Inflacion ¿riesgo u oportunidad?

Unos tipos de interés históricamente bajos en la mayoría de los países occidentales, junto al famoso Quantitative Easing 2ª parte (QE2) está provocando una subida de la inflación, de la que cada vez se empiezan a leer mas titulares y que esta produciendo algunos efectos colaterales como son las revueltas en el algunos países árabes por el aumento de los alimentos o el aumento de los precios energéticos.

Varios países ya están subiendo tipos para combatir esta amenaza, quedando prácticamente EE.UU y Japón como únicos países que no han subido sus tipos de interés, aunque por motivos diferentes. De hecho uno de los motivos que está influyendo en la mala evolución de las bolsas de los países emergentes es esta alta inflación y las subidas de tipos que están realizando sus bancos centrales para combatirlas.

Alan Greenspan en su libro "The age of turbulence" ya vaticina un periodo de elevada inflación, aunque las razones que da el no son las actuales, sino por el fin del efecto desinflacionario de los salarios bajos en China e India.

También Warren Buffet en varios de sus comentarios, habla de la inflación como la principal amenaza de los inversores, ya que una inflación alta se come nuestro poder adquisitivo. Veamos porque:

¿Cual es el poder adquisitivo real de 1.000€ después de 10 años con los siguientes niveles de inflación?

Con inflación del 2%:  Los 1.000€ se quedarían en un poder adquisitivo real equivalente a 820€.

Con inflación del 5%: Los 1.000€ se quedarían en un poder adquisitivo real equivalente a 614€.

Con inflación del 8%: Los 1.000€ se quedarían en un poder adquisitivo real equivalente a 463€.

Los grandes ganadores son los deudores, porque sus deudas a nivel de valor real se ven minoradas en esos importes, lo cual en la situación actual puede ser positivo para los gobiernos y las personas o empresas muy apalancadas (con un gran nivel de deudas).

Vamos a ver cuales son las alternativas clásicas para beneficiarnos o al menos protegernos de la inflación:

1) Bonos ligados a la inflación: Esta seria la cobertura perfecta, lo malo es que estos bonos se emiten preferentemente en países anglosajones, por lo que para el caso español no tendríamos una cobertura perfecta. La versión quizás mas aplicable en nuestro caso y la que yo estoy realizando con mis clientes, son los bonos referenciados a euribor. Estos bonos pagan euribor + un x%, tenemos desde los bonos normales con un vencimiento determinado y otra alternativa muy interesante son las preferentes, aunque hay que saber donde se mete uno, ya que las preferentes son bonos perpetuos, cancelables a petición del emisor. Lo que yo busco son emisiones con un diferencial muy alto sobre el euribor para que sean muy probable su recompra, tales como las preferentes de BBVA oct 2014 con un cupón a partir de esa fecha de euribor + 5,5% o las de unión fenosa 2013 con cupón euribor +4,25%. Como digo la cobertura no es perfecta, pero en caso de una subida de la inflación, el BCE subirá tipos para combatirla, como esta pasando actualmente, aumentando nuestra rentabilidad y neutralizando la subida de la inflación.

2) Inmuebles: Otra vez tenemos una mala alternativa en el caso español, ya que el sector inmobiliario no se encuentra en un gran momento, pero siempre existen posibilidades. En este caso buscaría inmuebles por su rentabilidad por alquiler y no por la posibilidad de su venta con plusvalias. Me fijaría una rentabilidad mínima neta, es decir, después de gastos como IBI, comunidad, seguros, etc... del 5%. Una buena alternativa, con un importe bajo por unidad, son las plazas de garaje, sin problemas de impago (los desalojas en cuanto te dejan de pagar 2 meses y sin gastos de abogados) y sin problemas de que te destrozen la plaza (como mucho te pueden borrar las rayas del suelo). Aquí la cobertura viene por que las rentas se suelen subir anualmente en función de la inflación.

3) Materias primas: El oro ha sido tradicionalmente una buena cobertura contra la inflación, además de protegernos contra la depreciación del dolar. Lo malo es su fuerte ciclicidad (puede estar 20 años sin moverse) y que quizás llegamos tarde.

4) Bolsa: Aunque parezca mentira, las acciones son una buena cobertura contra la inflación, como se ha demostrado en todos los procesos inflacionarios históricos (Alemania en los años 30, argentina en el 2000, etc...) ya que al final estamos invirtiendo en economía real, en empresas que deben repercutir los incrementos de precios en sus productos, si quieren seguir siendo viables. Una buena alternativa son las acciones de empresas con una capacidad demostrada para repercutir los incrementos de precios a sus clientes y con un nivel aceptable de deuda.

Por ultimo recordaros que este viernes empieza el curso de análisis fundamental y renta fija que voy a impartir con Enrique Roca y el miercoles cerraremos el plazo de inscripción.

Saludos.

 

 

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar