Participaciones del usuario Tsoros

Tsoros 01/04/20 17:55
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
Os paso la 2ª parte. En las siguientes 2 para terminar las resumiré algo más. Traducción extraída de “The Mechanics of the War Economy” de 30 de marzo 2020 | Parte 2 Como se puede ver, en el período de 1930-1945 los tipos de interés no subieron. También se puede ver que hubo otros casos donde tampoco subieron. Los casos que se van a mostrar ahora dejarán claro el tremendo poder que tienen los gobiernos centrales de estimular la economía y de endeudarse mucho, y que tengan los bancos centrales que comprar esa deuda o facilitar la compra de esa deuda por otros para mantener los tipos de interés bajos y la economía operando de una manera adecuada. Cómo se hizo: Mecánicamente en el período de 1930-1945, se hizo por la FED estableciendo una política de control de la curva de rentabilidad. Más específicamente, se realizó un pliego que permitía comprar bonos para poner un límite a los tipos de interés (lo que es similar a lo que el Banco de Japón, y en menor proporción el Banco Central Europeo, están haciendo ahora). Como resultado, las inmensas necesidades por parte de los gobiernos de pedir dinero prestado, estuvieron acompañadas por el compromiso ilimitado de la FED de mantener el rendimiento de los bonos a un máximo del 2,5%. Los gráficos siguientes muestran el gran incremento tanto en deuda gubernamental como en base monetaria durante los principales conflictos de EEUU. Lo mismo se puede aplicar en otros períodos a todos los países cuando han estado involucrados en una guerra. Observa los siguientes casos más de cerca porque durante estos tiempos turbulentos otras formas de control gubernamental fueron puestos en su lugar, que podrían haber sido concebidos si los tiempos difíciles que se venían encima hubieran requerido mayor control. El caso de la II Guerra Mundial es el caso de aplicación más análogo. En este caso, como el gasto gubernamental debido a la guerra creció mucho, los responsables políticos en todos los países subieron los impuestos, pidieron prestado e imprimieron más dinero. Es lo que siempre hacen en este tipo de situaciones. Deberíamos esperar lo mismo en esta situación. Más específicamente, inmediatamente después de la entrada de EEUU en la guerra, los responsables políticos comenzaron a aumentar los impuestos tanto personales (lo que sería IVA, IRPF, etc.) como societarios (IS, etc.), y a emitir deuda al público. La siguiente tabla muestra las fuentes de financiación gubernamentales para EEUU y otros países durante la guerra, usando datos solo durante los años de guerra (1941-1945 para EEUU) y omitiendo años donde los datos eran extremadamente poco fiables (1945 en Alemania y Japón). Como se puede observar, todos subieron los impuestos, pidieron prestado e imprimieron dinero en grandes cantidades.  Cómo funcionó durante la II Guerra Mundial el control de la curva de rendimiento por parte de la FED: Merece la pena entender los mecanismos de como la FED mantiene bajos los tipos de interés a pesar de todas las presiones externas para que se suban. Lo hace por la vía del control de la curva de rendimiento, que mantiene los tipos de interés anclados incluso cuando hay cambios masivos en crecimiento, inflación y emisión de bonos gubernamentales. En los gráficos de debajo se puede ver cómo la rentabilidad de los bonos a largo plazo se mantiene estable en el entorno del 2%, a pesar de los grandes cambios económicos durante la guerra (dónde se requería que los precios se controlaran para evitar que la inflación se fuese a las nubes), la caída en la post guerra y la recuperación en los años siguientes. La inflación llegó a un máximo del 20% en 1947 y un mínimo del -3% en 1949, con el rendimiento de los bonos inalterables. Y así es como funcionaba esta política: En primer lugar, había un compromiso real y creíble por parte de la FED de mantener los tipos bajos y estables. Como se observa en la gráfica de abajo, la rentabilidad de los bonos a largo plazo era consistentemente más alta que la rentabilidad de los bonos a corto plazo. Mientras los inversores pensaran que esta estructura se mantendría, existía un arbitraje animando a los inversores a pedir dinero a corto plazo y a prestar a largo plazo. Este era el caso durante la guerra. Después de la guerra, el compromiso férreo de mantener esto así se puso en duda, particularmente conforme la economía se recuperaba y la presión inflacionaria crecía. En 1947, la FED subió el techo del rendimiento de bonos a largo plazo y permitió mayor rentabilidad en el rendimiento a corto plazo para subirlo un poco. Esta estabilización perdió gradualmente su efectividad y llegó a su fin en el acuerdo entre la FED y el tesoro en 1951.  Aunque la FED no utilizó su balance para comprar muchos bonos, sí que imprimió y gasto mucho dinero en los bonos a corto plazo de forma que hubiese liquidez que buscará rendimiento, que podía obtenerse en los bonos a largo plazo. Aunque durante este período el balance de la FED creció rápidamente, los activos de la FED eran casi todos de corto plazo. La FED compró deuda del sector privado, proveyó a los bancos con liquidez barata, y redujo los requisitos que les exigía. Todas esas políticas crearon mucha liquidez buscando rentabilidad. 
Ir a respuesta
Tsoros 31/03/20 21:23
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
 Con este artículo he recortado un poco la traducción para no ser repetitivo con los 2 artículos anteriores, ya que he observado que Ray Dalio se repite un poco a veces, y así tampoco hacerlo tan largo. Lo dividiré en unas cuatro partes. Este es un artículo independiente del de “The Changing World Order”, que será semanal y que la primera edición está en los posts anteriores. Traducción extraída de “The Mechanics of the War Economy” de 30 de marzo 2020 | Parte 1 Lo que está ocurriendo ahora era inimaginable hace no demasiado. Era inimaginable porque no había ocurrido nunca antes en nuestras vidas. Sin embargo, si uno estudia la historia uno habría visto que ha pasado tantas veces en el pasado que se debería de haber considerado inevitable. Más específicamente, las ramas legislativas y ejecutivas del gobierno que controlan las políticas fiscales (por ejemplo, la cantidad en gasto y tasas del gobierno) y los bancos centrales que controlan las políticas monetarias (por ejemplo, la cantidad de dinero y crédito) han anunciado unos estímulos sin precedentes tanto en política fiscal como monetaria que incluye una cantidad masiva de dinero helicóptero (como, por ejemplo, distribuciones de dinero directamente a los ciudadanos). Esto ha sido muy notable con los anuncios recientes del presidente, del congreso y de la Reserva Federal. Las particularidades de como este tsunami de dinero y crédito fluirá es extremadamente importante pero aún no sabemos las repercusiones. Lo que haré será tratar de transmitir las implicaciones de esto, centrándome en los mecanismos, así como en las implicaciones. Ya que este tsunami es el más grande que hemos visto en nuestras vidas, deberemos ampliar nuestros horizontes y ver casos que hayan ocurrido en épocas pasadas. Mi aproximación: Antes de entrar en el examen de lo que está ocurriendo ahora, querría explicar porque estoy centrándome en historias que ocurrieron hace tanto tiempo para intentar ganar perspectiva. Aunque puede parecer que casos que ocurrieron hace tanto tiempo son de poca utilidad, he aprendido por la vía difícil que lo opuesto es la verdad, es decir, que son de mucha utilidad. He descubierto que los errores más grandes y dolorosos que he tenido en los mercados vinieron porque no estudie períodos que tuvieron lugar antes de yo nacer. Habría deseado estudiar estos casos históricos antes de cometer los errores que cometí. Es este proceso de cometer errores, reflexionar sobre ellos, y después progresar como resultado de lo aprendido, es lo que sustenta mi principio de Dolor + Reflexión = PROGRESO. Por ejemplo, más recientemente, cometí el doloroso error de no tener un buen plan pensado y desarrollado para llevar a cabo en caso de una pandemia; este doloroso error nos ha llevado a mi y a mis compañeros a mirar en el pasado y estudiar pandemias y sus efectos en la economía y los mercados a lo largo de la historia. Esto nos abrió los ojos. Conforme excavaba en la historia, observé que enfermedades infecciosas y otros actos de la naturaleza eran tan o más grandes que cualquier otra cosa que afectará a la economía y los mercados, incluyendo guerras y revoluciones, por lo que debía de desarrollar un plan sistemático para tratar con ellas. Esto lo hemos tenido para las crisis de deuda y es lo que nos ayudó a navegar tan bien la crisis financiera de 2008, cuando la mayoría sufrieron mucho. De lo que voy a expresar, entended que nunca estoy seguro de todo lo que va a pasar. Seguiré cometiendo errores y mi objetivo no es que me creáis. Mi objetivo es simplemente transmitiros lo que pienso de los mecanismos detrás de la economía y los mercados y los principios más importantes para tratar con ellos, para que los utilicéis como creáis conveniente. Espero que hacer esto os ayude a tener vuestra propia perspectiva y principios. Las lecciones relevantes de la historia que tienen relación con lo que acaba de pasar: Los responsables de política fiscal de EEUU (y de otros países) y los responsables de políticas monetarias (la FED y otros bancos centrales, como el BCE) acaban de crear una enorme estimulación fiscal y monetaria que va dirigida a grandes ayudas, y, con ello, a grandes déficits presupuestarios, deudas y la monetización de esas deudas. Esto tiene precedentes en la historia. Vamos a ver la etapa de 1930-1945 y otras antes de esta. Como sabéis de mis escritos anteriores, creo que el período de 1930-1945 es el período reciente más análogo al que estamos viviendo ahora porque en aquel momento, como ahora, los tipos de interés tocaron el suelo del 0%, las políticas monetarias eran ineficientes, las deudas eran enormes, la economía global era débil, había grandes gaps políticos y económicos y una economía emergente estaba desafiando el poder establecido. En respuesta a estas cosas, especialmente en los años de guerra, hubo un enorme gasto en materia fiscal que produjo mucha deuda gubernamental que necesitaba ser vendida cuando no había suficiente demanda en el libre mercado para comprarla, por lo que los bancos centrales necesitaban monetizar esa deuda de una forma u otra. El déficit que el gobierno de EEUU va a tener ahora es superior al 20% del PIB (nota: recordemos que EEUU ya está en el 100% de deuda/PIB, igual que España) y la cantidad de dinero helicóptero y la deuda que va a comprar la FED, hará que la deuda que va a soportar la FED en su balance sea del 30% del PIB, que es superior al pico que hubo durante la Segunda Guerra Mundial. Ahora las preguntas más obvias son, ¿cuáles son las implicaciones de esto? ¿Con toda esta deuda y creación de dinero de la nada, subirán los tipos de interés y la inflación? ¿Quién soportará la carga de toda esta deuda y creación de dinero y cuándo? ¿Qué otras cosas podemos esperar? 
Ir a respuesta
Tsoros 31/03/20 11:36
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
Os paso la siguiente traducción de otro post de Ray Dalio. Hay que recordar que esto se aplica a EEUU. Podemos estar más o menos de acuerdo, pero las políticas en materia económica son mejores que las de España. Traducción extraída de “The Three Biggest Questions we need to answer now” de 27 de marzo 2020 | Parte únicaLas 3 grandes preguntas que debemos hacernos son: 1) ¿Cuál es el valor de la vida humana en relación a la actividad económica? 2) ¿Cuál es el valor de las necesidades y los bienes básicos en relación a los lujos? 3) ¿Quién debería y quien se beneficiará de todo el dinero que se está creando de la nada? Los recientes cambios anunciados en política fiscal y monetaria producirán una gran cantidad de dinero y crédito que será genial para aquellos que no tengan suficiente dinero. Ayudará a muchos negocios que de otra forma tendrían que cerrar, hospitales y otras organizaciones necesarias, personas con insuficientes recursos para comprar bienes básicos, y, con el tiempo, respiradores y otros elementos necesarios para combatir el virus. Aquellas entidades que no estén en la lista del gobierno para ser ayudadas, o no sean lo suficientemente dignas de ese nuevo crédito porque las políticas fiscales y económicas no les llega a ellos, no serán capaces de ahorrar directamente. La emisión de moneda y crédito les devaluará y reducirá la posibilidad de deflación, que es una pequeña bendición, que por el momento hace más bien que mal. Pero, lo más importante es que todo este dinero no va a poder comprar tener interacciones normales de una forma sana. Por lo que, nuestras atenciones deberían centrarse en ello. Nos enfrentamos a elegir entre tener un mayor crecimiento económico con mayor enfermedad y muertes o tener menos de todo ello. Aunque yo tenga mi propia opinión, dejaré que otros sean los que sopesen esa cuestión, que creo que debería de ser debatida abiertamente. Sin embargo, quiero resaltar que una cuestión igual de importante a la que tenemos que dar respuesta cuando consideramos como repartir los recursos, es si este dinero debe de ser gastado en lujos o en bienes básicos. Creo que todos deberíamos de ser capaces de estar de acuerdo en que: Los lujos no son tan importantes como las necesidades básicas. Que no es un problema reducir nuestros gastos en lujos y caprichos. Si hacemos un cambio de nuestros gastos en lujos y caprichos al gasto en necesidades básicas, hay suficiente riqueza para poder todos cubrir nuestras necesidades básicas. Si todos estamos de acuerdo en ello entonces este debería de ser nuestro objetivo y deberíamos poner el foco en cual es la mejor forma de llegar a ello. Presumo en que también podemos estar de acuerdo en que no queremos que los ricos se vuelvan más ricos de todo esto, y que aumenten su gasto en lujo mientras que los pobres sufren sin tener las necesidades adecuadas y mientras las deudas empiezan a aumentar y a pasar a la siguiente generación. En ese caso, debemos de pensar seriamente que tipos de crecimiento económico obtenemos a cambio de los costes de obtenerlo. Me preocupa que esto derive en una recesión económica que nos lleve a un terrible malgasto de dinero y, a su vez, termine en peleas improductivas acerca de como dividir la tarta. Creo que esta crisis ha creado la necesidad de mirar a como el capitalismo debería ser rediseñado para tanto incrementar el tamaño de la tarta como en dividirla bien, de manera efectiva en ambos casos. Sueño con que un día podamos discutir esto bien de una forma abierta y bipartidista, y temo en que llegue un momento en el que nos tiremos al cuello del otro peleando para obtener todo lo que podamos. Por lo que creo que ahora es el momento de pensar seriamente acerca de como deberíamos comportarnos con los demás y repartir los recursos de forma apropiada. 
Ir a respuesta
Tsoros 30/03/20 11:29
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
Os comparto la última parte de este artículo. Esta tarde o mañana traduciré otro que ha subido Ray Dalio (mucho más corto que este) y mañana me parece que colgará otro. Traducción extraída de “The Changing World Order” de 27 de marzo 2020 | Parte 6 1) El ciclo de riqueza y poder doméstica: Riqueza, valores y gaps políticos, son ahora más amplios que en cualquier otro momento de mi vida. Gracias a estudiar la década de 1930 y otras épocas anteriores donde la polaridad también era tan grande, he aprendido que el lado que gane (sea la derecha o sea la izquierda) resultará en enormes impactos en la economía y los mercados. Por lo que, naturalmente, me pregunto, que lado (derecha o izquierda) será el que lidere en esta época. Mi estudio de la historia me ha enseñado que, como principio, cuando los gaps de valores y riqueza son amplios y hay una caída en los mercados y la economía, es altamente probable que surja mucho conflicto acerca de como dividir la tarta. ¿Cómo se tratarán las personas y los responsables políticos entre ellos cuando la próxima recesión llegué? Estoy especialmente preocupado porque de las limitaciones previamente mencionadas en la capacidad de los bancos centrales de recortar aún más los tipos de interés para poder estimular la economía. Además de que estas técnicas tradicionales son ahora inefectivas, imprimir moneda y comprar activos financieros (que ahora se llama “quantitative easing”) también amplían el gap de riqueza entre la gente, porque comprar activos financieros lleva los precios al alza, lo que beneficia a los ricos que poseen una mayor cantidad de activos que los pobres. 2) El ciclo de riqueza y poder internacional: Por primera vez en mi vida, los EEUU se están enfrentando a un rival a su altura. China se ha vuelto una economía poderosa y compite con EEUU en una gran cantidad de aspectos, y está creciendo a unas tasas mayores que EEUU. Si la tendencia continua, será más fuerte que EEUU en la mayoría de aspectos que determinan que un imperio se vuelva dominante (o, como mínimo, será un competidor exigente). He observado a ambos países de cerca durante gran parte de mi vida, y ahora estoy viendo como el conflicto entre ambos está creciendo rápidamente, especialmente en las áreas de comercio, tecnología, geopolítica, capital e ideologías en materia política, económica y social. No puedo sino preguntarme como esos conflictos, y los cambios en el orden mundial que resultaran de ello, “transpiraran” en los próximos años que vienen y que efectos tendrán sobre todos nosotros. La confluencia de esos 3 factores pica mi curiosidad y dirige mi atención a períodos similares como 1930-1945 y otros tantos antes. Más específicamente, a 2008-2009 como 1929-1932, donde hubo serios problemas de deuda y crisis económica. En ambos casos, los tipos de interés tocaron el 0%, lo que limitó la capacidad de los bancos centrales a usar recortes en los tipos de interés para estimular la economía por lo que, en ambos casos, los bancos centrales imprimieron una enorme cantidad de dinero para comprar activos financieros que, en ambos casos, causaron que el precio de los activos financieros subiera y ampliaran aún más el gap. En ambos casos también, esto derivó en una polarización política que se torno en forma de batallas entre ardientes populistas de izquierda y ardientes capitalistas de derecha. Estos conflictos maduraron mientras que países emergentes (Alemania y Japón en la década de 1930) empezaban a desafiar cada vez más el poder establecido en ese momento. Y finalmente, exactamente igual que ahora, la confluencia de estos factores significaba que era imposible entender a cualquiera de ellos sin entender las influencias que se solapaban entre ellos. Conforme estudiaba esos factores, sabía que, en la actualidad (2020), el ciclo de deuda a corto plazo estaba llegando tarde y sabia que una caída en los mercados llegaría eventualmente. No esperaba que una pandemia global llegara y nos trajera lo que nos ha traído, a pesar de que sabía que pandemias que han ocurrido en el pasado y otros actos de la naturaleza (como sequías e inundaciones) algunas veces han contribuido de forma importante a cambios radicales. Para ganar la perspectiva que necesitaba acerca de esos factores y que podría significar esa confluencia de situaciones, observé los auges y caídas de todos los grandes imperios y de sus divisas en los últimos 500 años, centrándome especialmente en los 3 más importantes: El imperio americano y el dólar, que son los más importantes en la actualidad. El imperio británico y la libra, que fueron los más importantes antes que este primero. El imperio holandés y el florín, que dominaron antes del imperio británico. También me fije, aunque menos de cerca, en los otros 6 imperios importantes, aunque menos dominantes, que fueron Alemania, Francia, Rusia, Japón, China e India. De esos 6, presté más atención a China y observé los últimos 600 años de su historia reciente porque:         1) China ha sido muy importante a lo largo de la historia, es muy importante en la actualidad, y es altamente probable que siga siéndolo en el futuro.         2) Proporciona muchos casos de auges y caídas de dinastías que poder observar, y que me ayudan a entender mejor los patrones y las fuerzas detrás de ellos. En esos casos, una imagen más clara emergía, de como otras influencias, especialmente a través de la tecnología y actos de la naturaleza, desempeñaban también un papel importante. Gracias a examinar todos esos casos a través de imperios y a través del tiempo, observé que los imperios importantes normalmente perduran 250 años, con más o menos 150 años de prosperidad y con grandes ciclos económicos, de deuda y políticos en los últimos 50 a 100 años. Mediante el estudio de como esos auges y caídas funcionaron de manera individual, he podido ver como funcionan de media en el arquetipo marcado, y después he podido examinar cómo han funcionado de forma diferente y porqué. Hacer esto me ha enseñado mucho. Mi reto está en tratar de expresarlo bien. Recuerda que lo que no se es mucho mayor que lo que se: Haciéndome esas preguntas, me he sentido desde el principio como una hormiga intentando entender el universo. Tengo muchas más preguntas que respuestas, y yo sabía que estaba profundizando en numerosas áreas donde otros habían dedicado su vida a estudiar. Por lo que yo agresiva y a la vez humildemente extraje información y conocimiento de algunos remarcables estudiosos del tema, ya que cada uno tenía conocimientos profundos de alguna pieza del puzle, aunque ninguno tenía el conocimiento holístico que yo necesitaba para poder responder adecuadamente a todas mis preguntas. Para entender las relaciones causa-efecto detrás de esos ciclos, combine una triangulación entre historiadores (que estaban especializados en distintas partes de esta gran y complicada historia) y responsables políticos (que tenían tanto experiencia práctica como perspectiva histórica), con el estudio de una serie de estadísticas realizadas por mi excelente equipo de investigación y por la lectura de una serie de libros. Mientras que he aprendido una enorme cantidad de cosas de las que haré buen uso de ellas, reconozco que lo que se es solo una parte pequeña de lo que me gustaría saber, de forma que pueda estar muy seguro acerca de las perspectivas de futuro. Aún así, también se por experiencia propia que, si espero a aprender lo suficiente para estar satisfecho de mi conocimiento, nunca sería capaz de utilizar lo aprendido. Por lo que por favor entended que, mientras que este estudio os proveerá con mi perspectiva top-down global de lo que he ido aprendiendo y de mi poco confidente pronóstico del futuro, deberíais tomaros mis conclusiones más como teorías que como hechos. Pero por favor tened en mente que, incluso con todo esto, me he equivocado más veces de la que puedo recordar, y es por lo que valoro la diversificación de mis apuestas más que ninguna otra cosa. Por lo que, siempre que os traslade lo que pienso, como estoy haciendo a través de este estudio, por favor tened en cuenta de que solo estoy haciendo lo mejor que puedo para trasladaros mis pensamientos. Depende de ti tener en consideración lo que he aprendido y hacer lo que quieras con ello. 
Ir a respuesta
Tsoros 29/03/20 12:38
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
 Traducción extraída de “The Changing World Order” de 27 de marzo 2020 | Parte 5 Poco después de las elecciones de 2016, donde Trump salió elegido, y con el incremento del populismo en los países desarrollados, comencé a realizar un estudio del populismo. Esto me hizo destacar como los gaps de valores y riqueza que derivaron en profundos conflictos políticos y sociales en el periodo de 1930 eran muy similares a los actuales (Nota, extraída de otro paper de Ray Dalio: Hoy día, la riqueza del top 1% del mundo, es mayor que la del último 90% combinado, que es el mismo gap que existía en el período 1935 – 1940, un período que fue de enorme conflicto en la mayoría de países). También me enseño el cómo y el por qué los populistas de la izquierda y los populistas de la derecha eran más nacionalistas, militaristas, proteccionistas y conflictivos y en qué derivaron estas características y aproximaciones. Observé como de fuerte el conflicto entre la izquierda y la derecha podía llegar a ser y el fuerte impacto que este conflicto tuvo en la economía, en los mercados, en la riqueza y en el poder, lo que me proporcionó un mejor entendimiento de los eventos que estamos viviendo en la actualidad.  De haber hecho ese estudio, y de observar numerosas situaciones que están ocurriendo a mi alrededor, observé que EEUU estaba experimentando grandes gaps entorno a las condiciones económicas de la gente que estaban siendo tapadas al solo observar las medias económicas (por ejemplo, una persona gana 1.000.000 y otra 10.000 dan una mejor media que dos que ganan 100.000, pero el gap es mucho mayor). Por lo que dividí la economía en quintiles (por ejemplo, miran al 20% que generaban más ingresos, el siguiente 20% y así hasta llegar al último 20%) y examiné las condiciones de esos segmentos de población de forma independiente. Esto derivó en 2 estudios. En el paper “Our Biggest Economic, Social, and Political Issue: The Two Economies—The Top 40% and the Bottom 60%” observe las condiciones dramáticas entre los que “tienen” y los que “no tienen”, lo que me ayudó a entender la gran polaridad y el populismo que estaba emergiendo. Esos descubrimientos, a la vez que el contacto cercano que estábamos teniendo mi mujer y yo en el ámbito de la filantropía con la realidad de los gaps que estábamos viendo en la comunidad de Connecticut y en sus colegios, me llevó a la investigación que plasme en mi estudio “Why and How Capitalism Needs to Be Reformed”.  Al mismo tiempo, a lo largo de mis muchos años de relaciones internacionales y de búsqueda en otros países, observé que grandes cambios geopolíticos y económicos estaban teniendo lugar, especialmente en China. He ido muchas veces a China a lo largo de los últimos 35 años y he sido lo suficientemente afortunado de tener el suficiente conocimiento de sus líderes políticos, y también de tratar con ellos. Esto me ha ayudado a ver como de notables son los avances que ha ido teniendo China y como de excelentes son las capacidades y perspectivas históricas que estaban detrás de estos avances. Estas capacidades y perspectivas excelentes han llevado a China a ser un competidor efectivo con EEUU en producción, comercio, tecnología, geopolítica y mercados globales. Lo que ahora estás leyendo viene de mi necesidad de entender las situaciones importantes que están desarrollándose ahora y que no me habían ocurrido antes en mi vida pero que si han ocurrido muchas veces antes. Estas situaciones son el resultado de 3 grandes fuerzas y las preguntas que de ellas surgen. 1)  El ciclo monetario y de deuda a largo plazo: En ningún momento de nuestras vidas los tipos de interés habían estado tan bajos, incluso negativos, a la vez que hay tanta deuda, como ahora. Al comienzo de 2020, más de 10 trillones de dólares (dólares americanos, equivalen a 10 billones en terminología española) de deuda estaban a tipos de interés negativos y una inusual enorme cantidad de deuda adicional sería necesaria ponerla a la venta, y venderla, para financiar los déficits financieros. Esto está ocurriendo al mismo tiempo que unas enormes obligaciones de pensiones y de sanidad están llegando a su vencimiento. Estas circunstancias me han llevado a hacerme una serie de preguntas. Naturalmente, me pregunto porque alguien querría mantener una deuda que le está proporcionando un rendimiento negativo, y cuánto más se pueden bajar los tipos de interés. También me pregunto que les pasaría a las economías y a los mercados cuando no puedan bajarse más los tipos de interés y cómo los bancos centrales podrían estimular la economía cuando la siguiente caída venga inevitablemente (de hecho, ya la estamos viviendo). ¿Imprimirán los bancos centrales mucha más moneda, derivando esto en una depreciación de la misma? ¿Qué ocurriría si la divisa a la que la deuda está vinculada pierde poder adquisitivo mientras los tipos de interés son tan bajos? Esas preguntas me han llevado a preguntarme como actuarán los bancos centrales si los inversores empiezan a huir de la deuda vinculada a las mayores divisas del mundo (por ejemplo, el dólar, el euro y el yen), que sería lo esperado si el rendimiento por el riesgo que están asumiendo es negativo, y, a su vez, la moneda se está depreciando. En el caso de que no lo sepas, una moneda de reserva internacional, como las arriba mencionadas, se trata de una moneda que es aceptada alrededor del mundo para efectuar transacciones y como modo de ahorro. El país que imprime la denominada moneda de reserva internacional por definición (actualmente es el dólar americano) está en una posición muy privilegiada y poderosa, y la deuda que está ligada a esta divisa, es el mayor bloque para los mercados de capital internacionales y para la economía global. También es el caso que todas las monedas que han sido reserva internacional en el pasado han cesado de tener este privilegio, generalmente derivando en finales traumáticos para los países que disfrutaban de semejante privilegio. Por lo que también estoy comenzando a preguntarme cuándo y por qué el dólar dejará de ser la moneda de reserva internacional por definición, y cómo esto cambiará el mundo tal y como lo conocemos. 
Ir a respuesta
Tsoros 28/03/20 14:49
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
Esta parte empieza a ser más interesante. Perfectamente se puede trasladar a España. Traducción extraída de “The Changing World Order” de 27 de marzo 2020 | Parte 4 Ser capaz de ver los eventos de esta manera me ha ayudado a cambiar mi perspectiva de quedarme atrapado y no entender que ocurría, a poder ver patrones a lo largo del tiempo. Mientras más situaciones relacionadas entre si podía entender de esta manera, más podía observar y entender cómo se influenciaban entre ellas – por ejemplo, como el ciclo económico funciona en relación con el ciclo político – y como interactúan en largos períodos de tiempo. También he aprendido que cuando presto atención a los detalles no soy capaz de ver el panorama general y que cuando presto atención al panorama general no soy capaz de ver los detalles. Por lo que para entender los patrones y las relaciones causa-efecto, era necesario ver y entender desde la perspectiva del panorama general y desde la perspectiva de los detalles al mismo tiempo, de forma simultánea, buscando las interrelaciones entre las fuerzas más importantes que han ocurrido durante largos períodos de tiempo. Desde mi punto de vista, la mayoría de las cosas evolucionan con tendencia al alza (mejoran a lo largo del tiempo). Por ejemplo, a lo largo del tiempo nuestros estándares de vida y calidad de vida mejoran porque aprendemos más, lo que deriva en mayor productividad, pero tenemos ups and downs en la economía porque tenemos ciclos de deuda que generan bajadas y subidas en la economía, pero con tendencia alcista a largo plazo. Estoy convencido de que la razón por la que la gente suele perderse los grandes momentos de la evolución es porque experimentamos solo pequeñas piezas de lo que está pasando. Somos como hormigas preocupadas con nuestros trabajos, llevando migas en nuestras vidas minúsculas, en lugar de tener una perspectiva más amplia del panorama general y de los ciclos, de los factores más importantes que los dirigen, en que momento del ciclo estamos y que es lo más probable que ocurra. Mediante ir ganando perspectiva, he llegado a creer que solo hay un número limitado de tipos de personalidades que llevan a un número limitado de caminos que a su vez derivan en un número limitado de situaciones que producen un número limitado de historias que se repiten una y otra vez. Lo único que cambia es la ropa que llevan los protagonistas y la tecnología que estamos usando. El estudio y como he llegado a hacerlo: Un estudio lleva a otro y, finalmente, me han llevado a este. Más específicamente: Haber estudiado los ciclos de crédito y de dinero a lo largo de la historia, me ha hecho ser consciente del ciclo de deuda de largo plazo (que generalmente dura entre 50 y 100 años), lo que ha derivado en que observe lo que está ocurriendo ahora de una forma muy diferente de la que tendría si no hubiese ganado perspectiva. Por ejemplo, antes de que los tipos de interés tocaran el 0% y los Bancos Centrales imprimieran dinero y compraran activos financieros en respuesta a la crisis financiera del 2008-2009, ya había estudiado lo que había ocurrido en 1930, lo que me ayudo a navegar mejor esta crisis. De ese estudio, el de la década de 1930, también observe el cómo y el por qué esas acciones de los Bancos Centrales llevaron al alza el precio de los activos financieros y de la economía en general, al mismo tiempo que se ampliaba el gap de riqueza y derivaba en un período de populismo y conflicto. Ahora estamos viendo las mismas situaciones en el período post 2009.  En 2014, quise hacer una previsión del crecimiento de la economía en una variedad de países porque eran relevantes para nuestras decisiones de inversión. Utilice la misma aproximado al estudio de muchos casos para encontrar los factores que impulsaban el crecimiento y esto derivo en una serie de indicadores universales para poder anticipar las tasas de crecimiento de cada país para períodos de 10 años. A lo largo de este proceso, he desarrollado un conocimiento más profundo del por qué algunos países lo han hecho bien y otros lo han hecho mal. He convertido estos indicadores en medidores y ecuaciones que utilizamos para producir estimaciones de crecimiento en períodos de 10 años en las 20 economías más grandes del mundo. Además de habernos sido de utilidad a nosotros, vi que este estudio también podía ser de utilidad para los responsables políticos en materia económica de cada país porque, mediante la observación de estas relaciones de causa-efecto universales e imperecederas, podrían saber que, si cambiaban X, esto podría derivar en un efecto Y en el futuro. También observé como esos indicadores del crecimiento de la economía a 10 años (como la calidad de la educación y el nivel de deuda) eran peores para EEUU en relación de grandes economías emergentes como China e India. Este estudio se denomina “Productivity and Structural Reform: Why Countries Succeed and Fail, and What Should Be Done So Failing Countries Succeed”. 
Ir a respuesta
Tsoros 27/03/20 21:23
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
Traducción extraída de “The Changing World Order” de 27 de marzo 2020 | Parte 3En lugar de estar cayendo, el mercado en general estaba subiendo un 4%. Me quede impactado. Esto es porque yo no había experimentado una devaluación de la moneda antes en mi vida. Durante los días siguientes, buceé en lo que había ocurrido durante la historia y vi que en muchos casos en los que había habido devaluación de la moneda, los mercados habían respondido de forma similar. Adentrándome más en este estudio, entendí el porqué, y aprendí algo muy valioso que me ha ayudado muchas veces durante mi vida. Conforme pasaba el tiempo he ido sufriendo un par más de sorpresas dolorosas, lo que me llevó a darme cuenta de que necesitaba entender todos los grandes movimientos económicos y de mercados que han ocurrido en los últimos + 100 años en todas las grandes potencias mundiales. En otras palabras, si algún importante y gran evento ha ocurrido en el pasado (como la Gran Depresión en la década de 1930), yo no podía asegurar que no me iba a ocurrir también a mí, por lo que tenía que aprender cómo y por qué había sucedido para poder enfrentarme a ello con éxito. A lo largo de mi investigación he ido observando que ha habido muchos casos del mismo tipo ocurriendo (por ejemplo, las depresiones) y que estudiándolas tal y como un doctor estudia una enfermedad en particular, podría ganar un entendimiento más profundo de como funcionan. La forma en la que he ido trabajando, ha sido estudiando los casos más importantes de algo en particular y, después, resumirlos todos en uno, a lo que he denominado un arquetipo. Este arquetipo me ayuda a ver la relación causa – efecto que conduce a entender como estos casos progresan normalmente. Después, comparo como estos casos transpiran en relación al arquetipo, para entender que causa las diferencias entre este caso en concreto y el arquetipo. Este proceso me ayuda a refinar mi entendimiento acerca de las relaciones de causa-efecto hasta el punto de que puedo crear unas reglas de toma de decisiones en la forma de “Y si…”. Por ejemplo, si X pasa, haz la apuesta Y”. Después, observo como los eventos transpiran en relación al modelo desarrollado y lo que hemos esperado que ocurra. Esto lo hago de forma muy sistemática. Si los eventos ocurren como esperamos, seguimos apostando por lo que debería venir en siguiente lugar. Si, por otro lado, los eventos no ocurren como esperamos, intentamos entender los porqués y actuar en consecuencia. Mi aproximación no es académica, se trata de una aproximación muy práctica que sigo con la intención de hacer mi trabajo de forma correcta. Como puedes observar, como un inversor macro global, el juego que juego requiere que entienda que es lo más probable que termine ocurriendo mejor de lo que lo hace mi competencia. De mis años peleándome con los mercados e intentando encontrar los principios adecuados para hacerlo bien, he aprendido que: 1) La habilidad de anticiparse y tratar con el futuro depende del entendimiento de las relaciones causa-efecto que hacen que las cosas cambien. 2) La habilidad de entender estas relaciones causa-efecto provienen del estudio del cómo y el porqué han ocurrido en el pasadoCómo de práctica es esta aproximación puede verse medida por el rendimiento que ha obtenido Bridgewater durante las últimas décadas. Esta aproximación afecta a cómo lo veo todo: Habiendo hecho muchos estudios en la búsqueda de estos principios universales, he aprendido que la mayoría de las situaciones – por ejemplo, períodos de prosperidad, depresiones, guerras, revoluciones, mercados alcistas, mercados bajistas, etc. – ya han ocurrido en repetidas ocasiones a lo largo del tiempo. Las razones de base son básicamente las mismas, típicamente en ciclos, y habitualmente en ciclos que llegan a durar tanto o más que nuestra propia vida. Esto me ha ayudado a ver casi cualquier situación como “otra de esas situaciones”, exactamente igual que un biólogo, cuando encuentra una nueva criatura salvaje, y es capaz de identificar a que especie pertenece la criatura, pensar como “funciona” esa especie, e intentar tener esos principios universales para tratar de identificarla de manera efectiva. 
Ir a respuesta
Tsoros 27/03/20 12:27
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
Bueno voy a seguir con las traducciones de los artículos de Ray Dalio. Es más largo de lo que esperaba que fuese a ser, pero me he comprometido a traducirlos y así lo haré. Lo voy pasando en distintos posts (posiblemente acaben siendo más de 20 conforme vaya subiendo más artículos) para que por un lado no se os haga muy pesados a vosotros y por otro lado para yo poder ir traduciéndolo en varios momentos y no de golpe. Traducción extraída de “The Changing World Order” de 27 de marzo 2020 | Parte 2 Conforme he ido estudiando la historia, he ido observando como esta confluencia de eventos ha sido típica de situaciones que surgieron en períodos que comprendían entre 10 y 20 años, que han sido fases de transición entre grandes ciclos económicos y políticos que ocurrieron a lo largo de muchos años (50 a 100 años). Estos grandes ciclos estaban compuestos de movimientos (swings) entre: 1) Períodos prósperos donde se persigue la riqueza, que es creada de forma productiva y donde aquellos que tienen el poder trabajan conjuntamente con los primeros para facilitar esto. 2) Períodos miserables y de depresión donde todos se pelean por la riqueza y el poder. Esto deriva en una disrupción de la harmonía y la productividad y, a veces, lleva a guerras o revoluciones. Estos malos períodos han sido como tormentas que limpian el ambiente y que eliminan los excesos que se han producido los años anteriores, como puede ser una elevada deuda, y devuelven los fundamentales a una base de individuos y países más sólida, aunque durante estos períodos hay mucho dolor. Esto, eventualmente, causa adaptaciones que hace a los individuos y países más fuertes, aunque típicamente deriva en un cambio en la potencia líder y el orden mundial dominante. Las respuestas a esta situación solo pueden ser encontradas estudiando los mecanismos detrás de casos similares en la historia – el período comprendido entre 1930 y 1945, pero también en el auge y caída de los imperios británicos y holandeses, el auge y caída de las dinastías chinas, y otras – para desbloquear y entender que es lo que está ocurriendo y que es lo más probable que ocurra. Este era el propósito de este estudio. Después, la pandemia del coronavirus llegó, que era otro de esos grandes eventos que nunca me habían ocurrido a mi pero que han ocurrido muchas veces antes de que yo naciera y que he necesitado entender mejor. Mi aproximación: Aunque pueda parecer extraño que un inversor, al que se le requiere tomar decisiones de inversión en cortos períodos de tiempo, preste tanta atención a períodos tan prolongados de la historia, a lo largo de mi vida he aprendido que necesito de esta perspectiva para hacer bien mi trabajo. Los grandes errores de mi carrera vienen de haberme perdido los grandes movimientos que ha ido teniendo el mercado y que a mi no me habían ocurrido, pero si que habían ocurrido muchas veces antes. Esos errores me enseñaron que necesitaba entender como la economía y los mercados han ido funcionando a lo largo de la historia, de forma que pudiera aprender los mecanismos universales e imperecederos subyacentes y así poder desarrollar unos principios también universales e imperecederos para poder tratar estas situaciones de la forma correcta. La primera de estas grandes sorpresas me llegó en 1971, cuando yo contaba con 22 años, y trabajaba de becario durante el verano en el New York Stock Exchange. Un domingo por la noche, concretamente el 15 de agosto 1971, el presidente Nixon anunciaba la desvinculación de USA al patrón oro. Esto hizo que el dólar se desplomase. Conforme escuchaba el discurso de Nixon, empezaba a ser consciente de que el gobierno americano había fallado en su promesa y que el dinero, tal y como lo conocemos, había dejado de existir. Esto no podía ser bueno, pensé yo. Por lo que, al día siguiente, el lunes por la mañana, camine al NYSE esperando una caída brutal de las acciones. Había acertado en que era una locura, pero no la locura que yo esperaba. 
Ir a respuesta
Tsoros 27/03/20 10:47
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
La verdad es que a Alejandro se le tiene aprecio porque es el que más ha comunicado de todos los gestores, muchas veces de forma altruista, aparte de que se nota que debe de ser muy buena gente. Ahora bien, en cuanto a sus empresas, siempre vende arriba y recompra abajo. Y todas tienen un potencial tremendo. Es un vendedor nato, parece el hermano pequeño de Álvaro Guzmán. Tienen la habilidad de venderte hasta un iglú en África y lo que es más curioso, te crees que los iglús en África realmente son una buena inversión. Dicho esto nada que objetar, es su negocio. 
Ir a respuesta

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar