s2

Me gusta
17 Velasqvs
13 de marzo de 2012 (22:42)

En cuanto comencé a leer tu post me vino a la cabeza el de The Rebuzner de enero de 2007, La imbatibilidad del S&P 500, que tengo entre mis contenidos guardados. En él trataba el índice no como una superempresa sino como un fondo aunque las conclusiones son similares.

Gracias y un saludo.

Me gusta
18 Gfierro
Gfierro  en respuesta a  Scoralstom
13 de marzo de 2012 (23:21)

Sí, me confundí. Estoy haciendo un histórico de reinversión de capital y dividendos para varios indices, para ver en cual conviene mas la reinversión e ir acumulando. Hasta ahora solo he hecho el SP500, DOW, Russell 2000, IBEX y DAX, y el Russell va ganando por bastante, claro en 2nd place va el SP500, nada nuevo jeje

No existe ningún ETF que yo conozca de acumulación, pero investigaré.

Saludos y gracias por sacarme de mi letargo y evitar un mal entendido.

Me gusta (1)
19 estevico
14 de marzo de 2012 (09:34)

Hola a todos.

Perdonad mi ignorancia y es que no me acabo de aclarar. A ver si alguien puede ayudar:

1.- Según entiendo hay ETFs que duplican el S&P, por lo que invertir en ellos es como invertir en el S&P.

2.- Lo interesante o seguro debería ser un ETFs que duplicara realmente el índice, es decir, que tuviera realmente las acciones en la proporción del índice.

3.- ¿Hay algún ETF que reparte dividendos y otros que los reinvierten? ¿Cuales son?

4.- Y en cuanto a los ETF comentados:

4.1.- Para invertir en los americanos cómo se debería hacer? Donde cotizan? (nota: seguramente a través de algún broker que utilicéis sea muy evidente, pero yo estoy con La Caixa y no lo veo).

4.2.- En los que decís que cotizan en la bolsa española: ¿Dónde cotizan -yo no los veo en el mercado contínuo-? ¿Son seguros o es más recomendable un ETF más importante americano o de otro lugar?

Gracias por todo.

Saludos

Me gusta
20 Magallanes72
Magallanes72  en respuesta a  estevico
14 de marzo de 2012 (18:07)

1.- Exacto, hay ETF que replican el S&P, y por tanto si el S&P sube el ETF sube en la misma proporción y si el S&P baja el ETF lo hace en la misma medida.

2.- Hay ETF físicos y sintéticos, ETF físicos son aquellos que tienen las mismas acciones y en la misma proporción que el S&P, ETF sintéticos replican el indice pero además de accíones tienen otros productos financieros para replicarlo. Yo por seguridad prefiero los ETF físicos, por ello te recomendaba el SPY.

3.- Exacto, hay ETF que reparten dividendos (lo que conlleva pagar una parte a Hacienda) y otros que los reinvierten directamente en el ETF. El SPY reparte dividendos, el SPYG que también te han recomendado los reinvierte en el valor del ETF.

4.1.- Los ETF pueden cotizar en el mercado americano, caso del SPY o el SPYG, o en el mercado español caso de dbx-trackers o lyxor (que también te han recomendado).

4.2.- Yo por cuestión de liquidez del ETF me da más seguridad un ETF que cotice allí, pero eso es cuestión de gustos.

Saludos.

Me gusta (3)
21 estevico
estevico  en respuesta a  Magallanes72
14 de marzo de 2012 (18:12)

Muchas gracias por las aclaraciones.

Saludos

Me gusta






Twitter
RSS
e-Mail









Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar