Ahorro responsable e inversión a largo plazo
Invirtiendo desde cero - grano a grano se hace el granero.

Principios de Benjamin Graham.

6
Publicado por Deimos el 14 de abril de 2012

 

Cuando leo un libro que es importante siempre hago lo mismo. Primero lo leo. Después lo releo subrayando las claves más importantes. Y termino escribiendo un resumen de dos caras con lo clave de lo subrayado. Así puedes revivir el libro en diez minutos simplemente leyendo ese resumen que guardo en la primera página del libro. De esta forma puedes releer y releer toda su sabiduría hasta que la haces tuya.

Con el libro de B. Graham lo intenté hacer, el problema es que había tanta sabiduría que no conseguí resumirlo en menos de 16 caras. Como me parece importante quiero compartirlo aquí.

http://www.filedropper.com/elinversorinteligente-benjamingraham-resumen

Y como si termino aquí el post iba a ser un poco corto, quiero aprovechar para poner unas esencias para aquellos que no tengan entre sus planes leer este libro ni descargar el resumen. Ahí va:

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  • Una acción es un negocio real.
  • El mercado es un péndulo entre el optimismo y el pesimismo.
  • La rentabilidad depende del precio que se paga.
  • Imprescindible invertir en base a un MARGEN DE SEGURIDAD.
  • Sea un pensador crítico, con confianza paciente, disciplina y coraje.

Ser un inversor inteligente significa tener la paciencia, la disciplina y la voluntad necesarias para aprender. También es necesario saber controlar las emociones y pensar por uno mismo. Wall Street conduce de manera prácticamente invariable al desastre.

Las acciones son más arriesgadas a medida que su cotización aumenta, y menos arriesgadas a medida que su cotización desciende.

Una operación de inversión es aquella que, después de realizar un análisis exhaustivo, promete la seguridad del principal y un adecuado rendimiento. Las operaciones que no satisfacen estos requisitos son especulativas.

El inversor defensivo es aquel interesado en la seguridad.

Se recomienda que el inversor divida su cartera entre obligaciones de primera categoría y acciones ordinarias de primer orden, nunca inferior al 25% ni superior al 75%. Una opción más sencilla es una proporción 50-50 entre las dos alternativas. Como política alternativa se podría reducir el componente de acciones al 25% si tiene la impresión de que el mercado ha alcanzado un nivel peligrosamente elevado, o incrementarlo al 75% si tiene la impresión de que el declive en la cotización de las acciones esta haciendo que estas sean cada vez más atractivas.

El inversor defensivo debe limitarse a las acciones de empresas importantes que tengan un prolongado historial de explotación rentable y que se encuentren en una sólida situación financiera.

El inversor defensivo puede adquirir acciones de fondos de inversión bien establecidos y promediar el coste de unidades monetarias, invertir en acciones el mismo número de unidades monetarias cada mes o trimestre.

Wall Street acaba ganando siempre a cualquiera que trate de ganar a la casa en su propio juego especulativo.

Para alcanzar los objetivos financieros a largo plazo, es necesario tener razón de manera sostenida y fiable.

Pregúntese a sí mismo: ¿Si no existiese un mercado para estas acciones, estaría dispuesto a hacer una inversión en esta empresa en estas condiciones?

Recomendamos a la mayoría de nuestros lectores una fórmula 50-50. Mantener un reparto lo más parecido posible entre obligaciones y acciones.

  • Bonos de ahorro.
  • Obligaciones públicas.
  • Obligaciones estatales y municipales.
  • Obligaciones de empresa.
  • Depósitos a plazo: es una adecuada alternativa a la inversión en obligaciones a corto plazo.
  • Fondos de renta fija: son una forma de diversificación.
  • Dinero en efectivo: el dinero en efectivo no es malo.
  • Acciones ordinarias: Ningún inversor inteligente, por muy interesado que esté en obtener renta, compraría una acción únicamente por los dividendos que abonase; la sociedad y su actividad tienen que ser sólidas, y la cotización de sus acciones tiene que ser razonable.

La selección de acciones para la cartera del inversor defensivo debe realizarse con sencillez.

Diversificación adecuada, un mínimo de 10 sociedades y un máximo de 30.

Las sociedades deben ser grandes, destacadas y de financiación conservadora.

Prolongado historial de pago de dividendos continuado.

Se debe imponer un límite en el precio a pagar en relación con los beneficios netos obtenidos a lo largo de los últimos siete años, en 25 veces tales beneficios medios, y en no más de 20 veces los beneficios correspondientes al último periodo de 12 meses.

Las acciones de empresas en crecimiento son un vehículo demasiado incierto y arriesgado.

Para suplir la falta de experiencia se debe poner únicamente en manos de agencias que gocen de la mejor reputación.

Promediar el coste monetario: Adquisiciones sistemáticas y uniformes. Las acciones ordinarias son un componente necesario de un programa de inversión-ahorro sensato. El importe mensual puede ser reducido, pero los resultados después de 20 o más años pueden ser impresionantes e importantes para el ahorrador.

Algunos no profesionales de la inversión tienen escaso éxito en el mundo de los valores financieros. El motivo es la gran confianza en su propia inteligencia y un gran deseo de obtener una buena rentabilidad, sin darse cuenta que para conseguirlo es necesario adoptar una forma profesional de abordar los valores financieros.

Animamos a los novatos en la compra de valores que no malgasten sus esfuerzos y su dinero en tratar de obtener mejores resultados que el mercado. Es mejor que estudien los valores y que pongan a prueba su capacidad de juicio para comparar el precio y el valor con las sumas más pequeñas posibles. El tipo de valores que se deben comprar y el tipo de rendimiento que se debe tratar de obtener no depende de los recursos financieros del inversor, sino de su preparación financiera en términos de conocimiento, experiencia y temperamento.

No invierta únicamente en una acción, ni siquiera en un reducido número de acciones diferentes. Además deben asegurarse de que no están excesivamente expuestos a un único sector.

No permita que la facilidad de uso y la sensación de inmediatez de Internet le seduzcan y le hagan convertirse en un especulador. Un inversor defensivo participa, y gana, la carrera quedándose quieto.

Los fondos referenciados a un índice son una especie de inversión que tiene muy pocas probabilidades de provocar cualquier tipo de sufrimiento o sorpresa, incluso aunque nos olvidásemos de ellos durante 20 años. Son el sueño del inversor defensivo hecho realidad.

La renuncia a mostrarse activo, la renuncia a cualquier supuesta capacidad de predecir el futuro, pueden llegar a ser su arma más eficaz.

Lista de lo que no deben hacer los inversores:

  • Bonos basura.
  • Operaciones intradía. Cuantas más operaciones se hacen, menos valor se conserva.
  • Ofertas públicas iniciales.
  • Acciones preferentes.

Inversor defensivo, seguridad subyacente, sencillez de elección y promesa de resultados satisfactorios. Desaconsejada la compra de (1) obligaciones extranjeras, (2) acciones preferentes ordinarias y (3) acciones ordinarias secundarias. La inmensa mayoría de los inversores defensivos deben evitar estas categorías, sea cual sea el precio.

Una gran empresa no es una gran inversión si se paga demasiado por sus acciones.

No especule.

Si es el tipo de inversor adecuado, encontrará satisfacción adicional en el hecho de que sus operaciones sean exactamente contrarias a la que realiza la multitud.

El verdadero inversor prácticamente nunca se ve obligado a vender sus acciones, está en perfectas condiciones para desentenderse de la cotización vigente. Deberá prestar atención a las cotizaciones y llevar a cabo alguna intervención únicamente en la medida en que le convenga, y no más. El inversor que permite que otros le arrastren a las estampidas o que se preocupe indebidamente por las retracciones injustificadas provocadas por el mercado en sus carteras estará transformando perversamente su ventaja básica en una desventaja  esencial. Las fluctuaciones de precio únicamente deben tener un significado para el verdadero inversor. Le ofrecen la oportunidad de comprar con inteligencia cuando los precios se reducen mucho, y de vender con inteligencia cuando han subido también mucho. En las demás condiciones lo mejor que puede hacer es olvidarse del mercado de valores y prestar atención a su rentabilidad por dividendos y a los resultados de explotación de sus empresas.

Dista mucho de ser seguro que el inversor típico deba abstenerse de comprar ordinariamente hasta que se produzcan unos niveles bajos del mercado, porque esto puede entrañar una larga espera, con mucha probabilidad la pérdida de ingresos, y la posible pérdida de oportunidades de inversión. Si quiere mostrarse astuto, puede tratar de localizar las omnipresentes  oportunidades ofrecidas por algunas acciones individuales.

No tiene usted que hacer operaciones con el mercado simplemente porque éste le ruegue incesantemente que lo haga. Usted puede permitirse el lujo de pensar por sí mismo. Si sigue sus reglas (las del mercado) acabará perdiendo. Invertir de manera inteligente consiste en controlar lo que se puede controlar:

  • Los costes de intermediación. Operaciones con poca frecuencia, paciente, y de forma barata.
  • Costes de cartera.
  • Expectativas. No se deje llevar por las fantasías.
  • Riesgo. Diversificación.
  • Factura tributaria.
  • Su propio comportamiento.

A causa de sus imperfecciones, la mayor parte de los fondos consiguen peores resultados que el mercado, cobrando cantidades excesivas a sus inversores, provocando dolores de cabeza tributarios y padeciendo erráticas oscilaciones en sus resultados.

El fondo medio no selecciona las acciones con la destreza suficiente para superar los costes en que incurre en materia de investigación y operación en el mercado.

Un fondo de índice conseguirá a largo plazo mejores resultados que la mayoría de los fondos. La mejor opción para los inversores individuales.

Fondos que consiguen mejores resultados que el índice. Rasgos en común:

  • Sus gestores son los mayores accionistas.
  • Son baratos. Los fondos con comisiones elevadas consiguen menores rendimientos a lo largo del tiempo. La rentabilidad elevada es temporal.
  • Se atreven a ser diferentes.
  • Cierran la puerta. Los mejores fondos suelen estar cerrados a nuevos inversores.
  • No hacen publicidad.

Los gastos deberían ser su primer filtro. A continuación evalúe el riesgo. Su peor pérdida durante un trimestre natural. Lo que tiene que hacer es encontrar un fondo de bajo coste cuyos gestores sean los principales accionistas, se atrevan a ser diferentes, no hagan mucha publicidad con sus resultados y hayan demostrado que están dispuestos a cerrar la entrada al fondo antes de que éste crezca demasiado. Por último, analice el rendimiento conseguido en el pasado, los ganadores del pasado suelen convertirse en los perdedores del futuro. Sin embargo los perdedores del pasado casi nunca se convierten en los ganadores del futuro. Evite los fondos que han mantenido una rentabilidad permanentemente deficiente en el pasado.

¿Cuándo debería vender?

  • Un cambio acusado e imprevisto de estrategia.
  • Un incremento de gastos.
  • Exceso de operaciones de mercado.
  • Resultados súbitamente erráticos.

Si no está dispuesto a permanecer en un fondo durante por lo menos tres años de vacas flacas, no se debería haber invertido en el fondo. La paciencia es el aliado más poderoso que tiene la persona que invierte en fondos.

¿Qué le puede indicar que necesita ayuda?

  • Grandes pérdidas.
  • Presupuestos desquiciados. Finanzas descontroladas.
  • Carteras caóticas.
  • Cambios importantes.

El mercado se burla de los principios de Graham a corto plazo, pero al final siempre acaban siendo ratificados. Si usted compra una acción simplemente porque su cotización ha subido, en vez de preguntarse si el valor subyacente de la empresa está creciendo, antes o después acabará sintiéndolo mucho. No es una probabilidad, es una certeza.

El margen de seguridad es la diferencia entre el porcentaje de beneficios de la acción al precio que se pagó por la acción y el tipo de interés de las obligaciones, y ese margen de seguridad es la diferencia que podría absorber cualquier acontecimiento insatisfactorio que pueda producirse.

Mejor estar seguro y actuar con prudencia que tratar de ganar todo el dinero del mundo.

La incertidumbre siempre ha existido y siempre existirá.

Para ser inversor es imprescindible tener fe en que el mañana que nos espera será mejor.

 

 

Etiquetas: principios · Benjamin Graham



Añadir comentario
6
Comentarios
1 JJOcaña
14 de abril de 2012 (19:37)

"Si usted compra una acción simplemente porque su cotización ha subido, en vez de preguntarse si el valor subyacente de la empresa está creciendo", suponiendo que inviertes en largo plazo, porque si es en corto plazo (swing trading) y bajo una situación técnica adecuada me da igual incluso a qué se dedique la empresa.

Enhorabuena por el blog.

Saludos.

Me gusta
2 lpbroker
15 de abril de 2012 (00:39)

Genial el post.
Aunque no sé sí solamente me pasa a mí pero no puedo abrir el link.

Me gusta
3 Franz
15 de abril de 2012 (02:48)

Siempre estoy dando "Gracias" verdaderamente son para darlas y mucho más sobre lo que escribes en casi todos los puntos de tu fantástico artículo. Quizás menos en uno y seguramente no me darás la razón, aún más no debiera escribirlo en este blog; dices que te gusta releer los libros, a mi tambien. Pero subrayarlos no me acostumbro a ello y mucho menos cuando no son mios, algunos libros han llegado a mis manos para investigar, estudiar y entre otras más cosas, pero existe un gran inconveniente a veces provienen de una biblioteca y estan como los tuyos completamente subrayados, no tengo mas remedio que ir a una librería y comprarlos.
Saludos

Me gusta
4 jilguero
jilguero  en respuesta a  Franz
15 de abril de 2012 (15:42)

y un libro tan antiguo ¿habla de Internet?

Me gusta
5 Franz
Franz  en respuesta a  jilguero
15 de abril de 2012 (15:55)

Mil disculpas pero no entiendo tu "blog"
Saludos

Me gusta
6 Deimos
Deimos  en respuesta a  jilguero
15 de abril de 2012 (16:11)

Son notas de la edición comentada por Jason Zweig, no lo he mencionado al pegarlas. Hay algunas notas suyas.

Me gusta






RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.