Rankia España
Acceder
blog Schroders

¿Por qué el crecimiento económico (y los tipos de interés) podrían aumentar más rápido de lo esperado?

Hemos mejorado nuestras previsiones para los resultados de las grandes economías para los dos próximos años. Aquí, explicamos brevemente el porqué y hacemos un resumen de nuestras predicciones, según el análisis de Keith Wade, economista jefe de Schroders.

Schroders logo

El plan de Donald Trump para impulsar al gobierno de los EE.UU mediante el gasto de 300.000 millones de dólares ha añadido combustible a la economía global, que ya iba a toda máquina.

El efecto de los presupuestos generales estadounidenses de 2018, que detallaban esos planes (y que además incluían también 90.000$ millones adicionales en gastos para emergencias) será notado mucho más allá de las costas de EE.UU.

Como resultado, hemos incrementado nuestras previsiones de crecimiento para casi todas las grandes economías alrededor del globo. También nos ha hecho cambiar nuestras predicciones para la senda que creemos que seguirán los tipos de interés. Para finales de 2019, ahora esperamos que los tipos de interés en Estados Unidos hayan alcanzado el 3% y los del Reino Unido, el 1.25%.

¿Cuánto crecimiento económico veremos durante 2018 y en 2019?

A nivel Global: Estamos mejorando nuestras previsiones de crecimiento global hasta el 3.5% para 2018 (anteriormente preveíamos un 3.3%) y el 3.3% para 2019 (de un 3.0% anterior). Esto no es solamente debido a los planes de gasto gubernamental estadounidenses; los datos de las encuestas realizadas por directores de compras y los niveles de confianza empresarial y del consumidor también son optimistas. Efectivamente, nuestro indicador de actividad económica global se encuentra en sus niveles más altos en siete años.

EE.UU: También mejoramos la previsión de crecimiento del PIB de EE.UU para el 2018 al 3.1% (antes 2.5%) y para el 2019 al 2.9% (antes 2.2%). Una demanda más fuerte en EE.UU también se traduce en una actividad comercial y un crecimiento más fuerte en otros lugares.

Eurozona: Los datos económicos más recientes confirman nuestra visión de que la recuperación económica europea está ganando impulso y a la vez expandiéndose: la mejora de nuestras previsiones de crecimiento para la Eurozona para 2018 al 2.6% (antes 2.3%) y para 2019 al 1.5% (antes 1.4%).

Reino Unido: Incluso mejoramos la previsión para el Reino Unido, que pasó de ser una de las economías con mejor rendimiento entre 2013 y 2016 a ser la peor economía del G7. Las mejoras para 2018 al 1.7% (antes 1.6%) y para 2019 al 1.5% (antes 1.4%) se deben en su mayor parte a la mejora de las perspectivas para sus socios comerciales principales.

China: Mejoramos la previsión para 2018 al 6.6% (antes 6.4%) y para 2019 al 6.5% (antes 6.3%).

Mercados emergentes: Liderados por la mejora de las previsiones en China, también incrementamos la previsión para 2018 al 5.1% y para 2019 al 5.0%.

Japón: La única gran economía para la que degradamos su previsión es Japón, donde prevemos un crecimiento del 1.5% (en vez del 1.8%) en 2018. Esto se debe a unos resultados decepcionantes en el último trimestre de 2017.

¿Qué significa todo esto para los tipos de interés?

EE.UU: La Reserva Federal acaba de empezar un plan de reducción de su balance (Quantitative Tightening) y con la inflación subyacente al alza, podemos esperar cuatro aumentos más de los tipos de interés durante 2018 y dos en 2019, finalizando la previsión en el 3%.

Eurozona: Se espera que el Banco Central Europeo termine su programa de Quantitative Easing en septiembre de este año, antes de subir los tipos de interés tres veces durante 2019, colocando el tipo de refinanciación en el  0.75% y el de la facilidad de depósito en el 0.25%.

Reino Unido: El Banco de Inglaterra (BoE, Bank of England) está listo para empezar a caminar más rápido debido a la preocupación de que limitaciones en la oferta provoquen una subida de la inflación. Se espera una subida de los tipos de interés por parte del BoE en 2018 y otras dos en 2019 (al 1.25%). Creemos que la subida de este año puede llegar en noviembre, pero los mercados sugieren que podría ser tan pronto como en mayo.

Tanto el valor como los ingresos generados por sus inversiones pueden disminuir como aumentar y los inversores pueden no recuperar sus cantidades invertidas originalmente. 

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres mantenerte informado y conocer las mejores novedades sobre Schroders, suscríbete a esta gestora en Rankia.

Autor del blog

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar