Rankia España

Participaciones del usuario al.rodrigo

19/12/16 13:29
Ha respondido al tema Declarar Prima de emisión en Renta 2015
Copio y pego, después de los dos apartados: "En caso de que lo percibido exceda del límite fijado, el exceso minorará el valor de adquisición de las acciones o participaciones hasta hacerlo cero..." No obstante, IAG están admitidas a cotización en un mercado secundario oficial de la UE. Saludos.
Ir a respuesta
15/12/16 19:41
Ha respondido al tema Declarar Prima de emisión en Renta 2015
Leo por primera vez este hilo y veo que la respuesta de abril es incorrecta. El IBEX es un índice de un mercado secundario oficial de la UE, las empresas incluidas en ese índice, sus acciones, están admitidas a negociación en un mercado secundario oficial de la UE. Por tanto, jarodrigo no debió de incluir en su declaración esa devolución de prima. El importe obtenido minora el valor de adquisición de sus acciones y eso lo tendrá en cuenta cuando venda las acciones. Podría solicitar, en estos momentos, una rectificación de la declaración presentada, con devolución de ingresos indebidos. Si las acciones no están admitidas a negociación en un mercado secundario oficial de la UE, no sé si es tu caso, sitomix, hay que calcular la diferencia entre el valor de los fondos propios del último año cerrado que corresponde a tus acciones menos el valor de adquisición. Si ese resultado es negativo la devolución de prima de emisión se resta al valor de adquisción de las acciones y si ese resultado es positivo la devolución de prima de emisión tributa como rendimiento de capital mobiliario, con el límite del importe de esa diferencia hallada y minorando el valor de adquisición de las acciones con la parte que no tribute como rendimiento de capital mobiliario. Saludos.
Ir a respuesta
16/09/16 08:27
Ha respondido al tema Incompatibilidad de exención en IRPF de ingresos en el extranjero y dietas
Lo que no es compatible es la exención de hasta 60.100 euros con la exención de los sobresueldos percibidos por trabajar en el extranjero. Dando por supuesto que esos 6.600 euros de salario no corresponden con ningún sobresueldo, en mi opinión, tienes exentos los 10.000 euros, ya que la exención de esas asignaciones para gastos normales de manutención (los 3.400) sí que es compatible con la exención del artículo 7.p. Saludos.
Ir a respuesta
15/09/16 17:33
Ha respondido al tema Incompatibilidad de exención en IRPF de ingresos en el extranjero y dietas
Si no has tributado en el extranjero pero existe ese impuesto de naturaleza similar puedes seguir acogiéndote a dicha exención, te copio y pego de la propia consulta vinculante: Respecto de si es necesario que los rendimientos del trabajo hayan tributado en el extranjero, debe señalarse que el precepto únicamente exige que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este Impuesto y no se trate de un país o territorio que haya sido calificado reglamentariamente como paraíso fiscal, no que sean gravados de manera efectiva en el mismo, ... Saludos.
Ir a respuesta
15/09/16 17:26
Ha respondido al tema Incompatibilidad de exención en IRPF de ingresos en el extranjero y dietas
No es requisito haber tributado por esos 10.000 euros, sino que el requisito es que en el país al que te has desplazado exista un impuesto de naturaleza similar al IRPF. En cuanto a mi anterior mensaje, copio y pego consulta vinculante. NUM-CONSULTA V0626-15 ORGANO SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas FECHA-SALIDA 20/02/2015 NORMATIVA LIRPF, 35/2006, Art. 7. RIRPF, RD 439/2007, Art. 6. DESCRIPCION-HECHOS El consultante, residente en España, trabaja (con contrato de trabajo de carácter indefinido) en una empresa radicada en Madrid, empresa de tradición aeronáutica en las áreas de formación, consultoría y asistencia técnica. Una empresa fabricante de aviones, con sede en Francia y no vinculada con la empresa española, ha contratado a esta última para que imparta cursos a personal de compañías aéreas de terceros países (Filipinas, Rusia, etc.) no radicadas en España, dado que la empresa francesa no posee personal capacitado para ello. De forma que la empresa francesa, a través de la empresa española, proporciona dicha formación al personal de compañías aéreas de terceros países que compran los aviones fabricados por la entidad francesa. La empresa francesa paga a la empresa española por dicha formación. Para impartir el curso, el consultante debe desplazarse desde España al tercer país. Por su impartición, aparte de su sueldo, la empresa española remunera al empleado con una cantidad dineraria dependiente de las horas impartidas y, además, con una dieta para gastos de alojamiento y manutención. CUESTION-PLANTEADA Si resulta aplicable la exención prevista en el artículo 7 p) de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, sobre qué conceptos (sueldo, remuneración por horas impartidas y dietas no exceptuadas de gravamen) y con qué límite. Si es compatible dicha exención con el régimen de dietas exceptuadas de gravamen. CONTESTACION-COMPLETA La presente contestación se formula partiendo, según lo manifestado en su escrito, de que el consultante tiene su residencia habitual en España según lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29 de noviembre), en adelante LIRPF, por lo que tiene la consideración de contribuyente del Impuesto. El artículo 7 p) de la LIRPF establece que estarán exentos: “p) Los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero, con los siguientes requisitos: 1.º Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero en las condiciones que reglamentariamente se establezcan. En particular, cuando la entidad destinataria de los trabajos esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquella en la que preste sus servicios, deberán cumplirse los requisitos previstos en el apartado 5 del artículo 16 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo. 2.º Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este impuesto y no se trate de un país o territorio considerado como paraíso fiscal. Se considerará cumplido este requisito cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información. La exención se aplicará a las retribuciones devengadas durante los días de estancia en el extranjero, con el límite máximo de 60.100 euros anuales. Reglamentariamente podrá establecerse el procedimiento para calcular el importe diario exento. Esta exención será incompatible, para los contribuyentes destinados en el extranjero, con el régimen de excesos excluidos de tributación previsto en el reglamento de este impuesto, cualquiera que sea su importe. El contribuyente podrá optar por la aplicación del régimen de excesos en sustitución de esta exención.”. Por su parte, el artículo 6 del Reglamento del Impuesto, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (BOE del día 31), en adelante RIRPF, dispone lo siguiente: “1. Estarán exentos del Impuesto, de acuerdo con lo previsto en el artículo 7. p) de la Ley del Impuesto, los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero, cuando concurran los siguientes requisitos: 1.º Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero. En particular, cuando la entidad destinataria de los trabajos esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquella en la que preste sus servicios, se entenderán que los trabajos se han realizado para la entidad no residente cuando de acuerdo con lo previsto en el apartado 5 del artículo 16 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades pueda considerarse que se ha prestado un servicio intragrupo a la entidad no residente porque el citado servicio produzca o pueda producir una ventaja o utilidad a la entidad destinataria. 2.º Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este Impuesto y no se trate de un país o territorio calificado reglamentariamente como paraíso fiscal. Se considerará cumplido este requisito cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información. 2. La exención tendrá un límite máximo de 60.100 euros anuales. Para el cálculo de la retribución correspondiente a los trabajos realizados en el extranjero, deberán tomarse en consideración los días que efectivamente el trabajador ha estado desplazado en el extranjero, así como las retribuciones específicas correspondientes a los servicios prestados en el extranjero. Para el cálculo del importe de los rendimientos devengados cada día por los trabajos realizados en el extranjero, al margen de las retribuciones específicas correspondientes a los citados trabajos, se aplicará un criterio de reparto proporcional teniendo en cuenta el número total de días del año. 3. Esta exención será incompatible, para los contribuyentes destinados en el extranjero, con el régimen de excesos excluidos de tributación previsto en el artículo 9.A.3.b) de este Reglamento, cualquiera que sea su importe. El contribuyente podrá optar por la aplicación del régimen de excesos en sustitución de esta exención.”. Según ha señalado este Centro Directivo, la exención regulada en el artículo 7 p) de la LIRPF no resulta aplicable a todos los rendimientos del trabajo. La expresión “trabajos” que figura en el citado artículo 7 p) debe entenderse referida a los rendimientos del trabajo definidos en el artículo 17.1 de la LIRPF, es decir, los rendimientos del trabajo derivados de una relación laboral o estatutaria, así como a determinados supuestos contemplados en el artículo 17.2 de la LIRPF (como sería el caso de las relaciones laborales de carácter especial). En el presente caso, según la información aportada, el consultante mantiene una relación laboral con una empresa española que desarrolla su actividad, entre otras, en el área de formación aeronáutica, y, en el marco de dicha relación laboral, ha sido desplazado al extranjero para impartir formación (cursos) que una empresa francesa ha contratado a la empresa española. Por lo que cabe entender que los rendimientos obtenidos por el consultante por impartir los cursos proceden de “trabajos” en el sentido del artículo 7 p) de la LIRPF. Asimismo, la norma exige, para aplicar la exención, que se trate de un rendimiento derivado de un trabajo realizado para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero. Para entender que el trabajo se haya prestado de manera efectiva en el extranjero, se requiere tanto un desplazamiento del trabajador fuera del territorio español, como que el centro de trabajo se ubique, al menos de forma temporal, fuera de España. En el presente caso, según manifiesta, el trabajador consultante debe desplazarse a países extranjeros para impartir los cursos contratados; por lo que puede entenderse cumplido este requisito en relación con los trabajos realizados durante los días que haya estado desplazado en el extranjero. Al mismo tiempo, es preciso que el trabajo se preste para una empresa o entidad no residente, o un establecimiento permanente radicado en el extranjero. Según la información aportada, en el presente caso este requisito se cumple, al ser una empresa o entidad no residente en España la beneficiaria o destinataria última de los trabajos prestados por el trabajador. Respecto de si es necesario que los rendimientos del trabajo hayan tributado en el extranjero, debe señalarse que el precepto únicamente exige que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este Impuesto y no se trate de un país o territorio que haya sido calificado reglamentariamente como paraíso fiscal, no que sean gravados de manera efectiva en el mismo, considerándose cumplido este requisito en particular cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información. Si los trabajos se realizan en varios países, como en el presente caso, habrá que analizar el cumplimiento de este requisito en cada uno de los países a los que se desplaza el trabajador, de tal forma que la exención será aplicable respecto de las retribuciones que correspondan a aquellos países extranjeros en los que se cumpla el citado requisito. Por tanto, la aplicación de la exención regulada en el artículo 7 p) de la LIRPF dependerá del cumplimiento, según lo indicado, de todos los requisitos mencionados. Respecto a la cuantía exenta de tributación, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 7.p) de la LIRPF y en el apartado 2 del artículo 6 del RIRPF, tal y como ha reiterado este Centro Directivo, al margen de las retribuciones específicas, a la hora de cuantificar la parte de las retribuciones no específicas obtenidas por el trabajador que gozan de exención, únicamente deberán tomarse en consideración los días que el trabajador efectivamente ha estado desplazado en el extranjero para efectuar la prestación de servicios transnacional, de tal forma que serán los rendimientos devengados durante esos días los que estarán exentos, calculándose con un criterio de reparto proporcional, teniendo en cuenta el número total de días del año (365 días con carácter general o 366 días si el año es bisiesto). Asimismo, a las retribuciones específicas que satisfaga la empresa española al trabajador como consecuencia del desplazamiento les resultará de aplicación la exención. Todo ello con un límite máximo de 60.100 euros anuales. En relación con el régimen de dietas exceptuadas de gravamen del artículo 9.A.3.a) del RIRPF, el mismo resulta compatible con la exención por trabajos realizados en el extranjero. Por tanto, las cantidades que abone la empresa española, empleadora del trabajador, al mismo, para sufragar los gastos de manutención y estancia con motivo del traslado fuera de su municipio de residencia y trabajo quedarán exceptuadas de gravamen en España con los requisitos y condiciones establecidos en el artículo 9.A.3.a) del RIRPF. Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria. Saludos.
Ir a respuesta
15/09/16 17:20
Ha respondido al tema Incompatibilidad de exención en IRPF de ingresos en el extranjero y dietas
En mi modesta opinión, pienso que en principio debes de solicitar que te dejen exentos los 10.000 euros. Me explico. La exención del artículo 7.p de la Ley (artículo 6 del Reglamento), efectivamente es incompatible con el régimen de excesos del artículo 9.A.3.b del Reglamento, pero no es incompatible con las asignaciones para gastos normales de manutención y estancia en hoteles, restaurantes y demás establecimientos de hostelería del artículo 9.A.3.a del Reglamento, hasta 91,35 euros diarios cuando se pernocta fuera del domicilio en estancias en el extranjero. Saludos.
Ir a respuesta
17/08/16 12:14
Ha respondido al tema Regalo acciones y fiscalidad de las mismas
Sólo hay una cosa que no me queda clara, el cargo contable de esa entrega, beneficios no distribuidos o prima de emisión. Ampliación no es en ningún caso, se trata de sociedades diferentes. Las acciones que os entregan tienen un valor de mercado en ese momento de la entrega, que en cualquiera de los casos será su valor de adquisición a tener en cuenta en una futura venta de las mismas. Ahora bien: 1.- Si la entrega es con cargo a prima de emisión, ese valor de mercado y ese efectivo percibido deben de restar al valor de adquisición de las LBTYK. 2.- Si la entrega es con cargo a resultados no distribuidos, tienes que declarar el cobro de un dividendo, que coincide con el valor de mercado de las acciones entregadas más el efectivo percibido. En la primera opción es bastante clarificadora la consulta vinculante V2001-16. Saludos.
Ir a respuesta
10/03/16 16:52
Ha respondido al tema ¿Plan de pensiones tratado como rendimiento de capital?
Otra vez: NO. Siguiendo con tu ejemplo, que es lo que contestaba en el anterior mensaje, el SEPE dice que debes considerar como renta (no distingue de qué tipo) el interés legal del valor de tu fondo de inversion. ¿Es esto extrapolable al IRPF o no te lo planteas porque resulta perjudicial? Respondo yo mismo, NO es extrapolable al IRPF al igual que no es extrapolable lo de los planes de pensiones. La sentencia no entra nunca a valorar la fiscalidad de nada. Te lo acaba de explicar perfectamente Cachilipox. Saludos.
Ir a respuesta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar