Amaniel Gómez

¿Nuevo orden mundial en divisas?

3
Publicado por Amakor el 26 de marzo de 2013

 

El dólar podría regresar como divisa refugio.

Gracias a la economía de los EEUU que está superando a sus pares en el mundo desarrollado, un mejor balance de energía comercial impulsada por otro auge de la energía domestica, y un entorno de bajos tipos de interés, podríamos estar a punto de entrar en un nuevo mercado alcista para el dólar..

Pero repasemos la historia que no siempre fue así. .

Mientras que las preocupaciones acerca de la caída del dólar son casi tan antiguas como la propia República EEUU, no fue hasta hace poco que la gente se asustó seriamente por la debilidad del dólar, y el fin de su hegemonía global.

Largo declive del dólar

En 2002, el índice dólar EE.UU. alcanzó su punto máximo, y después perdió  el 40 por ciento de su valor en los siguientes nueve años.

Algunas de las primeras “muertes del dólar” se produjo en medio de una era que vio dos costosas guerras iniciadas en Oriente Medio y grandes recortes de impuestos del presidente George W.Bush, los cuales ayudaron a enviar déficit de EEUU por las nubes.

Mientras tanto el euro subía y subía. Se había introducido solo unos pocos años antes, en 1999, y por primera vez no había una alternativa real al dólar como moneda de reserva global.

Por lo tanto los bancos centrales comenzaron a diversificar a favor del euro.

El primer cambio brusco llegó en el 2008. Tras el colapso de Lehman Brothers los inversores huyen al dólar de EEUU por la seguridad para evitar el mayor riesgo que pudiera tener una moneda nueva. Era una evidencia de que en un pánico, el mundo todavía ansiaba lo conservador de los billetes verdes.

Sin embargo la fortaleza del índice dólar de EEUU fue de corta duración, ya que a principios de 2099 los inversores regresaron a las acciones y el dólar continuó con su tendencia bajista.

Todos los medios de comunicación se hacían eco de la muerte del dólar, revista Time, historiadores económicos hasta raperos hacían versiones proclamando la muerte del dólar.

La zona euro se vio envuelta en lo que ha sido la crisis mas aterradora desde que se creo la Unión Europea y los mercados emergentes sintieron los efectos dolorosos de desapalancamiento bancario de la zona euro y Japón ha tenido problemas con la inestabilidad política, por no hablar de un terremoto masivo y un destructivo desastre nuclear.

El gran giro al alza

Si bien la recuperación posterior a la crisis en Estados Unidos ha sido relativamente tibia en términos históricos, es claramente positiva en comparación con otras economías mundiales.

Ahora, todos parece alcistas en el dólar de EEUU y está llamado a girarse.

Por supuesto a pesar de la percepción general en la psique de los estadounidenses después de una década en declive su moneda con un largo camino hacia abajo, en realidad no es nuevo si esta vez volviera a estar por las alturas. Según varios analistas como Marc Chandler nos indica que el “dólar comenzó su tendencia alcista hace varios años”

En el siguiente gráfico muestra lo que Chandler nos comente. La libra esterlina alcanzó su máximo frente al dólar en 2007. El euro alcanzó su máximo frente al dólar poco después en 2008

A partir de septiembre del 2012 el yen japonés ha dejado de ser unas de las principales monedas refugio frente al dólar,  por una  extraordinaria política del Boj hacia medidas mas  expansionista para reactivar su economía y debilitar su moneda

Todo el mundo está entusiasmado con el último avance del dólar

Sin embargo en el gráfico  inferior es el que tiene a todos locos en las últimas semanas que muestra un cambio importante en el comportamiento del dólar en EEUU.

Hace muy poco el dólar se ha convertido con una correlación positiva respecto a los activos de riesgo como el mercado de valores de EEUU, invirtiendo la relación que ha gobernado durante mucho tiempo.

¿Qué puede hacer pasado en el mercado entre las acciones y el dólar para que ahora se muevan al unísono?

