1

 

La pasada semana se rumoreaba un cambio de política monetaria por parte del Banco Popular de la República china. La expectativa de un buen dato de inflación respaldaba tal expectativa. Finalmente, la inflación retrocedió en agosto tres décimas hasta el 6,2%. Pese a lo anterior, la parte de no alimentos repuntó una décima hasta el 3%.

En cuanto a los datos de actividad, el PMI se mantuvo cerca del nivel 51 en agosto (51,9 media del segundo trimestre). Lo anterior sería acorde con un ritmo de expansión del 9,0% (9,5% interanual en el segundo trimestre).

Esto último apuntaría a un escenario de suave desaceleración, objetivo de la política económica china.

Por su parte, los nuevos préstamos sumaron en agosto 5,2 bn. RMB frente al objetivo para el total del año de 7,5 bn. RMB. Tan solo el descenso de la oferta monetaria (13,5% interanual en agosto frente al objetivo del 16%) daría cierto margen de maniobra al banco central chino para relajar la política monetaria.

Con todo, no esperamos la puesta en marcha de medidas agresivas en materia de política monetaria.

  1. #2
    13/09/11 18:38

    Pero la inflación, no el crecimiento sigue siendo la mayor preocupación de Pekín y el Banco Central de China probablemente no altera su actual política monetaria seria.
    Mientras la inflación sea relativamente alta y el ambiente externo permanezca incierto, seria prudente que el Banco Central mantenga su postura actual, pero es poco probable que tome cualquier decisión importante como un aumento de la tasa de interes o el porcentaje de reservas requerida.
    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar