Biografía de Ralph Nelson Elliott

Autor: Alexey de la Loma ( 22 de julio de 2008 )
Tema: Bolsa

¿Quien era Ralph Nelson Elliott?

Ralph Nelson Elliott fue un personaje singular en el mundo de las finanzas. El analista financiero Hamilton Bolton describía la grandiosidad de la proeza de Elliott cuando dijo "Elliott desarrolló su principio a través de un método racional del análisis del mercado y a una escala nunca antes hecha." Brillante y persistente, a Elliott le llegó tarde el éxito y no fue ningún camino de rosas.

Elliott nació el 28 de Julio de 1871 en Marysville, Kansas, y más tarde se trasladó a San Antonio, Texas. En 1896, se inició en el campo de la contabilidad, y durante veinticinco años desempeñó cargos de ejecutivo en varias empresas de ferrocarriles en Méjico y de Centroamérica. Después de salvar numerosas empresas de situaciones financieras difíciles, Elliott se ganó una buena reputación como experto en dirigir grandes negocios. Finalmente en 1920, se muda a Nueva York.

La buena preparación de Elliott hizo que fuera elegido para uno de los proyectos internacionales del gobierno de los Estados Unidos. En 1924, el Departamento de Estado le escoge como responsable número uno a Nicaragua, la cual se encontraba  bajo el control de los marines estadounidenses. En  febrero de 1925, Elliott empezó a aplicar su experiencia en la reorganización corporativa de las finanzas del país.

Cuando los Estados Unidos dejan Nicaragua, Elliott se va a Guatemala para asumir el cargo ejecutivo de Auditor General de la Compañía de Ferrocarriles de Centroamérica. Esta vez, Elliott escribió dos libros: Tea Room and Cafeteria Management, publicado en agosto de 1926 por Little, Brown & Company, y The Future of Latin America, un análisis de los problemas sociales y económicos de la América Latina y una propuesta para crear una estabilidad económica y una prosperidad duradera en la región.

Con un libro en venta y el segundo a la espera de poder serlo, Elliott decide volver a los Estados Unidos para dirigir de forma independiente una empresa de consultoría. Pero a su vuelta empezó a sentirse mal, los síntomas que tenia eran los típicos de una enfermedad del tracto digestivo causada por una ameba que había contraído en  América Central.

Elliott empezaba a tener muy buena reputación después de su nuevo libro. Las críticas del libro eran buenas, era solicitado como comentarista, y su negocio de consultoría estaba empezando a crecer. Justamente cuando las cosas le empezaban a ir bien, Elliott de repente enferma. En 1929, había empezado a experimentar un debilitamiento causado por una anemia. El aventurero y prolífico R.N. Elliott se vio forzado a un retiro involuntario a la edad de 58 años. Durante cinco años, estará a punto de morir.

El primer contacto de Elliott con el mercado bursátil

Elliott necesitaba algo para ocupar su mente mientras se recuperaba de su grave situación. Fue en ese momento cuando Elliott empezó a estudiar las fluctuaciones de los precios en el índice Dow Jones. Para hallar el motivo de la formación de los mercados Elliott examinó gráficos anuales, mensuales, semanales, diarios, horarios y gráficos de 30 minutos cubriendo 75 años de cotizaciones de varios índices.

En mayo de 1934 Elliott empezó a resumir las observaciones del comportamiento del mercado de acciones en un conjunto de principios  que aplicó a todos los grados de onda de los movimientos del precio de las acciones. En nuestros días la expresión científica que se usa para lo que Elliott observó en los mercados es que estos son fractales, sin embargo, Elliott fue mas allá  y describió estos patrones y como se relacionan. Gracias a sus estudios meticulosos Elliott había descubierto el principio de organización que hay detrás del movimiento de los mercados. Aunque al principio sus teorías contenían algunos errores, poco a poco los fue corrigiendo hasta  el punto que su exactitud en las predicciones empezó a sorprenderlo.

En noviembre de 1934, la confianza que Elliott que tenía en sus ideas era tal que decidió presentarlas al menos a uno de los miembros de la comunidad financiera: Charles J. Collins de Investment Counsel, Inc. en Detroit.

Collins había probado numerosos métodos de traders que ofertaban batir al mercado y le pedían que pronosticara el devenir del mercado durante un tiempo, asumiendo que cualquier sistema que en principio parecía bueno podía aplicarse con éxito. No obstante, la mayoría de esos sistemas probados obtenían pobres resultados. El principio de Elliott , sin embargo, era otra historia.

El DJIA había estado bajando a principios de 1935. En la segunda semana de febrero, el Dow Jones Rail Average, como Elliott había previamente pronosticado, rompió por debajo del mínimo de 33.19 del 1934. El sentimiento volvía a ser bajista y mas cuando el recuerdo del crash de 1929-32 estaba tan cerca. El DJIA había caído un 11% y se estaba aproximando al nivel de 96 puntos donde el Índice sectorial de Ferrocarriles del Dow Jones (el  más importante en aquellos años) había caído el  50% desde el máximo de 1933 (al nivel de 27 puntos). El miércoles 13 de marzo de 1935, justo después del cierre del mercado, el Dow Jones había terminado cerca de mínimos del día, Elliott envió un telegrama a Collins donde le decía lo siguiente: "A PESAR DE LAS IMPLICACIONES BAJISTAS, TODOS LOS INDICES ESTAN HACIENDO SUELO”.

Collins leyó el telegrama la mañana del día siguiente, martes, 14 de marzo de 1935, el día  en el que el DJIA cerraba en mínimos del año. El día anterior del telegrama, el Índice sectorial de Ferrocarriles hacia el mínimo del año. El mes trece de corrección se giró el mercado y empieza la otra vez la tendencia alcista.

Dos meses mas tarde, como el mercado continuaba subiendo, Collins, "impresionado por la exactitud del pronostico de Elliott ," acordó colaborar en un libro del Principio de la Onda para la su distribución pública. El Principio de la Onda fue publicado el 31 de agosto de 1938. El primer capítulo empieza con la siguiente frase:

“Ninguna afirmación es mas grande que la que dice que el universo esta regido por leyes. Sin leyes, es evidente que todo seria un caos, y con caos nada existiría. Una muy extensa investigación sobre la actividad humana nos indica que prácticamente todas las manifestaciones que resultan de nuestros procesos socio-económicos siguen una ley que dan lugar a consecuencias similares  y series de ondas o impulsos de un numero definido. El mercado de acciones muestra los impulsos u ondas propio de la actividad socio-económica”.

Semanas después a la publicación de su libro, Elliott recoge sus pertenencias y se muda a un hotel en Columbia Heights, Brooklyn, cerca del distrito financiero de Manhattan. El 10 de noviembre, publicó el primero de una larga serie de artículos que analizaba y hacía una predicción del camino que seguiría el mercado de acciones. Elliott regresa de nuevo al negocio que había planeado once años antes. En 1939, le encomiendan la redacción de doce artículos en la revista Wave Principle for Financial World. Esos artículos elevan la reputación que Elliott tenía dentro de la comunidad financiera y le permiten escribir una serie de boletines educativos. Uno de los cuales era un  trabajo que relacionaba una amplia lista de los patrones de comportamiento de los mercados con la teoría de la conducta humana, algo nuevo en los campos de la economía y la sociología. En los años 40, Elliott había desarrollado completamente su concepto de que el flujo y reflujo de las emociones y la actividad humana siguen una progresión natural  gobernada por las leyes de la naturaleza. Elliott ligó los patrones del comportamiento de las personas a Fibonacci y al ratio armónico, un fenómeno matemático conocido  hace milenios por matemáticos, científicos, arquitectos y filósofos.

El legado de Elliott

Elliott entonces lo juntó todo en su definitivo trabajo, Nature's Law -- The Secret of the Universe (La Ley de la Naturaleza – El Secreto del Universo). Este gran título monográfico, el cual Elliott publicó a la edad de 75 años, incluye prácticamente todas las ideas que el tiene en referencia al Principio de la Onda. El libro fue publicado el 10 de Junio de 1946, y las 1000 copias fueron vendidas todas a  miembros de la comunidad financiera de Nueva York. Dos años antes de su muerte, Elliott finalmente había dejado su marca en la historia.

Como resultado de la investigación de Elliott , hoy, miles de gestores de carteras institucionales, traders e inversores privados utilizan el Principio de la Onda en sus  decisiones de inversión. A Ralph Elliott le hubiese agradado poderlo ver.

Autor: Alexey de la Loma, director de CursosBolsa.com

Conoce el Curso de introducción a la bolsa y el trading y el Curso de sistemas de trading con Visual Chart que imparten Alexey de la Loma y Mario Somada.

Artículos relacionados

Biografía de George Soros
Biografía de Jesse Lauriston Livermore
Biografía de William Delbert Gann
Biografía de Charles Henry Dow
Etiquetas: Inversor · wallstreet · bolsa
Añadir comentario

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.