El auge de la economía estadounidense y su futuro energético

El crecimiento de la  economía de EEUU se destaca ahora como un líder claro dentro del mundo desarrollado, basta con mirar los datos de Gran Bretaña, la zona euro y Japón (incluso China está mostrando preocupaciones sobre su nuevo crecimiento) Además de una mejora del mercado laboral (podemos comparar con la zona euro, donde el desempleo en muchas áreas todavía está en una espiral sin control como es aquí en España y con los nuevos problemas de Chipre)  una recuperación en el sector manufacturero, y un punto brillante de la economía de los EEUU es el reciente auge de la producción nacional de energía.

Este desarrollo en el ámbito de la energía es un cambio fundamental en el balance de los EEUU que determina su capacidad de crédito a los ojos de los inversores de largo plazo. El quid de la cuestión es el siguiente….la producción de energía de los EEUU se ha incrementado en los últimos años, al mismo tiempo, el consumo ha sido plano y esto naturalmente significa que está mejorando el balance comercial impulsado por el componente energético. En cambio los balances energéticos en la zona euro y Japón siguen empeorando.

El aumento del consumo de energía de China ha impulsado los precios del petróleo, Cuando los EEUU era más dependiente de las importación del petróleo la subida de los precios significaban la debilidad del dólar. Ahora que los EEUU son cada vez menos dependientes de estas importaciones, la correlación negativa entre el petróleo y el dólar de EEUU se está desvaneciendo.

En el futuro, será Europa en lugar de los EEUU quien tendrá que soportar el peso de los costos asociados con el creciente número de consumidores chinos e indios y su apetito por la energía.

En Gran Bretaña, la tendencia de la balanza petrolera es similar a la de la zona euro y en Japón. Estos desarrollos en el ámbito de la energía son muy buenas noticias para el dólar y malas para el euro, libra y yen.

La "gran rotación"

Además del  auge de la energía, hay otro catalizador de peso  que en el horizonte puede  fortalece al dólar.

Los bonos del Tesoro de EEUU parecen estar acercándose al final de una tendencia alcista en los últimos 30 años. Tan solo en los últimos años el mercado alcanzó su punto máximo en 2007 y cientos de miles de millones de dólares han a fluido de renta fija, sufriendo salidas masivas los fondos de renta variable. muchos analistas esperan que esta tendencia se invierta según se va fortaleciendo la economía de EEUU. La idea es que a finales del 2013 o en algún momento del 2014 los inversores comiencen a reasignar una parte importante de sus carteras de bonos.

 

Esto supondrá  desde los bajos niveles actuales un aumento de las tasas de interés y hará que  los dólares sean más atractivos para los inversores internacionales en relación a otras monedas.

El yen japonés

El yen por otra parte está experimentando un cambio en la dirección opuesta. Después de años de tasas de interés persistentemente altas, el nuevo régimen monetario encabezado por el primer ministro japonés Shinzo Abe lo está forzando finalmente a la baja. En los últimos años, los inversores se amontonaron en el yen como moneda refugio seguro y ayudando a que su valor se apreciara. Ahora con el yen se espera que se debilite dramáticamente (de hecho desde septiembre se ha debilitado sustancialmente), y se habla que de el yen vuelva a su antiguo papel como moneda de financiación.

En otras palabras, los inversores están empezando a considerar la posibilidad de prestamos en yenes para financiar la compra de monedas de mayor rendimiento.

Curiosamente durante los tres giros importantes en el dólar de EEUU desde 1995, el tipo de cambio USD/JPY ha sido siempre una par que confirma el cambio de tendencia, y es lo que está sucediendo ahora

Por lo tanto, la importancia de la cotización USD/JPY no debe de ser subestimada. Es quizás el único par de divisas que ha capturado todos los temas macroeconómicos importantes desde el 2008, una aversión a las regiones propensas a la crisis, una política ultra-facil de la Fed, la crisis de la zona euro y el auge de las inversiones en China. Todos estos factores hasta hace poco eran positivos para el yen frente al dólar y de hecho contribuyo a los máximos vistos del par. El hecho de que el yen se ha vuelto ahora decididamente inferior sugiere que los mercados están entrando en un nuevo régimen.

Los cambios notables en el comportamiento del mercado incluyen la ruptura completa de la relación entre las relativas tasas de interés entre USD/JPY y la correlación positiva entre el dólar y las acciones de modo que el dólar ya no se debilita en “riesgo” periodos.

La falta de una mejor opción entre el euro, el yen o la libra está ayudando a que los inversionistas sigan impulsando al dólar.

Reservas

¿Qué pasa sin embargo  con la flexibilización cuantitativa? 

 La reserva Federal sigue comprando cada mes 85 mil millones de dólares de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas y no parece que el banco central esté pensando en parar en el corto plazo.

Con las monedas todo es relativo..

Algunas personas que son pesimistas sobre el dólar, hablan de la flexibilización cuantitativa como si el mercado de divisas solo lo impulsara un factor, la  “política monetaria”, inclusive si pensamos que las monedas son impulsadas solo por ésta política me gustaría ver  los balances de los bancos centrales

Echando un vistazo a algunas hojas de balance de la Fed, revela que la relación con su PIB no es tan grande como la de los demás, sin embargo la hoja de balance del BCE se está reduciendo drásticamente en relación con el de la FED y si esto sigue así, sin duda podría frenar el ritmo de apreciación del dólar, pero dado el estado de la economía de la zona euro,  la política monetaria del BCE se espera que se mantenga durante un periodo prolongado de tiempo.

Todo esto significa que el reacoplamiento reciente entre el aumento de acciones de EEUU y un dólar en aumento podría ser una señal de algo nuevo.

Aunque algunos analistas todavía no están muy convencidos  de que esta correlación positiva siga hacia adelante y lo que creo que es todavía algo frágil Lo que tengo claro es que el repunte del dollar es por una u otra razón algo especial en comparación con los mercados alcistas anteriores.

A pesar de las preocupaciones a largo plazo en materia de política fiscal  y monetaria, se están obteniendo muy buenos resultados en el corto plazo sobre la economía y los mercados de renta variable de EEUU. No valoro que haya una compra tan agresiva como en la década de los 80 o finales de los 90 ya que las políticas macro dejan mucho que desear y por otra parte el rebote del USD no parece estructural ya que tendríamos que ver una reforma tributaria, reforma de prestaciones o la independencia energética  por lo que  podría darse la vuelta en algunas regiones o pares de divisas

Por lo tanto la GBP,JPY y EUR están siendo presionados por posiciones bajistas, y el index dólar está en tendencia alcista, parecen que pueden haber alcanzado estos pares un máximo frente al dólar desde el punto de vista técnico. Ahora bien no debemos de subestimar la fortaleza del dólar pueda durar unos años.

Etiquetas: ordenes · divisas · forex



Añadir comentario
3
Comentarios
1 Amparo Sisternes
26 de marzo de 2013 (16:31)

¡Excelente análisis! Te felicito por el trabajo y la reflexión realizada y por las conclusiones que nos traes.

Estoy de acuerdo contigo en que el dólar ha girado al alza y se está considerando como una activo refugio, esto puede deberse a la mejora de la situación económica de EEUU pero tal y como comentaba en el hilo

No veo lógica la evolución que lleva teniendo el par Usd/Jpy, que aunque el yen se debilite por las políticas monetarias expansivas puestas en marcha por el Boj, no olvidemos que el dólar también ha sufrido QE.

El yen ha pasado de activo refugio a activo de alto riesgo por la fuerte devaluación que ha sufrido, y ante esto, ¿en qué otros activos refugios podemos invertir los pequeños inversores?

Un saludo.

Me gusta
2 arckan69
27 de marzo de 2013 (00:20)

Amparo: Oro, plata, y mi nueva apuesta: bitcoins.

Entiendo entonces, hablando de metales preciosos, que con un EURUSD bajista, y un fuerte soporte en los 1500USD sobre el oro y 28$ en plata, sería mejor adelantar compras que esperar a que baje en euros. Considero que está en mínimos.

Enorme el trabajo, me gusta, lo comparto con tu permiso Amakor. Me ha encantado esta parte "hablan de la flexibilización cuantitativa como si el mercado de divisas solo lo impulsara un factor, la “política monetaria”". Ya que nunca había leído de otros factores que no fuesen la política monetaria. Gracias.

Me gusta
3 albertitocarranza
31 de marzo de 2013 (19:38)

Fantastico analisis Amaniel, no te has perdido ningun detalle. Voy a empezar a seguir tu blog mas a menudo.

Me gusta (1)



Guardado por: 2 usuarios

Amakor

Amakor

Analista independiente. Forex, Indices, Materias primas.




RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.